jueves, 28 de febrero de 2013

Los concursos literarios y yo.

Últimamente estoy poco imaginativa con los títulos, ¿verdad? xD

Me gusta mucho escribir. Desde pequeña. Antes de saber escribir ya inventaba cuentos, historias. En cuanto aprendí, lo mío era llenar libretas con mis fantasías. Algunas no estaban nada mal, de verdad. Poco después cayeron en mis manos mis primeros libritos de poemas. Eran de Gloria Fuertes. Qué típico, ¿verdad? Me encantó aquello. Me hacía muchísima gracia contar cosas rimando. Y me puse. Y no se me daba mal. 

Puede decirse que desde que aprendí, no he dejado de escribir. Con más o menos frecuencia, cosas más o menos extensas, distintos géneros. Nada serio, por otra parte. Escribir en serio me bloquea. Aunque no siempre fue así.

Tengo una teoría al respecto. Mi trauma con la escritura "en serio" proviene de mi trauma con los concursos literarios. Sí, tengo muchos traumas.


Participé en mis primeros concursos literarios con unos 10 años, quizá. Concursos de poesía infantiles en mi pueblo. Se celebraban anualmente, conmemorando cierta festividad, y yo, puntual, presentaba mi trabajo. Y gané varias veces.  Hasta una vez que no me presenté. (No me pidáis que os explique esto, es muy hardcore). Cuando me pasé a la categoría de adultos, seguí ganando.  Estaba, como dice mi paisana, la Vieja'l visillo, "borracha de éxito". En el pueblo, todos me felicitaban. Mis maestros se acercaban, orgullosos, buscando en mis poemas la parte que ellos habían puesto. En fin, lo típico del pueblo.

Pero mi caso es el típico de pez grande en pecera pequeña, pez pequeño, muy pequeño, casi invisible, en un acuario grande. Mi primer traspiés fue con unos ¿13 años? Creo que sí. En el colegio nos dijeron que escribiésemos una redacción para el concurso de Coca-Cola. Iba sobre Europa. El otro día la encontré, y la verdad, no estaba mal del todo. Aunque si pudiese encontrarme con mi yo de entonces le diría: "¡Ay, bonica! ¡Qué engañada estás!". Pero bueno.  El caso es que resulté finalista de mi provincia, y tuve que ir a Cuenca para una siguiente fase, que consistía en que en ese momento nos leían el tema, y teníamos un cierto tiempo para escribir. No hubo suerte, pero bueno, me traje una carpeta y un boli gratis. 



Después, en la universidad, me presenté un par de veces a un concurso literario convocado por la Universitat de València y Bancaja, en la modalidad de poesía. No me comí ni un rosco ni medio. Y me acomplejé mucho y me dio mucha rabia.  Que diréis que lo lógico y lo normal es que no ganase. Pero yo me enfadaba mucho, muchísimo. Menudos disgustazos. Jack os lo puede corroborar. Y me enfadaba tanto porque: 1) tengo muy mal perder. Me voy curando, por otra parte. Después de perder tanto y tan seguido, pues una lo va asimilando. Y 2) cuando escribo poesía, me pongo en el papel, me expongo muchísimo. Solo me falta escribirla con sangre. Y eso hacía que lo sintiese como algo muy, muy personal.

Después de no recibir ni una mención en el segundo concurso, escribí un poema lleno de rabia, mala leche y emoción, y renegué de los concursos literarios. Y hasta hoy. 

Cuando escribo por el mero placer de escribir, no hay problema. Cuando escribo "para algo", la liamos. No solo para un concurso. He perdido la cuenta de cuantas novelas he empezado y he dejado en pañales. 

Y sin embargo, tengo un sobre preparado para enviarlo a un concurso. No es que lo haya superado. Lo que ha ocurrido es que escogí algo que tenía escrito, algo que escribí sin presión, porque quería. Y estoy escribiendo un relato corto, que no sé cómo de corto resultará al final. Y lo hago porque no hay presión, porque me apetece ver cómo se va desarrollando. Quizá esa sea la única manera de que acabe algo de lo que empiezo y de disfrutar de lo que escribo, volver a los orígenes: escribir para contar, para sacar de mi cabeza las ideas y sin más finalidad que esa.

