domingo, 15 de mayo de 2016

Libro: La lluvia antes de caer, de Jonathan Coe.


Otra lectura que no habría caído en mis manos de no ser por el club de lectura. Cuando fui a la biblioteca a por el siguiente libro y me dieron este, lo miré perpleja: no me sonaba el título, ni el autor, ni nada de nada de nada. Miré en Goodreads y vi que tenía bastantes reseñas reguleras, pero mi bibliotecaria me dijo que en otros clubs de lectura había funcionado muy bien, y bueno, aunque tuve mis dudas sobre si leerlo o no (y sobre si acabarlo o no), al final lo he leído. Vamos a por la reseña.

¿De qué va el libro?

Han encontrado muerta a Rosamund, una anciana soltera que vivía sola. Hay dudas sobre si su muerte fue espontánea o hay algo más tras ella. En la lectura de su testamento, Rosamund encarga a su sobrina Gill que busque a Imogen, una muchacha ciega de la que tiene apenas un recuerdo vago, y que le entregue unas cintas que ha grabado y en las que le describe 20 fotografías familiares. Gill, ante la incapacidad de encontrar a Imogen, escucha las cintas por si en ella hubiese algún dato que la llevase hasta ella, y descubre cosas sobre su familia que nunca habría podido imaginar. 

Hablando del libro...

Como ya he dicho, la novela empieza con la muerte de Rosamund, su funeral y la lectura de su testamento, pero eso es meramente introductorio: una excusa para que Rosamund acabe contando su historia mientras Gill escucha las cintas. Así que el grueso de la historia, prácticamente toda ella, lo conforma la narración de Rosamund. 

Así que Rosamund habla a Imogen. El hilo conductor son 20 fotografías ordenadas temporalmente. Suele empezar el capítulo con la descripción de lo que se ve en la fotografía, pero no tarda en irse por las ramas y empieza a contar qué pasó antes de la foto, o alguna anécdota que implica a las personas que salen en la fotografía. En resumen, utiliza las fotografías para contar la historia de su familia. 

A mí me costó meterme en la novela. Es más, estuve a punto de dejarla. Cuando empecé a leerla me aburría soberanamente. Puede sonar mal, pero cuando cerraba el libro era algo como: "¿Y qué me importan a mí los desvaríos de esta señora?". Supongo que porque no conseguía conectar con la historia, la narración no había captado mi interés. Todo eso, a pesar de que está muy bien escrita. Pensé en abandonarla, porque estaba desganadísima. Es que me estaba dejando totalmente fría. 

Pero entonces hubo un "clic". La historia de Rosamund. Su juventud. Cómo asumió quién era realmente. Supongo que ahí empecé a interesarme. Y lo cierto es que desde esa parte, un poco antes de la mitad del libro, la cosa ha ido mejor. No me ha encantado, pero al menos no me ha dejado indiferente. He encontrado entre las líneas de La lluvia antes de caer algunas perlas, algunos buenos momentos, alguna enseñanza. Hasta en ciertos momentos me ha resultado consolador, me ha hecho sentirme menos extraña. Finalmente ha merecido la pena. 

Dicen, también, que la narración de la vida de la familia de Rosamund es también un repaso de la historia del siglo XX de Inglaterra, pero si os soy sincera, esa parte me ha pasado bastante desapercibida. Lo que yo he visto ha sido un drama familiar que se extiende a lo largo de cuatro generaciones, historias normales y corrientes de vidas normales y corrientes: separaciones, infidelidades, celos, odios, crueldad... Y si os gustan ese  tipo de historias, aunque a mí no me ha entusiasmado, creo que deberíais darle una oportunidad :)

Os dejo un trocito...

Recuerdo ese sentimiento (ese pensamiento) perfectamente: el darme cuenta de que a veces es posible (incluso necesario) albergar ideas contradictorias; aceptar la verdad de dos cosas que se contradicen abiertamente. Acababa de empezar a entenderlo: a entender que esa es una de las condiciones fundamentales de nuestra existencia.

En conclusión, esta novela...



Ahora estoy leyendo Jonathan Strange y el Señor Norrell, de Susanna Clarke. Apenas he leído dos capítulos, y la verdad es que la historia promete. ¡A ver qué tal! :D

10 comentarios :

  1. Son las cosillas de los clubes de lectura, que a veces nos descubren libros maravillosos a los que quizá no hubiéramos dado la oportunidad, y otras… Cuando veía tus estados en Goodreads pensaba: pobre Bettie, le va a pasar como a mí con Un mundo feliz, pero al final tú conseguiste terminarlo, y yo es el único que dejé sin terminar por pura desesperación. En el S. XV (si se hubiera escrito ya este libro, claro) me hubieran quemado por hereje. :P

    Besos, Bettie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Con lo que me encantó Un mundo feliz a mí! jajaja

      No, lo acabé, y al final, no estuvo mal. :)

      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Pues yo creo que a mí me gustaría. Aunque, de momento, va a ser que no lo voy a leer (aún), porque tengo una lista muy larga delante...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor lo encuentras en alguna biblio :)

      ¡Besotes!

      Eliminar
  3. Tampoco había oído hablar de esta novela (aunque en mí no es extraño, jaja). Por lo que cuentas no creo que me interese, así que me centraré en otros que has recomendado que me llaman más la atención, jeje.
    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con este no te voy a insistir xD :P ¡Besos fuertes!

      Eliminar
  4. Es lo bueno para mí de los clubs de lectura, el azar de que te toque un libro que por tu cuenta no lo hubieras cogido. Me alegro de que al final haya mejorado :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Este lo dejo pasar, que bastante tengo ya como para apuntarme a libros que les cuesta tanto arrancar. Gracias por la reseña ;)

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...