miércoles, 4 de julio de 2012

Una entrada en plan "Diario".

Bueno, echaba de menos esta sensación: no saber qué escribir, pero necesitar escribir algo. Quedé tan desencantada de los blogs que se me había pasado esa necesidad. Después de comer aprovecho, mientras me tomo un té y un trocito de chocolate para plantarme delante de la pantalla del ordenador, abrir Blogger y escribir. Normalmente escribo sobre algo que me ha llamado la atención en el día, o bien reseñas de libros que he terminado. Por eso hay veces que, como le dije a Ysugamo, se me amontonan las entradas, y eso ocurre porque se me amontonan las ideas o las sensaciones. Y podría escribir tanto como quisiese y dejarlo programado, para otro día, para otro momento. Pero, aunque alguna vez lo pueda hacer, no es lo que prefiero. Me gusta más que las entradas sean tal cual las pensé y en el momento que las pensé. Les encuentro más sentido así.

Pero bueno, el caso es que hoy no se me amontonan las ideas. No sabía que escribir, así que he abierto Blogger varias veces, y lo he vuelto a cerrar, dejando la entrada en blanco. Hoy no tengo el día. A decir verdad, llevo toda la semana regularcilla. ¿Serán las hormonas? Voy por rachas, anímicamente hablando, y esta semana está siendo nefasta. Pero hoy me encuentro peor que estos dos o tres últimos días. Pero no quería desahogarme aquí. He interiorizado en los últimos tiempos que los blogs no son para llorar. Bueno, más bien, que no hay que llorar en público. Y esto es casi lo mismo.  Pero, ¿sabéis qué pasa? Que este blog es mi cuaderno de retales, en el que me propuse registrarlo todo. Bueno y malo. Todo lo que a mí me pareciera que merecía la pena. Así que, como dice esa canción que tanto me gusta, it's my party, and I'll cry if I want to...



En fin, que esta entrada es una especie de "diario", por lo que, si no has dejado de leer ya, puedes dejarlo cuando quieras. 

Hoy estuve en una entrevista de trabajo, que no me voy a molestar en registrar. Sólo diré que buscaban un perfil comercial muy agresivo, y yo, la verdad, de agresiva con desconocidos tengo bastante poco. Yo, vendiendo, puedo aconsejar a una persona, ayudarla a escoger,  recomendarle cosas que creo que le pueden ir bien....Pero lo de convencer a alguien de que compre algo que ni siquiera se ha planteado si quiere o necesita apabullándole, ... No me sale, no puedo. No sé. No valgo. 

Total, que he salido teniendo una paz, una calma... Sabiendo que, por supuesto, no me iban a llamar, viendo a los otros dos candidatos, sobre todo a una de ellas. Y me he ido a un centro comercial, a pasear.  Iba con idea de comprarme una crema para la cara, porque es donde más barata la encuentro (2.50 euros), y luego, pues a ver si cubría algunas necesidades que tengo: necesito algún vestido fresco de verano, unas sandalias, y si veía un bolso MUY, pero que MUY barato, pues también. Pues nada, al final no encontré ninguna de las tres cosas. Pero ví unos pantalones pitillos rojos MONÍIIISIMOS, a mitad de precio, bastante baratos, y de mi talla, lo cual es toda una conjunción planetaria. Y pa' la saca. Son perfectos para entrevistas de trabajo: juveniles, estilosos y presentables. Ea. Ahora solo me falta encontrar una camisa/camiseta con cuello baby en un color que le vaya, para tener el conjunto perfecto.

Pero eso tendrá que ser en otra ocasión.

La cosa es que me ha sentado bien pasear por el centro comercial. Me he tirado una hora y pico, o casi dos, no lo sé, deambulando por allí, mirando cosas, aún sabiendo que no iba a poder comprar más que los pantalones. Pero me he despejado la cabeza. No pensaba en nada. Total, que a una hora prudente, me he vuelto a casa, no sin antes pasar por el McCafé y comprarme dos macarons de chocolate. Para redondear la mañana. 

Pero no sé, ha ido pasando el día y me he ido apagando, y me he vuelto a encontrar inquieta, nerviosa, y sin razón. Tengo la sensación de que debería estar haciendo algo que no se muy bien qué es. Pero en un determinado momento, se me ha pasado esa sensación y me he puesto a pensar en el "pensamiento positivo". Una chica, a la que creo que puedo llamar amiga,  me dice que a ella eso le ha funcionado. Sacar lo mejor de las situaciones, y esperar que concluirán en algo bueno. Pero a mí no me sale. Nunca me ha salido. Y me pregunto por qué no puedo ser más positiva. No es que sea pesimista, lo que pasa es que soy realista en exceso, y que me preocupo demasiado. Y no sé cómo cambiarlo. Porque estoy segura de que no se puede creer ni sentir algo a voluntad. Si pudiese ser, ahora mismo me pondría en modo comercial agresivo y conseguiría un trabajo de esos, ¿no? 


