Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Diario de una opositora: retomando el estudio.

Imagen
Ya estoy más o menos asentada. Estamos esperando a traer lo último que queda en el piso, entre otras cosas, una estantería metálica grande, en la que podré -espero- colocar todos mis libros, o la mayoría de ellos. Pero eso será en un par de semanas.  Lo principal está ya colocado.  Por eso mismo, ya no tengo excusa. Tampoco es que la haya buscado. Anteayer, es decir, el martes mismo, empecé a estudiar. Dediqué la mañana a solicitar la dichosa beca. Os lo digo ya: la sede electrónica del ministerio de educación es la muerte. Por lo menos, estaba bastante bien explicado todo en un PDF que enlazaban en la convocatoria.  Ayer mismo presenté la solicitud en Correos. Ahora, a esperar. Y a ver si hay suerte.  Por la tarde empecé desde el principio el tema que dejé a medias antes de venirme de Valencia. Con el estado mental que tenía yo, no estaba demasiado "potable".  Y en esa tarde igualé el trabajo que había hecho en Valencia durante 3 días.  Me siento bastante centrada, y te

Libro: Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven, de Albert Espinosa.

Imagen
Puede contener spoilers. Si estás pensando en leerlo, no sigas. O si lo haces, bajo tu propia responsabilidad :P Creo que ya lo comenté: en un foro que frecuento surgió una conversación sobre este libro. Me lo recomendaron. Tras leer un hilo que le habían dedicado, me animé a probar. Había leído bastantes comentarios negativos sobre él, pero siempre es mejor tener una opinión propia que una ajena, así que, animada por el hecho de que es un libro muy breve, me lancé a leerlo hace unos días.  Y ya está acabado. ¿De qué va el libro? Daniel es el protagonista del libro, un hombre que se dedica a buscar niños perdidos (secuestrados, que se escapan, etc.) El libro comienza con la ruptura con su pareja y la escapada de esa situación por medio de un caso que le hará encontrar el rumbo de su vida. Hablando del libro... Para empezar diré que el libro no sigue una línea cronológica clara. Va de flashback en flashback, luego al presente, luego deja el recuerdo en su

Hacer planes.

Siempre he sido muy de hacer planes, de proyectarme al futuro. Incluso de pequeña, planifiqué mi vida entera. Me hizo mucha gracia cuando Jack me contó que él, de pequeño, había hecho lo mismo. Yo acababa siendo profesora o escritora. Él, ingeniero aeronáutico, porque quería ser astronauta. Lo malo de estos planes, como de muchos otros, es que no suelen cumplirse. La vida no es como la planeas, e incluso, a veces, parece que se esfuerza por llevarte la contraria. Al menos en nuestro caso es así. Pero claro, cuando los planes son tan concretos, y además, tan ambiciosos, pues a lo mejor es más fácil que las cosas no salgan como esperas. Pero da igual. No hace falta hacer planes serios, la vida se las apaña para pillarte en una posición que no habías calculado. Mi hermano está haciendo planes. Los suyos parece que no van mal. Y yo me alegro. Su siguiente paso es comprarse una casa, y lo está mirando en serio. Hace tiempo que está interesado en una, en el pueblo de su novia. Más q

Mal.

Imagen
Así es como estoy. Mal. Tirando a muy mal.  Ayer os decía que estaba aguantando como una machota.  Y era verdad. Ayer no lloré en público ni una vez.  En privado sí, claro. Y no poco. Aunque bastante menos de lo que pensaba.  Hoy ha sido más difícil. No estoy aquí para pasar unos días, sino para quedarme. Sola. Bueno no sola, pero sí sin él.  Afú. Así que cuando estaba ocupada, pues bueno, más o menos. A ratos tenía que morderme el labio -se me nota mucho cuando estoy aguantándome el llanto- o escaquearme al baño. Y diréis: "Sí, sí. Mucha reivindicación del llanto y ahí estás, llorando por las esquinas..." Pues sí, así es. Lo que pasa es que si mi madre me ve llorar, se infla a llorar también. Y eso sí que no. Pero esta tarde hemos salido a la calle. Y en un pueblo como este, la gente pregunta. Primero hemos ido al supermercado en el que trabaja una amiga de la infancia. Después de saludarnos me ha preguntado: - ¿Te vuelves o te quedas ya? Y entonces

Despedida a la francesa.

