martes, 8 de enero de 2013

El año del invierno sin rímel.

Nene, no leas esto, hazte (y hazme) ese favor, ¿sí?


- Mamá, llamo para darte una noticia regular.
- Dime hija...
-Es para que me vayas haciendo un hueco - rompe a llorar.
- El hueco ya lo tienes hecho,...
- En los armarios y eso, ya sabes... Me vuelvo a casa.

Es un hecho.Aquí se cierra un capítulo de mi historia. Jack y yo nos vemos obligados a dejar el piso antes de llegar al límite de la insolvencia. Esto conlleva poner tierra de por medio, volver cada uno a la casa familiar. Y no está mal del todo, al menos en mi opinión. Hay quien no tiene a dónde volver. Desde luego, deberían convalidarnos estos años de convivencia, 4, por un máster en microeconomía. Hemos conseguido administrarnos el dinero más que bien. Pero el dinero no puede estirarse indefinidamente.

Hemos empezado a movilizarlo todo: dar de baja servicios, cambiar cuenta bancaria de oficina -a ver cómo cuadramos el círculo para que los dos sigamos teniendo acceso a la cuenta- , cerrar la otra cuenta -para el poco dinero que tenemos, una cuenta es suficiente-, y lo peor, lo que odio, la tortura mayor del mundo: la mudanza. En 6 años viviendo fuera de casa + 4 de convivencia en pareja es alucinante la cantidad de cosas que puedes reunir. Todavía me pregunto y hago cábalas con la cuestión de DÓNDE voy a meter todos mis trastos. En mi ausencia, como es lógico, mi armario lo ha ido colonizando mi hermano, mis cajones, mi madre, y así. Y luego está el problema de dónde meto LOS LIBROS. El 40% del contenido de esta casa son libros, míos y de Jack (lo inteligente será dividir). Y en mi casa ya no quedan estanterías, porque he ido mandando parte de los libros para allá. ¡Ay, señor, qué calvario!

¿Es esto un auto-deshaucio? Podría decirse que sí. No me gusta la palabra, pero diría que somos otras víctimas de esta mal llamada crisis, de este tinglao que se han montado. Yo llevo buscando trabajo menos tiempo, no tengo experiencia, y en fin, todos los peros  que se os ocurran. Pero, ¿y Jack? Ha trabajado, y no ha dejado de buscar trabajo mientras estaba en paro. Aún teniendo prestación. No forma parte de ese "parado demoníaco" que quieren retratarno que gusta de vivir mamando de la teta del Estado.  ¿Y entonces? Entonces nada. Se nos ha acabado la imaginación, las estrategias, y el dinero. Por favor, si a alguien se le ocurre recomendarnos que emprendamos o que seamos divergentes, le pido sinceramente que se ahorre los comentarios. Si hubiésemos visto una salida factible a esto, la habríamos tomado.

Pero con el prefijo auto no quiero decir que nos echemos por gusto. Nos echamos porque no tenemos muchas más opciones, y porque consideramos que ésta es la mejor. Así que nuestra libertad de elección lo es solo de nombre. Como la del patrón del barco que tiene que tirar la carga por la borda para evitar un naufragio. 

Estamos mal. Tenemos los ojos rojos, hinchados, y la cara triste. Cualquier cosa nos salta la lágrima, y de que no es uno, es el otro. Estamos muy acostumbrados a vivir juntos, porque a lo bueno se acostumbra uno pronto. Sobre todo yo, que aparte de tener en Jack a mi mejor amigo, a mi amante y compañero, tengo en él a un estupendo cocinero, a un hombre que me cuida y procura que esté siempre lo mejor posible. Nos hemos acostumbrado a despertar el uno al lado del otro. Por eso, el primer llanto -liberado o contenido- llega al despertar, cuando nos miramos a los ojos y pensamos que quedan pocos momentos de esos, por ahora. 

Me toca desmontar una vida, empaquetar mis últimos años de vida en una ciudad de la que, si bien nunca me sentí parte completa, ha sido mi hogar. Y volver a la tierra de la que me siento parte, que siento como propia, pero dejando atrás mis rutinas, mis hábitos, mis recorridos habituales, mi estilo de vida...y a Jack. Que sé que no será para tanto. Nos queremos infinitamente, vamos a pasar por esto. Será duro, pero saldremos sin un rasguño. Aunque eso no lo hace más fácil. Sin embargo, se hará entretenido. Muy pronto este blog se llenará de anécdotas de señoras del pueblo, "viejas del visillo", como dice el magistral José Mota. Nos vamos a reír. No se cuándo, pero nos reiremos.

Más que tristeza, de hecho, siento rabia. Rabia porque siempre he hecho lo que se suponía que tenía que hacer, para "ser alguien en la vida", como decía mi padre. Y aquí estamos. No soy nadie en esta vida, más allá de uno más de los jóvenes que vuelven con sus padres, que no pueden llevar a cabo su propia vida, que está en paro... Una más. Otra.  Al final una acaba sintiendo el número más que su historia.

En definitiva, y por no alargarme más, declaro el invierno de 2013, oficialmente, Invierno sin Rímel. Para evitar los chorretones, más que nada. 





