lunes, 4 de marzo de 2013

Libro: 50 sombras de Gregorio, de Rosella Calabró.

Descubrí esta novela gracias al enlace que me pasó una amiga, Ana. Poco después empecé a ver reseñas sobre ella aquí y allá. Cuando leí la sinopsis del libro me hice una idea bastante equivocada sobre él, cosa que descubrí a medida que iba leyendo reseñas. Yo esperaba una cosa del libro y lo que resultó es otra bien distinta. Pero bueno, si lo que te gustaría leer no existe, invéntalo. Y por otra parte, todo lo que sea denostar más o menos la trilogía erótica del momento (JUAS) me parece bien.

¿De qué va el libro?

El libro es una comparación entre Mr. Grey y un Gregorio corriente. El Gregorio corriente se supone que representa a los hombres de a pie que nos acompañan. Son 50 capítulos breves en los que se exponen ciertas circunstancias y el comportamiento de ambos especímenes. 

Hablando del libro...

 A ver, para mi, el libro pincha desde el punto de salida: si se desprende que todas desearíamos tener un Mr. Grey a nuestro lado, mal vamos. Si se pretende decir que Mr. Grey es el hombre con el que toda mujer sueña, vamos de culo. A ver, no voy a ser cínica, nadie le hace ascos a la ropa, la lencería, los zapatos, la alta tecnología y las comodidades que supone disponer de un mogollón de pasta. Pero eso es todo lo que le veo yo al señor Grey de positivo. Su pretendida destreza sexual, nada. Más que nada porque la autora parece no conocerse muy bien a sí misma. Su carácter misterioso me parece cargante. Su obsesión con su amada y su manera de ser, tan posesiva, y sus celos, me dan ardores. Por no hablar de que yo me lo imagino un tío medio andrógino, indeterminado, casi etéreo. Vamos, para nada mi tipo. 

Por lo tanto, contraponer a Mr Grey, ideal del hombre que desean las mujeres a un Gregorio corriente no me parece que tenga demasiada gracia, salvo en el tema económico. Pero luego está el retrato del Gregorio corriente. Si no estuviese yo loquita como estoy por mi Jack, la parte heterosexual de mi yo habría muerto instantáneamente. En serio. Si un libro pudiese fabricar lesbianas, sería este. Los Gregorios que nos acompañan son, según este libro, toscos, machistas, descuidados, poco detallistas, sucios, vagos,... el único punto a favor es que, por lo menos, cuando no estás desquiciada de los nervios con ellos, te ríes. 

Pero, ¿sabéis cómo creo que tiene que leerse este libro? Como un monólogo. Era la idea que se me venía constantemente a la cabeza mientras lo leía: mujer moderna, con un poco de mala uva, delante de una pared de ladrillo, echando pestes por su boca del género masculino y lamentándose de que no se parezca al galán literario de turno. Pero concluyendo, eso sí, que por lo menos, con el género masculino de a pie, no nos aburrimos. 

Os dejo un trocito...

"Pero en los últimos tiempos Gregorio ha sabido desarrollar una técnica alternativa de supervivencia más avanzada: aunque no escucha, es capaz de archivar asépticamente en un ángulo del cerebro el sonido de las palabras que pronuncia Lola. No el significado, eh, sólo el sonido.
Si es necesario, o cuando Lola le ordena con aire de desafío: "Ahora me repites lo que te acabo de decir", él, voilá, reproduce la grabación y al mismo tiempo salva su vida.
En raras ocasiones, Gregorio, mientras reproduce, comprende incluso el sentido de lo que Lola le había dicho. Pero la mayor parte de las veces repite como un papagayo y después se marcha volando a otro lugar, ligero, inefable e impune.
Tenemos razón en creer que Mr. Grey no tardará en pedirle la patente de esta técnica sublime, en vista de las pajas mentales logorreicas que se hace su chica."
Tremenda esa frase final, ¿no? xD

Ahora voy a empezar a releer Stardust, de Neil Gaiman. Voy a cambiar un poquito de tercio, y a leer algo fantástico, mágico, y además, acompañado de unas ilustraciones superchulas :D A ver si después de Stardust, que hace tiempo que quiero releerlo, me pongo de nuevo con la saga de Harry Potter, que el paréntesis está siendo largo :P


14 comentarios :

  1. Vamos, que ni me moleste en leerlo xDD
    Yo no me he leído los otros tampoco, no me tienta nada y menos después de leer las reseñas :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, este está gracioso. Por lo menos te ríes, yo que sé XD Pa pasar el rato está bien.

      Eliminar
  2. Paso de Grey y Gregorios.... Gracias por avisar porque yo pensaba que era una sátira de la trilogía, no eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Pues no es una sátira, es más bien una comparativa, ya digo, en plan monólogo xD

      Eliminar
  3. Ya veo que no me gustaría, así q gracias x la reseña.
    Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es gracioso a ratos, pero tampcoo es una de las mejores cosas que puedes leer, ni mucho menos.

      Eliminar
  4. Lo mejor: la recomendación de Stardust de Neil Gaimann... Habiendo eso ¿pa qué leemos esto? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj mujer, no es cuestión de comer langosta todos los días, no sé si me entiendes XD El libro no está tan mal, te ríes. Pero desde luego, al lado de Stardust palidece vilmente XD

      Eliminar
  5. Me parece muy acertada tu visión de leerlo como un monólogo, qué te voy a contar si ya sabes lo que pienso xD

    ResponderEliminar
  6. Yo también pensé que era una sátira XD Como "Barry Troter y la parodia desvergonzada". Y lo digo yo, fan absoluta de la saga Harry Potter, que la parodia es fantástica jajajajaja

    Pues nada, yo también paso de Grays y Gregorios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía yo esa parodia! me la voy a tener que apuntar! jaja

      Eliminar
    2. A mi me encantó. Léete por ahí la sinopsis que verás que no tiene desperdicio jajaja

      Eliminar
    3. Va a ser lectura obligatoria cuando termine con la saga de Harry Potter, lo veo venir xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...