lunes, 25 de junio de 2012

La vida hecha.

Soy de pueblo. Esto es así, y no tiene caso ocultarlo. Rezumo encanto rural por cada uno de mis poros (jaja) y, por más rebelde que he sido desde pequeña hacia lo que no me parecía bien argumentado (sí, yo era una de esas niñas de ..."¿y por quéeee?") hay valores de la cultura de pueblo que han calado en mi persona. Y punto. 

Banner del blog "Me llaman promiscuo". Muy ilustrativo.

Una de esas concepciones que han calado es la de tener "la vida hecha" o "la vida resuelta". Si lo pienso friamente, sé que no tiene sentido. Que la vida no está hecha hasta que no te mueres, o así, al menos, lo entiendo yo cuando lo pienso. Pero si dejo de racionalizar y me pongo a sentir, si dejo que sean mis entrañas las que se ponen en marcha, lo veo de otra manera. Bueno, no. Lo siento de otra manera. Lo de tener la vida hechaes muy propio de la vida en el pueblo, donde poco hay que hacer. Donde las cosas parecen no cambiar nunca. En las ciudades todo es más dinámico, más móvil, más rápido. En los pueblos, el tiempo parece pasar de largo. Y he de decir que no me extraña. 

Tener la vida hecha significa haber encontrado la estabilidad - estabilidad, qué palabra tan extraña - y eso, en un pueblo, se resume a tener un trabajo estable o una forma de ganarse la vida no temporal,  encontrar una pareja, de nuevo, estable, "meterte en una casa", es decir, hipotecarte, y una vez tienes eso hecho, casarte y, no tardando mucho, tener hijos.  Y a partir de ahí, tu vida está hecha. Se supone que se acabó tu búsqueda. Llegaste a la cima, hiciste todo lo que tenías que hacer, y ahora sólo queda ir saltando los pequeños obstáculos que la vida te vaya poniendo. 

Toda esta reflexión estúpida viene porque la mayor parte de mis amigas de la adolescencia, casi todas, tienen ya la vida resuelta, según esta concepción, al menos, aproximadamente. Algunas de ellas tienen hijos sin haberse casado, lo cual no deja de ser bastante escandaloso en el pueblo, aunque tengan el trabajo estable, la casa y la relación de varios años. Otras, se han ido casando y todavía no están en estado de buena esperanza, pero eso es cuestión de tiempo. Y otras, están casadas y no se han contentado con un hijo, sino que ya tienen dos. 

Ver las fotos de sus bodas - porque no, no me invitan - en las redes sociales me hace sentir una punzada de fracaso. ¿Tonto, verdad? Uno no se siente fracasado por no llegar a Madrid si ha tomado la carretera de Barcelona deliberadamente.  O más bien, uno no se siente fracasado por no llegar a un lugar en media hora si ha tomado deliberadamente carreteras secundarias para disfrutar del paisaje, ¿no? Pues sí. 

De nuevo, cuando lo pienso, me digo que es una tontería. Que cuando yo tenía 15 años, algunas de ellas ya habían abandonado el instituto y estaban trabajando. Que cuando yo entré en la Universidad, todas, menos una, habían dejado de estudiar. Por lo que es normal que el año pasado, mientras yo me licenciaba, una estuviese acabando de amueblar su casa, otra estuviese embarazada de 5 meses, otra hiciese un año de casada, ...

Es evidente que si me planteo estas cosas es porque yo también quiero casarme un día, y tener hijos, aunque me hayan tachado de machista por decir estas cosas. Pero me da igual. He tomado esta decisión libremente, igual que muchas otras personas deciden vivir solas, emparejarse y no casarse, tener hijos solteras, o casarse y no tenerlos. Esa no es la discusión.

No debería sentirme mal. Yo tengo que empezar en un mes el camino que ellas empezaron con 15 años. Me queda tiempo por delante. A lo mejor tiene algo que ver el contexto general en el que vivo. No es que no esté casada, ni tenga planes de tener hijos. Es que no veo en un horizonte, aunque lejano,  más o menos visible desde aquí, esa posibilidad. Sé que puede parecer una estupidez, pero desde el punto en el que me encuentro ahora mismo tengo la sensaicón de haber tomado una vía muerta. 

Será que hoy no tengo un buen día.

11 comentarios :

  1. Es que nos ha tocado vivir un momento que tira para atras de lo peliagudo que es... pero hay que seguir nena, esta situación terminará algun dia y no podemos quedarnos tirados por el camino.

    Nos han tocado las vacas flacas, pero hasta que no nos entierren yo no me doy por vencido.

