jueves, 21 de mayo de 2015

Se nos está yendo de las manos.

Lo de las comuniones, digo. 

Que oye, que allá cada uno lo que hace con su dinero y con su familia (que todo educa), pero lo cierto es que hay cosas que no dejan de fascinarme.

Hace poco hablaba con mi nena de su comunión. Le pregunto porque sé que está ilusionada, porque le gusta contarme las cosas. No está ilusionada por el acto religioso en sí, sino por todo lo demás: el vestido, los zapatos (de charol), el peinado (con flores), la fiesta ... y los guantes. 

Me contaba que ya tiene todo en casa y que, vaya hombre, ya tenía los guantes manchados. 

-¿Manchados? ¿De qué? -pregunté.

-De maquillaje. 

Me quedé mirándola con los ojos muy abiertos. Y ella, que es muy lista, me responde sin que yo tenga que preguntarle siquiera.

-Pero fue sin querer. Es que me pusieron maquillaje para las fotos, y me picaba un montón, y me rasqué sin darme cuenta, y manché el guante. 

La pobre lo decía apesadumbrada de verdad, como si fuese un verdadero fastidio que sus guantes no fuesen a estar de un blanco inmaculado el día de su comunión.

-Es que yo no lo entiendo -continuó-. ¿Para qué me ponen maquillaje? Si no hace falta...

Entonces su cara de fastidio me dejó entrever algo que no era esa molestia ni ese enfado por haberse manchado el guante. Me pareció ver una de las primeras dudas que esa niña tendrá a lo largo de su vida sobre su apariencia. 

-Pues claro que no. Eres una niña guapísima -y lo es-, y no necesitas maquillaje ni nada que se le parezca. 

Me miró durante un instante y, a continuación, emitió una breve carcajada. 

-Y lo que es más importante -continué-: muy inteligente y muy trabajadora. 

Y lo es. Ha pasado de suspender todas las materias importantes a aprobarlas todas. Estoy muy orgullosa de ella.  Y ella también está orgullosa de sí misma en los últimos tiempos, lo cual me hace aún más feliz.

Asintió levemente y bajó la mirada. Pero, mientras abría el cuadernillo de problemas de matemáticas, me di cuenta de que seguía sonriendo.


26 comentarios :

  1. Pues si, la verdad es que cada cual con los suyo y con los suyos, pues es libre, si claro, que le vamos a decir... o a hacer... pero vamos...

    Pasa de castaño oscuro...

    O es que no somos muy normales nosotros, que también podría ser. Aunque viendo la deriva que esta tomando todo, uno se alegra de no comulgar con la mayoría en según que cosas.

    Bien por tu nena, Amor :D Y bien por ti, que caray, que también tienes arte y parte en su mejora, claro que si! ;)

    Te quiero, Pequeña! <3

    ResponderEliminar
  2. Fli-po.
    Pero mola tu niña, oye.

    Y la profe también tendrá algo que ver...

    Besotes manchegos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy molona, la verdad :) A mí me alucina :P

      Eliminar
  3. Alumna y maestra desprenden monosidad por los poros.

    PD: ¡¿MAQUILLAJE?!

    ResponderEliminar
  4. Esa motivación.. cómo me gusta.

    Mi peque hizo la comunión el curso pasado, en contra de la voluntad de su madre, todo hay que decirlo. Hizo su primera comunión y la última hasta ahora, cosa que yo ya me esperaba, porque no estaba muy convencido, pero como el mayor fue, y ese sí está convencido y ya ha hecho la confirmación y todo, pues al peque le tocó también.

    Ni que decir tiene que fue una celebración familiar, abuelos y los hermanos míos y de mi chico. Nada más, que ya somos bastantes. Y ni regalos ni demás historias. Le compramos un ipad nosotros, pero los demás pusieron dinero para el aparatito. En contra de la voluntad de su madre otra vez. Y vi que algunos tenían setenta invitados, y los vestidos de las niñas les costaban como los de una boda, y alguna niña llevaba la cara brillante como de maquillaje. Alucino. Pintar a una niña de nueve o diez años, es que me parece muy fuerte, y luego pretendemos enseñarles... ¿qué? Me vienen en primero de la ESO algunas con las pestañas llenas de rímel y les mando a lavarse al baño. Son niñas, no tendrán tiempo de esas cosas...

