sábado, 11 de mayo de 2013

Algo habrás hecho.


Pues eso. Que me encantan. Que cada vez que me topo con uno me da una cosilla por dentro que yo que sé que qué sé yo. La última vez fue ayer. Acompañé a mi madre a comprar a un comercio local, cosa que no creáis que me gusta demasiado, más que nada porque pasa una hora fuera, de la cual de 10 a 20 minutos son empleados en comprar y el resto, en parlotear. Que yo entiendo que a la gente le guste charlar, pero a mí no me gusta escuchar esas conversaciones. Prefiero mil veces estar en casa leyendo. 

La cuestión es que ayer el tema de conversación fue lo muchísimo que el tendero ha trabajado para levantar y sacar adelante su negocio y su familia. Nos contó lo muchísimo que se había gastado en las carreras universitarias de sus hijos, dos hijos que estudiaron por la privada y lo muchísimo que había gastado en mantener a su hijo los tres años que pasó opositando. Mi madre me miraba como diciendo: "¡Hija mía! Si tú en estos años no me has pedido un duro..." Acto seguido, empezó a contarnos cuánto había gastado en comprar materiales para vender, cómo de pluriempleado estuvo al principio para poder montar el negocio y demás. 

Conste que yo reconozco que esta persona ha trabajado mucho, no niego nada de eso. El problema vino después, cuando dijo algo como esto...

- Por eso yo cuando la gente me dice que tengo suerte, les contesto que de suerte nada. Que si todo el mundo trabajara como yo he trabajado, todos tendrían la suerte que yo he tenido. 

Y no me pude aguantar, qué queréis que os diga. 

- Bueno, llámalo como quieras, pero hay gente que trabaja y le viene todo de culo, por más que se esfuerce, y no consigue levantar cabeza. Tú por lo menos tienes la suerte de haber visto recompensado el fruto de tu trabajo...

¿Sabéis? Aquí la gente no lleva muy bien que le repliquen. Son muy intensos. Se ponen muy nerviosos, como si les hubieras insultado, como si todo fuera un ataque personal. Así que, en ese estado de acaloramiento típico, me respondío algo tal que así:

- Es que no vale con trabajar, tienes que trabajar bien, y buscarte la vida bien. Y saber lo que haces. Que hay que sabérselo ganar.

Vamos, que en resumen, me dijo que él sabía ganarse la vida, y por eso estaba bien, y los que estamos mal (parados, desahuciados, autónomos arruinados porque tienen que cerrar, etc.) es porque no trabajamos o no lo hacemos bien (¡como si nos dejaran!). Porque no nos sabemos buscar la vida. Pues nada. Hay mucho inútil suelto por España, por lo que se ve. (Y no digo que esto no sea verdad, lo que pasa es que a lo mejor los inútiles no somos precisamente los parados...)

La conversación siguió por el mismo camino, es decir, la defensa de que él era Antoñito el Fantástico, una persona de confianza, un hombre que se viste por los pies, y que por eso le iba bien. Y que el que no estaba bien, pues algo habría hecho. Pues nada, Antoñito, sigue acomodado en tu fantasía de que el mundo es justo y da a cada uno lo que merece. Dormirás más tranquilo, pensando que si sigues como hasta ahora nunca va a pasarte nada malo. Pero un día a lo mejor te desengañas. Y a lo mejor es el día en el que uno de esos inútiles que no sabe ganarse la vida se sienta ofendido y te dé lo que él cree que te mereces.

16 comentarios :

  1. Pues Antoñito el Fantástico con su formación de hace décadas (que seguro que es ninguna) le hubiera tocado ser joven y emprender un negocio en estos tiempos, ya veríamos como no opinaba lo mismo. Esa hipocresía de gente de mediana edad tirando a mayor, que ha tenido trabajo porque no les tocó vivir la crisis que nos has tocado ahora (incluyo a mi padre que trabajaba en un sector en el que ahora requieren carrera y máster, y él entró por enchufe) me crispa bastante.
    Pero mas me crispa cuando esa teoría la escucho de una persona de 24 años que me dice:
    "Pues si cuando termine la carrera no tengo trabajo, pues estudiaré otra y así sucesivamente hasta que termine la crisis. Lo que no voy a hacer es irme a la Puerta del Sol a protestar"

    A lo que yo contesté que todos no tenemos la posibilidad de que nuestros padres nos paguen 3 carreras; pero este chico nada, que se ríe del paro y de la crisis porque dice que el que no tiene trabajo es porque no quiere.

