miércoles, 20 de junio de 2012

Cosas que echo de menos.

Por bajar un poco el post sobre mi querida UV, y por no ir perdiendo la costumbre de escribir, voy a hacer un post-macedonia. A lo mejor eso no tiene mucho sentido, pero para mí lo tiene: mi madre hacía macedonia cuando quedaban frutas sueltas que estaban empezando a pasarse de maduras: un plátano, un melocotón, una manzana... 

Pues eso, que hoy, con un poco de aquí y un poco de allá voy a escribir este post. Lo cierto es que son cosas que he ido pensando estos últimos días, así que tampoco es del todo descabellado. Lo que ocurre es que intentaba buscar cosas alegres sobre las que escribir, puntos positivos. Pero bueno, a veces la nostalgia es bastante reparadora. Siempre es agradable recordar que en algún momento las cosas te fueron mejor, porque eso quiere decir que pueden volver a irte bien, ¿no?

Una de las cosas que me ha dado por echar de menos últimamente es el terraceo. Bueno, en general, salir a tomar algo a un bar o pub. Es curioso, porque no soy demasiado de bares, no en Valencia, al menos. Cuando he podido salir tranquilamente a tomar algo probablemente no lo he hecho más de una vez al mes, y tampoco es que lo hicera a lo grande. Pero ahora que no puedo hacerlo, pues vaya, me apetece.

Especialmente me apetece ir a la Zumería Naturalia. Es un sitio bastnate agradable en el centro de Valencia. En él sirven zumos naturales (el mío es el Cuba) y crepes dulces y salados (el mío es el de chocolate, nata y nueces).  El interior es super colorido. Está decorado con mesas con manteles de colores, sillas de mimbre, y las lámparas son sombreros de paja. Un sitio pintoresco, cuanto menos. Y en el que solo tengo buenos recuerdos. Era el colofón final de cualquier celebración especial, o un sitio perfecto de reunión con amigos, en el que pasar un buen rato charlando. En fin, un rincón acogedor en esta ciudad que, a pesar de los años, a veces todavía se me hace hostil.

zumeria naturalia
Otra de las cosas que echo de menos es el cine. No por el hecho de ver la peli, sino porque, en fin, ir al cine es todo un ritual. Tiene algo de convencional, de clásico, que me hace sentir bien. No sé. Ir al cine, mirar las carteleras, decidir a qué se entra, pelearse un poco para ver quién puede más... En los últimos tiempos ya sólo iba al cine si quería ver una peli concreta. Hace mucho, pero que mucho tiempo que no voy al cine por ir,  por pasar el rato, y a ver qué sale. No recuerdo cuándo fue la última vez. 

Creo que por hoy me he cansado de extrañar. Suficiente. Mañana será otro día, y espeor que más alegre.


PD: Algo bueno sí tengo para decir: he superado ya las 30 páginas del trabajo de fin de máster, así que ya, sin presión por si acaso me quedo corta.  Me queda poquito para acabarlo, a ver si en una semanita o así le doy cierre  y me pongo a preparar el PowerPoint de la presentación :)

12 comentarios :

  1. Yo tambien echo de menos todas esas cosas, cariño mío, y poder salir a cenar a un restaurante, o ir alguna vez al teatro...

    Algun día vendran tiempos mejores, ya veras! ;)

    PD: Te quiero muchisimo!

    ResponderEliminar
  2. También me pasa Bettie, entre que nos mudamos a las afueras de Madrid, que somos muy caseros y que hay que ahorrar (en el mejor de los casos) o no gastar porque, sencillamente, está la situación para poco... Ganamos las mismas 4 perras y todo sube... en fín, yo intento adaptarme y ahora, cuando nos reunimos, lo hacemos en casas de amigos... sale más económico.

    Ahora, de jueves a domingo, tengo invitados. Él es de dineros y le gusta salir y yo ya estoy tiritando. Sé que lo pasaremos muy bien pero no pienso ir a donde él diga y gastar lo que no puedo. Ya me entiendes. Con este tipo de amistades siempre hay ese problema.

    Creo que todo cambiará en un par de años :)

    Un besete y enhorabuena por el proyecto fin de Master, me estaba acordando de cuando lo hice yo (jejeje)
    Nerea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, otro problema son las amistades. Por suerte o por desgracia, mis amistades no son mucho más potentes económicamente que yo xD

      Eliminar
  3. Algo parecido me pasa a mi. El sábado pasado fuimos a cenar con un amigo y hacía siglos que no íbamos. Yo si que soy poco de ir a bares y eso, pero antes iba más a cenar fuera. Se solía ir a cenar y luego al cine (te hablo de hace 5-6 años) o de fiesta. Luego el dinero disponible bajó y encima las cosas subieron de precio... como quieren que gastemos lo mismo >.<
    Justo el día 29 reabren el cine aquí (es un pueblo) y valdrá 5€, día del espectador 4€. No es lo más barato del mundo, pero antes de cerrarlo estaba a 6€... almenos ya te lo piensas más de ir algún día a ver una película que nos guste mucho en pantalla grande.
    Suerte con el final del trabajo! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo visto no soy la unica en esta circunstancia -lo sospechaba, de todos modos.

      Un besote y gracias!

      Eliminar
  4. Cambiaría el sitio en sí, pero también lo echo de menos. Soy casera, sí, pero 2 años en casa ya cansa xDDD
    Yo echo de menos el sol, una cerveza fresquita y conversaciones en las que no haya sitio para preocupaciones! Y estar por ahí sin ese nudo en el estómago que me indica culpa o remordimientos.
    Y es una lástima porque salir siempre es gastar dinero.
    Enhorabuena por tu avance con el TFM y muchísima suerte con la presentación! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú me entiendes bien eh? Pues sí. Las veces que salgo por quedar con amigas y me tomo una triste cocacola me sienta mal. Ains señor, qué vida ésta. :(

      Eliminar
  5. Ánimo, chicos, después de las vacas flacas vienen siempre vacas gordas.

    ¡Mucha fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi por lo menos es eso lo que me mantiene avanzando. Si pensásemos que las cosas no van a mejorar, mal xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...