Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

El #MirDocente, u otra muestra más de la ineptitud de los que nos gobiernan.

El nuevo tema de conversación en educación es el llamado "MIR docente". Bueno, ni tan nuevo. estaba yo opositando cuando ya se hablaba de instaurar un sistema de formación inicial de los docentes similar al MIR que hacen los titulados en medicina. Vamos a dejar de lado el burdo intento de cargar todas las culpas de lo que funciona mal en el sistema educativo sobre los hombros de los docentes, como si no nos hubiesen despedido, congelado el sueldo, aumentado las horas, las ratios, privado de recursos, cambiado las leyes sin consenso y demás despropósitos. Vamos a dejar eso de lado porque si no el post se me haría eterno. Me voy a centrar en cómo esta vendida de moto del MIR docente (que es lo que es, una vendida de moto) prueba que, o bien nuestros gobernantes son unos ineptos, o bien nos toman el pelo. O ambas cosas, que esto no es una disyunción excluyente.

Bien. Veamos. ¿En qué consiste el MIR? Pues el MIR es un periodo de formación en el que un titulado en medicina adqui…

Cambios y espíritu aventurero.

Imagen
El otro día comentaba con mis compañeros de trabajo la posibilidad real de acabar muy lejos de Córdoba el año que viene. En cualquier caso, lo suficientemente lejos como para tener que mudarme. Sí, hay bastantes posibilidades de que este año me den destino definitivo, y visto lo visto, también hay bastantes posibilidades de acabar en otra provincia de Andalucía. Han salido las vacantes provisionales y bueno, aunque no se puede confiar en que acabe en una de ellas, ya puedo empezar a mentalizarme.

Comentaba que no me apetecía irme de Córdoba. Supongo que todos os habréis dado cuenta de lo mucho que me gusta esta ciudad, de lo bien que me siento aquí, de lo bien que me ha sentado este cambio. Y eso mismo les comentaba a mis compañeros.

"Bueno", me decían, "probablemente te pase lo mismo con el nuevo destino". O "seguro que agradeces la experiencia y será para bien". O "ahora es el momento de hacerlo, que no tienes casa, ni hijos, ni ataduras". Y s…

Libro: Maestra de pueblo con L de novata, de Maestra de pueblo y Cristina Picazo

Imagen
Este libro fue uno de mis regalos de cumple-Reyes, cortesía de Lansy. Me lo he leído en dos ratos, literalmente. Y allá vamos con la reseña (que últimamente parece que no publico otra cosa xD)

¿De qué va el libro?

Pues el libro cuenta las peripecias de María en su primer curso como maestra en un pueblo perdido de Castilla-La Mancha, desde que recibe el llamamiento hasta que finaliza el curso.

Hablando del libro...

Se trata de un cómic, lo cual hace que la lectura sea muy amena y ligerita. Es un libro que se lee "sin sentir", como diría mi madre. La historia es una colección de anécdotas más o menos cohesionadas en las que se cuenta, sin entrar en demasiados pormenores, las dificultades a las que puede enfrentarse una chavala de Madrid que aterriza en la España profunda para enseñar, por primera vez, en un colegio. No esperéis sesudas reflexiones ni nada por el estilo, pero bueno, es que eso también apetece de vez en cuando: humor y ya.

Si sois docentes seguro que os echáis un…

Libro: La luna de anoche, de Olga Valenzuela Albarrán.

Imagen
Este fue mi primer libro de 2018 (aunque lo empecé a finales de 2017 y me lo fui leyendo a sorbitos, para hacerlo durar más) y, sin embargo, no me había atrevido a escribir reseña. Pero no es justo, porque este poemario me encantó, así que se merece tener su reseñita en este cutre-espacio.

La luna de anoche es un poemario sobre ausencias, sobre despedidas. Sobre eso que se llama comúnmente "pasar página". Y, a pesar de ello, no está escrito desde la derrota, ni desde el rencor, sino desde la distancia de quien ya lo empieza a superar, desde un sereno "fue una pena que no pudiésemos ser... o a lo mejor no tanto".

Ha sido maravilloso leer los versos de Olga Valenzuela y encontrarme con viejos conocidos: Lorca, Serrat, Sabina... Todos ellos sonando con una voz distinta: sensual, enérgica, fuerte. De verdad que muchos poemas me han hechizado e incluso me han animado a escribir.

Y como no puedo decir mucho más, porque no va a haber manera de que le haga justicia al libr…

Libro: Ritos iguales, de Terry Pratchett (Mundodisco #3)

Imagen
Esta novela es la segunda que leo de Terry Pratchett en solitario. Mientras que yo le pongo deberes filosóficos y sandmanianos a Kyol, él, de vez en cuando, aprovecha para regalarme una novela de Terry Pratchett. Esta es mi novela de vuelta a Córdoba en Navidad :P Lo acabé el fin de semana pasado y os cuento.