12 comentarios :

  1. Bueno escribes bastante, por una vez que estés así no creo que pase nada ;)
    Por lo que he ido leyendo antes ¿tenías un blog bastante conocido no? ¿Te agobiaste y lo cerraste?
    Tenemos la idea diferente: yo no quiero subir más de un post por día y si se me ocurre algo a veces lo dejo programado y aún así... hay días que estoy igual en plan de: ¿y ahora que coño subo al blog? xD al final digo bah, unos días de descanso y luego vuelvo con más ganas.
    A veces lo que hago es apuntarme en un papel ideas para escribir que se me ocurren y cuando se va "cargando" entonces lo escribo.

    Sobre el trabajo, yo es que no soporto ese tipo de trabajos. Creo que ya lo escribí un día por aquí, pero la vez que hice una entrevista para ello dije puff ni de coña e__e es que ni queriendo podría conseguir vender.

    Pocas veces encuentras lo que buscas xD me alegro que almenos estés tan contenta con los pantalones ^^

    Yo creo que estás así de bajón almenos en parte por el tema trabajo. Se lo que es... llega un punto que tal como está la cosa a veces es mejor pensar en alguna idea para trabajar por tu cuenta o venderte a través de internet. Esa fue una de las razones por las que me hice el blog personal, tengo el currículum puesto y todo xD La posibilidad sigue ahí, lo que no se es como moverlo pero en eso ando.
    (casi es más largo el comentario que la entrada xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tenía un blog, no sé si conocido, pero con unos pocos más seguidores que este, y sí, lo dejé por varias razones.

      Yo tampoco creo que valga para esos trabajos. En una tienda, bien, puede, pero así...

      Puede que sea en parte por el tema trabajo, o en parte porque veo que acabo los estudios y me quedo "en blanco", sin nada fijo que hacer. Me pondría a preparar oposiciones, pero la cuestión económica apremia, y tampoco puedo dedicarme a ello plenamente, así que...

      Eliminar
  2. Comento a la vez que leo:
    - No puedo creer que hayas puesto esa frase de esa canción!! Ayer la estuve escuchando en modo bucle porque me sentía un poco así xDDDDDDDD
    - Lo de comercial, pues qué quieres que te diga, a mi tampoco me sale. Hay cosas que se pueden aprender y otras para las que es necesario tener "potencial" de base. Yo no sirvo para eso, no te puedo dar ningún consejo porque te mentiría.
    - Mañana me toca a mí tarde de mini-compras, más por necesidad que por placer y mirando el bolsillo, no me apetece nada!!
    - Y bueno, lo del positivismo, hay momentos en que no sale y otros en que te viene solo. Cuando te venga (que te vendrá xD) aprovecha el tirón y que la energía te empuje fuerte!!^^

    Y por supuesto, es tu blog, así que a escribir lo que te venga en gana! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro cerebro a medias haciendo de las suyas!

      A ver si mañana compras mucho y por poco dinero. Yo no pensaba comprar nada, salvo la crema, pero es que si se alinean los planetas hay que aprovechar! jaja

      Eliminar
  3. Tengo la sensación de que lo que has escrito podría haberlo escrito yo misma. No voy a comentarte mis penicas, porque basicamente son las mismas que las tuyas y no creo que debamos regocijarnos en el "mal de muchos".
    Lo del curro, me alegro de que no sea para tí. Igual que me alegro de que no te cogieran de teleoperadora. De verdad, no sabes lo que ganas. Buscar trabajo es muy complicado, mucho y ahora más. Pero yo te aconsejo una cosa, desde la experiencia, no busques por desesperación. Entiendo que necesitas el dinero, yo estoy igual. Pero cuando buscamos trabajo así terminamos por dejar de lado "las metas" y los "deseos". El trabajo al final nos da el dinero, y el dinero nos tranquiliza. si puedes date tu tiempo. Como ponía en las escaleras de mi cole "sin prisa pero sin pausa".
    No se si esto que he escrito tiene algun sentido para tí. Yo estoy hoy también bastante ploff. Y me pasa como a tí, aunque quiero ser optimista, casi siempre veo el vaso medio vacío.
    Las hormonas influyen mucho, eso también es verdad. Y los centros comerciales son verdaderos reponedores de energía. Yo tengo pendiente mi visita a alguno de ellos, ya!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mi me pasa al revés que a muchas personas. Como estoy buscando mi primer trabajo, y tengo claro que en lo mío - la enseñanza- de momento no va a poder ser, pues empecé a lo que fuese. Ahora ya he dejado de inscribirme a ofertas de este tipo. Sé que no podría hacerlo. Así que nada, a ver si poco a poco voy encontrando mi hueco. Sé lo que me gustaría: una librería, por ejemplo. Pero sé que hoy en día es difícil que te toque algo que te guste. Sin prisa, pero sin pausa, pero cuando la necesidad apremia... Gracias por pasarte :)

