viernes, 8 de marzo de 2013

Pequeños tesoros escondidos.

Alguien una vez me dijo que los pueblos son pequeños tesoros escondidos que merece la pena descubrir. Bien, una visión idílica. Y con parte de razón: los pueblos están bien mientras los descubres, pero una vez descubiertos, ya está todo visto. La vida pronto se hace monótona y tediosa y o bien te resignas, o bien no. Entonces, o bien te toca buscar fuera lo que te pide el cuerpo, o darte cabezazos contra las paredes.  Así que, como persona que había vivido toda su vida en un pueblo - que no era mucha, pero era la que había - me reí por no llorar.

La verdad es que mientras vivía en Valencia no es que tuviese mucha vida cultural y demás. En parte por el dinero, en otra parte por pereza. Porque Jack y yo nos entreteníamos con cualquier cosa: películas, series, libros. Paseando simplemente. Pero claro, aquí la cosa es algo distinta. ¿Será sugestión? Quizá, pero de esto se aburre una enseguida, qué le vamos a hacer.  Enseguida te das cuenta de que ya no te queda nada por descubrir, y eso es frustrante. Porque, creo que en este blog todavía no lo he contado, pero una de las cosas que más me gustaba hacer en Valencia era perderme. Cuando estaba muy mal, nerviosa, triste... cogía la calle y empezaba a caminar sin rumbo hasta meterme en una zona que no conocía. Y daba vueltas hasta volver a encontrarme. Y cuando me encontraba físicamente, también sentía que, de alguna manera, me había encontrado mentalmente. Imaginaos la ansiedad que me genera saber que no podré hacer eso aquí. Porque el equivalente es coger el coche y tomar la carretera en una dirección que no conozca. Y aunque no tengo problemas con lo de coger el coche y conducir por carretera hasta el infinito escuchando la Kiss FM (cosa que solía hacer cuando me saqué el carnet) ahora mismo: 1) no tengo un coche propio del que disponer 2) el combustible no está como para encontrarse espiritualmente con él. Además, donde esté caminar...

Así que, como digo, entenderéis que esté un poco chof. Porque aquí el centro cultural es la biblioteca, y eso es lo que hay. No hay mucho más que hacer. No hay cine, no hay museos, no hay charlas,... Y cuando hay algo inusual, normalmente tiene que ver con santos. Que sí, que por aquí somos muy de santos. 

Pero de vez en cuando alguien esconde un tesoro, para que otros podamos encontrarlo. Como, por ejemplo, una obra de teatro. Como la de hoy. Hoy he ido a ver ¡gratis! la obra "Las cuatro esquinas", de Felix Albo. La obra, buenísima. Un hombre solo ante el peligro, contándonos historias con mucho, mucho, mucho humor, y también mucha ternura. Y con una coda para pensar, que nunca está de más. Me habría gustado no salir corriendo cuando ha acabado la obra, pero eran casi dos horas y 4 llamadas perdidas de mi madre, que ya había dicho a mi padre que fuese a buscarme por ahí. Qué bonito es volver a tener 15 años... Además, no nos engañemos. Yo soy muy tímida para esas cosas. Pero el actor se merecía una felicitación. 

¡Son tan necesarios estos circuitos de teatro! O culturales, en general. Acercar a los pueblos la cultura, el arte, ... ¡Hace tanta falta!

Evidentemente, no es lo mismo que si agrandaran el pueblo para que pudiese llegar a perderme, pero no está mal tampoco. Se sale de la monotonía y se hace algo interesante. Y una se distrae, que también le hace falta. Ahora, a esperar  hasta la próxima...


22 comentarios :

  1. Yo soy de ciudad, pero cuando estás un tiempo en un pueblo es en plan: y ahora que hago e_e Te entiendo.
    Lo de las calles aquí igual lo disfruto ahora. Las primeras semanas me daba miedo alejarme por si me perdía y no sabía volver a casa. Luego me fui arriesgando y poco a poco vas despejando la mente, descubriendo tiendas interesantes o sitios bonitos por donde pasear.
    Me alegro que te haya gustado tanto la obra :D ojalá pronto puedas ir a ver otra cosa así de chula.
    Ya leí lo de tu madre en twitter XD vaya tela, esa es la parte mala de la convivencia. Ains T_T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... tienem iedo de que me rapten o algo xD

      Eliminar
  2. ¡Aaaaaay! Pues a mí me gustaría vivir en un pueblo... Pueblo pueblo de esos de montaña con cuatro casicas y poco más :D No sé, a mí con tener naturaleza alrededor me bastaría para ser feliz... ^_^ Pero bueno, mola que encuentres pequeños tesositos para distraerte churri!

