miércoles, 18 de julio de 2012

No quiere decir NO. El machismo sigue ahí.

Ayer llegó a mi muro de Facebook, compartido por una amiga, un cartel en contra de las agresiones sexuales. El cartel provenía de la Librería Delirio (sí, como el personaje de Sandman), y la que sale en el mismo es la misma Delirio. El cartel es el siguiente:

no quiere decir no
El comentario que acompañaba al cartel originalmente era: "...esta mañana leyendo el blog de una amiga, me he visto obligado a hacer el cartelito... ante la agresión machotera, Delirio se enfada....(y mucho)"
Pues bien, el cartel, que me parece bastante bueno, ha ido rodando por la red social y ha llegado a una página de humor. Hoy he leído un comentario de una amiga, la chica que lleva el blog La libélula negra, que considero una tía inteligente, sensata y serena. El comentario decía, básicamente, que estaba flipando con los comentarios machistas que había en el cartel publicado en esa página de humor.  Ni corta ni perezosa me voy allí, con un poco de incredulidad: creo que no es una cosa como para frivolizar y que está bastante clarito lo que quiere decir, ¿no?

Pues una vez allí me he encontrado comentarios del tipo: "Va, si todos sabemos que no quiere decir Sí, o insiste más", o "No es no, pero se visten como putas", o "Su boca dice no, pero sus ojos dicen sí", o "¡Vaya con las feminazis! Esto forma parte del juego del cortejo..." 

Ante estas afirmaciones, y otras cuantas, pero de estilo parecido, una monta en cólera. ¿Cómo es posible que en el año 2012 la gente todavía diga esas cosas? Aunque no sé por qué me extraño... En mi vida me he topado con más de uno de estos que no entiende la lengua castellana. Por suerte, no siempre la cosa ha llegado "a las manos". Pero, igualmente, la cosa es muy molesta. Por eso me hace gracia que en el post se defiende al "pesado de discoteca", que no es un agresor. Bueno, no hace falta violar a alguien para estarlo acosando, y si una tía te dice que no, hacer el baboso es degradante para tí y molesto para ella. Evidentemente, hay un juego de cortejo, pero en el mismo una parte fundamental es que, entre ambas personas, se mantenga el respeto y se sepa jugar con las distancias: babosear a una persona no es cortejarla. 

No soy ninguna feminazi, de hecho me han llamado machista muchas veces. No considero que la relación entre hombres y mujeres tenga que ser siempre fría y racional, ni creo que los piropos o apreciaciones hacia el físico de una mujer sean machistas, ni a la inversa: el tema es que, como en todo, hay grados y formas. Y cuando una persona está importunando a otra, cuando el juego del cortejo deja de ser agradable o tolerable para uno de los dos miembros, hemos pasado del cortejo al acoso, y eso no es defendible, en mi opinión. Evidentemente, tampoco se trata de una agresión sexual, en eso estamos de acuerdo.

Y luego las alusiones a la vestimenta. ¿Que una mujer lleve escote y deje ver parte de su pecho te legitima a tocarlos? Ha habido un comentario bastante simpático: "la gente va por ahí enseñando sus smartphones y eso no te legitima a quitárselos". Es como si la única mujer digna de respeto es la que se cubre totalmente. (Va a resultar que al final compartimos prejuicios con los machistas musulmanes que lapidan mujeres, ¡oiga!) En fin, tópicos y frases trasnochadas que me hacen sentir vergüenza ajena.



Pero hay algo más. Me ha hecho gracia que la gente dijese que vaya manera de rechazar una agresión, con un cartel en el que la chica agrede al chico, es decir, incitando a la violencia.  Ante eso no he podido resisitirme, quizá por mis circunstancias personales.  En mi vida he sido víctima de dos intentos de agresión sexual. Por suerte, ninguno de los dos llegó a consumarse. En uno de los casos, por intervención de un tercero; en otro, porque golpeé al agresor y eché a correr. ¿Me arrepiento de esa patada? En absoluto.  Según esos comentarios, ¿cuál sería la actuación correcta cuando te ves envuelta en una agresión sexual? ¿Insistir en que, por favor, respeten tu decisión y tu cuerpo? Pues lo digo así de claro: la mujer debería ser capaz de defenderse, y si en una situación así, es capaz de morder, golpear o dejar ciego a su agresor, con tal de huir, está legitimada a hacerlo, en mi opinión. Por desgracia, no siempre se reacciona con la fuerza, contundencia o frialdad necesarias. El miedo, en muchas ocasiones, te da el coraje que nunca has tenido -como es mi caso-, pero en otros te paraliza y es fatal. Lo que, desde luego, no me parece correcto, es atacar a la víctima que supo o pudo defenderse. Eso sí que no.