      Eliminar
  4. Mmmm... entiendo perfectamente que escribas a sentimiento, a mí me encantaría poder postear cuando me diera la real gana, pero no tengo tiempo, por eso me marco miércoles y sábados... así también me obligo que tengo una lista de ideas ya bien larga. ¿Te vas de vacaciones? ¿Qué harás con el blog? A lo mejor me puedes recomendar... :)

    Yo, como ha comentado Perri (Meison), aunque te acucie la necesidad de dinero, también me alegro de que no estés ejerciendo de teleoperadora y espero que tampoco de comercial. Creo, por lo que llevo tratándote todo este tiempo que mereces trazarte una meta e ir a por ella. Yo estoy en ello... Creo que vales mucho Bettie ¡no lo olvides!

    A veces tenemos días tristes... tal vez esa sensación de "no es mi sitio" en la entrevista de trabajo te haya ido creando una sensación de vacío y malestar que has ido acusando a lo largo del día. No te preocupes por ello.

    No, sentir a voluntad no se puede pero casi todo lo demás sí. Mi máxima es: YO DECIDO.

    Gracias por mencionarme, un beso,
    Nere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi meta la tengo clara, lo que pasa es que para llegar a ella necesitociertos medios, y el dinero es uno de ellos XD Es un círculo vicioso.

      Eliminar
  5. Lo que no nos mata nos hace mas fuertes, cariño mio. Cuando salgamos de esta el mundo nos va a parecer pan comido ;)


    Animo mi niña, que aquí me tienes girando tu cabecita a la derecha, para todo y para siempre!


    PD: Te quiero! S2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya que sí, después de esto no sé si la vida nos será fácil, pero entrenamiento vamos a tener pa rato xD

      Eliminar
  6. Bettie, lo primero: en tu blog escribes lo que te da la gana, que para eso es tu cuaderno ¿no? Y si a alguien no le apetece leerlo, que espere la entrada siguiente ;)

    Esa amiga tuya que hablaba de pensar positivamente no se refiere a que de repente te "cambie el chip" y ya estás contenta, eso no es posible. Coincido plenamente con ysugamo en que no se puede sentir a voluntad, pero también coincido con su máxima: Yo decido, porque también es la mía.

    Ejemplo práctico: voy en el coche y llego tarde, todavía tengo que buscar aparcamiento en el sitio a donde voy y estoy "negra", porque voy cogiendo a lentorros, semáforos en rojo, el camión que va delante y no puedo adelantar... En esos momentos a veces no puedo evitarlo y me pongo a pensar en que tenía que haber salido antes, que ya podía haber durado algo más el semáforo en verde, que no voy a encontrar aparcamiento, que voy a llegar tarde... Y se me va poniendo mal talante y sólo soy capaz de fijarme en los detalles de ese tipo y el día pierde de repente toda su luz. Sin embargo, la mayoría de las veces intento fijarme en lo contrario o no darle a las cosas tanta importancia. Yo decido cómo me afecta o en qué. No puedo evitar sentirme agobiada, pero puedo afrontarlo decidiendo que no puedo cambiarlo y por lo tanto no voy a dejar que el resto del día se estropee.

    Después de todo, quizá si hubiese llegado antes habría dado muchas vueltas para buscar un aparcamiento o habría tenido un accidente con alguien, tal vez he cogido esos semáforos y esos coches lentos para aprender que tengo que levantarme más temprano o para evitar un mal mayor, pero hasta es posible que cuando llegue, justo por llegar unos minutos más tarde, esté saliendo un coche para que deje yo el mío ;)

    Es muy duro encontrarse sin rumbo, Bettie, pero tú eres capaz de superar esto y mucho más ¡estoy segura! Además ¡tienes un fan increíble! Estoy segura de que no sólo te hace "la ola", seguro que con tal de sacarte una sonrisa y conseguir que tu día mejore es capaz de sacar los pompones de animadora :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESa última imagen me ha hecho bastante gracia! jaja

      Pues sí, yo sé que el "talante" se cambia a base de intentarlo, de pequeños detalles, diariamente y poco a poco. Pero es que a mi me cuesta TAAAAAAAANTO, soy tan fatal a veces XDD A veces pienso que es que encuentro cierto placer en la tristeza, o a lo mejor tiene que ver con que cuando estoy contenta lo disfruto mucho más. Bleh. xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...