lunes, 25 de mayo de 2015

La gente haciendo política.

Estoy ilusionada. Mucho. Tengo el hype electoral por las nubes. Llamadlo entusiasmo, llamadlo histeria. Lo que queráis. 

Eso a pesar de que por estos lares la cosa no ha sido especialmente espectacular, pero bueno. Ni siquiera veo claro que nos vayamos a librar de Mari Loli (sigamos soñando, Carlota). Pero se ha movido algo. Y eso, en un país como este, en el que parecíamos dar las gracias por cada desprecio que nos hacían, en un país apático, es mucho.

No creáis, que si me pongo a mirar los números sigo sin entender muchas cosas. Podemos decir misa, pero en muchas ciudades y autonomías el PP ha sido la lista más votada. No voy a hablar de nadie que me pille más lejos: ahí está mi comunidad. A Cospedal le ha faltado sodomizarnos y ha quedado a un escañito de la mayoría absoluta. No voy a calificarnos como ciudadanía. Parece ser que los castellano-manchegos somos los nuevos valencianos. O algo. 

Pero, a pesar de esto, me alegro. Quizá no me acabe repercutiendo a mí, pero he visto que la gente que ha dado un paso a delante y se ha decidido a hacer política, a recuperar la política (que es nuestra, de todos, no de los políticos) ha recibido, por lo general, buena acogida. Y eso me encanta y me emociona. 

Pienso en Ada Colau, una activista que hace unos años boicoteaba mítines disfrazada de superheroína, que hace no tantos años daba la batalla por los desahuciados, que defendía la lucha de la sociedad civil, que aguantaba que la llamasen gorda y etarra en platós de televisión con la sonrisa de quien no se lo puede creer. Y veo que su lista es la más votada en Barcelona. Y que a lo mejor acaba siendo alcaldesa. Y me gusta. 



Pienso en Manuela Carmena, una mujer jubilada que no tenía por qué meterse en este fregao, después de muchos años de carrera en la judicatura y que, aún así, ha dado un paso al frente. Pienso en ella, una mujer que ha demostrado tener un talante y un estilo que ya quisieran muchos políticos de los que se han dedicado a esto toda su vida. Pienso en toda la ilusión que se ha despertado a su alrededor y en que han visto respuesta: 20 ediles, a uno de alcanzar al PP con Esperanza Aguirre. Y me gusta. 



Pienso en Mónica Oltra y en Compromís, una coalición que lleva años dando la batalla en la Comunitat Valenciana contra la corrupción y los abusos. Pienso en ella, recibiendo porrazos junto a los vecinos del Cabanyal. En ella, manifestándose con los trabajadores de Canal 9. En ella, expulsada del parlamento por decir las verdades o por "falta de decoro" (porque los trajes regalados por amiguetes son más decorosos, supongo). Y pienso en ella, a la puerta de la comisaría de Zapadores, con los jóvenes que allí se habían concentrado en apoyo de los chavales detenidos en la Primavera Valenciana, intentando que pudiesen entrar a verlos sus padres y/o abogados. Y veo que después de años de clamar en el desierto se les reconoce el trabajo. Y a pesar de que, seguramente, si yo votase en Valencia, no habrían sido mi opción, me alegro. 



Votar no valía de nada, siempre salían los mismos, todos eran igual de ladrones. Esto último está por ver, pero parece ser que las dos primeras afirmaciones se van poniendo en cuestión. 

La política no va a dejar de hacerse, participemos nosotros en ella o no. Se hará, y si no es con nosotros, probablemente acabe haciéndose contra nosotros. Parece que parte de la ciudadanía ha entendido eso, y también que puede participarse en política no desde el conformismo y la resignación, sino desde la esperanza. 

Les dijeron que dejasen de protestar y formasen un partido, que las cosas se ganan en las urnas y no en la calle. Supongo que algunos se arrepienten de haber dado la idea...

Los resultados están por ver, sí. Pero permitidme que disfrute de este momento.

19 comentarios :

  1. Todo está por ver. Pero eso también es bueno. Parecía que viviamos en la inmovilidad... o peor, en una "barrena pepera" que a poco llevaba visos de ser una especie de "España Negra II"

    Pero hoy al menos hemos recuperado algo de esperanza.

    Y como tu ya sabes, a la esperanza la tienen que enterrar siempre encima, nunca por debajo de uno.


