martes, 5 de mayo de 2015

La buena vida.

El otro día mi hermano estaba relatándonos su última escapada que, como buen loco del motor, tenía que ver con vehículos motorizados, en este caso camiones. Se lamentaba de que no podría ir a Jerez, a ver las motos, porque dos veces al año puede darse un capricho, siempre y cuando no conlleve mucho lío. Pero fastidia, claro, no poder hacer todo lo que te gustaría. 

-Si es que no vamos a dejar de ser pobres en la puta vida... -se lamentaba. 

Para él, para mí, dejar de ser pobres no es convertirnos en ricos, qué va. Es tener lo suficiente como para no ir con el agua al cuello.

-¿Tú te crees -pregunté- a esos que dicen que se aburren teniendo dinero?

Mi hermano me miró fijamente, pensándolo un instante.

-Pues no. Si yo no tuviese que pensar en que la cartilla se me queda al límite en cuanto surge un imprevisto, menuda vida iba a llevar, sí. Me iba a dar a la buena vida. 

Y en ese pensamiento nos quedamos, los dos.


Mi hermano y yo somos muy distintos, lo tenemos asumido. De vez en cuando conectamos, es cierto. Por ejemplo, él ha conseguido que mire el motociclismo con otros ojos (increíble). Y él acude a mí para saciar algunas de sus inquietudes sobre, por ejemplo, historia o cine. Me gustaría que fuésemos más parecidos, que pudiésemos compartir más aficiones, pero lo cierto es que somos como el día y la noche en estas cosas.


Pero compartimos el ideal de buena vida. No nos vamos a los grandes placeres, al fin y al cabo ambos venimos de donde venimos y tenemos gustos más o menos sencillos. Quizá él algo más caros, por el tema del motor. Pero en lo demás nos conformamos con "poco". Algún viaje de vez en cuando. Poder hacer un regalo o proporcionar un momento especial a la gente que queremos. Disfrutar de nuestras aficiones. Cumplir sueños. Poder echar una mano a los nuestros, si lo necesitan. Remolonear en el sofá. Ver una peli. Recrearnos tomando una cerveza rica y cenando nuestro plato favorito. Y, sobre todo, podernos quitar preocupaciones. Porque nadie se libra de una enfermedad, de un desengaño amoroso o de cosas similares, pero las preocupaciones que da el dinero con dinero se quitan. Y a veces aprietan tanto...


 Y vosotros, cuando pensáis en "la buena vida", ¿qué se os ocurre?



24 comentarios :

  1. Mi ideal de buena vida en este momento es tener dinero y no depender de nadie.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso como tú. Y cuando dicen eso de "el dinero no da la felicidad"... ya, pero lo que ayuda, oye... De hecho, creo que si no fuese por la falta de dinero, sería completamente feliz...
    Cuando vas al médico y te dice que tu problema son los nervios, que estás en un estado de ansiedad que no es bueno, que te relajes, que intentes estar tranqulia... Claro, si supiera que tengo una cuenta bancaria saneada y no tuviese que estar pendiente de si este mes voy a poder llegar a pagar todos los recibos, claro que estaría tranquila...

    Yo tampoco aspiro a ser rica. Y mi ideal de "la buena vida" no es precisamente vivir rodeada de lujos. Es simplemente poder vivir bien con lo que tengo, sin preocuparme de mirar todos los gastos con lupa. Es poder disfrutar de la familia, de los amigos, de una buena comida. Salir a tomar unas cervezas siempre que quiera. Poder hacer algún viajecito, aunque no sea lejos, una o dos veces al año. Poder amueblar la casa decentemente... ¡qué coño! tener una casa propia y no tener que vivir de alquiler...

    En fin... sigo aspirando a que algún día me toque la lotería y no preocuparme de la cuenta bancaria... ;)

    Sigamos soñando...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dinero no da la felicidad... Ahá. Pero tampoco es que la felicidad sea monopolio de los pobres... xD

      Jack siempre dice -creo que lo decía su abuela- que no da felicidad, pero sí tranquilidad, que no es poco :P

      ¡Besotes, Rosa!

      Eliminar
  3. Pues yo tampoco tengo grandes aspiraciones, en realidad para mí la buena vida sería algo bastante sencillo. Una casa, así tipo de pueblo, con una piscina y con zona para que disfrutase la perra.
    Aunque quizás suene raro esto, porque normalmente la gente acomodada no quiere trabajar o no mucho, yo querría montar una tienda xD Como tengo tantos gustos creo que me sería difícil decidirme jajaja pero siguiendo con el rollo de la casa, algo de restauración no me importaría. Todo esto estando recuperada y pudiendo comer más cosas claro, que cocinar sin probar no mola xD
    ¿Sabes en las películas la típica casa americana en medio del campo? ¿Que los vecinos están lejos? Rollo la casa de los Kent en Smallville xDDDD
    Me veo con una manada perruna dando largos paseos por las montañas *___*
    Eso sí, que llegase internet que me gusta mucho esto del blog jajaja y trabajar los dos desde casa también en rollos de programación.
    Oye, que me he flipado un poco xDDDD pero jo, no estaría mal :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me alegro de haber patrocinado este rato de flipamiento xDDD

      Yo si tuviese mucha pasta ... no sé, creo que me dedicaría a contemplar nubes, como dijo aquel... Jajajaja :P No es que no hiciera nada, sino que no haría nada por obligación. Supongo que me dedicaría a leer, escribir, viajar, ver museos,... ^^

      Eliminar
  4. En ese gatito...

