He visto: Death Note (anime)




Y no creáis que no me ha costado. Algo más de dos años para acabar la dichosa serie. Y ojo, que tiene 37 capítulos de unos 20 minutos. Pero es que yo ya lo decía: no me gusta el anime, no me gusta. Y es que no.

Empecé a ver esta serie por consejo de Letraherido. Supongo que en una de esas conversaciones en las que yo me encono que no, que el manga y el anime no son my cup of tea. Entonces él insistiría y me recomendaría una historia que, seguramente, me gustase. Y yo lo empezaría, porque oye, no perdía nada. Total, los capítulos estaban en Youtube y eran cortos.

Y la cosa es que, al principio, me gustó. Recuerdo que incluso llegué a utilizar los dos primeros capítulos en clase. Y es que se trata de un concepto muy, muy interesante.

Un shinigami (una especie de deidades de la muerte) aburrido deja caer su Death Note (cuaderno de la muerte) al mundo de los mortales. Este cuaderno tiene la peculiaridad de que si alguien escribe el nombre de una persona en él teniendo su rostro en mente, esa persona muere en 40 segundos. Ese cuaderno es recogido por el estudiante de instituto Yagami Light. Light es un estudiante modelo, el orgullo de sus padres, la envidia de sus compañeros y el objeto de deseo de todas las chicas. Además, tiene muy claro lo que es justo y lo que no. Así que, cuando tiene en sus manos el cuaderno se le ocurre construir un mundo mejor utilizando el poder de la Death Note. ¿Cómo? Matando a todos aquellos que realizan malas acciones: secuestradores, ladrones, asesinos, violadores...

Evidentemente, ante esa situación, surge un antagonista: "L". L es el nombre en clave de un investigador prodigioso, que es al que se pone al mando de la investigación para capturar a "Kira", el nombre en clave con el que Light reivindica sus asesinatos. En ese momento hay una pugna entre dos mentes brillantes para ver quién se sale con la suya.

Hasta aquí todo guay. El planteamiento permite reflexionar sobre muchos temas: la relación entre legalidad y justicia, la cuestión sobre si el fin justifica los medios, la megalomanía que nos hace erigirnos por encima de los demás y de sus opiniones, la instrumentalización de las personas... E incluso da para plantearse qué pasaría si surgiese un justiciero similar a Kira en nuestra sociedad. En su mundo, poco a poco, los ciudadanos del mundo comienzan a aclamarlo y a defender sus acciones. Otra vez los "justos" lanzando piedras. Y, la verdad, asusta un poco ver cuanta gente que ha visto el anime identifica a Light con el héroe de la historia.

También puede llegar a ser interesante, en un primer momento, la tensión entre los dos personajes principales, el juego detectivesco entre ambos aunque, tengo que reconocerlo, se me ha acabado haciendo pesado por redundante.

Quizá me habría gustado más la serie si hubiese acabado antes, si no hubiesen dado tantas vueltas. La verdad es que yo con el anime tengo muy poco aguante. Y puede ser extraño: Si el planteamiento te gusta, ¿por qué dices que no te gusta la serie en sí? Bueno, porque me repele bastante el estilo del anime, la manera de narrar, los efectos, los recursos, el tempo... Es que hay puntos en los que estoy diciendo: "¡Acaba ya, por favor!". Y así, claro, no hay quien disfrute nada.

Eso no quita para que, además, considere que han retorcido la historia demasiado y que el último tercio de la serie prácticamente sobra. Pero bueno, esto es mi opinión que, como ya he señalado, es la opinión de alguien a quien el anime en general no le llama nada.

Próximamente se va a estrenar la película de Netflix que adapta el manga. Supongo que, por curiosidad, le echaré un ojo, a ver si me gusta más el desarrollo que le dan.

Se ve que lo mío con la cultura japonesa es admirarla de lejos...


Comentarios

  1. Oye una pregunta: ¿Tú viajas?

    Besitos Betty, eres un encanto y lo sabes :))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante menos de lo que me gustaría, la verdad xD Casi nada.

      Eliminar
  2. A lo mejor es que no has encontrado un anime que sea para ti. Yo te recomendaría que probases con películas y series cortas que te llamen la atención. No todo el anime es igual.
    Si te sirve de algo a Neil Gaiman le gustó mucho La princesa Mononoke.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto La princesa Mononoke, y Mi vecino Totoro y alguna película más de ese estilo, y esas no puedo decir que no me hayan gustado, aunque no son de esas que pienso en volver a ver. No sé.

      Sé que no todo el anime es igual, desde luego, pero tiene un estilo que me hace acercarme a él con reticencia, la verdad :/

      Eliminar
  3. Pues sí, lo tuyo es uno de esos casos en los que no te entra porque no te entra. A mí me encantó la serie, incluso en su segunda parte, aunque estoy de acuerdo en que se rompe el ritmo un poco, pero me sigue gustando mucho (por esos dos pesronajes).
    A mí también me gustó mucho La princesa Mononoke, coincido con Urria Úzkost. Es mi peli de Miyazaki favorita.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Le regalé el primer libro de esta serie a mi hijo y le gustó mucho....mira, a ti no te gusta el anime, pero lo mio es peor, porque cuando vi que las páginas del cómic se pasaban al revés (de izquierda a derecha), pensé que el libro venía defectuoso y estuve a punto de devolverlos, jaja!!
    Bueno, que me voy del tema: a mi hijo sí que le gustó mucho porque tras leer esa primera entrega, me consta que vio toda la serie de dibujos. Yo, sinceramente, no me animo con este género.
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA.

      A mí me cuesta animarme, y después de esto, me costará más :P

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares de este blog

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Economía vital.

Tontos-a-las-tres.