Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

Las becas.

Imagen
Las becas son últimamente el tema de conversación  más popular en lo que a educación se refiere. En tertulias, informativos, foros, periódicos,... ¿Y sabéis qué me parece? Que esos tertulianos (o la mayor parte de ellos, al menos) que tanto hablan de las becas, de la excelencia, del trabajo del estudiante, y de muchas otras cosas, no sé si habrán tenido alguna beca en su vida, pero desde luego, me da la sensación de que no las han necesitado. Y no me refiero solo a los filoWert, sino también a los antiWert. He oído tanta sandez junta por ambas partes que no sabría por dónde empezar...
Pero, ¿sabéis qué? Que yo si he cobrado -y he necesitado- becas. Y he convivido con gente que ha cobrado y necesitado becas. Y con gente que las ha necesitado y no las ha cobrado. Y, también, con gente que las ha cobrado y no las ha usado de la mejor manera. Porque sí, de todo hay en la viña del señor. A lo mejor alguna alumna ha usado la beca para ponerse tetas, que no digo que no. Pero también hay uno…

Tenía (y tengo) mis razones.

Cuando llegué a casa de mis padres vi en la estantería cosas que antes no estaban ahí: papeles, cajas de CD, libros, ... Así a bulto, no reconocí qué era todo aquello. Mi madre me informó que había desalojado una caja de cartón en la que yo tenía guardados libros, papeles y más cosas, y que lo había dejado ahí. Que cuando pudiera, le echara un ojo y me organizase.
Ayer mismo, por la mañana, me puse a ello. Aquella caja contenía cosas diversas traídas desde mis 18 años: los libros de la autoescuela, los apuntes de segundo de bachillerato, el periódico del instituto, un CD de un grupo de ska con mejor melodía que letras, y aún así, bastante malo, recuerdo de algún concierto, la agenda escolar de aquel año y multitud de folletos informativos de universidades y de orientación. 
Me dio por revisar los test de orientación, y no había duda. Tres opciones destacaban, con mucho, sobre todas las demás: Literatura y artes (por lo de la escritura, supongo ,porque yo arte tengo poco), Humanidade…

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Imagen
Como os comenté ayer, parece ser que he aprobado el examen de certificación del nivel Avanzado de la Escuela Oficial de Idiomas. Tenía pensado, desde hacía unos días, escribir un post como este: "Si apruebo, lo cuento." Y eso, aprobé. Y en el post de ayer alguna de vosotras me dice que lo cuente. Y sí, lo cuento. Que este blog es para contar cosas.
Cuando salieron las convocatorias para presentarse por libre a los exámenes, yo acababa de aterrizar en el pueblo. No tenía muchas ganas de nada, y los casi 60 euros de las tasas (más de 80 para nuevos alumnos) me desanimaban bastante. Necesitaba ese certificado, para las oposiciones me vendría bien, pero lo veía muy complicado. Sin embargo, hubo por ahí quien me animó, entre ellos Andrea, una filóloga y profe de inglés que me asesoró un poco, me ayudó con los materiales y demás.  Luego, lo cierto, es que entre unas cosas y otras, no he requerido mucho más su ayuda, salvo alguna duda de última hora y eso, pero, si lees esto, grac…

Des-volver

Imagen
Hoy, de nuevo, he des-vuelto de sus brazos. Sí, como la canción, pero al revés. La despedida en la estación de autobuses ha sido absurda, patética, y no podía ser de otra manera si queríamos guardar la compostura, más por no entristecernos el uno al otro que por decoro o cualquier cosa que se le pareciera. He pagado el billete, he tomado asiento, y en cuanto le he visto marcharse me he sumergido en las ideas y venidas de Sira Quiroga, en sus aventuras entre pespuntes, pruebas y figurines de moda. No solo ha sido por la calidad del libro, por lo cautivador de su prosa y su argumento. Es que lo necesitaba, mucho. Vivir la vida de otro para no sentir la tristeza de la mía. Y oye, no funciona del todo, pero algo ayuda. 
Apenas he interrumpido la lectura un instante para contemplar la gran masa de agua azulada del embalse de Contreras, justo antes de ver en un cartel verde: Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Provincia de Cuenca. Después de leer algo más de 150 páginas, he dejado el…

Libro: Harry Potter and the Deathly Hallows, de J.K. Rowling

Imagen
¡Hola! No, no, aún no estoy en casa. Y no, todavía no he acabado de examinarme. La semana que viene tengo el examen oral de inglés, y después volveré a casa-padres.  Se acaban mis "vacaciones",chicxs... :( El examen escrito fue relativamente bien, más sencillo de lo que yo esperaba en todos los sentidos. No estoy 100% segura de haber dado la talla, tengo bastantes dudas, aunque la sensación es que, aunque sea justita, habría podido superar esa fase. Veremos a ver qué pasa en el tan temido por todo el mundo speaking... Pero no vengo a haceros un avance de mis aventuras durante estos días -que no han sido tales, no os emocionéis :P. El motivo por el que "usurpo" un PC para escribir en el blog es poderoso: un libro. ¿Qué si no? :P 

Lo he terminado hace unas horas, y allá voy, con la correspondiente reseña del último libro de la saga de Harry Potter. ¡Lo conseguí! (Y lo disfruté, que conste...)
¿De qué va el libro?
Tras la muerte de Albus Dumbledore, Harry, acompañado …