¿De qué va el libro? 

Un error -o no- hace que Eskarina Herrero acabe recibiendo un cayado de mago. Pero todo el mundo sabe que las mujeres no pueden ser magos. Pueden ser brujas, sí, pero no magos. Nunca dejarán a Esk entrar en la Universidad Invisible para formarse como mago, así que su formación mágica acaba siendo encomendada a Yaya Ceravieja, la bruja de Culo de Mal Asiento. Pero Yaya no es mago (por suerte), sino bruja, y Esk necesita que la enseñen a controlar sus poderes. ¿Conseguirá vencer todos los prejuicios y entrar en la Universidad Invisible?

Hablando del libro...

Yo no soy una experta en Terry Pratchett, pero tengo entendido que sus primeros libros de Mundodisco son…

#ProyectoQurtuba: en proceso.

Imagen
Ya os comenté hace unas semanas que tenía la intención de ponerme a trabajar en un nuevo poemario para que le hiciese compañía a #Pedazos. De hecho, me suena que os dije que ya había empezado a pasar mis poemas del cuaderno a un archivo de procesador de texto. Pues he estado dedicándole ratitos y ya no me queda demasiado por transcribir.

He estado compartiendo parte del trabajo en Twitter, utilizando el hastag #ProyectoQurtuba (si hacéis click podéis verlo), pero, como sé que hay gente que lee el blog pero no tiene Twitter, he querido dejar también por aquí algunos de los poemas que tengo en la recámara para este poemario que aún no tiene nombre. Tiene que ser algo que hable de avanzar, de superarse, de un viaje sin destino fijado, de Córdoba. No sé, no sé. Se admiten sugerencias.












Algunos puede que os suenen porque los he compartido aquí. Aún falta corregirlos, aunque yo no soy muy amiga de las correcciones en mis poemas (me pasa como a Gloria Fuertes), creo que parte de su belleza es…

Libro: Isla ignorada, de Gloria Fuertes.

Imagen
Uno de mis propósitos lectores de este año es seguir leyendo poesía. La racha la empezaron esas Obras completas de Luis García Montero (que ahora están incompletas, pero bueno) con la dedicatoria más bonita del universo. Desde entonces me he metido en la poesía de lleno y he tenido siempre algún poemario rondando por los alrededores de la cama. Mi segundo poemario de 2018 ha sido el primero que Gloria Fuertes publicó, Isla ignorada. Y allá voy con una mini reseña.

Hablando del libro...

Me gusta Gloria Fuertes porque la siento muy cerca cuando la leo y, salvando los millones de kilómetros de distancia, me identifico con ella a veces, con ese sentirse isla (con frecuencia, isla ignorada), un bicho raro, alguien incomprensible para los demás. Y me ha encantado leer sus poemas porque, aunque algunos de ellos parecen excesivamente simples (no se me malinterprete, yo soy una gran admiradora de la sencillez) tienen mucha fuerza.

El poemario me ha gustado bastante en general, pero me ha merec…

Ascensor.

Joder, qué guapa.

Coincido con ella cada día en el ascensor y rara vez me doy cuenta de lo guapa que es. Mira, qué ojos. Qué rizos. En serio, es preciosa.

Siempre lo ha sido, en realidad, pero últimamente... No sé, últimamente parece distinta. Más segura, más satisfecha, más feliz. Más ella que nunca. Sí, eso creo: que está a gusto en su piel. Por eso brilla más.

Madre mía, y ahora sonríe. Es que no hay quien resista esto, de verdad. Si sigue sonriendo así me voy a enamorar y no va a haber quien me pare.

Me han entrado unas ganas locas de llevármela a casa y de dormir con ella. La miro de nuevo. Me sonríe. Otra vez. No-puedo-más.

Salgo y me acompaña. Se queda parada mientras abro la puerta. Entra en mi casa...

¡Coño, si soy yo!


Documental: Las sinsombrero (2015)

Imagen
Sigo disfrutando de las posibilidades que Córdoba me brinda. Hoy han proyectado en la Filmoteca el documental Las sinsombrero, un documental que rescata del olvido a algunas de las mujeres de la Generación del 27.

María Teresa León, Ernestina de Champourcín, Rosa Chacel, Concha Méndez, Josefina de la Torre, María Zambrano, maruja Mallo, Marga Gil Roësset. Puede que muchos de estos nombres no os suenen, pero eran las compañeras de Alberti, Aleixandre, Dalí, Lorca o Salinas. Compartieron con ellos revistas, ambiente, tiempo, revolución. Y, sin embargo, mientras que a ellos se les ha rescatado y puesto en valor tras la dictadura, ellas permanecen, lamentablemente, perdidas.

