domingo, 27 de enero de 2013

Despedida a la francesa.

Un dato más sobre mí: odio las despedidas. Las odio con todas mis fuerzas. No las despedidas esas de "hasta dentro de una semana", o hasta dentro de "dos meses". Sino las despedidas de "no sé hasta cuándo". Las odio. Y aquí parece que decido ahorrarme la inteligencia emocional, que tengo poca y no quiero que se gaste. Como no me gustan las despedidas, las evito. 

Huye, insensata!
Y así me he ido de Valencia, la ciudad en la que he vivido durante más de 6 años, sin decir adiós y sin hacer ruido. Muchos de mis amigos y conocidos (aunque no tengo muchos amigos y conocidos) ni siquiera sabían que nos estábamos mudando. Pero incluso entre los que sabían lo que había, no sospechaban que yo me marchaba hoy. Este es el caso de la familia de Jack. Así que no sé qué habrán pensado cuando hoy, a la hora a la que se suponía que debíamos llegar a comer, ha llegado él solo.  Soy una malqueda, ¿eh?

En fin, ya estoy instalada. De momento bien. Supongo que mi madre, a sabiendas de que no lo estoy pasando muy bien -aunque me estoy haciendo la machota que da gusto, os lo prometo- me trata como si fuese medio inútil. No me deja hacer nada, no quiere que me esfuerce demasiado. No sé. Supongo que cambiará pronto... Supongo que en cuanto esté todo lo de mi mudanza "colocado". Lo peor va a ser encontrar sitio a mis libros... Afú. Ya he sacado la libreta de las opos, en cuanto pueda empiezo con ello. Espero que a mediados-finales de esta semana, o principios de la que viene.

Mañana hago una primera parada: el paro. Voy a apuntarme aquí, por lo que pueda surgir. Y después, a seguir colocando cosas. No queda mucho, aparte de los libros, un par de cajas. Aún me sigue sorprendiendo lo rápido que se empaqueta la parte material de una vida, lo poco que ocupa, después de todo. Y lo poco que importa. Lo poco que seguiría importando aunque ocupase más. 

Pues sí, hoy me he despedido a la francesa. Sin mediar palabra. Y en momentos como este lo que se me ocurre es que a lo mejor este país necesita que se haga alguna cosa más al estilo francés. No sé si se arreglaría algo, pero, ¡jó! yo hoy me quedaba de un a gusto...

 

 



16 comentarios :

  1. Me alegro que lo estés llevando bien, como una machota jaja
    Me encanta el libro que estás leyendo, pero de ese autor prefiero "Lo que podríamos haber sido tú y yo si no fueramos tú y yo"

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún no lo he empezado, Macarena... Ahora mismo voy a ver si leo unas páginas :)

      Eliminar
  2. Bettie, bien-llegada a tu otra casa :)
    Besos mil...

    ResponderEliminar
  3. Todo va a ser para bien y para mejor, estoy segura. Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien me quedaria muy a gustito con alguna francesada de esas, sí.
    Las despedidas,sobre todo las forzosas son horribles, se me puesto un nudo en la garganta al ponerme en tu lugar.
    Mucho animo guapa y un abrazo.
    No es el fin del myndo, pero imagino y comprendo que hoy te sentiras desconsolada....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es el fin del mundo, pero sí de mi mundo tal y como lo conocía. Eso es bastante, oye XD

      Eliminar
  5. No se han molestado para nada.

    Esto es una mierda...


    Perdón.



    TQMBB

    ResponderEliminar
  6. mucha suerte! :*
    (soy escueta, pero me salen demasiadas palabras tristes y no quiero escribirlas xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. haces bien, que con las tristezas me apaño yo bien sola XD

      Eliminar
  7. Espero que hoy estés algo animada. Al igual que Lansy soy incapaz de escribir algo más :(

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...