jueves, 7 de mayo de 2015

Libro: Legado en los huesos, de Dolores Redondo (Trilogía del Baztán #2)


Segunda parte de la Trilogía del Baztán. Decidí dejar un poco de tiempo después de leer El guardián invisible porque no quería saturarme. Pues después de este la pausa va a ser obligada. Vamos con la reseña.

¿De qué va el libro?

La vida de Amaia Salazar ha dado un giro, si no de 180 grados, sí de 150. Lo que creía casi imposible, quedarse embarazada, ha ocurrido. Elizondo, el pueblo del que huyó y al que no pensaba volver, se le antoja un lugar amable, se ha reconciliado con él. Después de cerrar el mal llamado caso del Basajaún, Amaia cree que podrá disfrutar de su vida, de su maternidad y de su trabajo. Se da cuenta de que no es así cuando se ve directamente interpelada por no uno, sino dos criminales confesos. Tirar de ese hilo la llevará a enfrentarse a secretos y misterios que no llega ni a imaginar. 

Hablando del libro...

Desde ya os digo que esta reseña seguramente sea muy loca, poco organizada y un desastre. Pero es que cuando hago las reseñas, las escribo conforme se me van ocurriendo, casi como si estuviera hablando. Y claro, pasa lo que pasa.

Lo primero que se me ocurre es que DIOSSSSS qué leche le daba a la inspectora jefa Salazar. Aunque claro, me crujiría, que para eso ha estudiado en Quantico con el FBI. Pero es que le tengo una manía... madre del amor hermoso. Eso no es malo, necesariamente, ni dice nada malo del libro. También pasé media saga de Harry Potter, si no más, con ganas de abofetear a Harry en bucle... La cuestión es que la chica se me hace un poco demasiado intensita, algo egoísta, un pelín chula,... Yo qué sé, que no acabo de conectar con ella. 

Pero, como digo, eso no es malo ni influye negativamente en la historia. Legado en los huesos nos presenta una historia que retoma elementos de El guardián invisible y que añade muchos más. El punto de partida es el juicio del padrastro y asesino de Johanna Márquez, resuelto en la primera parte de la trilogía, por ejemplo. También se retoma el tema de la relación con su madre, y parece que se empieza a ver un poco -no demasiado claramente, todo sea dicho- por qué Rosario, la madre de Amaia, da tanto puto miedo. No, en serio os lo digo, a mí me acojona. Yo leo en la cama, y cierro la puerta de la habitación para que la luz de mi lamparita no moleste a nadie. Cuando acabo de leer, apago la luz, me levanto de la cama y abro la puerta. Pues cada noche tenía la sensación de que me iba a encontrar a la vieja loca ahí, con las manos en plan garra, mirándome con los ojos desorbitados, y diciendo, con una sonrisa en la boca: "Voy a comerte". Uf, qué escalofrío. (Por cierto, vaya cachaza tenía el aita de la nena...)

La trama, o más bien tramas, porque se trenzan varias (y se trenzan bastante bien) son emocionantes, misteriosas, trepidantes. Casi demasiado, si os soy sincera. Aunque no podía parar de leer porque quería saber a dónde iba a parar toda aquella locura (no está solo el plano policíaco, sino también el mitológico, rollos de brujería,  ¡hasta el Opus!), me ha parecido que el libro adolece de una especie de horror vacui, miedo al vacío. Supongo que es solo una percepción personal, pero me ha dado la sensación de que las tramas estaban ahí, comprimidas, muy juntas unas con otras, que saltaba de una cosa a otra muy rápido. Que a lo mejor era la intención de la autora, no digo que no. Pero a mí me ha dado un poquito de agobio xD Incluso diría que la línea en la que lo mitológico deja de ser un elemento interesante para pasar a ser demasiado cargante se traspasa a veces.

Y ahora es cuando vienen los spoilers. ¡No sigas leyendo! (Para leer, selecciona con el cursor)

Ha habido, como en el otro libro, cosas que no me han cuadrado demasiado. Una, no puedo evitarlo, es el momento Club de la lucha con el inspector Montes. ¿Me estás diciendo que un tío que te detesta, que está más pasao de roscas que yo qué sé, hace las paces contigo cuando le das una paliza en un callejón? ¿Eso me estás diciendo? Pues perdona, pero no me cuadra nada. No me lo creo.

Otra, el momento juez Markina - Amaia de uniforme. A ver, alma de cántaro, llevas la novela bebiendo los vientos por ella, intentando que le ponga los tochos al bueno de su marido (qué santo, señor, qué santo), ¿y cuando la ves de uniforme se te pasa de golpe? ¿Pero cuál es tu problema? 

Supongo que podría citar alguna más, pero tampoco es cuestión de despotricar mucho, porque son pequeños detalles, nada más. 

Luego, claro está también lo del final. De nuevo Dolores Redondo hace la jugada de sacarse al asesino casi de debajo de la falda. Sí, estaba ahí, y su padre, y todo... Pero... ¿cuánto se habla de él durante la novela? Vamos, que podría haber sido ese personaje como cualquier otro. Y creo que en este libro este mecanismo es incluso más descarado que en el primero.

