jueves, 13 de agosto de 2015

¿Por qué son buenos los ateos buenos?


El capítulo 16 del libro Los superhéroes y la filosofía se titula "Superman y Kingdom Come: la sorpresa de la teología filosófica". Lo leí en un lugar público, y la gente debió de flipar viendo cómo le contestaba al libro con muchos "¿Pero qué coño...?". Así que, como por aquí pulula mucha gente sabia quiero compartir con vosotros la idea central del ensayo para ver qué opináis y si tenéis teorías alternativas. 

En Kingdom Come Superman está hasta los cojones de los humanos, y no me extraña se ha retirado porque ha perdido la esperanza en que la humanidad pueda ser salvada. Se ha montado una granja en su Fortaleza de la Soledad y se ha convertido en un granjero alienígena. O algo. Pero Wonder Woman se presenta allí con la intención de convencerlo para que vuelva a la lucha y, si es necesario, obligarlo a base de collejas de amazona. En un determinado momento ella le dice que debe luchar para salvar a la humanidad. Y los autores se preguntan si eso es cierto (si Superman debe hacer el bien) y por qué. 

Se trata de una versión de la pregunta general sobre por qué tenemos que ser buenos, es decir, sobre cuál es el fundamento de la moral. Los autores esbozan dos respuestas, la teísta y la naturalista. La teísta es fácil: tenemos que ser buenos porque hay un Dios todopoderoso que creó el mundo y que el mundo se dirige hacia una culminación (el Apocalipsis y el Juicio Final) que supondrá el premio eterno de los justos y el castigo infinito de los injustos. En resumen: tenemos que portarnos bien porque el premio es la vida eterna en el paraíso. 

Pero luego está la versión naturalista, que niega que haya un dios ni nada que se le parezca: el mundo está gobernado únicamente por las leyes naturales.  Cito aquí un fragmento de Bertrand Russell que también se recoge en el ensayo:

Que el hombre es el producto de causas que no habían previsto el fin que estaban logrando; que su origen, su crecimiento, sus esperanzas y miedos, sus amores y sus creencias, no son sino el resultado de disposiciones accidentales de átomos; que ningún fuego, ningún heroísmo, ninguna intensidad de pensamiento y sentimiento puede preservar la vida de una persona más allá de la tumba; que todas las obras de todas las épocas, toda la devoción, toda la inspiración, toda la brillantez radiante del genio humano están destinadas a la extinción en la vasta muerte del sistema solar y que todo el templo de los logros del hombre debe, inevitablemente, ser enterrado entre los escombros de un universo en ruinas: todas estas cosas, aunque no libres por completo de disputa, son sin embargo tan próximas a la verdad que ninguna filosofía que las niegue puede confiar en perdurar. Solo dentro de la estructura de estas verdades, solo sobre la firme base de una desesperación a ultranza, puede alzarse con seguridad la morada del alma.

Bertrand Russell en Por qué no soy cristiano.

Wow. Pedazo de pasaje. Los autores lo presentan como sombrío, pesimista, lúgubre. Y señalan que, desde esa concepción, no hay base para la moral. Primero, porque si no hay Dios, ¿de dónde salen las normas morales? ¿Quién determina qué es lo bueno y qué es lo malo? Segundo, porque aunque hubiese un criterio para distinguir lo bueno de lo malo, ¿por qué tendríamos que ser buenos? Si vamos a morirnos y sanseacabó, ¿para qué ayudar al prójimo, ser justo, decir la verdad, etc.? En resumen, y lo dicen casi literalmente: si el naturalismo fuese verdad no tendríamos obligación de ser buenos. 

Pero entonces, las personas que no creen en Dios y son buenas, ¿por qué lo hacen? ¿Creen secretamente en el paraíso y se autoengañan? ¿Qué les obliga a ser buenos? 

Desde luego, no el supuesto premio que les dará Dios en otra supuesta vida. Lo malo de esta teoría es que supone que los seres humanos tenemos la misma madurez que un niño o que algunos animales, que actúan motivados por castigos y premios. No niego que sea así en muchas ocasiones, para nada. Pero no siempre. Hay personas que hacen lo correcto porque es lo correcto. ¿Por qué? Pues no lo sé, habría que pensarlo. Quizá consista en eso la humanidad, quizá sea eso lo que nos diferencia de las bestias (especialmente de las bestias humanas): en actuar bien porque es lo correcto. A lo mejor tiene más valor eso de hacer el bien por elección (no estoy obligado a ser bueno, pero decido hacerlo) que por obligación (porque si no soy bueno, iré al Infierno). Incluso si eres creyente.

