No representes la misma obra, escribe una nueva.


Hoy, mientras estaba en Twitter, he visto un tuit bastante chulo al que le he hecho RT.


Digo que es un tuit chulo porque creo que a muchos nos ha pasado algo parecido después de tener una relación especial o muy larga. Durante todo ese tiempo se establecen lazos de confianza, entendimiento y cariño que provocan gestos y bromas cotidianos que son, en realidad, lo que se extraña cuando esa relación se acaba. Así que sí, creo que el tuit, en ese sentido, refleja algo que ocurre en muchas ocasiones.

Sin embargo, desde mi experiencia, creo que el enfoque está equivocado. Sí, ocurre. Se echan de menos esas cosas. Y cuando empiezas otra relación se es incluso más consciente de esa añoranza. Porque ya no tienen sentido ni lo tendrán nunca. Incluso puede ocurrir que, en un momento de mucha familiaridad, se te escape una broma que solías hacer antes y que recibas por única respuesta una mirada de extrañeza. Y eso es muy duro, la verdad. No es extraño pensar: "Nunca volveré a tener una relación así". Y puede que eso sea cierto. Pero eso no es necesariamente malo.

A veces nos empeñamos en representar otra vez una historia que recordamos con cariño pero que ya se terminó. Y si se terminó, por algo sería. Queremos meter a una persona en el papel de otra que ya no está en nuestra vida, y eso es injusto para nosotros y para la persona en cuestión. Y no importa siquiera lo mal que esté esta idea: es que, simplemente, no puede ser.

Lo único posible es empezar de nuevo, asumir que estamos escribiendo una historia diferente, que tendrá otras bromas, otros gestos, otras peculiaridades. Valorar esa relación por lo que es, no por lo que hemos vivido. Solo así nos daremos la oportunidad de ser felices.

A mí me ha costado un poco aprenderlo, pero ya está.


Comentarios

  1. Totalmente cierto (e inevitable) lo que dice el tuit.
    Pero es eso. Cada historia es una historia nueva, distinta y única. Y cada persona tiene "su gracia" (jeje)
    Me alegra que lo hayas aprendido
    Muac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuesta un poco aprender, pero acabo aprendiendo. Creo. :P

      Eliminar
  2. Yo también creo que en parte cambias tu... y esa broma que hace 8 años con otra persona era tan especial ahora no lo es, porque la otra persona no es la misma pero también porque ni tu ni tu situación lo son.
    A mi esto me pasa mucho (soy muy de bromas) no sólo a nivel pareja, sino de amistad o familia... pero como bien dices, llegarán bromas mejores y nunca dejarás de reír.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro. Todo cambia. Y si encima cambias la persona, ya...

      El mundo no para, encontraremos cosas buenas adelante. Malas también, pero no olvidemos las buenas :)

      Eliminar
  3. ¿Te puedes creer que nunca me había planteado esto? O___o
    Aunque sí he pensado que qué pasa cuando cambia una misma persona a la que quieres (o querías). Es una sensación extraña.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea, pues ya tienes otra cosa para pensar :P

      La gente cambia, es inevitable, supongo.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares de este blog

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Economía vital.

Tontos-a-las-tres.