viernes, 6 de mayo de 2016

Libro: Los nombres del fuego, de Fernando J. López.




Este libro ha sido mi regalo del Día del Libro 2016. Desde que leí La edad de la ira comencé a seguir a Fernando J. López y aguardaba con interés y expectación esta obra. Ahora, por fin, ya la he acabado. ¡Vamos a por la ficha?

¿De qué va el libro?

Abril. Madrid. Siglo XXI. Xalaquia. Tenochtitlan. Siglo XVI. Dos adolescentes. Dos épocas, pero el mismo deseo: ser. Serlo todo. Serlo ahora. 

(Sinopsis de mieeeerdaaa xD Lo sé.)

Hablando del libro...

Los nombres del fuego cuenta la historia de dos chicas adolescentes. Abril vive en el Madrid de la actualidad y es una adolescente "típica", si es que eso existe: estudia en el instituto, tiene un pequeño grupo de amigos, liga con chicos, sale, escucha música, ... Xalaquia vive en Tenochtitlan, en el siglo XVI, en una sociedad con tradiciones muy arraigadas que la oprimen, y con un destino escrito que ella está dispuesta a corregir o reescribir por completo, cueste lo que cueste.

Las dos historias se cuentan paralelamente en capítulos alternos. Un capítulo de la historia de Xalaquia, un capítulo de la historia de Abril. Las historias parecen no estar del todo relacionadas, o más bien, la conexión no se ve clara, hasta que el final se va acercando, pero sí es cierto que se intuye que no son independientes. La novela, y esto es, ambas historias, tienen un toque mágico y fantástico. En el caso de Xalaquia es algo que ella vive con naturalidad, pero en el caso de Abril y sus amigos, la cosa es algo más inquietante: canciones que suenan en un Ipod que no deberían estar ahí, mensajes de WhatsApp anónimos con palabras que no reconocen, con versos que no identifican, fotografías que nadie ha tomado ni colgado en Internet pero que, sin saber cómo, ahí están. Raro, raro, raro. 

Pero quizá en esta novela el hilo argumental, la trama, es lo de menos. Lo verdaderamente importante son los personajes, cómo son, cómo se sienten. Creo que hay tres que destacan por encima del resto. 

Xalaquia, evidentemente, en su lucha por escribir su propio destino, por ser quien quiere ser. Esto no es fácil cuando, a los 15 años se te concierta un matrimonio, se te dice que tu vida va a consistir en ser la fiel y devota esposa del mejor de los guerreros de tu pueblo. 

Nihue/Ocelotl, un guerrero tlaxcalteca, enemigo del pueblo de Xalaquia, que ella salva. Este también tiene que hacer un recorrido vital importante, pues todo el código de valores que tenía, todos los principios por los que se guiaba, se vienen abajo. Y tiene que reconstruirse. 

Y Abril, mi personaje favorito. Abril es... no sé cómo describirla. Lo que podría parecer desde el exterior cierta indolencia adolescente no es nada que se le parezca. Abril está buscando su sitio en el mundo, buscándose a sí misma, acercándose a sus sentimientos y huyendo de ellos, según el momento. Dentro de su confusión y su inexperiencia, parece tener las cosas bastante claras. No sé, es un personaje que te deja un sentimiento de contradicción extraño. Y creo que eso es lo que la hace tan auténtica. 

Hay otros personajes que, creo, están menos desarrollados. Por ejemplo, Marina. Me habría gustado saber más de su historia y sus sentimientos. O Nico, también me habría gustado saber más de él. E Iván, que tenía todo para enamorarme, pero no lo ha conseguido. Quizá porque no he acabado de creérmelo, no sé. Aunque, eso sí, con su obsesión por la física y las matemáticas me recordaba a un querido alumno y a mi hijafante favorita. Habría merecido la pena conocerlos más, aunque habría salido una novela mucho más larga. Pero me habría gustado leerla, porque Fernando J. López, como siempre, huye de los clichés y da golpecitos a la imagen que tenemos de las relaciones personales, del amor... hasta que esa imagen se resquebraja y nos deja ver lo que hay detrás. Y eso mola, no muchos autores lo hacen. Y mucho menos cuando se trata de adolescentes. 

Peeeeeeeeeeero, y hay un pero, esta novela, aunque he disfrutado de su lectura, no me ha encandilado como La edad de la ira, que me robó el corazón totalmente. Sí, la he leído sin sufrir ni nada por el estilo (aunque me han gustado más las partes de Abril que las de Xalaquia, con diferencia), pero ha sido una novela que ha pasado por mí sin marcarme demasiado, sin conmoverme. Y me da rabia, la verdad, porque hay escenas en la novela que son geniales y se tocan temas de mucha actualidad y que están abordados de una manera necesaria. Pero me ha sabido a poco, no sé. Supongo que quizá el autor pretende mostrarlos sin sermonear y por eso parece que quedan un poco al margen. 

