viernes, 18 de enero de 2013

Sobre el cierre de PAC (Urgencias) en los pueblos de Castilla-La Mancha. Una historia real.



Ayer vi un vídeo realizado por la Plataforma por las Urgencias de Tembleque, un pueblo de Toledo. No pude evitar derramar una lágrima. Tengo que decir que esas madres, o son muy buenas actrices, o realmente veían una probabilidad alta de que algo así ocurriese, porque se puede palpar su angustia y su miedo.


En el video una niña pequeña tiene un accidente, se cae de un columpio, con el resultado de que se abre la cabeza y queda inconsciente.  Al no haber urgencias, tienen que montarla en un coche y llevársela a otro pueblo para que la atiendan. Con el miedo y la angustia la madre, que no va atenta a la carretera, tiene un accidente. Al final, muere todo el mundo. 

Puede parecer dramático, pero estas cosas pasan. Este vídeo me recordó a muchas situaciones que he vivido siendo pequeña. Yo soy castellanomanchega,  y por suerte, no he crecido en una de las zonas peor comunicadas de la región. Sin embargo el coche hace falta para casi cualquier cosa. En mi pueblo, durante muchos años de mi vida no había urgencias médicas. Se atendía a la gente de 8 de la mañana a 3 de la tarde, aproximadamente. Si te ocurría algo fuera de ese horario (un resfriado con fiebre alta, un corte profundo, una quemadura grave...) tenías que coger tu coche e irte al centro de salud de un pueblo cercano.  En el caso de mi pueblo sí hay unos 15 minutos de trayecto en coche, y por suerte, la carretera no es de las peores de la Comunidad. Y aún así se pasa mal. 

Mis padres han tenido que hacer infinidad de viajes conmigo y con mi hermano, mayoritariamente cuando no podían bajarnos la fiebre siendo pequeños. Lo mismo ocurría con mi madre, que sufría desvanecimientos con causa desconocida de vez en cuando: mi padre tenía que cargarla en brazos, meterla al coche y llevársela corriendo, bien al centro de salud del otro pueblo, bien directamente al hospital de Albacete.

Una vez nos llevamos un buen susto. Mi hermano, que entonces tendría unos 5 o 6 años, despertó a mis padres de madrugada con gritos ahogados. Cuando mis padres llegaron a su dormitorio se dieron cuenta de que no podía respirar.  Mi madre gritaba su nombre, y le decía que respirase, que les dijese qué pasaba. Mi padre intentaba tranquilizar a mi hermano y a mi madre, en vano. Yo lo escuchaba todo desde mi habitación, asustada. Mi padre cogió a mi hermano en brazos, y, en pijama, salieron corriendo. Lo metieron al coche, semi tumbado. Mi madre lo suejtaba para que se mantuviese un poco incorporado, pensando que así facilitaba su respiración. Les oí decir, desde abajo, que qué hacían conmigo. Mi padre dijo que se fuesen, que yo estaba dormida, y que si tenían que irse finalmente a Albacete, que ya llamarían por teléfono para avisarme y que me fuse a casa de mi abuela. 

Escuchando la voz de mis padres puedo imaginar el trayecto. Mi madre sollozando, sujetando a mi hermano. Mi hermano intentando respirar, sin poder. Y mi padre intentando mantener la calma.  El viaje debió de hacerse eterno.

Por suerte llegaron a tiempo. Mi hermano tenía una inflamación en la glotis que le impedía respirar y que podía haberle costado la vida. Bastó una inyección y unos minutos para que volviese a encontrarse bien. Una inyección a tiempo que marcó la diferencia entre vivir y morir. 

Esto que se denuncia ahora ya pasaba en muchos pueblos de Castilla-La Mancha. Ahora pasará más.  En una situación como la que vivió mi hermano habrá quien no tenga tanta suerte. En primer lugar por los supuestos 15 minutos que hay entre unas poblaciones y otras. La ligereza con la que habla Mª Dolores Cospedal, con esa sonrisa falsa, me demuestra que no conoce la región que gobierna. Ella es madrileña, y el tiempo que ha pasado en su pueblo ha sido como veraneante, así que mejor que no nos intente tomar el pelo. Que no es lo mismo vivir en un pueblo de Castilla-La Mancha que acudir a Toledo a las procesiones, mantilla incluída. 


Y luego está el problema mismo del medio de transporte. En los pueblos hay gente que no tiene coche o que no puede conducir. Tendría que esperar a que llegase una ambulancia, que, de nuevo, viene de otro pueblo. Vamos, creo que os hacéis una idea.

Aún habrá quien diga que los puntos de atención continuada son un privilegio o algo así. O que así se ahorra dinero. ¿En serio? ¿Vamos a recortar de la vida y la muerte, de la salud de las personas? ¿No hay otra parte de donde quitar?  ¿Coches oficiales? ¿Sueldos astronómicos? ¿Corrupción?  ¡Hasta de las luces de edificios oficiales que se dejan encendidas! Porque sé que estas personas no tienen conciencia, si no, desearía que los muertos que van a llegar por su recorte no les dejaran dormir. Se nota que ellos tienen bien cerca centros médicos (privados, seguramente) y que nadie a quien quieres va quedarse desamparado en una situación de emergencia. Los problemas de los que nos gobiernan no son los mismos que los nuestros. Y tampoco les interesa conocerlos. Así nos pinta el pelo.

6 comentarios :

  1. A mí se me saltó la lagrimilla cuando vi el anuncio el otro día en la tele.

    Es una vergüenza, porque SÍ hay sitios de donde recortar, no lo hacen porque no les da la gana.

    O si no explícame tú cómo puede cobrar la supervisora de uno de los sitios donde yo he trabajado 6000 euros de productividad cuando NO es ella la que está a pie de cama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. -eso además. Porque seguro que prefieren quitar centros que meterle mano a ciertas personas...

      Eliminar
  2. Jops espero que al final no los cierren que es una putada. Como bien decís hay muchos sitios donde recortar pero no les interesa y ni les da la gana. No sé como no se les cae la cara de vergüenza :(

    ResponderEliminar
  3. Esto lleva sucediendo tres meses en pueblos de mi provincia, los más alejados a la capital, con carreteras de quinta regional, y a los que han quitado las urgencias sin más explicaciones. Sé que no es un consuelo, pero al menos a vosotros os han hecho caso las teles y los periódicos. Aquí lleva pasado desde septiembre, y no ha salido en ninguna parte. http://lasarribesaldia.es/2013/01/18/la-indignacion-crece-en-arribes-y-piden-a-sus-representantes-politicos-que-pasen-a-la-accion/ Es una vergüenza, vamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... "a nosotros"... En mi pueblo también quitan las urgencias, que las pusieron siendo yo más mayor... Y ni siquiera el pueblo se ha unido para hacer nada XDD Pero sí, en otros pueblos se les ha hecho caso, aunque haya sido ahora, porque ya hace meses también que se manifiestan... Desde luego, los medios no nos van a sacar de ningún apuro...

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...