domingo, 27 de marzo de 2016

Libro: El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza.




Este es uno de esos libros que no habría cogido de no ser porque me han "obligado". Era la propuesta de este mes para el club de lectura. Y por poco... Casi no llego a tiempo >_<

¿De qué va el libro?

Pomponio Flato viaja por los confines del Imperio Romano buscando un manantial de aguas con efectos portentosos, eso sí, con poca fortuna. Esos infortunios le llevan a Nazaret, ciudad en la que será contratado como investigador privado por el hijo de un carpintero, que sostiene que su padre, acusado de asesinato y que no tardará mucho en ser crucificado, es inocente. 

Hablando del libro...

No quiero dar muchas pistas, pero el libro ha dado en ser una lectura de lo más "semanasantera". Lo malo (o bueno) del tema ha sido que la mitad la he leído yo, y la mitad me la han leído, porque he estado medio moribunda. Pero claro, yo, cuando me leen, caigo frita casi instantáneamente. Así que ha sido una lectura un poco accidentada, con muchas vueltas atrás y fragmentos un tanto borrosos.

Sé que esa es la razón por la cual no he disfrutado la novela tanto como parecía, pero tengo claro que se trata de una lectura entretenida, divertida y que merece la pena. Podría decirse que el esquema general es el de una novela de detectives aunque, eso sí, con unos personajes ciertamente peculiares. Sin embargo, ese toque de humor de Eduardo Mendoza hace que El asombroso viaje de Pomponio Flato sea mucho más que una novela negra. Aquí la novela no pierde el género, sino que lo trasciende, sí. 

Me he reído mucho con las ocurrencias y reflexiones de Pomponio, con las críticas veladas (o no tanto) que esconde la narración, con la agudeza y la inocencia (sí, a la vez) del hijo del carpintero. Y, como ya he dicho, con esos giros humorísticos que Mendoza utiliza como pocos. 

Supongo que en algún otro momento tendré que releerla en condiciones. Creo que podré encontrarle hueco: se trata de una obra muy breve (190 páginas) que se lee sin sentir. 

Os dejo un trocito...

-No te dé pena. Él mismo se ha buscado su infortunio. Es un filósofo.
-A lo mejor -replica el cuervo- no sirve para otra cosa.
-Un parásito -dice la zorra-. Su muerte no hará mal a nadie. 

En resumen, este libro...

Ahora no sé qué voy a leer. Me apetece leer un libro triste, triste, de llorar mucho, pero no se me ocurre ninguno, y mirad que tengo pendientes. Y todavía tengo por leer algunos libros que me regalaron en Navidad y San Valentín.  Supongo que empezaré Qué difícil es ser dios, de los hermanos Strugatski, que lo tengo más tiempo. No es triste, pero bueno, a lo mejor me conviene llevarle la contraria a mis ganas. 

¡Besos!


13 comentarios :

  1. Yo también lo leí hace años y por el club de lectura jaja
    No recuerdo demasiado detalle, pero sí recuerdo haber tenido la misma sensacion que tú describes. Disfruté con la novela.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Desconocía totalmente este libro, pero me gusta el humor de Eduardo Mendoza...

    ¡¿Eres masoca?! ¡¿leer un libro de llorar mucho muchísimo?!... tú estás muy mal...XD
    Mejor busca uno que te haga llorar de la risa, mujer...

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ayuda. Me relaja llorar de emoción.

      Besicos, guapa.

      Eliminar
  3. Desconocía totalmente este libro, pero me gusta el humor de Eduardo Mendoza...

    ¡¿Eres masoca?! ¡¿leer un libro de llorar mucho muchísimo?!... tú estás muy mal...XD
    Mejor busca uno que te haga llorar de la risa, mujer...

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Mendoza siempre merece la pena. Novela "negra" con toques descacharrantes. Con lo que me costó (horrores y varios intentos) pasar de la página 65 de La verdad sobre el caso Savolta, en 2° Bach... Y luego cogí carrerilla.

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó mucho :) Y luego lo que he leído de Mendoza me ha gustado también. No es mucho, pero vaya, me ha ido gustando :D

      Besos

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Soy muy fan de Mendoza. Hace mucho que no leo nada suyo, pero hubo una época en que devoraba una tras otra sus novelas humorísticas de detectives. Además tuve la suerte de escucharlo hablar en una conferencia y es una persona encantadora y educadísima, da gusto oírlo.
    Sobre los libros tristes de vez en cuando me apetece alguno así y la verdad es que es una especie de liberación terminar de leerlo mientras te cae la lagrimilla xD El último con el que me pasó fue "Los puentes de Madison County", en el que se basa la peli de Clint Eastwood y Meryl Streep, qué maravilla de novela. Y antes de ése los que más recuerdo son "Yo antes de ti" y "Un monstruo viene a verme", me encantaron.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído Yo antes de ti, que lloré como una posesa, y Un monstruo viene a verme, que lo mismo. ¡Pero cómo no se me ocurrió lo de Los puentes de Madison County! Con lo que lloré con la peli...

      Voy a ponerlo en Goodreads ahora mismo. Con suerte hasta lo encuentro en la biblio. ¡Gracias! :D

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    Pues no sé. Tengo bastantes pendientes, así que no sé cuándo podría hacerle un hueco.
    Me encantó tu reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos interminables listas de pendientes por aquí, jaja :P

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...