viernes, 7 de agosto de 2015

A vueltas con los tópicos.

Ay, los tópicos. La sal de la vida. Según como te lo tomes, o te partes de risa o te cabreas como una mona. Hay tópicos de todo y para todo, claro, pero en el caso de lo que debe ser una mujer y lo que debe ser un hombre la cosa ya se dispara. Para muestra, dos botones.

Como ya os he dicho, hace unos días la tía de Jack nos dio dos invitaciones para ir al cine. Jack  tenía muchas ganas de ver Ant-Man, y así lo hizo saber de una manera sutil, abierta a sugerencias y demás:

-¡Ant-Man! ¡Ant-Man!

La tía me miró con compasión y, como conoce bien a su sobrino, me dijo:

-Ya te va a llevar a ver una película de robotitos. O de marcianitos. Desde luego, qué rarito es este chico.

La tía se reía. Lo dice, lo sabemos, por hacerle rabiar un poquito. Y porque desde pequeño ha tenido una obsesión seria con la ciencia-ficción y esas cosas. Lo que no era broma era la compasión, en plan: lo que tienes que aguantar, no poder ir a ver una película "de amor" (como si en ciencia-ficción no pudiese haber de eso) y tener que tragarte estas cosas. 

-Bueno -contesté-, lo bueno de esto es que a mí también me gustan esas cosas y podemos ser raricos juntos.

A ver, que es cierto que estas cosas pasan, yo las veo en algunas parejas. El caso del novio que está amargado porque tiene que ir a ver 50 sombras de Grey con su chica, o el caso de la novia que está amargada porque tiene que ir a ver la enésima entrega de Fast and Furious con su chico. Pero no siempre es así. Me fastidia un poco que se dé por hecho que las mujeres somos de películas románticas y los hombres de acción. A mí me gustan las pelis de superhéroes. Y a Jack las románticas. Y viceversa. ¿Supondrá esto el colapso de la civilización occidental?

Bueno, esto no es más que una anécdota sin demasiada importancia. Lo que sí es importante es que parece no hacerse casi nada (y desde luego, no lo suficiente) para acabar con estos estereotipos y tópicos. 

Por ejemplo, pocos días después fuimos a Mercadona. Estábamos comprando pan cuando me fijé en que había una caja de chuches (cubito, como lo llaman ellos) de Los Vengadores. Una era del Capitán América (<3), otra de Iron Man, otra de Thor... 

-¡Mira, mira, mira! -le dije a Jack.

Y él, como buen consentidor que es, se ofreció a comprármela. Evidentemente, yo no quería, no necesitaba esa caja. Pero me vi obligada a contestar que no me la comprase por otra razón.

-No, esta es la de niño. La de niña es esa.

Y señalé el etiquetado de las cajas. La de niña era, cómo no, rosa y de princesitas. Que a ver, puede parecer una tontería, pero no. Desde muy pequeñajos se nos bombardea y se nos condiciona con expectativas: desde el color de los juguetes hasta los juegos de profesiones, pasando por las tartas de cumpleaños y otros mil detalles. ¿Tan difícil habría sido etiquetar "Cubito Vengadores (o superhéroes)" y "Cubito princesas"?

Pero bueno, yo tengo esperanza. Recuerdo, cuando estaba en la guardería, ver a cuatro niños jugar con un maletín de peluquería, todo rosa él. Peinándose, pegándose rulos en el pelo, dándose con el secador de mentira y mirándose en el espejo. Cuando, por curiosidad, preguntabas qué estaban haciendo, te contestaban con toda la naturalidad a su media lengua:

-Nos estamos poniendo guapos. ¿A que estamos guapos?

¿Y qué iba a contestar yo, con la baba colgando? Pues que sí, que estaban guapísimos. Y ellos, tan contentos, seguían con sus juegos. 

Claro, luego te preguntas en qué momento esos niños empezarán a pensar que el rosa y los sets de peluquería son  de niñas o de "mariquitas". Espero que nunca.

12 comentarios :

  1. JAJAJAJAJAJAJA XD La tita es la tita JAJAJAJAJAJA Hay que tomarselo con humor, son cosas suyas.... Y aunque de un modo algo anticuado, con esa mirada lo que demuestra es que te quiere y se preocupa por ti, :)

    Lo de las cajicas de chuches del super... MAL. SUPERHEROES PARA TODOS! JOLIN! Y princesas, y juegos de peluqueria y coches rapidos y furiosos.... incluso sombras de grey! JAJAJAJAJAJAJA Que de puro malas que son se parte uno el rabazo ;) ;)

    Cada cual que se divierta y tire para lo que le pida el cuerpo, leñe!



    Te amo, sepsi! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja.

      Pues sí. ¡Alegría y despiporre! XD

      Eliminar
  2. En ingeniería siguen mirando a algunas tías en algunas clases sólo por estar ahí (sobretodo si en esa clase en particular hay pocas).
    Que el mundo está loco, sin más; no hay que darle vueltas.

    ResponderEliminar
  3. A mí lo de los kubitos del mercadona me pone negra ¬¬

    ResponderEliminar
  4. Pues qué voy a decir, si tienes toda la razón. A ver si los tópicos se acaban ya.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil. Pero bueno, el primer paso es darse cuenta de que son tópicos.

      ¡Besos!

      Eliminar
  5. Creo que ya hemos hablado de esto en alguna otra ocasión. Que si el café con leche con sacarina para ella y el cortado para él, que si la cerveza para él y el agua para ella... Puaj... qué asco...

    A mi hija, de pequeña, le gustaban los coches. ¿Y qué problema hay?. Su color favorito es el azul, desde siempre. Las princesitas y el rosa le gustó muy poco tiempo. Yo he dejado que jugase con lo que más le gustase, independientemente de que se considerase juegos de niños o de niñas. De hecho, su favorito era un pequeño coche de metal azul, del cual nos deshicimos hace aún un par de meses...

    No creo que se acaben nunca los tópicos. Y los anuncios tampoco ayudan mucho, la verdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y volveremos a hablar, seguro.

      Has hecho bien con tu nena, claro que sí. :) No todos los padres son capaces de lidiar con eso...

      Eliminar
  6. Creo que ya hemos hablado de esto en alguna otra ocasión. Que si el café con leche con sacarina para ella y el cortado para él, que si la cerveza para él y el agua para ella... Puaj... qué asco...

    A mi hija, de pequeña, le gustaban los coches. ¿Y qué problema hay?. Su color favorito es el azul, desde siempre. Las princesitas y el rosa le gustó muy poco tiempo. Yo he dejado que jugase con lo que más le gustase, independientemente de que se considerase juegos de niños o de niñas. De hecho, su favorito era un pequeño coche de metal azul, del cual nos deshicimos hace aún un par de meses...

    No creo que se acaben nunca los tópicos. Y los anuncios tampoco ayudan mucho, la verdad...

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...