sábado, 9 de febrero de 2013

Mañana.

Mañana será otro día. Mañana te veo de nuevo. Mañana voy a abrazarte. Mañana.
Pero se hará de noche, pasará rápido el tiempo, lo sé. Y el amanecer anunciará que cada instante es uno menos.

"Reloj, no marques las horas", canturrearé para adentro. Y de nada servirá. Cuando el sol esté en lo alto se acabará nuestro momento. 24 horas, después de haber tenido todo el tiempo del mundo, ¡es tan poco!

Prometí que había acabado con los instantes robados al reloj, con los besos de despedida, con el odio a los andenes y las lágrimas en la carretera. Prometí que nunca más hace años.

Pero aquí estoy de nuevo...



8 comentarios :

  1. Me ha encantado... ¡no te conocía escribiendo así!!!! Precioso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, Nerea. Lo cierto es que me gusta bastante escribir, lo que pasa es que aquí no subo muchos poemas ni cosas así.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Bien, claro. Pero breve. Y con un regusto triste. Pero yo me vine con las pilas recargadas :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...