Imagen
Un dato más sobre mí: odio las despedidas. Las odio con todas mis fuerzas. No las despedidas esas de "hasta dentro de una semana", o hasta dentro de "dos meses". Sino las despedidas de "no sé hasta cuándo". Las odio. Y aquí parece que decido ahorrarme la inteligencia emocional, que tengo poca y no quiero que se gaste. Como no me gustan las despedidas, las evito.  Huye, insensata! Y así me he ido de Valencia, la ciudad en la que he vivido durante más de 6 años, sin decir adiós y sin hacer ruido. Muchos de mis amigos y conocidos (aunque no tengo muchos amigos y conocidos) ni siquiera sabían que nos estábamos mudando. Pero incluso entre los que sabían lo que había, no sospechaban que yo me marchaba hoy. Este es el caso de la familia de Jack. Así que no sé qué habrán pensado cuando hoy, a la hora a la que se suponía que debíamos llegar a comer, ha llegado él solo.  Soy una malqueda , ¿eh? En fin, ya estoy instalada. De momento bien. Supongo que mi

Libro: Harry Potter and the Chamber of Secrets, de J.K. Rowling.

Imagen
Después de un breve descanso tras la lectura del primer libro de la saga de Harry Potter -y tan breve- me dispuse a seguir con ella. Total, se me hacía entretenida, y tampoco se me ocurría nada mejor que leer, o más bien, no me apetecía leer otra cosa.  La segunda entrega es Harry Potter and the Chamber of Secrets . Creo que en castellano se tradujo como Harry Potter y la Cámara Secreta . ¿De qué va el libro? Harry Potter está pasando el verano en Londres, con sus tíos y primo, bastante triste porque no ha recibido noticias de sus amigos de Hogwarts. Sin embargo, un visitante inesperado le hará saber, a su pesar, que no ha sido olvidado. La vuelta a Hogwarts está llena de dificultades, pero nada que ver con lo que les espera durante el curso. Una serie de ataques hace presagiar lo peor: la cámara de los secretos ha sido abierta por el heredero de Salazar Slytherin, y liberado su huésped. ¿Pero qué esconde la cámara? ¿Quién es el heredero de Slytherin?  Hablando del lib

Retales musicales. Listen, baby...

Imagen
...ain't no mountain high, ain't no valley low, ain't no river wide enough, baby. ;)

Más vale tarde que nunca: Premio por incentivar a la lectura.

Imagen
Merezco la muerte blogger. Hace más de una semana que Lya me nominó para este  premio en su blog , y hasta hoy, no me he puesto a publicarlo. Bueno, no sé si tanto como incentivar. Me encanta leer, y supongo que cuando algo te encanta transmites entusiasmo. Y luego están las reseñas de los libros que voy leyendo y publicando en el blog. Si eso incentiva a alguien, yo ¡feliz! El caso es que Lya me nominó, y como digo en el título, más vale tarde que nunca.  Voy a seguir el mismo orden que ella, y en primer lugar voy a nominar a los blogs: - Mac&Dreams , porque leyendo su blog me apunto muchas novelas para leer. - Vivir en una pecera , por sus reseñas. Aunque últimamente las leo a trozos para crearme curiosidad pero no comerme spoilers xD - ¡Prooofeee! , porque gracias a ella leí Seda , que me encantó. Así, de golpe, son los primeros que se me ocurren. :) El siguiente paso es recomendar unos cuantos libros que recomendarías a alguien que se está iniciando

¿Que son mis representantes? ¡Eso me ofende!