Otra cuestión es de dónde sacamos las normas morales, pero hay explicaciones alternativas al hecho de que están en la mente de Dios, o que Dios las ha puesto en nosotros para que las captemos intuitivamente. La llamada Regla de Oro no requiere de un Dios para ser válida: no hagas lo que no quieras que te hagan // trata a los demás como te gustaría que te tratasen. Y es solo un ejemplo. 

Particularmente creo que el naturalismo es menos maravilloso y brillante, pero más realista. Nos invita a asumir que hacemos el bien o el mal por decisión propia y nos dice que las consecuencias de ello recaen sobre nosotros. Tenemos que vivir con el hecho de que hay gente que hace el mal y posiblemente nunca será castigada, igual que hay gente que hace el bien y nunca será premiada. No sé, será que eso de creer en la justicia cósmica no va conmigo.


Bonus track: Lo más chupiguay de este artículo es que, al final, hace una versión de la apuesta de Pascal para explicar por qué todos (creyentes o no) deberíamos ser buenos. Pascal decía que es más racional creer en Dios que no hacerlo, porque era la apuesta más beneficiosa. ¿Por qué? Porque...

  •  Si Dios no existe...
    • Y hemos creído en él, no habremos perdido tanto, solo nos habremos privado de ciertas cosas en la vida.
    • Y no hemos creído en él, habremos acertado. Y ya. 
Peeeero...
  • Si Dios existe...
    • Y hemos creído en él, el premio es la vida eterna.
    • Y no hemos creído en él , habremos perdido esa vida eterna. Y la vida eterna es, la palabra lo dice, eterna.

Por tanto, parece que la apuesta más razonable es creer. Nos arriesgamos a perdernos ciertas cosas en nuestra vida mundana si nos estamos equivocando pero, si no es así,  el premio compensa, con mucho, el sacrificio: si ganamos, lo ganamos todo y, si perdemos, no perdemos casi nada.

Pues bien, los autores de nuestro ensayo dicen algo así como que tenemos que ser buenos porque oye, quién sabe, a lo mejor el Cielo y el Infierno son reales. Así que, por muy ateo que seas, tú pórtate bien, por si acaso, que con estas cosas mejor no jugársela. 

El problema es que si uno no cree en Dios ya puede venir Pascal mismo a explicarle su argumento, que no va a empezar a creer. Soy de las que opina que la fe religiosa no sale de la razón sino de otro sitio, y que no se puede invocar mediante argumentos racionales. Y lo mismo sirve para esta manera de fundamentar la moral, pues requiere admitir al menos la posibilidad de que Dios, el Cielo, el Infierno y todo lo demás sean reales. Y si no lo crees, no lo crees. No hay manera.

Así que nada, después de este rollo... ¿por qué sois buenos vosotros? Cuando decidís hacer el bien en lugar del mal, cuando vencéis una "tentación", ¿por qué lo hacéis? ¿Opináis que es imposible dar razón de las normas morales si no hay Dios? 

(Si nadie decide opinar después del coñazo que os he metido, lo entenderé... Prometo no volver a hacer esto durante una temporada xDDDDD) **huye haciendo la croqueta**

25 comentarios :

  1. La hipótesis de Pascal tiene un fallo: Los no creyentes que obran bien, en caso de existir el paraíso, si entrarían en el (y además con pase vip) puesto que sus obras hablarían por ellos. Vamos, que tendrían la balanza a tope. Así que no hace falta creer "por si acaso". Creer con el fin de sacar provecho de ello... no sería al contrario un demérito a la hora de entrar en "el reino de los cielos"? Ningún teólogo sabiondo de estos (o aquellos) ha contemplado esta posibilidad?

    Tiene INFINITAMENTE mas valor la "bondad naturalista", en mi humilde opinión. Seguir esa "regla de oro". Pero no por la regla en sí, sino por empatía, no se... desde el corazón.

    A veces se me plantea la posibilidad de joder a quien me ha jodido... y es que no me sale, coño... (claro, son jodiendas relativamente pequeñas, también XP)

    Seré gilipollas, doctora?




    Te quiero, Cachito precioso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí pinchas. Hay que creer para entrar en el cielo según muchas interpretaciones. No vale con ser buena gente. Hay que rendir culto a Dios.

      Pues no sé. Creo que eres buena gente. Si eso supone ser gilipollas o no, ya no sé qué decir.

      Eliminar
  2. Yo lo de las creencias lo concibo simplemente como el negocio más lucrativo del mundo, todas las religiones se aprovechan de las creencias de la gente para ganar dinero, ¿el Papa vive en una casita humilde de adobe con techo de paja? no, tampoco en un piso de 40 metros cuadrados, ni en una favela, por citar algunos ejemplos. Yo en una misa (solo piso una iglesia si es por obligación) vi a una señora poner 20€ en el cepillo de la iglesia, una señora muy muy creyente a la que precisamente no le sobra el dinero, esos 20€ le vendrían muy bien para terminar el mes y ella decidió dárselos a la mayor multinacional del mundo que no le dará jamás nada a cambio.

