jueves, 10 de enero de 2013

Diario de una opositora: Parón tras el parón, y planes para después.

Pensaba volver al lío de estudiar, o, mejor dicho, de preparar temas, tras la Navidad, empezando el mismo día 7 de Enero. Pero, a pesar de que lo he intentado, los recientes y venideros acontecimientos me impiden volver a ello de manera satisfactoria. Así que he decidido que para hacerlo mal, es mejor no hacerlo.  Llevo desde el lunes 7 con el tema 64, que va sobre Nietzsche.  Pues bien, no consigo centrarme mucho, ni poco ni nada. En todo este tiempo he conseguido redactar, a mano, un par de páginas. Y no tan bien como me gustaría: me da la sensación de que tendré que re-hacer el tema en cuanto me ponga a leerlo. Será en plan...


Visto lo visto, y como ya he indicado en otras ocasiones, esta carrera de fondo  va para largo. Este año todo apunta a que la totalidad de oposiciones a educación que se convocan son para  el cuerpo de Maestros. Así que  tengo, por lo menos, año y medio para seguir estudiando. Nunca sobra el tiempo para preparar unas oposiciones, pero creo que, en fin, tres semanas más o menos, en este contexto, no van a marcar una gran diferencia.

Cuando se lo conté a Jack me dijo, muy serio, que cuando estuviese allí, por favor, estudiase. Le dije que claro, que probablemente pasase la mayor parte del tiempo estudiando. Que es posible que, por ese lado, esto fuese hasta positivo. 

Lo sé, porque he pasado por cosas parecidas otras veces. Cuando algo va mal, muy mal incluso, la gente normal pierde la concentración, bajan sus notas, no es capaz de estudiar. A mí me pasa todo lo contrario. Cuando las cosas me van mal, ponerme a estudiar es como mi escape. Enfrascarme entre libros e intentar descifrar y comprender cualquier cosa me ayuda a sacar de mi cabeza otras cuestiones menos agradables. Me pasó en 1º y 2º de Bachillerato. Mi madre tuvo un grave accidente coincidiendo con los exámenes finales de 1º de Bachillerato. El siguiente curso estuvo marcado por los meses de mi madre postrada en cama, operaciones, líos con el seguro, con los contratantes, con todo el mundo. Y sin embargo, mi nota media de Bachillerato fue un 9.1, y la de Selectividad, dos décimas menor. En esa situación otra adolescente habría acusado malos resultados, pero no fue mi caso. Por suerte. 



Así que probablemente vuelva a pasar lo mismo otra vez. Probablemente los libros vuelvan a ser mi vía de escape.  No solo los de Filosofía. También los de inglés. Quiero presentarme al examen de certificación del B2 en la Escuela Oficial de Idiomas, por lo que pueda pasar. En la Comunidad Valenciana ya han manifestado que en las próximas oposiciones al Cuerpo de Profesores de Secundaria, FP y demás, van a pedir el B2 de Inglés para TODAS las especialidades. Y tampoco viene mal mejorar el inglés, claro.

Otra cosa que quiero hacer, y que aunque no directamente, sí está relacionada con la oposición indirectamente, o al menos con la docencia de la filosofía, es un blog. Soy una firme defensora de los recursos que la cultura popular nos proporciona para trabajar la filosofía en las aulas o fuera de ellas. Para reflexionar, en resumen. Por eso quiero abrir un blog diferente a éste, en el que vaya recogiendo algunos de estos recursos, clasificados, comentados de alguna manera... No sé, algo se me ocurrirá. Pero vamos, ahí está la idea. Este blog me servirá no solo para tener presencia como "profesional" en la red,  como proyecto, sino también como una especie de "archivador" de donde puedo sacar ideas para Unidades Didácticas, Programaciones, y clases, una vez llegado el momento. Ya veremos, espero que no quede en nada. De momento, estoy pensando en la plataforma en la que lo pondré. No sé qué hacer, porque quiero algo más ¿profesional? que Blogger, pero al final siempre acabo volviendo a esta plataforma...

A pesar de todo, mi mente no para de funcionar y mis ganas no disminuyen, incluso todo lo contrario. Así que eso es buena señal, supongo.

6 comentarios :

  1. Pues tomaté tu tiempo antes de ponerte, la verdad es que cuando uno no se concentra no sale nada y frustra mucho.
    Lo del blog yo también llevo pensándolo tiempo. Crear una plataforma de enseñanza virtual...ahí tengo la idea a ver si me pongo y hago algo...
    También quiero ponerme a leer, estudiar, revisar mis unidades didácticas de cara a una futura oposición.
    Pero...igual que tú, me tengo que poner y todavía no me he puesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es falta de concentración, yo me concentro más que el zumo. Es que no puedo estar 2 horas estudiando, 3 metiendo cosas en cajas, media llorando... Porque no me cunde. Estoy pensando en lo que tengo que hacer XDD Así que nada, ya he empaquetado todos los libros, y la libreta y demás de las opos. Así que nada.

      Lo de la plataforma de enseñanza virtual, o lo que sea... si empiezas, avísame que intercambiemos ideas :) ^^ Habrá que ponerse... :P

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¿ACTIVA? Es la primera vez uqe me dicen eso xDDD ¡¡Si soy más reposá que una balsa de aceite!! jajajajaja :P

      Eliminar
  3. Pienso igual que Mandarinalia xD si tu te dices balsa de aceite, no sé que seré yo entonces jajajajajaj
    Yo te animo a que hagas el blog! :D quien sabe lo que puede surgir de ahí ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja.Y mi madre que me decía que tenía menos sangre que un nabo, aludiendo a que no soy nada activa... xDDDD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...