26 comentarios :

  1. Jack no es de tu pueblo? Tenéis mucha distancia de por medio?
    Animo, es lo único que te puedo decir... porque ahora mismo las únicas palabras que os valdrían serían de una oferta de trabajo para ti o para Jack. Pero bueno yo te mando mi apoyo y mi cariño para que pases este trance lo mejor posible, ¿de acuerdo?
    Mil besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo de distancia. No una distancia eterna, pero sí que hay. Yo soy de un pueblo de Castilla-La Mancha. Él es de Valencia capital.

      Gracias Macarena. Gracias.

      Eliminar
  2. Qué impotencia.
    No creo que pueda decir mucho para alegrarte un poco, pero te mando mucho ánimo en esta etapa que os toca vivir y de verdad deseo que la situación cambie pronto para los dos.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anelith. Impotencia, sí, también me pega esa palabra.

      Un beso :)

      Eliminar
  3. Bettie... Tú ya sabes...
    Ánimos mil y mil abrazos...

    ResponderEliminar
  4. No sé qué decir para animarte. Si sirve de algo te mando el más grande de los abrazos virtuales, el más grande de todos los que puedas imaginar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay mucho que me pueda animar ahora, pero esos abrazos no vienen nada mal ;) Muak.

      Eliminar
  5. Desde luego que tiene que ser difícil y complicada esa separación y esa ruptura con vuestra vida habitual. Espero, deseo y confío en que el dicho NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA se cumpla con creces en este caso y que este paso, creo que inteligente y racional, sea solo el principio de una nueva apuesta, de una nueva forma de afrontar el mal momento que os ha tocado vivir.
    También siento una rabia inmensa. Mucha suerte amigos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Perri. Habrá que hacer del mal virtud y sacar lo mejor de esta situación. No queda otra :)

      Eliminar
  6. Ahora yo también tengo chorretones :(
    Lo siento Bettie, lo siento mucho. Me siento muy reflejada en todo lo que has escrito y entiendo tu aviso a todo aquel que tiene la genial idea de aconsejarte que emprendas.
    Ojalá dentro de poco te estés riendo y ojalá me ría yo también contigo de todo esto. Espero que dentro de poco se vaya viendo algo de luz.
    Un abrazo inmenso y muchísimo ánimo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias bonica. Espero que las risas lleguen pronto, ojalá. A ver si escampa la tormenta, que ya está bien, ya van unos añitos...

      Eliminar
  7. Jope!
    Me da mucha pena leer esto :___(
    Como bien te dicen por arriba, de todas las situaciones se aprende y se sacan cosas buenas ;)
    Aiiiis!! te mando muchos bits de fuerza y ánimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, algo tendremos que sacar en positivo :) Gracias Lansy.

      Eliminar
  8. Jolín, aunq no te conozca en persona ni desde hace mucho tiempo me siento bastante cercana a ti y me sabe mal de verdad. Además, aunque yo tenga trabajo (no muy bueno, pero es un trabajo) no es nada seguro, ya que si no lo es para nadie con la nueva ley del despido, menos para mí que estoy en régimen de autónomos. Así que la opción de volver a casa de mi madre no la veo muy descabellada, lo malo es q mi pareja no tiene a donde ir, así que peor aún...no suelo pensar en ello porque no es plan de llamar al mal tiempo pero solo con mirar alrededor ya se pone a temblar una también...
    Espero q de todo esto saques algo bueno, quizás otra manera de vivir vuestro amor, o reencontrarte con tu familia, o encontrar trabajo por allí... estoy segura de que algo bueno tiene q haber en toda circumstancia.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patri. Ahora mismo todos necesitamos una dosis de suerte. Hasta para mantenernos como estamos... Pero bueno, tiraremos p'alante.

      Eliminar
  9. Bettie te dejo esto por si te interesase y no lo supieras.
    Besos!!!
    http://www.aprendemas.com/Noticias/html/N11388_F08012013.html?utm_source=Social&utm_medium=twitter&utm_campaign=Noticias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias perri... Le echado un ojo y lo miraré más detenidamente, aunque creo que no doy el perfil ni de coña xD... Piden perfiles muy concretos.

      Eliminar
  10. Vaya. Poco se puede decir en estas situaciones. Me apena leerte, porque debe ser MUY duro. Ánimo. Mucho ánimo. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Lo que indigna es que ya es un problema grave situaciones como esa, y ya no parejas jóvenes, sino matrimonios con hijos, o gente que se ha comprado pisos con toda la ilusión del mundo y que ahora tiene que ver como sus padres tienen que ayudarlos para no perderlos, NADIE HACE NADA, nuestros políticos no dejan de rascarse la barriga mientras sus cuentas bancarias siguen y siguen aumentando.

    Ánimo y verás como esta experiencia os hace mucho más fuertes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, dentro de lo malo, nosotros cerramos la puerta y nos vamos sin un duro, pero sin deudas. somos nosotros, no hay niños de por medio, en fin... que podría ser peor. Pero en esos casos peores, como tú dices, nadie hace nada, los que podrían hacer algo siguen mirándose el ombligo y sin problemas.

      Eliminar
  12. En fin, sólo se puede decir que mucho ánimo y que vendrán tiempos mejores, seguro. Decir aquello que de 'las cosas pasan por algo' suena manido, pero quiero creer que es así. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...