sábado, 12 de enero de 2013

La culpa es de los videojuegos.

Hoy he visto en las noticias un reportaje que me ha llamado la atención. Resulta que, parece ser, en Estados Unidos se culpa a los videojuegos violentos de incidentes como los del tiroteo del estreno de Batman, o el tiroteo en el colegio de Newtown. Evidentemente, las empresas de videojuegos han desmentido esa información y han pedido un estudio científico serio sobre la influencia de los videojuegos en los índices de criminalidad, ya que parece haber indicios de que estos índices han disminuido a medida que la popularidad de los videojuegos ha aumentado. A saber.

Lo que pasa es que me resulta llamativo que en un país como Estados Unidos, donde más o menos sabemos como funciona el tema de las armas, se eche la culpa de la violencia a los videojuegos. Es como si, realmente, se creyese que al eliminar los videojuegos violentos el mundo se convertiría en una balsa de aceite. Yo lo dudo seriamente. Y hablo de esto como una lega absoluta en la materia: no me gustan los videojuegos, ni violentos ni no violentos. Pero me voy a permitir opinar.

Se ha echado la culpa de la violencia de la sociedad a los videojuegos. Pero cuando no había videojuegos, la culpa era de la televisión. O del cine. Debe de ser que los medios audiovisuales nos vuelven malas personas, porque todo el mundo sabe que antes de que se inventase el cine en el mundo todos los seres humanos habitaban en paz y armonía.  Las cruzadas no existieron. Ni la Inquisición. Qué va. Ni las brutalidades que se llevaron a cabo durante la colonización. En fin, creo que captáis mi idea. 



No sé. Se me ocurre la teoría de que, quizá, el hombre tiene ciertas pulsiones violentas que en ocasiones puede reprimir, y en otras no. Y cuando no puede hacerlo, pues explotan de una determinada manera. Quizá el chaval que se desahoga con un videojuego y canaliza esas pulsiones violentas hacia el juego, luego tenga menos problemas. Quizá los datos que manejan las empresas de videojuegos tengan cierta lógica. 

Sin embargo, parece que es más fácil culpar a la violencia a la que los niños y jóvenes están expuestos audiovisual o virtualmente, que a la violencia real: a la del revólver en la mesita, o la escopeta bajo la cama, o el rifle sobre el armario. A la violencia de una sociedad que vive atemorizada y que viste a los niños con chalecos y mochilas antibalas. 



Con esto no quiero decir que no haya demasiada violencia en televisión, en los videojuegos, en el cine. Pero esa violencia es controlable. Es tan fácil como que los padres supervisen qué ven sus hijos y qué no, a qué videojuegos juegan. Que pasen tiempo con ellos. No creo que haga falta mucha más regulación, más allá de la calificación recomendada por edades. Al fin y al cabo, un videojuego poco daño puede hacer, aún usándolo como arma arrojadiza. Sin embargo, un arma que cae en las manos equivocadas sí puede hacer mucho daño. A lo mejor sería eso lo que hay que regular. No sé.  Esta obsesión de mostrar que las armas son inocuas y que el peligro viene de otra parte no deja de maravillarme.

8 comentarios :

  1. Yo en los videojuegos soy muy violenta (en el vídeo del Left 4 Dead 2 mismo lo puedes ver) y en cambio en la vida real soy bastante pacífica.
    No creo que tenga ninguna relación ya que la violencia está en todas partes.
    Bueno, ya lo has explicado tu bien en la entrada xD
    Como se nota que no les interesa a los fabricantes de armas y productos de defensa que se les reduzca el negocio, que le echan el muerto a los videojuegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras haya algo o a alguien a quien hechar la culpa...

      Eliminar
  2. Me parece increíble lo hipócrita que es la sociedad estadounidense, los niños acostumbrados a ver la escopeta colgada encima de la chimenea, pero claro, la culpa es de los videojuegos...

    ResponderEliminar
  3. La culpa siempre tiene que ser de algo ajeno. Es mas facil asimilar eso que entonar el mea culpa,aceptar que hacemos las cosas mal y que nuestra forma de ver la vida es equivocada. Es mas comodo y menos denigrante echar balones fuera,mirar hacia otro lado. Lo curioso es que una gran cantidad de personas se creen a pies juntillas estas sandeces y demonizan sin mas todo lo que se les diga sin reflexionar un poco, con un solo minuto de reflexion creo que ya empiezan a surgir dudas razonables.En esto de los videojuegos igual que en todo. Mucho mas sencillo echar la culpa a otros. Mucho mas efectivo creernos que la culpa es de otros y sobre todo mas comodo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, porque si la culpa es de otros, nosotros no tenemos deberes que hacer...

      Eliminar
  4. Hay relatos de décadas pasadas en las que no había televisión, ni cómics ni videojuegos, y en el que se cuentan unos casos de bullying y violencia muy altos. Es probable que peor que en estos tiempos (frente al dogma, para mí falso, de "cómo son los chicos de hoy en día"). Pero antes era cosa de críos, y no salían esos casos a la prensa, ni tampoco había móviles para grabar vejaciones. No creo que algo que ha existido siempre (porque ahí ha estado siempre) sea por culpa de la cultura mass media de hoy en día.
    Así que totalmente de acuerdo con tu entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí. El concepto de acoso o bullying es nuevo, pero la práctica no. Y eso, en los internados siempre se han hecho estas cosas, y en casi cualquier grupo. Es una cuestión de cómo funciona la gente y demás.

      La contribución de los mass media puede ser mayor o menor, es discutible. Pero no son la causa.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...