Imagen
 Post con muchas fotos y cosas. Perdón :P Va en serio. Cuando dicen que los políticos son los representantes de todos los españoles, yo me horrorizo. Porque estos son nuestros representantes:    Podría seguir, pero creo que es suficiente.  A lo que iba. Cuando dicen que estos son los representantes de todos los españoles, y por tanto, los míos también, mi autoestima se ve seriamente perjudicada. ¿En serio yo soy así? ¿Tengo esa cara?  ¡¡NOOOOOOOOOOOOOO!! Que a lo mejor es verdad, y tenemos los políticos que merecemos, pero eso no lo hace menos doloroso.  Jack y yo hablábamos de esto ayer, mientras comentábamos el discurso de investidura de Obama. Porque Obama tendrá sus fallos, pero como político, en sus capacidades retóricas y representativas, es un maquina.  Da gusto oírlo hablar, da gusto verlo en un escenario, en un programa, ante un atril.  O bailando. O cantando. Es un político que se ríe de sí mismo. Todavía recuerdo la coña que hizo cuan

Yo no soy filósofa.

Imagen
Yo lo que hice fue estudiar Filosofía, y poco más. Eso, según un profesor que tuve, me convierte en una especialista en la materia. Pero que sea una especialista en Filosofía no me hace filósofa, como un especialista en literatura contemporánea no es escritor. Pero ni siquiera en eso de ser especialista las tengo todas conmigo. Una servidora, una vez acabada la carrera, intenta mantener el contacto con la materia a la que decidió dedicar sus estudios, a lo mejor por equivocación, quién sabe. Y se suscribe a blogs, páginas de Facebook y similares dedicadas a la Filosofía. Intenta mantener el contacto, aunque sea unilateralmente, con profesionales de la materia. ¿Resultado? Malo. Muy malo. Acabo sintiéndome profundamente estúpida.  Ocurre que la gente que estudia Filosofía sabe mucho de Filosofía. Y cuando digo mucho es mucho, de todo. Y yo tengo muchísimas lagunas. Sobre todo en lo que viene siendo Filosofía contemporánea.  Cada vez que la gente habla de existencialismo, de Fou

Razones para seguir sonriendo.

Imagen
Es fácil encontrar motivos para estar de mala leche, triste, enfadado, amargado,... Es más complicado, por el contrario, encontrar motivos para mantener la sonrisa. No siempre estos motivos pesarán más que los que tenemos para estar mal, pero por lo menos, tendremos razones para no verlo todo negro. Hace unos días ví en el blog 7 pinceles una idea que me hizo bastante gracia: El tarro Anticatarro (emocional) . La idea es sencilla: meter en un bote pequeñas notas en las que hayamos apuntado nuestros momentos felices del año. Así cuando acabe el año podremos darle la vuelta al bote y recordar todas las cosas buenas. Y, si en un momento bajo, necesitamos "vitaminas emocionales", podemos meter la mano, sacar unos cuantos papelitos, leerlos, animarnos un poco, y volverlos a guardar.  Creo que lo voy a hacer, o al menos, lo voy a intentar.  Para ir practicando escribo este post con unos cuantos momentos dignos de entar en ese bote.  1.- Tengo unos padres que me respal

"No habéis sido vosotros."

Imagen
Hoy mis padres han venido a completar lo que he llamado "Mudanza: Fase 1", y que ha consistido en llevarse la mayor parte de las cosas, dejando lo justito para pasar esta semana. Aunque ninguno hemos querido dejarlo ver, la atmósfera era triste, como no podía ser de otra manera. Cuando hemos acabado de meter cosas en el maletero, o más bien, cuando han acabado mi padre y Jack, hemos subido al piso a descansar un poco y coger alguna última cosa (un par de bolsas, una mochila...). Estando allí sentados, mi padre nos ha regalado una de sus perlas de sabiduría. Mi padre, a pesar de ser un hombre humilde, de pueblo, sin estudios, es muy sabio. Lo repito mucho, pero no lo suficiente. De mayor, quiero ser como él. Porque todos dicen que me parezco mucho, pero no veo yo el parecido por ninguna parte, más allá de la mala vista y la inteligencia -y en ambas cosas, en una por suerte y en la otra por desgracia, no llego ni a la mitad que él.  Pues bien, como decía, nos ha regala

Desfici.

