jueves, 10 de marzo de 2016

Libro: El péndulo de Foucault, de Umberto Eco.


Hacía diez años, si no más, que tenía pendiente este libro. En una charla informal un amigo mencionó que lo estaba leyendo y que le estaba gustando mucho, y yo tomé nota. Por aquel entonces no había leído nada de Umberto Eco, así que la recomendación fue pasando, y pasando, y pasando. Hasta que encontré el libro en ReRead Valencia y lo compré, unido a que, poco después, Umberto Eco falleció. Parecía la ocasión perfecta para ponerme con él finalmente.

¿De qué va el libro?

Me va a costar decirlo, pero podría resumirse de una manera bastante chusca y simplista en que tres personajes Diotallevi, Belbo y Casaubon se empeñan en urdir un plan conspiranoico relacionado con los Templarios para una colección hermética/esotérica/whatever de una editorial y la historia se acaba complicando. Perdonad la cutrez de la sinopsis y la falta de entusiasmo que destila, pero es que... pfs. 

Hablando del libro...

Voy a ser súper siesa. Lo digo desde ya. A ver, el libro es una especie de "deconstrucción" de esa literatura que se alimenta de las teorías de la conspiración y de la necesidad de los humanos de creer en cosas más allá de lo que hay. Leí en una noticia que El péndulo de Foucault es a este tipo de literatura lo que El Quijote a los libros de caballerías. Desde luego la intención está y se ve. Me ha gustado bastante (aunque en ocasiones se me ha hecho tremendamente pesado) ver cómo relacionan unos hechos con otros de manera casi totalmente arbitraria, pero utilizando algún cabo que pueda dotar de algún tipo de verosimilitud a su "Plan" conspiranoico. 

Pero...¿me ha gustado el libro? ¿He disfrutado de su lectura? Pues a ratos, y en general, más bien poco. ¿Por qué? Supongo que por mi culpa. O no era el momento, o simplemente no es un libro para mí. O quizá por las expectativas. Yo esperaba algo como El nombre de la rosa, una novela que aúna reflexión, historia de la filosofía, historia general, trama detectivesca, enfrentamientos religiosos,... El nombre de la rosa me encantó, me pareció una novela completísima que, aunque trasciende el género narrativo, no deja de ser narrativa. A ver si consigo explicarme: aunque en la novela hay mucho más que la historia de los asesinatos y demás, ese hilo conductor sigue siendo fundamental y todo lo demás se estructura alrededor de él. Y eso me ha fallado en El péndulo de Foucault. Yo pensaba que iba a haber una trama parecida, detectivesca, en la que hubiese que resolver un crimen o desaparición, pero no. El desarrollo de la novela va de un lado a otro sin seguir un hilo definido. Es como si estuviese entre la novela y el ensayo sin ser ninguna de las dos cosas. O como si fuese una especie de ensayo ficcionado. No sé. O quizá yo no he sabido ver esa línea de desarrollo.

Eso no quita que el libro esté muy bien escrito y que contenga verdaderas perlas. He marcado muchos fragmentos porque son simplemente geniales, e incluso me dio por escribir una entrada a raíz de uno de ellos. Quizá si hubiese leído los capítulos poco a poco, con más distancia en el tiempo, casi como si fuesen reflexiones aisladas, lo habría disfrutado más. Quién sabe. 

En resumen, un libro denso (mucho) cuya lectura, como dijo Pilar (creo que fue Pilar), se parece a la minería: hay que picar y picar, aunque encuentras cosas valiosas. Lo que pasa es que yo he percibido mucho del picar y casi que no me ha compensado mucho lo que he encontrado al final xDDD (Dios, acabo de perder como mil puntos de cultureta xDDD)

Os dejo un trocito...

Hubo alguien, quizá Rubinstein, que cuando le preguntaron si creía en Dios respondió: "Oh, no, yo creo... en algo mucho más grande..." Pero hubo otro (¿quizá Chesterton?) que dijo: "Desde que los hombres han dejado de creer en Dios, no es que no crean en nada, creen en todo."


En resumen, esta novela...

2.5/5

He empezado a leer Su muerte, gracias, de Abel Amutxategi, un libro que ayude a financiar en una campaña de crowfunding. Ahora necesito reírme y desconectar, espero hacerlo con esta novela. 

Y para finalizar, os dejo con el dichoso péndulo xD No es del que se habla en el libro, sino el que hay en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.






10 comentarios :

  1. Lo leí allá por los albores del siglo... (Qué mal suenaaaa). Y, bueeenoooo. No sé, creo que tuve un arranque de postureo universitario y me dio por leer algo de Eco "peroquenoseaElnombredelarosaporquelapeliestádemoda".
    Y me dejó como a ti, fría.

    Ahora estoy con otro tochito (Los hermanos Karamazov), que me está dando rabia no disfrutar más porque llego a pasajes muy deeeeensoooos muy caaaansaaaaadaaaa, y me disperso. No quiero dejarlo de lado para otro momento (y eso que tengo 4 en "cola" y otro en mente) pero, ya desde este momento, me lo apunto en la lista de futuras relecturas.

    En fin... ¿Se puede pedir una excedencia para leer?

    Un besoteeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería poderse. Pero mejor sería que nos pagaran por hacerlo xD

      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Es denso, es complejo y requiere un ritmo de lectura diferente. Creo que volverás a él y seguro que entonces lo disfrutas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veremos si llega ese día, jaja :P

      ¡Un saludo, Pilar!

      Eliminar
  3. Sí,por lo que cuentas todo apunta a que es un ensayo al que le ha querido dar forma de novela, y entonces es como un híbrido raro. De todas formas, tengo ganas de leerlo algún día. ¡¡Aunque antes está El nombre de la rosa!!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Suena terriblemente tedioso... xD
    El densismo absoluto es algo que soporto si la cosa está interesante, pero si, como has dicho, la trama va fluctuando y haciendo quiebros como pollo sin cabeza, me da que no.

    Aun así, me he echado unas risas con la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí con el densismo absoluto me cuesta, y fíjate que he leído cosas deeeeeeeeeeeeeensas. A lo mejor es que no tengo yo ahora la mente para eso.

      ¿Es graciosa? XD No lo sabía XD

      Eliminar
  5. Umberto Eco me llama la atención (qué mal suena xD), pero no he leído mucho de él, El nombre de la rosa y... ya está. La verdad es que sobre este libro, El péndulo de Foucault, siempre he tenido la sensación de que no era una novela, sino un ensayo (pero eso, una sensación sin fundamento, llámalo x). En parte, quizás así no me lleve una desilusión al enfrentarme a su lectura, pero de momento creo que esta queda algo lejana (...¡por favor, parad el tiempo para que me dé tiempo a leer todo lo que tengo pendiente!).

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ¡me uno a tu plegaria! XD

      ¡Besos!

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...