jueves, 4 de diciembre de 2014

La que han liao los pollitos en el museo...


Esta mañana, mientras hacía un descanso, me he metido un momento a Twitter a desearle suerte a cierta persona en su primer día de trabajo en el paraíso de los olores. Entonces he visto un retuit de Lia en el que se hacía referencia a una foto de ciertos adolescentes en un museo. Me ha picado la curiosidad -o el impulso de procastinar- y me he puesto a buscar. Lo he encontrado rápido, había un montón de gente hablando de la foto de marras. Es la siguiente:


Los comentarios decía, básicamente, que esos muchachos no saben lo que se pierden, que qué vergüenza, la "Ronda de noche" detrás, una obra maestra de Rembrandt, y ellos pegaditos al móvil (el término smartphone cada vez me va menos). 

El retuit que hacía Lia y que ahora no encuentro decía que todos los que se quejaban debían de ser alumnos modélicos  en todas las excursiones y actividades extraescolares. Zas. 

Obviemos el hecho de que se trata de una foto aislada que puede corresponder a un descanso en la excursión, a una actividad dentro de la misma (buscar información sobre la historia del cuadro o sobre la época que retrata) o a lo mejor están consultando una aplicación del museo, yo qué sé. Como digo, obviemos eso, a pesar de que me parece una explicación bastante factible. Digamos que sí, que tooooodos (todos, ¿eh?) los chavales están pasando del arte que tienen alrededor y están chateando con el chico/a que les gusta. A esa edad, ¿es tan imposible de entender? Yo, reina de los estudiantes repelentes, también me he despistado en excursiones y he despreciado algún elemento científico o cultural con la osadía que confiere la ignorancia. Luego, claro, con el paso del tiempo adquieres perspectiva y ves todo de otra manera. Pero para eso hay que crecer,  y eso también tiene sus inconvenientes.

El otro día Ro hablaba de la coletilla favorita de los estudiantes: "No sirve para nada". Y nos escandalizamos, claro. ¡Cómo no pueden ver el valor de la historia de la literatura! ¡O de estudiar poesía! ¡O de analizar oraciones! O de la filosofía, o de la biología, o de la historia. O de las matemáticas (yo era de estas). Venga, que levante la mano quién no haya dicho nunca que algún contenido del sistema educativo no valía para nada. No sé yo cuántas manos habrá levantadas, pero desde luego, la mía no. Lo que pasa es que con el tiempo te das cuenta de que todo suma y de que aunque no utilices una cosa todos los días de tu vida -las raíces cuadradas, por ejemplo- han contribuido a tu formación. Pero es lo mismo: hace falta perspectiva. Y además, desgraciadamente, nadie escarmienta en cabeza ajena. 

Son cosas de la adolescencia. Casi diría que es la época de las equivocaciones, precisamente porque es una época de buscar, probar e intentar encontrarse (con más o menos éxito). Con frecuencia miraremos atrás y nos daremos cuenta de que estábamos equivocados en muchas cosas y, también con frecuencia, esa idea no vendrá acompañada de un sentimiento de decepción o fracaso, como suele pasar cuando erramos, sino de nostalgia y de ternura, al saber que ahí todavía nos quedaba inocencia (a mí aún me queda, pero menos xD).

Tengo la convicción de que uno se hace viejo cuando no puede encontrar otra explicación a la conducta de los jóvenes distinta a la de "es que no saben nada" o la de que son intrínsecamente malos, incultos, irrespetuosos, etc. Cuando emepezamos a decir esas cosas la juventud se nos ha debido quedar tan lejos que ya ni siquiera podemos recordarla.

Hoy estoy... nerviosa
Y estoy escuchando...En el claro de la luna - Silvio Rodríguez

18 comentarios :

  1. Dicen que esta cita es de Sócrates: “Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros”

    Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Es más, voy de excursión, de visitas culturales con mis alumnos. El curso pasado nada menos que a Grecia, ocho días, y el anterior a Berlín, cinco días. En esas ocasiones el ochenta por ciento de ellos pasan del museo más que de cualquier otra cosa en el mundo. Han pasado la noche juntos, tienen un montón de anécdotas y fotos que comentar, quieren que llegue de nuevo la noche, están cansados, y no entienden muy bien el valor de lo que están viendo( quizá de eso tenemos la culpa los profes) así que les obligamos, literalmente, a dar una vuelta por el museo. Su actitud es, en la mayorría de los casos, dar un paseo rápido, pasar por las salas principales, o buscar aquella obra clave, la que sale en todas las fotos, y después buscar donde sentarse y a ser posible al calor /fresco, dependiendo de la época, y que tenga wifi libre cerca.