Es un documental ameno, de algo menos de una hora, en el que se dan unas pinceladas del retrato de cada una de ellas. Son mujeres interesantes, rompedoras, valientes, creativas. A la altura, sin duda alguna, de sus compañeros masculinos. Y, a pesar de todo, invisibilizadas.

Si hay algo que me ha puesto verdaderamente…

A los 30 con el pie correcto.

Ayer celebré mi cumpleaños con amigos, y tarta, y toda la parafernalia. Hacía muchos, muchos, muchos años que no lo celebraba así. Sí, en los últimos años he tomado algo con alguien cercano, generalmente mi pareja de ese momento. Quizá me he reunido con amigas para merendar, pero no ha habido tarta, ni regalos, ni cumpleaños feliz. Cuando ha habido algo parecido, ciertamente, no ha sido porque yo lo quisiera ni lo planeara. Hace muchos años que detesto mi cumpleaños.

La gente normalmente asume que es porque no me gusta crecer, hacerme mayor, cumplir años, ganar responsabilidades, descontar tiempo. Y, bueno, algo de eso hay, aunque no es lo más importante.

Lo que pasa es que durante años mi cumpleaños fue la fecha en la que más consciente era de que la gente no me quería y eso no se supera de un día para otro. Por mucho que alguien bese tus cicatrices, estas no desaparecen.

Ya os he contado alguna vez que yo fui víctima de acoso escolar. A pesar de ello, cumplía años y, al principio yo…

Querida vida:

Ya son 30 años juntas, 30 años que habitas este cuerpo y yo navego, con más o menos éxito, por tus aguas bravas. Podría decir que parece que fue ayer cuando nos encontramos por primera vez, pero nada más lejos de la realidad. Sí, cuando miro atrás estos 30 años me parecen un suspiro y me da mucha pena que algunos de esos momentos ya hayan pasado para siempre y que ese tiempo ya no forme parte de mi contador (treinta años menos son muchos), pero mientras lo vivía tengo que reconocer que algunos momentos se me hicieron muy cuesta arriba. Puede, quién sabe, que lo mejor esté por venir.

Disculpa que no esté muy elocuente, es que acaban de dejarme sin palabras y casi sin aliento. A lo que iba. Vamos a hacer un trato, ¿te parece? Creo que yo ya empiezo a cogerle el truco a esto de surfear, así que voy a intentar seguir haciéndolo, sin reproches, ¿vale? A cambio te pido que sigas regalándome momentos de estos, de quedarme sin aliento de vez en cuando. Preferiblemente para bien, claro. Vale,…

Soy poco feminista.

Imagen
Sí señores y señoras. Soy poco feminista para lo feminista que debería ser. Cada día que pasa me doy cuenta de más razones por las que es necesario que las mujeres tomemos conciencia de que seguimos siendo seres humanos de segunda y, hecho esto, que hagamos lo que esté en nuestra mano para cambiarlo. Y yo no hago todo lo que podría. Intento hacer cosas, pero siempre me doy cuenta de que podría hacer algo más, y esta me parece una causa en la que, a mí al menos, me compensa implicarme al 200%.

Ayer hablaba con una buena amiga a la que llevaba sin ver mucho tiempo. Ella trabaja en el sector tecnológico y, no es porque sea mi amiga, es una profesional como la copa de un pino: inteligente, emprendedora, creativa, comprometida, dinámica, incombustible. Podría seguir poniendo adjetivos, pero voy a parar. Además, trabaja fuera de España, lo cual haría suponer que estaría sometida a menos machismo. PUES NO.

Así que he decidido hacer unas cuantas cosas para ser más y mejor feminista.

1. Hablar …

Peli: Wonder (2017)

Imagen
Hoy, por fin, he podido ir a ver Wonder. Para los que no sepáis de qué estoy hablando, se trata de la adaptación al cine de una novela que me gustó mucho, La lección de August, que reseñé en este post. Aprovecho para deciros que ahora que se acercan los Reyes Magos, este libro puede ser un regalo maravilloso para los jóvenes y jóvenas de vuestras familias, no solo por la historia en sí, que es bastante chula, sino por los valores que el libro puede llegar a transmitirles.

Pero bueno, no estaba yo aquí para hablaros del libro, que eso ya lo hice, sino para contaros qué me ha parecido la película. Bien, dejando de lado que hoy habría cometido un asesinato en masa si hubiese tenido los medios a mi alcance (la gente en el cine es muy poco cívica a veces, y eso que estábamos en la sala, como quien dice, cuatro gatos), he salido del cine encantada. También, claro, porque he arrastrado a alguien al cine conmigo, y me habría sabido muy mal haberle obligado a ver una mala película. Por suerte…