    Puff me estoy poniendo mala de recordarlo ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, antoñito el fantástico casi no sabe escribir, pero se jacta de que los bancos son buenísimos y que le ha llegado a tener simultáneamente varios préstamos. Si tuviese que ir ap edirlos ahora...

      En fin. Del estudiante perpetuo, mejor no digo nada.

      Eliminar
  2. Ese es el conformismo típico de aquellos que no quieren ver lo que está sucediendo, que se piensan que la gente se queja de vicio y que todos los que no son como ellos son vagos y maleantes. Pues vale, muy bien. Habrá que creer en la justicia cósmica y en que, en algún momento, se darán de bruces con la realidad.

    (Yo es que si no creo eso, pues ya desesperación modo ON y tal)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que también es más gratificante asentarse en esa creencia...

      Eliminar
  3. Me parece a mí que a la gente no le gusta que le repliquen ni allí ni en ningún otro sitio que yo conozca.
    Pero vamos, que el Antoñito se debe pensar que la justicia divina y el karma se hicieron para él y la gente como él, esto es como lo de la religión y las profecías. Esa gente envenena mi alma porque es como hablar con un muro, con un ser unicelular, con una bacteria. Y ya no hablo de ignorancia, que hay ignorantes que quieren aprender y saben escuchar y empatizar. Hablo de tozudez. Y no es más que una autoexcusa para presentarse delante de la gente como alguien noble, justo e inocente, como si realmente tuviesen que defenderse de algo.
    En fin, que me enciendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sujeeeta los ponis, sister! xD No, pero tienes toda la razón.

      Eliminar
  4. En fin... que hay gente muy tontaca xD
    Ya han dicho todo las demás e_e no estoy muy pallá a estas horas xDDDD
    Tu lista de blogs no me quiere, sale la actualización de hace un mes e_e

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ostras... u.u' También me pasó que no me actualizaba el feeddemon... Cambiaste el feed o algo? Voy a ponerte de nuevo :D

      Eliminar
  5. Desde luegooo,lo que hay que oir,la gente que se da tanto autobombo,ainss,ese señor será votante de Marianico,of course,y todo va bien,y los recortes genial y es lo que hay que hacer para salir de la crisis,lo que diga la señora alemana,etc,etc...a ver,que claro que todo lleva un esfuerzo y que si tienes una tienda hay que trabajar sabados y domingo si hace falta,pero vamos,trabajar y esforzarnos y pagar impuestios y No ROBAR eso,lo hemos hecho muchos,la mayoría, y no lo vamos publicando,lo sabemos nosotros,dormimos con la conciencia muy tranquila,por eso protestamos porque vemos la desfachatez con que han robado y defraudado otros,y tan panchos oye...y se consiente y encima se aplaude,cojonudo.
    Nunca había oido lo del chico jóven ese que si no tiene trabajo estudia otra carrera pero NO protesta,clarooo,como se nota que papá y mamá tienen dinerín para pagarle una carrera más o el máster eh??y otra y las que hagan falta,hay gente que viven en los mundos de yupi¡¡¡¡
    A mi lo más gordo que tuve que escuchar de alguién de 40¡¡¡¡agárrate¡¡¡es que ojalá que quitarán la SS,total,para lo que vale..mejor pagaba su seguro privado que era bueniiisimoo y la atendían mucho mejor¡¡¡¡¡y me lo dijo a mi¡¡¡me dieron ganas de llorar...cómo no vamos a estar como estamos,si es normal,con gente asi,como el Antoñito fantástico,mucha gente jóven que no protesta,y mucha otra de mediana edad acomodadiiisima que se lo creen todo???no se da cuenta mi amiga de 40 que si tiene un cáncer su seguro bueniisimo privado le va a mandar al mismo Hospital público que al mio???y que le van a decir adios muy buenas,su seguro queda cancelado,bye,bye,no nos interesas ya,nos sales muy cara.Y el resto de personas que no se pueden permitir pagar ese seguro???la SSoc la mandamos a tomar vientos????mira,no sigo,no sigo,que me pongo mala,de verdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mec, error. Es votante socialista. Jaja.