    Ahora, en serio: poder trabajar donde quiero (sanidad pública) y con ilusión por crecer y poder hacer y aprender más cosas cada día, poder negociar un contrato del alquiler sin pensar "no sé si 2, 3, 5 o 7 meses" (no pienso en hipotecas), poder hacer planes a medio plazo (ya ni pido a largo)... Poder planificar medianamente una vida antes de los 40 (antes de los 35 ya lo veo muuuuy difícil).

    ¿Dinero? El conde de Montecristo (lo terminé anteanoche, sigo en plena digestión pero creo que me ha gustado más de lo que creo) me recordó que el dinero no compra la felicidad.
    Aunque nunca está de más.

    Besotes y ánimos opositores (yo a ver si me pongo... Porque, ¿y si sí?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y si sí?... jajaja

      Que sí, que no da la felicidad, pero la pobreza tampoooooco XD

      Un poco de tranquilidad, un caminito que nos permita avanzar... Estaría bien, ¿eh?

      Recuerda: ¿y si sí? :D

      Eliminar
  5. Operarme los ojuelos..... fíjate tú qué cosa, porque es un dineral tan grande, dados mis jaleos, que ni acercarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ayudaría a que lo vieses todo claro :P jaja

      Eliminar
  6. Para mí la buena vida no es estar rodeado de lujos y opulencias. Pero sí vivir desahogado, sin temer imprevistos, sin preocuparte por el qué pasará mañana si tengo la cuenta vacía. Y vivir tranquilo y relajado (no soy persona de emociones fuertes), con buenos amigos cerca.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tranquilidad está infravalorada. Me parece una buena vida ;)

      Eliminar
  7. Es que la buena vida no es mas que eso, poder vivir tranquilo con quien quieres, sin agobios, sin espadas de damocles sobre tu cabeza, sin cuentas atrás. Poder VIVIR, poder RESPIRAR...

    En mi caso, a tu lado.


    Te amo, Peque <3

    ResponderEliminar
  8. Chica pues yo quiero cosas! jajajaja
    La buena vida, he jugado a eso muchas veces con el Runo y con mis padres...
    Vivir tranquila, sin pensar que todo puede cambiar a peor en cualquier momento, que puedo tener que recoger mis cosas el mes que viene o que me pueden echar de casa.
    Vivir, al fin y al cabo. Con sueños, proyectos y demás. Iría a Londres por fin, planearía algún que otro viaje, compraría más libros, iría a cenar a sitios chulos y no me importaría gastarme 30 euros en algo de ropa (no como ahora que busco las cosas de 10 euros xDDDD)
    Más gatos. Poder ir al IKEA y comprar algún mueble. Ir a trabajar y disfrutar después de mi tiempo libre.
    La verdad es que me da igual alquiler que hipoteca, mientras no se me encoja el corazón cada vez que toca pagar ya me vale. Y, por supuesto, que no me suponga un dolor cuando algo del coche se rompe o me llega el seguro. Normalizar los gastos, vaya.
    Si alguna vez la buena vida llega espero poder hacerle un buen regalo a mi familia, que tanto han hecho por mí en los últimos años, sé que no compensaría todo pero sentiría que les devuelvo un poquito chiquitito.
    Voy a seguir soñando un rato! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto a lo de Londres y a otros viajes. A los libros. A la ropa (vestiditos *-*). A disfrutar del tiempo libre. A normalizar los gastos. A los gatos. XDDD

      Soñar es gratis, de momento :D

      Eliminar
  9. Mi ideal de vida? Lógicamente honor ahogada, pero también me conformo con poco, no soy muy caprichosa. Una casita con un huerto pequeñito, que mis hijos puedan criarse fuera de la gran ciudad, que cada vez me parece más tóxica. Y salud, claro, pero eso no se elige, aunque pienso que oye, el estilo de vida que se lleva influye muchísimo, así que en definitiva, vivir tranquila.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El estrés es malisísisisisimo para la salud. Así que ya te diré yo si influye, jaja :)

      ¡Besos!

      Eliminar
  10. Supongo que mi vida sería buena mientras tuviera algo que hacer. Odio aburrirme.

    ResponderEliminar
  11. A mí me pasa como a ti, me conformaría con poder salir a cenar a un sitio que me guste sin tener que estar pensando que me quedo son blanca, o simplemente no tener que privarme de cenar en un sitio más especial de vez en cuando (tampoco todos los días, pero alguna vez) o de poder ir de viaje aunque sea una vez al año pero sin tener que ir mirando cada céntimo para no quedarme en la estacada.
    El dinero definitivamente no da la felicidad, pero es que ahora mismo es imprescindible para vivir.
    Y encima tampoco quiero que me llueva del cielo, sólo quiero un trabajo! :S
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi parece que pidas un imposible... :P

      No lo es. Ánimo :)

      Eliminar
  12. En casa siempre decimos que sólo que no tuvieramos hipoteca, que lo que ganamos lo pudieramos gastar con cierta tranquilidad...

    En fin, que más o menos lo que comentas: poder salir a cenar de vez en cuando (y si fuese sin tener que mirar con preocupación los precios de cada plato ya sería la monda), poder comprar sin remordimientos (y no como ahora, que voy apuntando los libros que quiero comprar para cuando llega un cumple o navidades), viajar con más frecuencia...

    Vamos, que me conformo con vivir tranquilo, sin tener que mirar la cartilla cada dos por tres. Que no es poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, la hipoteca...

      Ostras, lo de cenar fuera sin mirar el precio de cada plato, sin sentirte culpable por pedir el que vale dos euros más... Uf... jajajaja

      No es poco, no.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...