    Te quiero, mi amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bravo Jack, tras las vacas flacas, siempre vienen vacas gordas :) Todo irá bien, Bettie :)

      Eliminar
  2. Efectivamente no es tu día... Bettie, yo comparto tus circunstancias y, cuando veo a esas amigas que dejamos atrás, sinceramente, no veo "sus vidas hechas" sino apresuradamente acabadas... entiéndeme en qué sentido. Comprometerse y tener hijos tan rápido es una decisión respetable como otra cualquiera pero te "corta las alas" para mil cosas... desde este punto de vista mantengo que su vida se acorta, al menos la personal, no ya la de madre-esposa. A día de hoy ese no es el ritmo, con la imposición de cambio social que estamos experimentando pienso que estás en el momento justo, ni más ni menos... de "vía muerta" nada...!!!
    Un besete,
    Nere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUedes casarte y tener hijos y seguir siendo más que una madre y esposa. Lo que pasa es que bueno, no sé hasta que punto han tomado esa decisión y hasta qué punto han dejado que la corriente las lleve a ella. ¡En fin!

      Eliminar
  3. Primero: no entiendo porqué querer casarse y tener hijos es machista O.o
    Segundo: entiendo esa sensación como persona de pueblo enano que ha dejado atrás a la mayoría de sus amistades de la infancia. O ellas me dejaron atrás a mí, no lo sé. Entiendo que sus vidas y sus proyectos sean diferentes a los míos; la vida es un autobús con muchas paradas en las que se baja y sube gente para compartir el camino... Aún así me da la sensación que muchas/os lo hacen como por imposición subconsciente. Respetable, sí, pero desde fuera parece eso, como si se dejaran llevar por la corriente.
    Tercero: yo no quiero ser madre ni casarme, aunque no sé si en un futuro cambiaré de opinión, pero si lo hago espero ser algo más que madre y esposa. No te sientas fracasada, tu momento llegará y quizá cuando lo haga estarás mejor preparada para ser algo más que madre y esposa.
    Cuarto: vaya tochaco jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu tochaco xD Y, como no, cuando he leído hoy tu post sobre la boda, he dicho ¡vaya! otra vez nuestro cerebro a medias XD Lo único es que eso, a mí no me invitan xD

      Primero: yo tampoco lo entiendo. Pero tal cual, una vez hablando con compis de carrera sobre nuestros planes yo dije que quería ser profe y una vez establecida, casarme y tener hijos. Y me dijeron ¿en serio? Y yo, que sí. Y me dijeron que eso era machista, y que si pensaba así, ¿Para qué había ido a la universidad? Tal cual.

      Segundo: yo tengo la misma sensación. Sé que yo tomé decisiones propias, y no sé si en el caso de otras personas es así. No sé si se casan y tienen hijos porque quieren y les apetece o porque es lo que toca y se aburren.

      Tercero: evidentemente, yo quiero ser algo más que madre y esposa. No quiero dejar de ser mujer y persona.

      ^^ Gracias por leer y comentar mis tochacos.

      Eliminar
  4. Casarse y tener hijos es machista. Pedazo de afirmación mema... A ver, quien lo dijo ¿tenía pensado hacerse amazona? Espera, a lo mejor espera que en un futuro la ciencia avance y podamos reproducirnos por esporas...

    En fin... ¿que por qué habías ido a la universidad si querías casarte y tener hijos? Por favor ¿esta gente no lee y no se informa? Tenemos a nuestro alrededor mujeres eminentes, profesoras, investigadoras, empresarias, políticas, médicos... Y mil profesiones más PARA LAS QUE HAY QUE IR A LA UNIVERSIDAD (bueno, las políticas no...) que están casadas y/o que tienen hijos.

    De verdad, si quien te lo dijo era mujer, qué penita para el género femenino...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí era mujer sí. Parece ser que para una mujer triunfar supone no tenre familia, y ser una femme fatale preocupada solo por el trabajo. A saber.

      Eliminar
  5. Reconozco que me has abierto los ojos con eso de "tener la vida hecha", yo también soy de pueblo y a veces me he preguntado por qué si yo he llevado la vida que he llevado por puro gusto, ahora me veo muchos días maldiciendo de no tener lo que otros tienen a "mi edad". Y este post me ha descubierto lo de "la vida hecha". Yo no la tengo hecha, pero convivo con amigos que sí la tienen. En mi caso, además de madres, son trabajadoras y buenas profesionales. Los que no tienen hijos viajan sin parar. Casi nadie se quedó en el pueblo y la más moderna e iconoclasta de todas, ahora es madre abnegada de ¡¡3 niñas!!. O sea que no es que nadie dejara su vida, sus estudios...E incluso conozco a gente que era muy mala estudiante en el insti que ahora tienen la vida "hecha" mucho mas "hecha" que la mía. Y yo me pregunto...¿cuando empecé a deshacer mi vida y por qué?. Joo...Me he dado la vuelta a mi misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, bueno, no todos corremos a la misma velocidad, perri, ¡qué vamos a hacerle! Tiempo al tiempo ;)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...