martes, 6 de octubre de 2015

Libro: El profesor, de Frank McCourt







Esta lectura es una de esas que no esperas hacer. Mas que nada, porque no sabía ni que este libro existía. Acabé con él entre mis manos por pura casualidad, y ha sido una feliz casualidad, todo sea dicho.

¿De qué va el libro?

Frank McCourt, conocido por ser el autor de Las cenizas de Ángela (novela en la que cuenta su infancia en Irlanda), se dedica en este libro a narrar su experiencia como profesor de secundaria en varios institutos de Nueva York.

Hablando del libro...

No lo pospongo más: el libro me ha gustado. Una servidora tiene debilidad por las historias de profesores, (qué le vamos a hacer, deformación profesional), pero no siempre encuentra algo que merezca la pena. Cuando lees libros de profesores a veces te pintan la profesión como algo maravilloso, estupendo, mágico y genial. También te dicen que es duro, porque nadie quiere admitir que hace un trabajo fácil, pero no te hablan de las dificultades.  Ocurre en ocasiones, también, que el protagonista es un súper-maestro, alguien que ha debido de nacer con el superpoder de dominar todas las artes de la docencia y que, mediante técnicas más o menos variopintas, consigue llevar a todos sus alumnos por el buen sendero hacia el aprendizaje y el éxito. Este tipo de libros no me gustan, más que nada porque no me los suelo creer.

Este libro no cae en esos vicios. Nos habla de aulas con pocos recursos materiales, de ambientes de trabajos diversos (institutos en los que el equipo directivo era más colaborador, otros en los que actuaban de vigilantes de los profesores, básicamente, institutos de formación profesional o institutos que dirigían a la universidad,...),  de dificultades (que las hay en todas partes), de fallos y de aciertos. Frank McCourt se muestra como un profesor inseguro, se califica varias veces de farsante, porque así se sentía, y carga durante buena parte de su carrera con la culpa de no ser un profesor como Dios manda. Solo hacia el final de su carrera, con muchos años de experiencia, se ve a un Frank McCourt más seguro de sí mismo, consciente de que él es como es y no puede ser otro, y de que sus métodos son algo extraños, pero funcionan y, por tanto, sirven. Pero ese trayecto es un trayecto de muchos años. Muchos. 

Supongo que me reconozco en la narración de los primeros años. Que comparto incertidumbres e inseguridades, así como algunos dejes de McCourt, como lo que el llama "falta de ambición", aunque a mí no me parece tan falto de ambición. Por otro lado, parece que hay que estar muy loco para querer ser profesor toda la vida... :P

Resaltaría una parte del prólogo. Él habla de cómo escribir Las cenizas de Ángela le abrió muchísimas puertas que hasta entonces habían estado cerradas para él. Como llegó a ser famoso. Y después habla de los profesores novatos que, aunque muy "soterrado" tienen cierta esperanza de convertirse en grandes profesores, de que todos sus alumnos los quieran, de que sus compañeros reconozcan su labor, de que las juntas de Educación valoren su esfuerzo y sus métodos, de que los premien y los pongan como ejemplo y de convertirse en protagonistas de una película sobre su labor como docentes. Todo esto lo hace con ironía y recochineo, claro, como diciendo que la enseñanza es lo más importante que ha hecho y que, a pesar de todo, no ha sido por eso por lo que se le conoce y reconoce.

En fin, un libro entretenido, ameno, en el que se combina crudeza con ironía y un sentido del humor que hace uso sin problemas del autoescarnio. Supongo que aprender a tomarse las cosas a risa es una habilidad muy importante entre los docentes :P



Os dejo un trocito...


Ahora creo llegado el momento de reconocerme al menos una virtud: la terquedad. No tiene tanto glamour como la ambición, el talento, el intelecto o el encanto, pero no deja de ser lo único que me sacó adelante a lo largo de los días y las noches.

En resumen, este libro...

4.5/5


Ahora voy a leer... No tengo ni idea. Ya veremos. Estoy muy indecisa con las lecturas últimamente, ea.

16 comentarios :

  1. Mira a ver un novelón de estos, como El jilguero, El secreto, o, mejor aun, Middlesex.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El jilgero ya lo tengo leído, profeeeee xD

      Middlesex lo tengo pendiente, pero aún no me he hecho con él. Lo tengo que buscar :)

      Eliminar
  2. Pues parece interesante. Celebro que te haya gustado.

    Yo tengo pendiente de leer, desde hace mucho tiempo, Las cenizas de Ángela...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo, y yo. Pero mira, he empezado por el final xD

      Eliminar
  3. ¿Y D'Artagnan? Yo estoy en fase de sequía... ¡Pero volveré!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tengo ahí, aparcado, reuniendo ganas para volver a Dumas XD Pero lo leeré. Quizás en navidad. Ahora, con eso de madrugar y las cosas esas, no quiero abordar libros más gorditos.

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo y pensaba que era el único que lo pensaba XD Las historias de buenos profesores las veo algo irreales... son perfectos y todo les sale bien. Yo no creo que el buen profesor sea ese "héroe encantador de serpientes", porque hasta los mejores han tenido algún mal momento.
    Por cierto, ¿has visto La sonrisa de Mona Lisa? También de una profesora. Tuvo críticas negativas un tanto negativas. Es verdad que le falta un hervor para convertirse en una gran película, pero oye, a mí me dejó buen sabor de boca XD Tampoco es ninguna basura. Y hubo una escena que me marcó, aunque no te diré cuál para no spoilearla.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí la he visto, aunque si te he de ser sincera, no recuerdo demasiado. Aunque sí me pareció una película que se dejaba ver :) Ya te preguntaré por esa escena XD

      Eliminar
  5. Si quieres leer algo que enganche y que se lea rápido, prueba con Un hijo, de Alejandro Palomas, lo leí hace un par de días y me ha encantado ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora tengo cosicas acumuladas. Pero tomaré nota ;D

      Eliminar
  6. Yo te recomiendo leer a Ignacio Martínez de Pisón.
    Éste de El profesor me lo voy a leer, me siento totalmente identificada (aún sin haber sido profesora) con lo que dice.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que cuando lo cojas, te guste :)

      ¿Algún título en concreto de Martínez de Pisón?

      Eliminar
  7. Me gustó mucho en su momento Las cenizas de Angela pero su continuación Lo és, me decepcionó bastante. El tema de este sobre su experiencia como profesor me parece interesante, quizá vuelva a darle otra oportunidad. Tomo nota.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leeré esos dos en algún momento. No sé cuándo, pero los leeré XD

      Eliminar
  8. Puestos a seguir con lecturas sobre docencia te propongo, aunque probablemente ya lo has leido, "Historia de una maestra" de Josefina Aldecoa. Y si te gusta, puedes animarte con la triología completa.
    Te recominendo también "La mestra" de Victor Gomez Labrado. Está escrito en catalán/ valenciano, y no se si lo encontrarás en castellano, pero cuenta la historia de una profesora rural en los últimos tiempos del franquismo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo leí, y salvo el principio, no me pareció la gran cosa. No sé. ¿Es una trilogía? No lo sabía xD

      Me apunto La mestra. A ver si le quito óxido a mi valenciano xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...