    A mí cuando me preguntan si creo en Dios contesto que creo en la evolución porque hay pruebas tangibles que lo demuestran, también digo que es posible que pueda existir algo superior al ser humano que nos observa en plan el show de Truman y que vive en otro planeta, yo suelo definirme como agnóstica atea o atea agnóstica.

    (¿Coñazo?, noo, a mí me parece un tema muy interesante).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a veces digo que somos los sims de alguien muy cabrón, ¿eso vale? xDDDD

      Es cierto que alrededor de las religiones se erigen grandes multinacionales rentabilísimas. Pero bueno, podríamos pensar en un mundo en el que eso no ocurriese, y creo que la cosa sería la misma: ser religioso no sería una garantía de ser más virtuoso que alguien que no lo es, ni de tener más razones para ser bueno.

      Bueno, un poco coñazo sí xD :P

      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. Pues yo añadiría que hacer el bien, independientemente de si uno es creyente o no, tiene, en cierto modo, un punto de egoísmo... Sí, porque cuando hacemos el bien ¡nos sentimos bien!... ¿o no?... Cuando podemos ayudar a alguien y nuestra ayuda hace que puedan ser más felices ¿no os sentís más felices también?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces sí. Pero hay veces que no. Hay gente que hace el bien aunque la gente no se lo agradezca, incluso aunque los maltraten por ello. Pero sí, en muchos casos, una de las razones por la que somos buenos es que nos sentimos mejor que haciendo el mal. Luego están, claro, los que disfrutan más de hacer el mal... jajaja

      ¡Mua!

      Eliminar
  4. No tengo respuesta, y lo que "respondo" resulta redundante: hago el bien porque creo es correcto hacer el bien. Aunque no haya premio ¿Y por qué es correcto? Porque haces el bien.
    Lo dicho, redundante, y sin explicar nada XD Pero siempre he tenido eso muy interiorizado, por eso intento hacer el bien (que una cosa es que te lo propongas, y otra que lo consigas... que a veces la vida es muy relativa, y se dice que el camino al infierno está asfaltado con buenas intenciones).
    A mí no me aburren estos temas, y fíjate, que voy a aprovechar para preguntarte una cosa. Corrígeme si me equivoco (seguramente XD), pero yo tenía entendido que Kant fue muy importante porque, aunque él era creyente (¿me equivoco?), en cierto modo fue el primero en introducir una moral por la moral. Sin necesidad de decir "pórtate bien, que Dios después te castiga o premia".
    Y respecto a la lectura, como haya muchos ensayos así aborreceré el libro...
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que darle más al coco, Letraherido, y responder respuestas que, al ser respondidas, la respuesta no sea redundante XD :P Es broma.

      Pues fíjate que Kant es citado como ejemplo de teísta que fundamenta la moral en la escatología. Y aunque pueda parecer que no, así es. Kant saca a Dios por la puerta y lo mete por la ventana. Y la ventana son los postulados de la razón práctica, proposiciones que no pueden ser demostradas teóricamente, pero sin las cuales Kant dice que la experiencia moral no tiene sentido. Y son tres: la libertad, la inmortalidad del alma y la existencia de Dios.

      Ale, ahí lo llevas :P

      Desde luego, qué aguante tenéis... No solo no os quejáis, sino que hacéis como que os interesa XD :P

      Eliminar
    2. Justo tuve exámen de Kant y Marx ayer y me salió la razón práctica de Kant; sinceramente, no entiendo el basar una moral no teísta en un postulado que indica la existencia de Dios. Así que yo, desde mi inclutura, lo considero una explicación de la moral teísta y .

      Eliminar
    3. Tiene sentido. Kant se da cuenta de que, aunque lo importante es el deber, el hombre también ansía la felicidad. Y Dios es una especie de garante de esa conexión entre virtud y felicidad. Aunque no se trata tanto de ganarse el cielo como de merecerlo, ahí está. No es del todo descabellado, pero claro, el teísmo acaba estando ahí.

