sábado, 16 de febrero de 2013

Retales musicales/literarios: La leyenda del tiempo - Camarón de la Isla/Federico García Lorca

La música es todo un misterio. Puede hacernos reir, llorar, temblar, ... Hay canciones que a unos nos tocan en los más hondo y a otros dejan indiferentes, y a la inversa. Supongo que pasa con todas las artes, claro.

No sé si a vosotros os pasa, pero a mí las canciones que me tocan no tienen por qué tener un estilo común ni nada por el estilo. A veces hay canciones  de un estilo que me gusta que me dejan totalmente indiferentes, y otras de estilos que no suelo escuchar que hacen que el corazón baile y me dé vueltas.

Este es el caso. No soy la típica persona que suele escuchar flamenco. Normalmente me falta algo que me conecte con las personas que cantan. Pero sí hay canciones en las que conecto con más facilidad, o cantantes con los que me cuesta menos conectar. Un ejemplo es Camarón de la Isla. Quizá es porque, como dijo un profesor de la carrera, como Camarón todavía tienen que nacer. Lo cierto es que a mí me pone los pelos de punta con muchas de sus canciones. Será por lo que sea.

Una de mis canciones favoritas es ésta. Aunque claro, Camarón se lo pone fácil. Si su sentimiento al cantar se une a un poema de García Lorca, es difícil no acertar...

Y sí, ésta suele ser una de esas canciones que a mí me revolucionan, y que a muchos de mis amigos y conocidos les parece una cutrez o les deja fríos.

Seguro que a alguna de vosotras también :P Pero bueno, aquí queda.

La canción:





Y el poema:

El sueño va sobre el tiempo
flotando como un velero.
Nadie puede abrir semillas 
en el corazón del sueño.

¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!
¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

El tiempo va sobre el sueño
hundido hasta los cabellos.
Ayer y mañana comen
oscuras flores de duelo.

¡Ay, cómo canta la noche, cómo canta!
¡Qué espesura de anémonas levanta!

Sobre la misma columna,
abrazados sueño y tiempo,
cruza el gemido del niño,
la lengua rota del viejo.

¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!
¡Qué espesura de anémonas levanta!

Y si el sueño finge muros
en la llanura del tiempo,
el tiempo le hace creer
que nace en aquel momento.
¡Ay, cómo canta la noche, cómo canta!
¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

 

6 comentarios :

  1. Pues yo soy andaluza y no me gusta el flamenco, no es algo que escuche normalmente... pero es inevitable que Camarón te ponga los pelos de punta.

    Te dejé un par de premios en mi blog, un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Es que hay flamenco y flamenco, el que no se emocione con esta canción casi que tiene horchata en las venas :-P

    Yo tampoco soy muy de flamenco y en mi boda una amiga mía, cantaora cantó y allí se emocionó hasta el tato xD

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, cuando la música es buena, está magistralmente ejecutada, cantada con sentimiento, y con una letra brillante, se produce pura magia.
    Hay mucha literatura en la música. Realmente, la tradición trovadoresca de la época medieval que aunaba letra y música no ha desaparecido, ha evolucionado en muchos cantautores y en la música moderna (entiéndase, claro está, en casos en los que las letras merecen la pena, que por desgracia abundan muchas canciones tópicas que riman "amor" con "dolor", y que no salen de los 4 tópicos de siempre).
    Esta canción me encanta, no soy un flamencólogo pero hay un puñazo de cosas del flamenco que sí me gustan mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encanta esta canción, me pone los pelos de punta.

      Y yo que soy tan de cantautores, qué te voy a decir... jaja

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...