    VAle, ya cogí velocidad. LO SIENTO.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sientas, que me encanta.

      La última comunión en la que estuve yo es lo más parecido a una boda que he visto. Era más boda que algunas bodas a las que he ido, no te digo más. Y sí, se ve que ahora al tiempo que les hacen el peinado, las maquillan. Nada muy exagerado, pero...¿una nena de 9 años necesita maquillaje? Pfs.

      Besotes.

      Eliminar
  5. Esto ya son bodas en miniatura. Hay vestidos que no parecen ni de niña. Y el momento peluquería y maquillaje... ya demasiado, teniendo en cuenta que son niñas de 10 años sólo!
    Por cierto, es para estar muy muy orgullosa de sus notas! Enhorabuena a las dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy orgullosísima. No saca unas notas geniales, de hecho va justita, pero el avance tan grande que ha hecho... :)

      Y sí, me parece un poco exagerado, la verdad.

      ¡Muá!

      Eliminar
  6. Ay... Yo ni voy a opinar de lo del maquillaje, porque me enciendo...

    Enhorabuena por ese logro enorme y ese buen trabajo, de la profe y de la alumna :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Yo no me encendí. Pero flipé en colores :/

      Eliminar
  7. Yo metía a esos padres en la cárcel. O similar. Maquillaje a los diez años??? Venga, por favor....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que es un poco la moda. Como la foto con el niño jesús en brazos de antaño. ¿Tú la tienes? Yo sí. XDDDD

      Eliminar
  8. Tienes razón, Bettie... Es una locura. Yo alucino cuando oigo a algunas madres el tema de las comuniones y cuando veo los precios de los vestidos.
    Mi hija hace ya casi 4 años que hizo la Primera Comunión (antes de tiempo, la verdad, porque tenemos en el pueblo un cura muy majo). Y, lo reconozco, me merezco un tirón de orejas por haber celebrado algo en lo que no creo. De hecho, reconozco que mi hija hizo la comunión sólo por la fiesta. Porque la hacía su prima, que tiene la misma edad, y son como hermanas. Así mi hermana y yo compartimos gastos porque la familia era la misma (menos la de los padres de las criaturas). Y como tenemos una familia maravillosa y nos encanta juntarnos y la fiesta... pues cualquier excusa es buena. El vestido lo compramos en un outlet de El Corte Inglés, tirado de precio, sencillo, sin bordados, ni tules ni nada; lo customizamos nosotras mismas haciéndole un fajín de tela de color. Y en la cabeza llevaba una especie de tiara en plan hippie, cuyas flores me pasé horas cosiendo la noche anterior. No fue a la peluquería ni se maquilló (¡¡¡MA-QUI-LLA-JE!!! ... es que aún no salgo de mi asombro...eso debería estar prohibido). Pasamos un día genial, comimos, bailamos, reímos... Las peques hasta nos amenizaron la velada bailando la canción del Coyote Dax, que ensayaron durante días... jajaja. Y, casualmente, la semana pasada me dijo: -mi comunión fue la mejor del mundo... Lo recuerda como uno de los mejores días de su vida.

    Ya me empiezo a enrollar...

    ¡Qué bien lo de tu nena! ¡Felicitaciones por tu trabajo, Bettie!

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trabajo ha sido, sobre todo, suyo. Ha dado un cambio de actitud brutal. Se nota en su predisposición un montón. Y cuando le corrijo los fallos es alucinante su actitud. Estoy muy contenta.

