miércoles, 4 de diciembre de 2013

Planta un árbol, escribe un libro... lanza una botella.

Seguro que habéis oído eso de que antes de morir hay que plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo. El dicho se atribuye al poeta cubano José Martí, pero hay también quien lo relaciona con un relato de Mahoma.En cualquier caso, venga de donde venga, es algo bastante común. Desde luego, no es una lista inobjetable, pero tiene su sentido.

Plantar un árbol es la manera de seguir haciendo el bien tras la muerte. Un árbol beneficiará a otras personas tras nuestra muerte. Su sombra, sus frutos, podrán aliviar a otros. 



Escribir un libro es la manera de seguir compartiendo nuestra sabiduría tras habernos ido. Cuando ya no estemos, podremos seguir comunicando nuestros conocimientos o vivencias a través de las páginas.


Tener un hijo es la manera de seguir viviendo. En un hijo no solo vive nuestra herencia genética, sino también nuestro ejemplo, nuestras enseñanzas, la memoria de nuestras obras,...



Pues bien, aunque como ya digo no es una lista a la que no se le pueda poner ningun pero, y aunque no creo que sea de obligatorio cumplimiento, yo doy por satisfechos dos de los tres mandatos. 

He plantado un árbol. Un pino, en concreto. Cuando lo planté éramos igual de altos y ahora casi me dobla la altura. 

Aunque no he escrito un libro, me han publicado un artículo, y eso a mí ya me vale. Y, además, si no pasa nada, habrá un relato mío en la antología "Diciembre". Y luego están los blogs. Vamos, satisfecho, más que satisfecho. 

Me falta lo del hijo, pero de momento eso va a tener que esperar por un tiempo indefinido. 

Lo que ocurre es que esta lista puede modificarse. Estoy segura de que se os ocurren multitud de cosas que hacer antes de morir. Yo siempre he querido hacer algo, y tengo que hacerlo un día de estos: lanzar un mensaje en una botella. 

¿No os parece algo de lo más romántico? Es lanzar algo tuyo a un viaje por el espacio y el tiempo, pues no sabes quién, dónde ni cuándo la recogerán. Ni siquiera si la recogerá alguien. Y es un gesto que encierra un poco de fe en el destino -cosa en la que yo no creo, pero en fin-, en tanto que albergamos la esperanza de que la persona a la que ese mensaje vaya a llegar sabrá apreciarlo. 


Lo tengo todo pensado. Un día compraré una botella de algo alcohólico y me la beberé entera, preferiblemente en buena compañía. Conociéndome como me conozco, la botella será de sidra: no es glamuroso, pero bueno, a mí me encanta. Después la enjuagaré bien y cuando seque, introduciré en ella un mensaje escrito, en parte, por la acción del alcohol, y en dos lenguas: castellano e inglés. Después, taparé bien la botella y la lanzaré, a poder ser desde algún lugar lejano, en un viaje. Y habré cumplido mi deseo. Entonces podré empezar a fantasear con la persona que la encuentre y lo que pasará después. Y tendré historias para toda la vida. 



Y vosotrxs, ¿tenéis algo así, un poco tonto, que queráis hacer antes de morir?

11 comentarios :

  1. Qué bonito... Nosotros habíamos pensado en hacer una especie de "cápsula del tiempo", pero se ha demorado bastante pensando en dónde enterrarla... U_u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cápsulas del tiempo molan también :) *____*

      Eliminar
  2. Aparte de lo que te he dicho en secreto, no se.. muchas cosas supongo.

    Pero lo que si se es con quien me gustaría hacer muchas (si no todas) esas cosas...


    <3

    ResponderEliminar
  3. Ai jo, qué bonito *____*
    Pues la verdad es que yo no he pensado en nada xDDDD soy un poco rancia.
    Creo recordar que plantamos árboles en campamentos. Publicar, solo publico en el blog xD pero en el taller de dibujo se supone que publicaremos un fanzine, así que eso se solucionará en unos meses xDD
    Tendré que pensar en algo para sustituir a lo del hijo :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, no es obligatorio xDD Pero es curioso. Seguro que has pensado alguna cosa que te gustaría hacer, lo que pasa es que ahora no se te ocurre XD

      Eliminar
  4. Qué bonito, me encanta tu idea de la botella *____*
    Yo no he cumplido nada de esto, aunque de pequeña planté una Buganvilla en un terrero por debajo de mi casa, nos sobraba una plantita después de haberlas plantado en mi casa y fuimos al terrero a aprovecharlas. Durante unos años la Buganvilla fue creciendo y se puso preciosa, enrollándose en un poste que habiamos clavado junto a ella, pero entonces fabricaron en el terrero y donde antes estaba la planta ahora hay bloques de edificios :(
    Lo de escribir un libro, estoy en ello! Y lo de un hijo, también debe esperar un buen rato.
    Mi novio y yo siempre hablamos de una cápsula del tiempo, pero no aqui, sino en algún viaje en el que lo pasemos tan bien que queramos volver en unos años, y podamos encontrar lo que enterramos :)
    De pequeña también hice una cápsula con mi mejor amigo del cole, pero pasó lo mismo con la planta, ahora tiene cemento encima :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolín con el cemento. Mi esperanza es que no pongan cemento sobre el mar...u.u XD

      Eliminar
    2. En Gran Canaria hay playas, cemento y alquitrán :(

      Eliminar
  5. Pero qué bonita idea *.*

    Yo el bebé lo llevo en camino, el árbol difícil dada mi mala relación con el mundo vegetal y el libro... algún día, algún día; aunque sea un relato ^^

    Como momento cursi-chorra pusimos el candado en el puente de Roma y tiramos al llave al río :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jate tú... jajajaja Aunque eso es un poco "mainstream", no? jajaja

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...