domingo, 1 de julio de 2012

No pasa nada, hasta que pasa. Sobre los incendios de la C. Valenciana.

Supongo que estaréis al tanto de los incendios que están consumiendo hectáreas y hectáreas de monte en la Comunidad Valenciana desde hace unos días.  Hoy es posible salir a la calle en Valencia y encontrarse parte del monte en la puerta. Eso sí, en forma de ceniza. 


La que se ha montado no es moco de pavo. Hay mucha gente que lo ha perdido todo. Han ardido un montón de viviendas, y el monte...¡ay! Los años que vengan nos vamos a acordar de que ahí había un monte que atenuaba el calor, que albergaba vida, que sujetaba el suelo y contenía el agua cuando llovía con fuerza. A medio día han dicho que el incendio del norte podría ser controlado al final del día, porque había estado lloviendo. Ahora mismo, no sé cómo estará la cosa, pero la zona afectada es enorme, y se extiende.

incendios comunidad valenciana

Y en este contexto empiezan a salir noticias relacionadas con la gestión política del riesgo de incendios. Que si parte de los fondos destinados a los bomberos fueron utilizados para la visita del Papa a Valencia,  que si se ha recortado tanto y cuanto en el presupuesto de prevención de incendios, y claro, a la gente le bulle la sangre. Y no es para menos.

Lo que ocurre es que recortar en todo aquello que tiene que ver con emergencias es muy goloso. El razonamiento es el siguiente: ahora mismo no hay un incendio y en los próximos meses puede que lo haya o puede que no, por lo tanto, esto no es un servicio primordial, así que podemos recortar hasta dejar únicamente un servicio mínimo.  Evidentemente, y por suerte, los incendios no son cosas que pasen todos los días del año, pero ¿merece la pena correr el riesgo? ¿Qué pasa si de repente hay un incendio? ¿Y si es de grandes dimensiones? ¿Y si en la misma comunidad se dan dos incendios de grandes dimensiones? ¿Entonces, qué? 

Por no hablar de la prevención. ¿Para qué vamos a realizar talas controladas del bosque para montar cortafuegos? ¿Para qué vamos a desbrozar el monte? ¿Para qué? ¡Si lo mismo no pasa nada!




Pero claro, no pasa nada, hasta que pasa. Y ahora, ¿dónde están los responsables de este desaguisao? ¿Dónde están los que tenían que haber gestionado la prevención de incendios en esas zonas? ¿Y los que decidieron que el presupuesto de incendios era recortable? Aunque no sé de qué me extraño, si es recortable la sanidad, cualquier cosa lo es, ¿no?

Pero esto no es solo cosa de los políticos. Ese modo de pensar es el que nos ha llevado a la situación en la que estamos. Cuando el pueblo abandona el dominio de lo público, los políticos profesionales lo usurpan, y lo llenan, impidiendo que la sociedad civil vuelva a tomar esos espacios que le corresponden. Es cierto que es un problema de transparencia. Aquí no se hacen muchos esfuerzos porque sepamos en qué se recorta y en qué no, ni de dónde salen los fondos para este o aquel acto. ¿Pero nos preocupamos nosotros mucho en averiguarlo? No sé, no niego que hubiese gente que, viendo la dejadez en la que se encontraban los montes valencianos, se quejase, pero si no tuvo mucha repercusión es porque no hubo suficiente gente que le apoyara. Al fin y al cabo, no era prioritario. Porque no pasaba nada. Hasta que ha pasado. Y ahora, ¿qué?

Para terminar, os dejo con el colmo del buen gusto. Alegría y despiporre.

protada incendio roja



Como decía Mafalda: Que paren el mundo, que me bajo.

6 comentarios :

  1. Ayer nos fuimos a un pueblo cerca de donde vivo a embolsar y a la piscina. Al volver vimos que parte del cielo estaba gris. Yo primero creía que eran nubes, mi marido me dijo: no, eso es el cielo. Ya luego con el coche a la vuelta digo: eso no es nada de eso, eso es humo.
    Se veía una extensión inmensa de esa capa gris que cubría el cielo. Pensé: joder eso seguro que viene de Valencia :S y eso que estamos a bastantes kilómetros.
    Al ver tu mapa y que el viento sopla hacia arriba, está claro que así era.

    Quizás porque mi padre fuera bombero me jode más cada vez que hay un incendio. Pero es que lo que hacen con todo esto no hay palabras que lo describan...
    Cuando pasa algo así gordo siempre hay rumores de que es intencionado para luego construir. Luego lees esto y lo crees todavía más http://politica.elpais.com/politica/2011/10/06/actualidad/1317930842_554776.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de los incendios, el del sur, parece que se ocasionó por un error humano, mientras se instalaban unas placas solares en una vivienda. El otro, a saber. Lo de la "tierra quemada" se ha hecho mucho, para aprovecharse de la recalificación del suelo. Es una vergüenza que esas cosas puedan volver a pasar. :(

      Y sí, el humo está llegando lejíiisimos, y la ceniza, :( Mi casa lleva tres días que entra ceniza sin parar. El balcón lo tengo lleno :( Es tristísimo.

      Eliminar
  2. Vivimos tan comodamente instalados en la vergüenza, que ya nada parece poder movernos...

    :(

    ResponderEliminar
  3. Creo que ahora mismo voy a enviar un mail al periodico, ¿periódico?, al panfleto ese deportivo...¿deportivo?. No es mal gusto, es PENOSO, VERGONZOSO,ABSURDO, es de IDIOTAS ABSOLUTOS. NO TIENE GRACIAS, NI CHISPA, NI DECORO. Es de IMBÉCILES INTEGRALES. De verdad eres valenciana, hace mucho tiempo que pienso que esa zona de España estaba abducida, pero ahora que te leo, imagino la impotencia que se debe sentir en un lugar donde siempre gana los malos, bueno mas que los malos, los necios. Claro que en Murcia les hacen la competencia cada día mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviado. Me han llevado los nervios.

      Eliminar
    2. Ole tus ovarios, Perri! XD No soy Valenciana de nacimiento, pero tuve que venir aquí a la Universidad, y eso, llevo viviendo aquí 6 años. Y a veces siento eso, que estoy en una Land of Zombies. Peeeeeeero, como tú dices, la gente que está al loro y que es normal se siente muy impotente aquí. Es muy dramático todo.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...