Imagen
A mi vocabulario le faltaba una palabra hasta que me vine a vivir a Valencia. Esa palabra es "desfici" , que también he oído castellanizada, "desficio" . El adjetivo correspondiente a este sustantivo es, en valenciano "desficiós" y en castellano "desficioso" o "deficioso" . Parece que se usa en las zonas de Castilla-La Mancha más cercanas a Valencia, pero yo no lo había oído nunca antes de llegar aquí. ¿Qué designa este sustantivo? Designa una sensación poco concreta pero que a mí me afecta con cierta frecuencia, no sé si soy la única. Se trata de una mezcla entre angustia, aburrimiento y malestar, psicológico, y a veces, casi físico. Es la sensación de no estar a gusto en ninguna parte, de querer hacer algo y no saber qué, y al mismo tiempo no tener ganas de nada. A mí me sobreviene, principalmente, los domingos. Antes de conocer su nombre, me refería a esta sensación como "estar dominguera".  Ésta sí que me

La casi muerte de Kant.

"En un tiempo, por razones de salud, Kant andaba unas seis millas diarias en el camino real. Esto llegó a oídos de alguien que tenía sus razones personales para cometer un asesinato y que se sentó en la tercera piedra miliar a partir de Könisberg a esperar a su "pretendido". Kant llegó a la hora exacta, puntual como un coche de correo. De no mediar un accidente era hombre muerto. El accidente est uvo en el carácter escrupuloso [...] de la moralidad del asesino. Un viejo profesor, se dijo, estará abrumado de pecados. No así un niño. Pensando en esto se alejó de Kant en el momento crítico y poco después dio muerte a una criatura de cinco años. Tal es al menos la versión alemana de los acontecimientos. Mi opinión es que el asesino era un aficionado que comprendió lo poco que ganaría la causa del buen gusto con el asesinato de un metafísico viejo, árido y adusto que no le daría ninguna oportunidad de lucimiento, puesto que no era posible que, una vez muerto,

Sobre el cierre de PAC (Urgencias) en los pueblos de Castilla-La Mancha. Una historia real.

Imagen
 Después de escribir este post leí que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha había suspendido cautelarmente el cierre de los Puntos de Atención Continuad a. Puede que aún quede algo que hacer... Ayer vi un vídeo realizado por la Plataforma por las Urgencias de Tembleque, un pueblo de Toledo. No pude evitar derramar una lágrima. Tengo que decir que esas madres, o son muy buenas actrices, o realmente veían una probabilidad alta de que algo así ocurriese, porque se puede palpar su angustia y su miedo. En el video una niña pequeña tiene un accidente, se cae de un columpio, con el resultado de que se abre la cabeza y queda inconsciente.  Al no haber urgencias, tienen que montarla en un coche y llevársela a otro pueblo para que la atiendan. Con el miedo y la angustia la madre, que no va atenta a la carretera, tiene un accidente. Al final, muere todo el mundo.  Puede parecer dramático, pero estas cosas pasan. Este vídeo me recordó a muchas situaciones que he

Libro: Harry Potter and the Sorcerer's Stone, de J.K. Rowling

Imagen
Una especialista en la materia me dice que es "Philosopher's stone", que lo de Sorcerer's lo pusieron en USA para los alma-pollos como yo. Snif. Vamos, que es la versión americana. Hace muchos meses que tengo la intención de empezar con la saga de Harry Potter. Una compañera del máster, a la que sugerí la lectura de Los Juegos del Hambre , me devolvió la sugerencia, recomendándome los libros de Harry Potter y señalando que son unos buenos libros para leer en inglés, porque a medida que avanza la historia, va aumentando la dificultad. Siempre me han dicho, además, que los libros de Harry Potter han ido creciendo al mismo tiempo que sus lectores. Tenía curiosidad por ver cómo era eso.  Así que empecé por el principio. ¿De qué va el libro? Harry Potter es un niño que vive con sus tíos, los cuales no le tratan demasiado bien. Un buen día empieza a recibir unas extrañas cartas que le prohíben leer. Sin embargo, la noticia llega a él finalmente: Harry e

Lecciones de vida: aprender a comprar.