      Jajaja. A mí también me encantó mi comunión. Fue muy campestre, y encima la pagué yo, no te digo más XDDDD Falló la tarta, pero la perfección no puede alcanzarse... jaja

      Eliminar
  9. Se nos va de las manos en muchas cosas, a la que te descuidas se montan un evento para celebrar cualquier cosa, cumpleaños, graduaciones, bautizos, y claro, las comuniones que son minibodas.
    Evidentemente la responsabilidad es nuestra, que parece que hayamos de competir con el resto de los padres para organizar la mayor y mejor fiesta.
    Los niños sólo quieren pasarlo bien con sus amigos. Yo que soy asocial y contraria a protocolos y celebraciones (en la medida de lo posible) procuré por ejemplo retrasar la entrada en la ronda de cumpleaños de mi hijo mayor y quedó un poco fuera del círculo de amigos que tenía. Así que al final hay que claudicar y llegar a un término medio.
    Afortunadamente, los míos no quisieron hacer la comunión, y cuando veo liados a los amigos en los preparativos, por muy sencillo que lo quieras hacer, no veas cómo respiro pensando el peso que me he quitado de encima ;)
    En cuanto a tu nena, me quito el sombrero ante el trabajo que haces con ella, qué importante es la motivación, el otro día escribí un comentario al respecto en el blog de Ro (será que estoy un poco sensibilizada con el tema) pero es que con mis hijos he detectado el poco valor que se da a la motivación y al refuerzo de la autoestima de los niños.
    Besinos guapa, y ánimo, que tienes alma de profesora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la motivación es muy, muy importante. Mucho.

      Jajaja, las comuniones son un poco agotamiento sí. Mis padres hicieron cosas muy sencillas con nosotros, y aún así recuerdo los nervios de mi madre :P

      Eliminar
  10. En la fotografía el maquillaje puede tener su sentido, por la luz y eso. Pero vamos.... Que irse de las manos se LES va. Y aquí no me incluyo porque no soy madre y no hago, ni participo de tanta tontería. Y me abstengo de decir nada porque la tontería es muy contagiosa y el otro día una íntima amiga se quejaba por guasap de que le hubiesen puesto un cumpleaños ENTRE SEMANA!!!!! A lo que irónicamente contesté: Hay gente que no tiene moral!! Qué barbaridad. Y que se estaban apuerrando (de puerro, sí). Que tuvieran cuidado.
    Yo cada vez soporto menos a ciertos padres.
    No te digo nada de las notas de tu nena porque ya sabes que yo soy una tipa mu dura. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que en un principio lo justifiqué así, que sería por la luz, por las fotos. Pero vamos, que yo tomé la comunión, estoy guapísima en las fotos, y no me pusieron nada. Pero vamos, que yo no soy fotógrafa. Pero sí, se les va.

      Madre mía, ¿ahora los cumpleaños son de tiros largos? xDDD Ay, "apuerrarse". Gran palabro.

      Jajajaja. :*

      Besotes Perri ^^

      Eliminar
  11. Enhorabuena a las dos, eso sí que es ser trabajadoras.
    Que los niños elijan libremente si hacer la comunión o no, pero muchos no son conscientes de lo que conlleva hacerla más allá de los vestidos y los regalos. Pero bueno, que eso es cosa de la familia.

    ¿Maquillaje a una niña pequeña? Qué desperdicio. ¡Tu nena es monísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es monísima en muchos sentidos, sí.

      Yo creo que lo de las comuniones es ya, en muchas familias, inercia pura. :/

      Eliminar
  12. ¡Ai por favor! Acabo de morir de amor *_____*
    Me alegra un montón leer que ha remontado. Ella ha tenido que sacar de sí está claro, pero tú has influido para que eso ocurra ♥

    Lo de tema celebraciones es un horror y cada año que pasa es peor T____T lo del maquillaje... con lo bonita que está la piel a esa edad. Aunque ahora que lo pienso, en las fotos del colegio me llegaron a maquillar los mofletes xDD así que quizás sí que va por el rollo de la luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)

      Pudiera ser por la luz, pero no sé..., a mí me chocó muchíiiisimo.

      Eliminar
  13. Me ahorarré el comentario de las comuniones, que bastante habéis dicho ya.

    La historia alumna-profe, por eso, encantandora. Si es que eres un solete ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo que pasa es que ella es muy tierna, y me hace estas cosas XD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...