      Ay, mi niña, que tiene su parte de filósofa... :D

      Eliminar
  5. Yo procuro comportarme -con los demás y en general- como quisiera que se comportaran conmigo. Para intentar aportar algo en la construcción de una sociedad más cívica y educada que nos beneficie a todos. Es aquello del do ut des que decían los romanos, doy para que me des. Que implica un cierto egoísmo, sí, y que puede llegar a ser muy frustrante, también. Pero si queremos un mundo más justo, habrá que empezar por alguna parte. Además me gusta creer que de aquello quese siembra, se recoge. Que no sé si es justicia cósmica o karma o energías varias, pero en la duda, mejor tener el alma/aura/conciencia lo más limpia que se pueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es poder dormir tranquilo por la noche, que se ha dicho siempre. Aunque se ve que hay a quien es difícil quitarle el sueño... xD

      Eliminar
  6. Yo también procuro comportarme como me gusta que lo hagan conmigo, y no hacer daño a mi alrededor, intentar entender que el planeta, la ciudad, lo que sea, es de todos y por eso hay que respetarlo, y eso intento enseñarle a mis hijos.

    Cuando mi peque tiene un arranque de esos sque tiene, siempre le digo: ¿Qué te he dicho? y él me responde con una palabra, palabra machacona que quiero que le entre en la cabeza: empatía. Pues eso.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantas. ¿Quieres ser mi mami? xDDD

      Pues sí. La empatía es muy, muy, muy importante.

      Eliminar
  7. No hay que preocuparse si uno es ateo ateo y no hay ni Dios allá arriba. Pero tampoco hay que preocuparse si uno es ateo ateo y sí lo hay, porque es bondadoso, comprensivo y nos perdonará. Además si somos así (los ateos ateos) es precisamente porque Él nos creó de esta manera (con tara tal vez) con lo cual, si acaso, la culpa es suya.

    Lo que me está costando sobrellevar esta vida y me voy a poner a pensar qué hacer con la eterna... buf.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí. La fe es una gracia divina, y si alguien no la tiene no es culpa suya, por tanto xD

      Lo de esta vida y la eterna me ha dejado sin palabras. Genial xDDD

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. ¿se te suisida el selebro? xD

      :* No te preocupes. Lo entiendo perfectamente XD

      Eliminar
  9. El respuesta teísta no me gusta: según el texto, son buenos porque esperan una recompensa o porque alguien "lo manda". Es decir, que no nace de ellos ni es por respeto al prójimo, sino que son buenos porque esperan que luego les sea recompensado. Es decir, egoísmo puro y duro.

    Me quedo con la naturista. Aunque siempre digo que los conceptos "bueno" o "malo" no son válidos, pues muchas veces depende del punto de vista, del entorno, de la cultura... es complejo. Y actuar como unx espera que lx traten, también es complicado, pues no todo el mundo tiene el mismo punto de asertividad o los mismos intereses u objetivos.

    Al final, intento actuar en base a mi conciencia, sabiendo que tendré que vivir con ello, e intentando no causar daño -o el menor posible- da las personas afectadas, especialmente a las que quiero.

    En definitiva, un follón XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naturalista, no naturista. No he podido evitarlo: me he imaginado una playa nudista llena de filósofos xDDDDDDDDDD

      Sí, sí, es más complejo de lo que pueda parecer. Pero bueno, yo quiero creer que no hace falta que ns premien o nos castiguen para que nos comportemos de una manera adecuada. Eso sí, en base a qué, ya es más complicado xD

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. jajajaja, gracias por la corrección XD

      Aunque, como mínimo, se iban a divertir más en la playa XD

      Eliminar
  10. JAJAJAJA como me he reído con lo de naturista. Yo ni me había dado cuenta XD
    El tema me parece muy interesante y nos adentras con tus palabras a la filosofía y eso es bueno. Aún tengo que mirar el libro aquel que me compré jaja

    Nunca se me había ocurrido pensar que haciendo el bien estaba siendo egoísta xD Aunque es totalmente cierto. Me gusta hacer cosas por los demás y realmente yo disfruto con eso, pero claro también me gusta recibir algo en algún momento xD Es como un intercambio, ya sea con la persona directamente o a través de otra. La convivencia :) Al fin y al cabo todos estamos en el mismo planeta.

    Todo depende de cómo seas, porque como bien dices, hay gente que disfruta haciendo el mal y por eso son malos. Los que disfrutamos haciendo el bien, somos buenos. Dicho así a lo bruto: lo que te pone te define xD Eso es un buen eslogan para una camiseta jajajaja

    No si ves, estas entradas molas, me hacen reflexionar a lo loco xDDDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. ¡Espero que mis alumnos sean tan receptivos! XD

      Eliminar
  11. Yo intento ser lo mejor posible; más que nada porque siento en mis propias carnes el peso de haber hecho algo mal y cómo sigue ahí, da igual el tiempo que pase(6 meses ayer, de hecho) y lo bien que intentes hacer las cosas de ese tiempo a esta parte.
    Es como el fumar, se te pone el pulmón negro y esa roña ya no se quita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muy Once Upon a Time. No. No es así. Los errores a veces no pueden deshacerse, pero tampoco hay que martirizarse la vida entera, darling...

      ¡Besotes!

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...