Una persona normal.

Esta entrada fue escrita el 08/08

Hoy he ido a comprarme una bolsa de pipas a la tienda de chuches, he cogido el coche y me he ido al campo, a jugar con los gatetes de mi padre y a disfrutar de la brisa que, allí sí, corre. En la carretera me he cruzado con mi hermano. Nos hemos saludado con la cabeza y en ese momento, mientras me acercaba al STOP del cruce ha ocurrido: me he sentido una persona normal.


Hace años, entre tres y cuatro, quizá algo más, escribí en este blog una entrada que se titulaba "Amaxofobia" y en ella hablaba justamente de eso, de mi miedo a conducir. No la busquéis, no está. La borré porque me moría de vergüenza, porque la gente la visitaba y verla ahí, entre lo más leído, me recordaba lo fracasada que era. Porque así me sentía: fracasada.

Al fin y al cabo no hacían más que repetírmelo: todo el mundo lo hace. Todo el mundo conduce, ¿no vas a hacerlo tú? Y entonces además de fracasada me sentía rara. Y sentirse rara es una puta mierda.

Ojo, que una cosa es sentirse especial y otra es sentirse rara. Yo me sentía un bicho raro, alguien defectuoso. Me odiaba cuando me decían que tenía que llevar a mi tía y a mi madre a hacer la compra al pueblo del lado y me pasaba toda la noche en vela por la ansiedad. Y odiaba la sensación de sentarme al volante y empezar a sudar aguantando, además, que mis pasajeros se riesen de mi nerviosismo. Que esa es otra. La gente eso de la empatía lo lleva regular. La gente que no sabe lo que es tener una fobia incapacitante suele ridiculizar bastante a quien las tiene. Ojalá supiesen lo que se siente cuando algo que hace todo el mundo a ti te supone una pesadilla.

Por eso hoy cuando me he visto conduciendo tranquila, cómoda, capaz de saludar a mi hermano cuando me lo he cruzado, después de haber vuelto de una ciudad conduciendo yo, después de haber ido y vuelto a Córdoba dos veces en menos de un mes, y después de bastantes cosas en las que he caído en la cuenta, así como en un destello, he sentido un escalofrío de placer por la espalda y he pensado: "Coño, Bettie, otro monstruo moribundo".

Fue duro, y me llevó echarle muchos ovarios. Me obligué a conducir. Me apunté a #ElCurso para tener que conducir todos los días un trayecto corto. Y luego empecé a trabajar y tenía que conducir. Y entonces me compré el BettieMovil. Y era precioso. Y era mío. Y me llevaba donde yo quería. Y empecé a atreverme. Y a llevar a mi padre al médico. Y a irme a Valencia sola. Y el gran salto lo di hace casi un año (el día 15 de agosto de 2016), cuando cogí mi cochecillo y decidí que me iba a Córdoba en coche a buscar piso porque sí, porque yo podía, porque era una mujer de armas tomar.



Y hasta hoy. He ido ganando batallas durante este año de manera intensiva. Conducir por ciudad. Ir de fin de semana en coche, porque sí. Irme a otra ciudad a un concierto y que el hecho de tener que coger el coche no fuese impedimento. Con mi coche me fui a comprar mi vestido de gitana y me recorrí un Hipercor y dos Carrefour para encontrar los zapatos.

No nos vamos a mentir: conducir me sigue dando respeto, pero creo que sería una inconsciente si no fuese así. Sin embargo, se fueron las nubes negras. Y en esto, también, me siento muy orgullosa de mí misma y de mi cabezonería.



Comentarios

  1. 👏👏👏👏👏👏👏👏
    Enhorabuena, Bettie. Tener una fobia es tremendo, superarla aún lo es más 😊

    ResponderEliminar
  2. ¡Bravo! Yo sigo sin coger el coche... y ya hace dos años que renové el carné...:(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta mucho. Creo que es una fobia común, aunque no se dice demasiado...

      Eliminar
  3. Pues solo te puedo decir: ¡ENHORABUENA!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Bettie!!! Esto es sólo el comienzo de muchas nuevas cosas!!
    Ando perdida por estos mundos de Dios con el grupo, pero a partir del 1 de septiembre me pongo las pilas, prometido!!!
    Besotes
    Coquelicot

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Más te vale! Que somos pocas, y si abandonamos... jajaja :P

      Eliminar
  5. Enhorabuena!! Ya quisiera yo superar mis fobias.
    Un beso enorme!! :)

    ResponderEliminar
  6. Enoharabuena!! Me encanta ver este tipo de historias, pq ver que alguien ha podido superr un miedo, un pbstaculos que para ella es un mundo, aunque para otra gente es una tonteria. Me anima mucho, pq veo que con esfuerzo y como tu dices ponerle un par de ovarios, puedes superar todos tus miedos. Yo aun no conduzco, quiero empezar este año a sacarme el carne y es una cosa que me hace mucho respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ojo, que antes de empezar puedes tener miedos y luego ponerte con el carné y ser una fitipaldi :P Mucho ánimo :D

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares de este blog

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Economía vital.

Tontos-a-las-tres.