    Eso es así, y no hay más que decir.

    ESte curso muchas de mis alumnas del viaje a Grecia han empezado a estudiar historia del arte. Ahora buscan entre sus fotos del viaje esos monumentos que están estudiando y alucinan. Me mandan mensajes al instagram. Estuvimos allí, profe, las cariátides, yo las vi, profe.

    Hace falta años, y perspectiva.

    A veces creo que si yo con catorce años hubiera tenido un móvil, no habría hecho nada con mi vida.

    Besos. Y perdón por el tostón, pero estas cosas me tocan la fibra. Seguro que las dice alguien que no se perdió una palabra de lo que decían sus profesores. Ni una.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro. Nada de nada. Hasta los puntos y coma apuntaban.

      Pero lo cierto es que queda algo de poso. Igual que tus chicxs ahora ven las cariátides en clase y dicen "¡Eh! ¡Yo estuve ahí!".

      Parece ser que no es de Sócrates, que es apócrifa, pero ME DA IGUAL. Es muy buena. Porque durante todas las generaciones los adultos y ancianos han despotricado de los jóvenes.

      También es verdad que falta contexto, un poco al menos. Si ahora los chavales fuesen a Grecia lo vivirían de otra manera. O la perspectiva que tú dices.

      Y eso digo yo. ¿Y si yo huviese tenido móvil con Internet a su edad? Yo gastaba sms y alguno me mandé en clase... xD Y me pasé notitas, y todo. Y eso que yo era la más formal de la clase. Así que... Quien esté libre de pecado... :P

      Me encantan tus "tostones", que no lo son. :)

      Eliminar
  2. Lo que mas gracia me hace a mi es que la gente utiliza el mismo medio que está criticando y probablemente en situaciones mucho peores (desde el trabajo, por ejemplo...).

    Los chavales se distraen, eso es una obviedad. Yo les hubiera confiscado los aparatos electrónicos hasta la salida del museo (como poco...), pero bueno...

    Llamadme tirano,



    Te amo, Osita <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin aparatos electrónicos se habrían distraído con otra cosa, a lo mejor más disruptiva.

      A lo mejor estaban tuiteando sobre las cosas tan geniales que estaban viendo, a saber...

      Eliminar
  3. Yo he pensado lo mismo que Jack, que quien está criticando eso, está usando el mismo medio! Y lo mismo también se está perdiendo maravillas a su alrededor... También creo que es imposible mantener total atención más de media hora. Cuando llevas una hora entera viendo maravillas como ese cuadro ¿no te satura? también hay que descansar y si es ahí delante de ese cuadro donde están los asientos...
    Yo más que instarles a que mirasen los cuadros todo el rato, les animaría a que buscasen información de él, como comentas, eso me parece una idea genial. Porque el móvil lo van a usar de todas formas, hay que enseñarles que también puede tiene ese uso.
    Justo hoy he estado charlando sobre el valor y la utilidad de las asignaturas que se estudiaban en el cole. Me ha tocado defender que el sistema de aprendizaje no se basaba sólo en memorizar (pero siempre defiendo lo contrario de lo que me dicen, para dar vidilla a la conversación :P)
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡abogada del diablo! XD Me suena eso.

      No sé. Yo la última vez que estuve en un museo de BBAA (y primera, ahora que lo pienso xD) entré a las 11 y algo y salí como a las 4 y no me acordé ni de comer. Pero claro, no tenía 16 años. Yo entiendo que a esas edades es súper complicado. Y que no es lo mismo ver una exposición pequeña que todo un museo.

