lunes, 26 de octubre de 2015

Nubes.

Ya lo he dicho alguna vez. Una de las cosas que tiene esta profesión es que nunca dejas de sorprenderte. En muchas ocasiones, y cada vez más, a medida que ganas experiencia, encontrarás en los adolescentes la reacción que esperas. Pero nunca será así al cien por cien. Siempre habrá reacciones que no esperas. A veces para mal, claro, pero otras veces para bien. Siempre es agradable que a una la sorprendan para bien, por supuesto, pero cuando ocurre en un aula, cuando son los alumnos los que sorprenden al -supuestamente, en mi caso- experto profesor, la situación tiene algo de mágico.

Quiero que veáis este vídeo, por favor.




Luego me decís si habéis llorado :P


En clase hemos estado viendo Arrugas (mis chicos pequeños y yo). Cuando vemos películas la norma es que hay que guardar silencio, a no ser que quiera hacerse alguna aportación importante. Los chavales estaban atentos a la historia de Loli y Modesto, con los ojos como platos. Y cuando Modesto descubrió su truco para conquistar a Loli una voz rompió el silencio.

-Pues yo habría hervido agua, habría metido el vapor en una botella y se lo habría llevado -dijo uno de mis chicos. Es un niño dulcísimo, bien educado y sensible, pero que parece tener un imán para los problemas. 

-Pues yo le habría llevado una nube de azúcar -dijo otro. Este es muy niño, más bajito e infantil que el resto de sus compañeros, pero un cielo.

-Pues yo le habría hecho un dibujo. Pero un dibujo bonito -apostilló otro, un chicarrón de pueblo que no destaca precisamente por su delicadeza. 

-Pues yo habría hecho una nube con algodón -añadió otro, un repetidor que, al parecer, no hace más que dar problemas pero, vaya, debe de ser que nos ha salido cinéfilo. 

Tuve que parar la película un par de minutos ante el aluvión de propuestas. Y luego dicen que el romanticismo ha muerto (aunque cuando trato con los mayores, a veces pienso que sí ha muerto...)

Cuando acabó la clase el primero que había hablado se acercó a mi mesa y me dijo:

-Maestra, tengo que pensar otra cosa. Si meto vapor de agua en la botella, se enfriará, y cuando se lo dé a la chica, solo habrá agua... 

-Tienes razón -le dije-, vas a tener que seguir pensando.

Y se marchó del aula meditabundo, con paso lento, como si resolver ese problema fuese más importante que el recreo o la cola que se habría montado en la cafetería. 

Tengo que salvar estos retales. Son maravillosos. 


16 comentarios :

  1. JAJAJAJAJAJAJA Que bonicos los nenes! :D Apunta, apunta! Todos estos pequeños retales son los que tienes que recordar en los malos momentos. Te ayudarán a pasarlos mejor y a ver que aunque el cielo se ponga negro, también está lleno de estrellicas ;)

    Te quiero mucho, mi vida! Mil millones de besos! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Sí. Lo que pasa es que ya sabes cómo soy. Que si me pongo a malas, ni veo estrellas, ni cielo, ni leches XD

      :P

      Eliminar
  2. Sí, definitivamente he llorado, pero no por el fragmento de peli, sino por tus alumnos, porque pensamos que hay determinadas cosas que no les afectan y sí lo hacen. Por cierto, me acabo de acordar de un corto, no sé si lo conoces, o si hemos hablado de él, pero me parece genial para valores. El año pasado se lo puse a todos mis alumnos, porque vivo en un sitio bastante machista y homófobo, y les gustó mucho. Si no lo conoces, da muchísimo juego.

    https://www.youtube.com/watch?v=eBnmdlznXmU

    Besos, profe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. En ese sentido me estoy sorprendiendo mucho, porque cosas que pensaba que no les llamarían la atención, sí les están gustando.

      Me guardo el corto para verlo luego, porque supongo que acabará puesto en clase :)

      ¡Besotes, profe!

      Eliminar
  3. Maestra *.*
    Estas conversaciones transcendentales son las que dan la vida!! Guárdalas todas, que inclinarán la balanza hacia lo positivo siempre :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad es que son geniales. :) ^^

      ¡Besotes!

      Eliminar
  4. Voy a confesarte que no he llorado (ya me llegó ayer con Bajo la misma estrella...), pero me ha gustado mucho.

    Los niños nunca dejan de soprendernos... y si algún día llegan a hacerlo, es que el mundo se ya no es mundo...

    Guarda, guarda todos esos retales. Son un tesoro incalculable...

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Bonia anécdota y bonito(s) vídeo(s).
    :)

    ResponderEliminar
  6. Aaaw, qué lindooos <3
    Esos momentos deben ser preciosos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de cal y otra de arena, eso me dan ellos, mi amoooor xDDD

      Pero es genial ver cómo se sorprenden con las pelis y esas cosas ^^

      Eliminar
  7. Buena película Arrugas...

    Y mágico ese momento con tus chicos. Guárdalos y explícalos, aquí tu público es fiel ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Buena peli y buen cómic XD

      Ya os iré contando :) ^^ Gracias por la fidelidad, a las duras y a las maduras ^^

      Eliminar
  8. No he visto el enlace (me declaro culpable).
    Pero me ha encantado el chico del vapor... Pensamiento científico (no quiero decir que de ciencias/letras/el más allá). Se ha hecho una pregunta, ha planteado una hipótesis, ha descubierto que igual no era la correcta... Sigue buscando. Pensando.
    Objetivo cumplido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. No estuvo mal. Además, fue totalmente inesperada esa reacción :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...