      Desde luego, la gente que prefiere encomendar su salud a una empresa que es un negocio, que a lo público, que presta servicio, noo entiende a lo que se arriesga... Eso ya sin hablar de lo que pasa si no puedes pagar el seguro privado. Pero bueno, así vamos.

      Eliminar
  6. Bettie, es que hay que ver, tú también las cosas que tienes!! Con lo fácil que es trabajar, llegar a fin de mes, lo fácil que es que en tu trabajo te paguen, no te exploten, con lo sencillo que es decirle a los del banco que ahora no, pero que ya se lo devolverás...

    Hoy estoy en un día agresivo, así que mejor me ahorro lo que le diría/haría a Antoñito el fantástico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hija, es que no te has dado cuenta de que soy INÚTIL INTEGRAL? Por cómo me va la vida debo de serlo. Por eso no entiendo que sea tan fácil. Pero que seguro que lo es, lo que pasa es que yo soy tonta.

      Eliminar
  7. La teoría de la gente que tiene un trabajo estable: "si no trabajas es porque no quieres, en mi época había trabajo para todos y se hacía sin poner malas caras". La clave está en época, en la época actual muchas empresas aprovechan la crisis para reducir plantillas y no hacer contrataciones, ya no es culpa del simulacro de gobierno que tenemos sino de las propias empresas que son las que tienen que generar puestos de trabajo. Y si eres autónomo tienes menos derechos que un perro.

    Mi abuela es una de esas personas, no entiende que aunque tengas una carrera no tienes trabajo, para ella es que elgiste mal y que tenías que haber estudiado Farmacia o Químicas como si ellos tuvieran trabajo.

    Yo reconozco que mis padres me ayudaron a pagar la carrera, no tuve becas de ningún tipo porque no tenía derecho a ellas, no me pude ir a estudiar fuera de Asturias porque no tenía dinero suficiente, luego aquí te encontrabas con unas injusticias enormes, había unas becas pagadas con fondos mineros que tenían derecho a ellas hijos de personas prejubiladas de la mina que igual ganaban más de 3.000€ al mes y X personas enchufadas cuya familia el único contacto que tuvo con la mina fue visitar un museo que hay sobre la minería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo que estamos viviendo ahora los jóvenes es muy gordo. Yo no digo que la gente mayor no haya pasado por dificultades, claro que sí. Pero mi propio padre lo dice: hemos sido pobres, pero nunca nos ha faltado trabajo para ir tirando, aunque fuese mal.

      En cuanto a lo de las becas o no becas, no considero una deshonra que unos padres paguen la carrera a sus hijos. Creo que la educación es una prioridad.En cuanto a lo de las becas, también hay tela que cortar. Yo, dentro de lo que cabe, no he tenido mala suerte... aunque ha habido años que he ido hasta el cuello y más allá.

      Eliminar
  8. Para analizar el comportamiento de alguna gente en nuestros pueblos (yo soy de pueblo y vivo en un pueblo) va muy bien aquello de los grados de desarrollo moral de Kohlberg (que, por cierto, es un buen comodín para casi todos los temas de ética). Vivimos entre demasiada gente preconvencional y convencional y tú, es evidente, eres posconvencional. Ante esa realidad creo que es buena la asertividad, una suerte de elegancia dialéctica que los psicólogos han hecho suya y que consiste en el método socrático mezclado con algunas artimañas sofísticas. Al final, los catetos mentales (ojo, se puede ser cateto viviendo en Castellana) acaban por clavarse a sí mismo el aguijón y con cara de tontos (aunque esto último ya lo suelen traer de serie). Por otro lado, estos liberales de la meritocracia son los que peor lo están pasando, porque cuando se les gira la tortilla, la disonancia cognitiva (por seguir con la jerga psi) es tan brutal, que acaban hinchados a prozac para poder seguir con sus vidas.

    Santi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la hinchazón de Prozac se ve mucho últimamente. Y lo de postconvencional, pues no sé, sin mérito. Se dice por aquí que a la fuerza ahorcan.

      El problema, o al menos tal y como yo lo veo, es que hay gente que no admitirá nunca que se ha clavado el aguijón. Les va la salud mental en ello. Entonces por mucha asertividad que pongas en juego -yo lo intenté, lo prometo XD- no hay manera en algunos casos. Cerrilismo puro y duro. Vamos, incapacidad de dar un paso que nos saque fuera de nuestras creencias aceptadas.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...