      Eliminar
  4. Vaya... yo ni sabía de la foto. Entre que no tengo Twitter y que veo poco la tele... Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Es verdad. En seguida nos olvidamos de cuando éramos niños y adolescentes (aunque hay muchos adultos con complejo de Peter Pan). Me has recordarme a mí misma visitando el museo del Louvre, con 15 años... En aquella época los teléfonos móviles aún eran ciencia ficción, pero recuerdo buscar un lugar donde sentarme, porque aquello ya me aburría soberanamente. Sí aluciné con alguna obra y la disfruté, pero después de estar allí más de una hora, empezaba a ser cansino. Hoy en día pienso en la gran oportunidad que desperdicié y por eso siempre digo que volver a París es algo que tengo pendiente...
    En fin... creo que hay cosas más importantes que criticar que esta foto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que haya salido en la tele.

      Ya ves, el Louvre...

      Seguro que cuando vuelvas lo ves con otra perspectiva, seguro seguro.

      Eliminar
  5. Pues sí, basicamente cuando pasamos de ser adolescentes nos olvidamos de que lo hemos sido. Pero eso, creo que también es tan lógico como serlo cuando te corresponde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, yo creo que es lógico no comportarse ni sentir ni vivir como un adolescente. Pero olvidarse hasta tal punto de no comprender ciertas cosas... No lo veo necesario. Pero que pasa, pasa.

      Por cierto, muchos de los que despotricaban no tendrían muchos años más que los chavales de la foto. A lo mejor sí tenían mala memoria XD

      Eliminar
  6. Pues si, tienes razón en todo lo que dices. Una pena, y cada vez a peor.
    ....En el claro de la luna, donde quiero ir a parar... (que bonito). Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A peor... Más bien a igual XD Cambian los medios, pero poco más :P

      Grande Silvio.

      Eliminar
  7. Es que el postureo cultureta criticando a los demás es muy fácil y queda la mar de bien. Yo cuando vi la foto, la primera imagen que me vino a la cabeza fuimos El señor que vive conmigo y yo enganchados en vena al wifi de la tienda Apple en la quinta avenida. Que entrábamos adrede cada vez que pasábamos por la puerta para poder saludar a nuestros queridos de la otra punta del mundo. Que sí, no deja de ser la tienda Apple y por muy templo que sea no es igual que estar en un museo, pero a ojos de los demás muchas veces parecen cosas que no tienen por qué ser... Aunque ahora que lo pienso, en el MoMa también tuvimos momento móvil, así que tuvimos que quedar la mar de mal. Nosotros y los otros 500 turistas que hacían lo mismo. En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJA. Si en ese momento os sacan una foto: "Mira a Caroline y al señor que vive con ella, todo el día pegados al móvil y sin mirar el arte del MoMa" xDDDD

      Eliminar
  8. Sé que no aporto nada nuevo a lo dicho, pero no me resisto: yo a esa edad también necesitaba desconectar, y eso que sí tenía interés por el arte y la cultura en general, pero eso no significaba que las asignaturas no me resultara pesadas, y que por ignorancia no supiera ver nada en muchos temas que ahora sí me resultan apasionantes.
    Así que el comentario descalificativo me parece muy muy fácil. Cuando escuchaba a gente mayor hablar de su generación y de su época, me preguntaba como esa generación tan perfecta y que tenía soluciones fáciles para todo no había sido capaz de arreglar el mundo.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a mi edad supongo que también necesitaría descansar en un museo enorme lleno de obras de arte. No sé. Para no morir o algo. xD

      Pero oye, esa frase última me ha ENCANTADO.

      Eliminar
  9. Esta entrada es de hace unos días, pero tengo que comentar. Estoy de acuerdo contigo, pero tengo más fotos :D
    Esa foto pertenece a una serie de fotografías en las que los chavales están atendiendo a los cuadros y al museo. La han aislado para poder criticarlos. Aquí las tienes: https://twitter.com/lfaci/status/540433470104014848
    Como dices, lo más probable es que estuviesen trabajando con los móviles en la aplicación del museo o buscando información sobre el cuadro. O descansando después de dos horas de estar en el museo, que cansa a todo el mundo y es comprensible. Pero como decían en los comentarios anteriores, queda muy bien quejarse de que las nuevas generaciones ya no tienen interés por nada y no respetan a los clásicos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La entrada está aquí, así que puedes volver y comentar cuando quieras.

      Ay, si es que las fotos las carga el diablo... :/

      ¡Gracias por aportar las otras fotos, Anxo! :D

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...