sábado, 26 de octubre de 2013

Granadas


Mi fruta favorita son las granadas. Desde siempre. Son una fruta dulce, colorida, jugosa,...

De niña recuerdo que mi padre me las partía en trocitos pequeños para que yo pudiese sacar los granitos y ponerlos en un plato. De mayor, Jack también se aficionó a hacerlo.Y mi padre y Jack son dos de mis personas favoritas en el mundo mundial.

Hace unos días mi padre llegó muy, muy feliz a casa. No es que mi padre sea una persona que acostumbre a estar triste. Más bien todo lo contrario: es difícil no encontrarle con una sonrisa en la boca. Pero ese día estaba más que sonriente, satisfecho, ilusionado.

- ¿A que no sabes qué he traído? -me dijo.

- No, no lo sé. -contesté yo- ¿Qué has traído?

Me tendió una bolsa con tres granadas enormes y preciosas. Quizá las granadas más bonitas que yo haya visto en mi vida. 


Debió de ver la alegría en mi cara, porque su sonrisa se amplió y empezó a explicarme cómo las habían traído de Murcia (y me acordé de mi querida Perri, claro) unos hombres.  La verdad es que no sé quienes ni por qué vinieron desde Murcia, estaba demasiado ocupada mirando mis granadas.  Y me dijo que las habían repartido y que alguien se había olvidado algunas. Y cómo el pensó: 

- Pues estas para "la" Beatriz.

Como ya sabéis algunas, ese es mi nombre. Y así es como mi padre se dirige siempre a mí. Con el "la" delante y todo. Y no quería cambiar ni una de esas palabras. Porque en ese momento me sentí la niña más mimada y consentida del mundo, por esas simples palabras, por esa intención, por esas granadas. Que, por cierto, me han sabido a gloria.

Adoro a mi padre y a su manera de quererme.

22 comentarios :

  1. Gracias por compartir con nosotros un momento tan personal...y déjame felicitarte (a ti, y a tu padre) por haberme arrancado una sonrisa gracias a una escena tan sencilla pero bonita.
    Por cierto, a mi marido también le encantan, hace un ratito que se ha comida una !
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Me alegro de haberte arrancado una sonrisa. Las sonrisas compartidas son mejor :) jeje

      Eliminar
  2. Jomer es el mejor! :D

    A mi de pequeño me las ponían con azúcar y un chorrico de vino tinto... así estoy! XP JAJAJAJAJAJAJAJA


    PD: I <3 U

    ResponderEliminar
  3. Padre adorable el tuyo, que suertuda eres ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo soy, mi padre es un SOL, una maravilla de hombre, es... genial. :) ^^

      Eliminar
  4. :D Qué guapa y que tierno tu padre!

    ResponderEliminar
  5. El amor y la adoración se muestran siempre en los pequeños detalles...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con mi padre por lo menos es así :) Y es maravilloso.

      Eliminar
  6. Bettie... ¡¡Qué hermosísimo momento!! Me alegro MUCHÍSIMO por ti :)
    Un enorme beso y gracias por compartirlo...

    ResponderEliminar
  7. Cómo pueden unas granadas y el deseo de un padre de mimar a su hija formar una entrada en un blog tan sencilla y a la vez emotiva :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque son estas cosas tan sencillas las que nos emocionan día a día :) Gracias por pasarte, Moli :)

      Eliminar
  8. Pero qué bonitos que sois los dos!! me encanta

    ResponderEliminar
  9. Ais jo ♥ qué adorables sois ♥
    Además me ha recordado a momentos agradables de mi infancia xDDD
    a mí también me encantan, pero me resultaba coñazo pelarlas y sacarle los granos. Así que mi madre/abuela me las abrían y con azúcar claro xDD ahí a dejarse los piños jajaja
    De más mayor ya me lo pasaba bien yo, pero menudo rato largo xDD
    Ahora hace tiempo que no como, por la pereza xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ví un vídeo yo donde las pelaban súper rápido. Te lo pongo en twitter XD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...