    ¡Besitos a mileeees! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (que no quiero decir que no sea feliz ahora, ya tu sabeh mi helmana, que soy feliz con cualquier cosa... xD)

      Eliminar
    2. ¡Yo quiero uno así tambiéeeeeeeeeeeeen! Pero vivir en la última casita de arriba... Como cuando fui a Asturias, a una casa rural en el pueblo de Xiranes ¡la última del pueblo, arriba en el monte! Después ya no había nada más que árboles, tierra, corzos y otros "inquilinos" :D

      Eliminar
    3. El problema de mi pueblo es que hay demasiado poca gente y cosas para que sea una ciudad, pero demasiada gente para mi gusto xD

      Eliminar
  3. Cuánto me alegro que al menos lo pasaras bien durante un rato ^^

    ResponderEliminar
  4. Yo también me alegro mucho de que lo pasases bien saliendo de la rutina, Bettie :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvo bastante bien. ¡Bettie Jander apoyando eventos culturales! XD

      Eliminar
  5. A mi tb me gusta el teatro pero tengo que irme a la ciudad y por eso voy poco, entre la entrada y el parking (pq sitio gratis nunca hay) pues es para pensárselo...
    Vivo en un pueblo de montaña y cuando quiero pasear pues pal bosque y tan contenta! y si quiero ir de tiendas cojo el coche y me voy a otro pueblo más tipo ciudad. No sé como será tu pueblo, por lo que comentas parece tipo aldea, no sé...
    Bsitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es tipo aldea,es un pueblo... más o menos medianito, pero no tiene mucha cosa. Y no es de montaña, xDDD Está en pleno llano.

      Eliminar
  6. Yo he vivido 18 años en Madrid y sólo he echado de menos la gran oferta de TODO cuando me he ido de allí. yo soy de pueblo y solo echo de menos lo que mi pueblo me puede dar cuando no estoy en él. Así somos. Ahora vivo en una ciudad mas pequeña, donde la oferta cultural es mucho más accesible y barata que en Madrid, pienso podría ir a....pero nunca voy a nada.
    en mi pueblo, desde hace un tiempo, lo cultural se puede decir que está muy bien, un buen equipo en el ayuntamiento, cosa rarísima, formado por un par de personas con inquietudes culturales le ha dado un empujón muy interesante. Teatro, cursos varios, ciclos de cine, escuela de teatro...hay vida cultural. a pesar de ello cuando voy, es a lo unico que no dedico mi tiempo.
    Que no hay rincones en el pueblo para perderse...¿estás segura? ¿sabes a donde lleva ese camino que surge en...? Y lo de la vida cultural si no la hay...¿que tal si la creas tu? y si presentases algún proyecto, por idiota y simple que te parezca, en el ayuntamiento. Tal vez estarías dispuesta a hacerlo gratis, como una colaboración...
    En los pueblos lo sencillo es decir que no hay nada, lo complejo es que alguien lo haga, el milagro que el resto lo valore.
    (En confianza, esto que te acabo de contar, es y será el sueño de mi vida, lo que me hubiese gustado hacer y nunca hice, porque no me atreví)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhm... perderse por los caminos no es seguro, te lo digo por experiencia. Mi orientación es nula, y por ahí no pasa como en las ciudades, que siempre encuentras alguien para preguntar XDDDDDDD

      En cuanto a los proyectos culturales, ya fui a informarme, no creas. Tengo un proyecto gestándose en mi cabeza, si te apetece te lo comento luego por privi o por email. Pero claro, sería ya de cara a septiembre o así. Ahora mismo está todo "en marcha". Lo malo de este pueblo es que no hay mucha gente interesada en este tipo de cosas... :(

      Yo te animo, Perri de mis entretelas, a que te animes a ir a cosas. En serio. Es una manera de poner magia en nuestra vida :)

      Eliminar
    2. Me encantaría que me lo comentaras.

      Eliminar
  7. Yo afortunadamente en esa materia no me puedo quejar. En mi pueblo se le ocurrió nacer a un señor muy importante de las letras y los libros en España, que creó una fundación y bueno, ya tú sabes que hasta salimos en la última página del libro de Lorenzo Silva. Aunque ahora con la crisis todo se ha reducido, lo que aquí podemos disfrutar, no tiene precio. La pena es que somos pocos los que realmente lo apreciamos. Bueno, pena no sé. Pena porque muchas veces el esfuerzo de los que lo organizan no se ve recompensado con la asistencia de (mucha) gente, pero para mí es perfecto. Vamos los de siempre, somos como una gran familia y quizás por eso tenemos acceso a cosas guays que en otros lugares no son ni planteables. En fin, gracias, don Germán, por nacer aquí. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué maravilla. ¿Sabes si alguien de tu pueblo está buscando adoptar una niña, crecidita ya, con su carrera acabada y todo? XD

      Eliminar
    2. Tú vente cuando quieras, que algún sitio encontraremos, por eso no te preocupes xDD

      Eliminar
    3. JAJAJAJAJAJ además de cultos, hospitalarios... hay que ver... xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...