Imagen
Con motivo de la mudanza estoy removiendo el piso entero, todos los rincones y escondites.  Hoy toca el canapé de la cama, en donde guardamos las cosas que no usamos demasiado o que no caben en otro sitio. Rebuscar entre las cosas que no usamos demasiado es una buena terapia contra el consumismo, creo. Esta mañana me he puesto con los zapatos. Y me he dado cuenta de que tengo dos problemas relacionados con las cosas: 1. Cuando algo me gusta, me resisto a tirarlo aunque esté hecho polvo, literalmente. 2. Tengo cantidad de cosas que compro por capricho, estreno, y no vuelvo a usar nunca o casi nunca. Por hoy voy a dejar mi problema número uno y me voy a centrar en el dos. He sentido verdadera vergüenza al  ver apiladas todas las cajas de zapatos que no he usado apenas y que en su momento compré por puro capricho. Por poner el ejemplo que más me impresiona, he encontrado cuatro pares de zapatos de tacón negros, básicos. Uno con una pulserita, otro en un negro grisáceo, otros en negro

Cuando algo funciona bien... Correos.

Imagen
En nuestro país hay muchas cosas que funcionan mal, no vamos a negarlo. Sin embargo adolecemos de un problema: quejarnos mucho de lo que no funciona bien, pero no reconocer lo que sí funciona, de suerte que parece que todo va fatal. Quizá ahora no tanto, sobre todo en el tema de servicios públicos, porque al ver que nos los quitan los valoramos más, y al presenciar como restan calidad y servicios valoramos lo que significaba tenerlos. Claro, algo tarde. Suele pasar. Sin embargo ese aspecto criticón nos la juega, porque ahora los que quieren acabar con todo se sirven de esas críticas para decirnos que no funciona bien, que es insostenible, que hay que privatizar, que hay que recortar.  Y oye, esas críticas todavía siguen ahí, en nuestro subconsciente y en nuestro consciente, grabadas a fuego: "No, es que los médicos viven muy bien, es que cobran mucho, es que se escaquean, es que no trabajan". Críticas, algunas de ellas, que según me dijeron, hacía una auxiliar de enfermería.

Arriba el telón.

Imagen
Creo que lo he dicho en alguna que otra ocasión, y si no, lo digo ahora: soy una enamorada del mundo del teatro. De la actuación, vaya. De verla, y de realizarla. No es que quiera ser actriz, no creo que por ese camino me hubiese ido mejor. Me refiero al mundo del teatro amateur. Creo que personas normales y corrientes, en sus ratos libres, pueden preparar funciones estupendas. No he participado en muchas obras de teatro, pero las pocas experiencias que he tenido han sido maravillosas. Casi todas ellas fueron con 14/15 años, durante el tiempo en el que formé parte de un grupo de teatro amateur de mi pueblo. No había niños ni adolescentes. Los más jóvenes rondaban los 18 años. Y luego estaba yo.  Participé como extra en una representación de Jesucristo Superstar . Básicamente hacía bulto. Pero estaba bien estar en el escenario y demás. Luego hice una obra infantil, en la que hacía de viento y que representamos para los peques de un pueblo vecino. Y por último, participé en la obra Una

La culpa es de los videojuegos.

Imagen
Hoy he visto en las noticias un reportaje que me ha llamado la atención. Resulta que, parece ser, en Estados Unidos se culpa a los videojuegos violentos de incidentes como los del tiroteo del estreno de Batman, o el tiroteo en el colegio de Newtown. Evidentemente, las empresas de videojuegos han desmentido esa información y han pedido un estudio científico serio sobre la influencia de los videojuegos en los índices de criminalidad, ya que parece haber indicios de que estos índices han disminuido a medida que la popularidad de los videojuegos ha aumentado. A saber. Lo que pasa es que me resulta llamativo que en un país como Estados Unidos, donde más o menos sabemos como funciona el tema de las armas, se eche la culpa de la violencia a los videojuegos. Es como si, realmente, se creyese que al eliminar los videojuegos violentos el mundo se convertiría en una balsa de aceite. Yo lo dudo seriamente. Y hablo de esto como una lega absoluta en la materia: no me gustan los videojuegos, ni