También he de decir que el rollo mágico no me ha convencido demasiado, y mirad que a mí me gusta más una fantasía que a un tonto un lápiz, pero no me ha acabado de cuajar. 

En resumen, no es que no me haya gustado la novela, que sí me ha gustado, pero esperaba algo más. También es verdad que esta novela lo tenía difícil para superar el listón que La edad de la ira puso en mi corazoncito lector :P Eso sí, para lectores adolescentes y eso, creo que es una buena lectura. 

Os dejo un trocito...

Te lo dedico, hijafante. 

¿No te han hablado nunca de la entropía? La entropía es una mierda. La entropía dice que todo se estropea. Que es normal que una taza se rompa, pero que la taza jamás se elevará para recomponerse ante nuestros ojos. Y yo quiero que eso suceda. Yo quiero que la taza vuelva a estar completa. Que nada se rompa. Que las heridas no duelan. Que esa noche que hemos vivido por culpa de esos bestias no suceda jamás.  Quiero regresar al puente sobre el Sena, a la madrugada en que nos saltamos los horarios e inventamos las normas, al instante en el que sentimos, hace solo unos días, que éramos eternos. 

En resumen, este libro...



Ahora estoy leyendo ya La lluvia antes de caer, de Jonathan Coe. Es la propuesta del club de lectura para este mes, y no sé de qué va. He leído como 8 páginas nada más  y no he mirado ni la sinopsis de detrás. Ya os contaré :P jaja.


14 comentarios :

  1. Vayamos por partes.

    Estoy de acuerdo con todo, todo y todo lo que dices.

    Pero no puedo ser imparcial con Fernando, porque escribe tan bien, y me cae tan bien que ambas cosas juntas no puedo separarlas de su obra.

    Me encantaron algunos fragmentos, pero no me enganchó la fantasía. Me gustó mucho más la trama de Abril que la de Xalaquia. Y a mis alumnos, que lo estamos leyendo, también les resulta mucho más cercana, claro, y más comprensible.

    Luego pienso que sí, que me gusta todo de esta novela pero tampoco me ha robado el corazón.

    Besos. Recibí tu correo pero no me he puesto a contestarte. Por cierto, me encanta. Un maravilloso recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, profe. La novela no está nada mal, pero claro, es que la otra... <3 jaja

      Estamos guapos, ¿eh? jajaja

      ¡Besotes!

      Eliminar
  2. Pues yo no he leído nada de este autor. Y este libro no me lo voy a apuntar. Creo que leeré primero "La edad de la ira", ya que lo pintas tan bien...;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que leerlo, Rosa. Y cuando mi ídola sea un poco mayor, que lo lea también. O no mucho mayor. Es un libro genial. Os gustará.

      Eliminar
  3. Quizás algún día lea a este autor, porque sigo abierto a la literatura juvenil :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuesta etiquetar "La edad de la ira" como literatura juvenil, fíjate. Con este no me pasa, pero con ese sí.

      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Tengo La edad de la ira pendiente desde que me lo recomendaste, así que leeré aquél primero, siempre hay que priorizar los libros que molan más. :P Besos.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que a simple vista no me llamaba mucho, pero ese fragmento que has compartido está tan bien escrito... que has conseguido que me lo replantee jajajaja. No lo conocía y pese a su escueta sinopsis (más imposible) me lo voy a apuntar para buscar un poco más.

    Aquí tienes una nueva seguidora. Espero que también te pases por mi blog y así podamos leernos a partir de ahora.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, eso sí lo tiene, que Fernando escribe MUY BIEN. La sinopsis que hay en las librerías, la de detrás del libro es algo más amplia. Esa es la que escribo yo xD Y a veces me sale mejor y otras veces peor XDDD

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  6. Me lo apunto, a ver si consigo llegar hasta él, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Ahora está por todas partes, es una novedad todavía :D

      Eliminar
  7. Lo he visto reseñado en varios blogs, pero no me llama. Ni la portada ni mucho menos la sinopsis. Que horror de sinopsis XD

    Y yo sí que he leído La edad de la ira, así que mejor dejo ese recuerdo del autor ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, que la sinopsis es mía, que la torpe horrorosa soy yo xDDDD La de detrás del libro es mejor, pero es que yo no las copio, hago lo que a mí me apetece, vaya XDDDD

      A mí la portada no me llamaba, pero luego la edición es bastante chula :D

      ¡Besos!

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...