    Te amo, Cachito <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Claro que sí. Yo creo que muchos no nos esperábamos esto, la verdad. Lo de Valencia yo no me lo veía venir, ni de lejos :P

      Eliminar
  2. Ayer se quedó una noche preciosa, tanto que apenas pude dormir. Nunca, jamás, en todos los años que llevo votando pensé que se podía mover tanto la cosa. Lo más excitante hasta ahora fue cuando echaron (echamos) a Aznar y algunas protestas estudiantiles, contra guerras y el 15M. Y ahora mira. Colores por todos sitios, aunque sigamos sin entender cosas.
    Pero ellos están condenados a entenderse, a pactar, a hablar, a llegar a acuerdos. Vaya, lo que hacemos todos en nuestro día a día.
    Sigo teniendo hype hoy, después de ver el cante en Cádiz de los que han estado a punto de echar a Teo de su poltrona y el pueblo disfrutando.
    Qué alegría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me costó, si no es porque estaba derrotada (me acosté tarde el sábado y madrugué el domingo) no sé si habría podido sosegarme XD

      Yo las únicas elecciones que viví así fueron las de después del 11M, y ni siquiera voté entonces, aún no tenía la edad.

      Veremos a ver si se entienden bien, si gobiernan para nosotros o para sus culos (buscando asiento).

      Lo de Cádiz también es digno de mención.

      Ahora veremos qué pasa. Mientras tanto supongo que nos merecemos un poquito de disfrute :P

      Eliminar
  3. Yo también estoy contenta... ;)

    Y eso que donde yo vivo no hubo cambios; al contrario. Siguen los que ya estaban, pero con más votos. Es un partido un tanto extraño, ni PP, ni Psoe, ni Podemos, ni de izquierdas ni de derechas... van por libre...
    Sin embargo, en la ciudad, si le dieron un fuerte batacazo al alcalde y sus secuaces, que buena falta les hacía...

    Pues disfruta de esta resaca post-elecciones...

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues sí, disfrutaré mientras dure la sensación, que no está el mundo dando buenas noticias todos los días... :P

      ¡Besotes!

      Eliminar
  4. Yo anoche estaba como viendo la final de la Champions XD
    Y, aunque mi voto solo haya servido para dormir tranquila (reconozco que no he buscado el "voto útil"), me alegro de algunos resultados.
    Me alegro por Ada Colau, hay muchas cosas en las que igual no coincidimos pero, me parece una persona real, que sabe de dónde viene, que lleva años de lucha social y que, si cumple, puede hacer mucho por sus conciudadanos.
    Me alegro por Manuela Carmena aunque casi me alegro más porque Esperanza, pese a ser la más votada (manda huevos, que diría su amigo Federico) no pueda formar gobierno.
    Me alegro de que Rita Barberá pase unos años en barbecho.
    Y me alegro de que Dolores Cospedal (pese a quedarse a ras de la mayoría absoluta, ¿alguien dudaba de que los manchegos somos masoquistas?), si las cosas son como creo, no gobierne. No es que la "opción B" me entusiasme, tampoco los voté... Pero al menos no estará esa "señora".

    En fin... A ver qué ocurre en noviembre.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí era lo malo o lo peor, paisana. Qué vamos a hacerle.

      En fin, a ver. Quizá cunda el ejemplo :)

      ¡Besos!

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. En mi pueblo ha salido el mismo de siempre ¬_¬ a pesar de que es el alcalde de pueblo de España que más cobra (y tod@s lo sabemos) y que tiene sus chanchullos... que claro, los tiene desde hace tantos años que la mayoría de gente no conocemos a otro. Pero por suerte parece ser que los dos partidos mayoritarios ya no son tan mayoritarios, que hay más opciones y eso es un avance, como dices. Así que es para estar contenta, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo se mueve, cosa que hace 5 años parecía impensable. :)

      Eliminar
  7. Ahora hay que ver cómo evoluciona esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, esto no es la panacea. Pero al menos da la opción de que pasen cosas diferentes :)

      ¡Besotes!

      Eliminar
  8. Yo en estos momento soy bipolar....estoy encantada con los resultados en Madrid, pero decepcionada al ver que todavía tanta gente es capaz de votar al PP después de todo lo que ha pasado aquí....en fin encantada porque después de 24 años de gobierno nos los quitamos de encima, espero que sea solo el principio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto. Aunque ha habido movimiento, el PP ha ganado en muchos sitios, aunque no tenga la mayoría absoluta. Qué te voy a contar... :P

      Eliminar
  9. El primer paso ya ha sido dado, cuando la mayoría dudábamos seriamente de que se llegara a dar nunca. Ahora toca esperar, observar. Pienso que estos próximos cuatro años van a ser muy importantes para calibrar el alcance de lo que se ha conseguido en las últimas elecciones.

    Eso si no lo echan todo por tierras con sucias estratagemas como las que propone la Espe y allegados. Escucharlos hablar de dictaduras y soviets es tan... tan... tan... que me hierve la sangre. Mejor disfrutemos del momento ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Pero a mí el momento este de interregno se me está haciendo ya larguito. xDDDDDD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...