Finalmente, tenemos ¡los misterios sin resolver! Esto no es malo, lo que pasa es que genera expectativas de que se van a resolver durante el libro, y no. Entonces las expectativas se traspasan al tercer libro, y a lo mejor tampoco. ¿Qué narices ha pasado con Dupree? ¿Está muerto? ¿Desaparecido? ¿Es el dios interior de Amaia? ¿Qué relación tenía la loca de Flora con Anne Arbizu? ¿Son brujas las dos? Porque Flora tiene todas las papeletas. Y finalmente, ¿cuál es el puñetero problema de la madre de Amaia? ¿Brujería? ¿Locura? ¿Es un demonio mitológico? ¿Se trastornó por vivir en un pueblo y se volvió una psicópata peligrosa? ¿Qué? Esas cosas pasan... xD

En resumen: un libro entretenido, ameno, se lee bien, engancha y todo eso. Para pasar un buen rato (o uno malo) y no pensar en otras cosas. No dejéis que mis pegas os disuadan. Creo que merece la pena echarle un ojo. Sobre todo si os gustó la primera parte, claro :P

Os dejo un trocito...

-Señoría, este individuo no es un hombre, es un espécimen humano del sexo masculino, y entre eso y ser un hombre hay un abisrmo.

En resumen, este libro...


3.5/5
Ahora voy a empezar a releer Pippi Calzaslargas, me apetece mucho. Cambio total de tercio :P Pero la verdad es que es justo este tipo de lectura la que me pide el cuerpo, así que... :)


14 comentarios :

  1. Vale, reconozco que (aún) no he leído el post... pero es que he visto el título y he flipado... hace ¿2 minutos? mi primo me ha recomendado esta misma trilogía en Facebook...

    ¿Estáis conchabados?

    Ahora me lo leo.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leído... ya me tenéis los dos con la intriga... pero es que tengo 5 pendientes en casa y, aprovechando que hoy estoy en Madrid me he pasado por La Central... y he pecado. Dos veces.
      Siete pendientes... ¡OLÉ!

      Besotes

      Eliminar
    2. Tú no tienes remedio xDDD

      Pues nada, búscale un hueco a esta saga, porque está haciendo mucho ruido, y la verdad es que se lee bastante bien, merece la pena tener opinión propia :D

      Eliminar
  2. La cita me ha encantao :D (Y lo de los spoilers tb, tus spoilers son un clásico!!! me encantan! XD)

    Ale, ahora a disfrutar con Pippi ;)


    Te quiero, Vida mía!

    PD: Un poco loca la reseña, si que es verdad, pero es que el libro también se las trae... jejejeje ;)

    ResponderEliminar
  3. Estoy taaaaan de acuerdo con tu reseña, es que Amaia es taaaan agoísta!!! Si yo tuviera ese marido lo mimaría mucho más, de eso estoy segura xD Mira, no me he leído el tercero porque me ponía de los nervios. Y si, también pensé lo del final, fue un ¿perdona?
    La que mola muchísimo es la madre, pero como no he leído el último tampoco se el final, así que si lo lees, me lo cuentas xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El momento que llega un poco tarde, y le echa la bronca al marido, PORQUE EL NIÑO LLORA, "¡que lo matas de hambre!", y el pobre mozo ahí, que había estado intentándole dar el biberón y nada. De verdad, se tiene ganao el cielo.

      Yo sí leeré el tercero, ya te cuento, si quieres :P jaja

      Eliminar
  4. Esta trilogía está en mi lista de pendientes.

    La idea de leer a Pipi ¡me encanta!... Yo de pequeña disfrutaba mucho viéndola en la tele, pero nunca he leído el libro... habrá que ponerle remedio... ;)
    Disfrútala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantaría el libro. Hacía ya tiempo que no releía a Pippi, pero ayer empecé, y no me podía quitar la sonrisa de la cara. ¡La adoro! Y estoy pensando en re-verme la serie XD

      Y eso, la trilogía del Baztán, ya me contarás si la lees :D

      Eliminar
  5. Esta trilogía está en mi lista de pendientes.

    La idea de leer a Pipi ¡me encanta!... Yo de pequeña disfrutaba mucho viéndola en la tele, pero nunca he leído el libro... habrá que ponerle remedio... ;)
    Disfrútala

    ResponderEliminar
  6. Acabé Salamina y me he puesto con Ánima y los volúmenes 3 y 4 de Sandman. Pero la sigo teniendo en pendientes, a ver si no la dejo para muy tarde y puedo dejar aquí mi opinión tras leer los spoilers que he tenido que saltarme XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he adelantado, jajajaja.

      Yo creo que dentro de un par de libros o tres me pondré con la última parte, a ver :P Ya me contarás qué te parece a ti :D

      Eliminar
  7. Digo lo mismo que en el primer post: no me llama lo suficiente como para añadirlo. Pero igualmente tengo curiosidad por que te parecerá el tercero :P Si mejorará o empeorará. Es la intriga que indirectamente me ofrece la saga.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Pues ya te lo contaré. Creo que lo leeré a continuación de "El sol de Breda" :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...