En fin, llegados a este punto, doy gracias porque el hombre con el que comparto mi vida supo cortejarme como ya casi nadie lo hace: con respeto, con calma, compartiendo momentos, avanzando poco a poco, e incluso en ocasiones, frenando mis pies. Y sobre todo, respetándome.


Pd: A la chica de la que hablaba al principio, que ha comentado de manera bastante racional todos los improperios y sandeces que se han dicho en esa foto, le han llegado a decir que se tome un Lexatín: otro tópico, la mujer que no es sumisa y serena, es una histérica. En fin.



10 comentarios :

  1. Estas cosas me desesperan y ponen de muy mal café... me parece asombroso que hayan hecho ese tipo de comentarios, que se tome el Lexatín quienes los hayan hecho y se aten bien las manos y el pito a torniquete... ¡exasperada estoy!!!!

    Totalmente de acuerdo contigo... en todo y, bravo por tí que supiste pegar una buena patada a tiempo... no sé cómo reaccionaría yo, pero, conociéndome, es muy posible que ni de forma amistosa ni serena... buena patada en los cojones xD, ¡¡¡yo lo mato!!!

    Un besazo,
    Nere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que tengas un par para defenderte. Sí señor! :)

      Eliminar
  2. ¡Sangre hirviendo recorre mis venas! Me enferman ese tipo de comentarios, al final siempre tomo la decisión de dejar de leer sandeces, aunque no puedo evitar tragarme unos cuantos comentarios y enervarme primero.
    Yo también he estado en un par de situaciones de ese estilo, y curiosamente me he zafado de ellas con la violencia, pero (¡atención chicos!) no porque no sepa hablar con educación, o porque no sepa utilizar el "por favor" o pedir con respeto que me dejen en paz. Lo hice porque (¡sorpresa!) al final era la única manera de deshacerme de aquellos desconsiderados, porque después de intercambiar un puñado de ruegos por mi parte, la solución era más que evidente. No soy violenta, repito. Odio las peleas, no soporto salir de un bar y que haya barullo de gente por dos garrulos intentando pegarse, o dos repipis tirándose de los pelos. Pero oye, tampoco soy un trozo de madera sin sentimientos, y cuando lo creo necesario (y bien merecido para ellos), me sale solo, sin pensar, y sin arrepentimiento ninguno. Es más, haciendo mención de uno de nuestros -para mi gusto, mejores- refranes españoles: "el que avisa no es traidor", y creedme, hombres del mundo, por lo general os avisamos demasiado.

    Un abrazo y perdóname por la parrafada >_<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué perdón, ni perdón! Me encanta que hayas comentado. Yo igual. De hecho, soy bastante cobarde, ¿sabes? De pequeña siempre me pegaban en el cole, no me gustan las peleas, me ponen muy nerviosa. Pero en ese momento no fuí yo la que reaccionó racionalmente. Pero reaccioné. Y menos mal.

      Yo cuando he leído lo de la violencia, es que ya no he podido más. Va a resultar que hay que dejarse violar o algo.

      Eliminar
  3. Y luego dicen que en las sociedades democráticas sólo hay "micromachismos". No sé, lo que ha pasado hoy en la página no me parece "micro". Qué difícil va a ser educar en esto, madre mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, Isa, como tú dices, eso de micro NADA.

      Eliminar
  4. Es una pena pero el machismo existe y existira durante mucho tiempo, esta claro que una cosa es el cortejo y otra acosar o forzar asi que si algunos hombres no saben distinguirlo es que tienen un problema...

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se ve que hay muchos que no distinguen...

      Eliminar
  5. Me parece super tirste que siga habiendo machismo...pero mientras haya mujeres machistas no habrá nada que hacer, nosotras mismas nos echamos tierra encima (no todas...no generalizo que conste :) )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, también hay mujeres que de tan feministas que quieren ser oprimen la libertad de otras. Si particularizamos siempre hay casos extremos, pero hay que intentar avanzar sin centrarse mucho en ellos :)

      Lo triste fue que la gran mayoría de los comentarios de hombres reproducían esos tópicos. Eso sí me preocupó :(

      ¡¡¡Gracias por comentar!!!

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...