 Y vosotrxs, ¿escribís?



17 comentarios :

  1. Lo único que he escrito con continuidad, aunque ya lo dejé, fueron mis diarios personales, tengo 8! y poco más porque ya bastante escribo por obligación, así que no me apetece más.
    Suerte con tus concursos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, yo también escribo por obligación, pero creo que nunca me cansaré de escribir.

      Gracias, a ver si es verdad y hay suerte, y mi autoestima creativa sube un poco xD

      Eliminar
  2. Yo con la escritura "creativa" tengo un bloqueo de siglos. Vamos, que ya no sé si es bloqueo o es que, directamente, no sirvo, no tengo imaginación. Aunque cosas se me ocurren, cuando me pongo a escribirlas me parece todo una pena y acabo borrando. Y así sigo, en bucle.

    El año pasado, eso sí, me decidí a participar en un concurso muy jugoso (3000 euros de premio, wiii) que se convocó en mi provincia. Y, oye, la historia a mí me gustaba y se presentó, que lo sé yo, poca gente, pero no gané. Va a ser, ya te digo, que no es lo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, que no sea lo tuyo de cara a los demás no tiene que hacer que no lo hagas. Esa determinación he tomado yo. Ea.

      A mi también me pasa, no te creas, que colapso y borro xdO abandono, directamente. En fins.

      Eliminar
  3. Yo empecé el inicio de un juego libro y ahí se me quedó xDDDD Ais, a ver si algún día lo retomo que lo empecé con muchas ganas.
    Muchas suerte con el concurso! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo principal son las ganas... si no recuperas las ganas, va a ser difícil retomar el juego libro... en mi experiencia, vamos.

      Eliminar
  4. Yo cositas cortas sí que escribía, pero para mí misma; mención aparte de las 15 libretas-diario que tuve durante unos años :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor ese es misitio, el escribir "para mí misma" jaja ;P

      Yo también empecé aescribir diarios, pero a saber dónde paran u.u XD

      Eliminar
  5. Bettie, pues yo también escribo un poquito, pero lo mío no es gran cosa...

    Te deseo mucha suerte con ese concurso, y oye, ¡quién sabe! lo mismo te vuelves a animar y resulta que con esto que estás escribiendo tienes más éxito del que crees :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que lo mío es gran cosa. Pero bueno, no pierdo nada por mandarlo -sobres, tinta, sello, poco más- y quién sabe, a lo mejor me pega un chute de autoestima. xD

      Eliminar
    2. Y sólo por eso habrá valido la pena... Yo creo que ya la vale :)

      Eliminar
    3. La vale por el simple hecho de que me he animado a hacerlo. Me sirve :)

      Eliminar
  6. Di que esa historia que vas escribiendo poco a poco es de categoria, superdivertida e interesante... y muy bien escrita, por supuesto!


    ;)


    PD: No te quiero... TE AMO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no crees expectativas muy altas, muchaacho! XD

      Eliminar
    2. Jack, es precioso leerte...

      Eliminar
  7. Oiga usted, ¿le parece bonito dejar de participar en algo por no ganar?? hummm...eso vamos a tener que hacerselo mirar por el doctor Grijander. Haz el favor de quitarte la tontería y mandar esa novela. Y si no ganas...ya sabes...lo importante es participar, ¿o es que eso no lo viste tú de pequeña??

    Yo ya sabes lo que escribo, muy poco y desde hace nada, pero sí que he empezado a mandar cosas a concursos, asumiendo desde el minuto cero que no tengo ninguna posibilidad, pero, eso también, contenta con lo que he escrito.

    besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué novela! si no he sido yo nunca capaz de acabar una novela! jaja

      Ya sé que no está bonito, que es una actitud infantil. Pero es verdad que me afecta personalmente, y prefiero evitarme malos tragos. Pero no te preocupes, perri, que mañana mando mi poema al concurso, palabrita del niño jesús.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...