domingo, 18 de mayo de 2014

Alumnos invisibles.


Últimamente me he encontrado a menudo actuando como la profesora que me gustaría ser algún día. Supongo que tiene que ver con el hecho de que he vuelto a entrar en un contexto educativo. Como alumna, sí, pero es que... me cuesta. No puedo evitar ver las cosas desde la perspectiva del profesor. Y supongo que eso me va a traer algún que otro problema. Pero eso es harina de otro costal. 

Una de las cosas que me da miedo es ser la típica profesora que trata a los alumnos de "listos/trabajadores" y "negados/vagos". Sé que no se debe, pero es lo que he vivido yo durante toda mi educación y temo que, por lo que sea, me salga el impulso de hacerlo. Pero tengo esperanzas de que eso no ocurra. Estos días me he dado cuenta de tengo una sana tendencia a reparar en la gente que no destaca. 



En el curso hay un par de compañeros unos años más jóvenes que yo, no demasiados, pero lo suficiente para que se note mucho la diferencia. Además, estamos en puntos muy distintos. Ellos son chavales que abandonaron su educación obligatoria y que ahora, a sus 20, están intentando sacarse la ESO. Son de esos que se dan cuenta más tarde de que han cometido un error. El problema es que, tal y como están las cosas, andan desesperanzados y perdidos: no saben por dónde tirar. Y ahí, la verdad, no puedo serles de mucha ayuda.

Lo cierto es que me he acercado a ellos, me provocan ternura y me generan interés. El otro día mientras hablaba con uno de ellos me espetó, rompiendo con el tema de conversación:

- ¿Es difícil sacarse una carrera?

Me pilló por sorpresa. 

- No sé -contesté-, depende de cómo te lo tomes y de lo que entiendas por difícil. ¿Por?

- Porque no sé, me gustaría sacarme una carrera pero creo que soy demasiado tonto para hacerlo. 

Se me rompió un poquito el corazón. Le contesté que no sabía si sería capaz o no de sacarse una carrera, pero que eso dependía en buena parte de él, y que conozco a más de un "negado" o "tonto" que está sacando una carrera de manera espectacular. Le hablé de que buena parte del éxito reside en el interés y la motivación que tengamos.

- ¿Verdad que tú ahora sacas mejores notas que cuando estabas en el instituto? 

- Sí.

- ¿Y qué pasa? ¿Que te has vuelto listo con el tiempo o que ahora te interesa más?

- Lo segundo...

Me contó que tenía planes, que quería hacer un ciclo formativo de grado superior y, desde ahí, ir a la Universidad. Que no sabía qué quería hacer, pero que le gustaba mucho la Historia, aunque también los estudios relacionados con la naturaleza. 

- ¡Pero hay tantas cosas! ¡Tanto para aprender! No sé si podré siquiera decidirme.

Después, ambos, acabaron preguntándome por las becas, por cómo pude pagarme la carrera, por si podrían conseguir beca si estudiaban un ciclo formativo,... Se fueron sonriendo. Y yo, también. 



No sé cómo a estos dos chavales se les colgó la etiqueta de negados o tontos. Tienen curiosidad, inquietudes, ganas de aprender,... No sé. O quizá sí. Quizá no destacaban y se ignoró que estaban ahí. Pasa a menudo. Lo he visto tantas veces que hasta he perdido la cuenta... Alguna de ellas ya como profesora en prácticas. Se atiende a los que destacan para bien, porque nos hacen sentirnos buenos profesionales. Se atiende a los que destacan para mal, porque nos "molestan". Pero a los que están ahí, que no destacan ni molestan, a veces se les ignora. Demasiadas veces. No se espera nada de ellos porque apenas se repara en ellos. Y eso es muy triste, porque afecta mucho más allá del aula. 



¿Alguna vez os ha pasado esto? ¿Os habéis sentido invisibles en el aula? 


Hoy estoy... desanimada
Y estoy escuchando... Across the universe - The Beatles

25 comentarios :

  1. Muchas veces supongo que será debido al exceso de alumnos por clase. Se que hay veces (Fidel dixit) que no te queda mas remedio que hacer un "triage". No por tí mismo, que si eres buen profesor quieres "salvarlos" a todos, sino por el miedo a que por intentar salvar a todos, al final acabes perdiéndolos a todos.

    El gobierno que se dé cuenta de que fomentando la cultura y creando un sistema EDUCATIVO potente, le dará un empujón a este país (que solía llamarse España) como no se le ha dado a ningún otro desde que comenzó a utilizarse el fuego, la rueda o aparecieron la agricultura o la imprenta.

    He dicho XP

    Bendiciones, buenas noches.



    PD: perdón por el chorricomentario y... telofiu amore! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bendiciones, buenas noches.

      Hombre, yo no sé, supongo que él tiene parte de razón. Pero un comentario favorable a un alumno que está por ahí calladico de vez en cuando no quita tanto tiempo y puede ir marcando grandes diferencias. Es a eso a lo que me refiero.

      Ya te conté aquello que vi en las prácticas con la chica que se echó a llorar. Y bueno,... habría sido fácil remediarlo, creo.

      Eliminar
    2. Está claro, es como la macroeconomía, que a algunos no les deja ver los "arboles caídos"...

      Eliminar
    3. Qué dices, loco, si por aquí todo son brotes verdes.

      Eliminar
    4. Yo estoy de acuerdo con Jack. Creo que el número de alumnos impide que se pueda avanzar con todos a la vez. Lo dice la primera cita que has puesto. Pero también creo que tiene que ser muy complicado estar ante un alumno, adolescente, que no quiere estudiar, que pasa de todo, que no está motivado...No me parece nada fácil motivar a los chicos. Luego les pasa como a éstos, que se dan cuenta ellos solos y lo consiguen todo!! Anda que no conozco yo a gente así. Y les suele ir bien porque tienen más claro lo que quieren.
      Yo en la carrera, en algunas asignaturas, me sentí invisible, a favor de mis profesores debo decir que entonces yo me comporté como una alumna que pasaba de todo...O sea que mea culpa, la verdad. El máster me sirvió para quitarme ese malestar de encima y volver a destacar. Pasamos por fases. Algunos sois más regulares, pero otros tenemos altibajos. Aqui dejo yo otro testamento. Y un besico para cada uno.

      Eliminar
    5. Si hasta ahí puedo estar de acuerdo. Si no quieres hacer nada, es difícil. Pero no me refiero a esos alumnos, sino a otros que hacen sus cosillas, alumnos de 6, y no de 9, que hacen grandes esfuerzo para seguir ahí, pero que como no son habladores, o graciosetes, o lo que sea, pues ni se les mira. No sé.

      Eliminar
  2. Yo es que cuando he sido alumna siempre he querido ser invisible.

    Recuerdo que cuando di el curso de nutrición tuve una alumna invisible. No es que no quisiera participar ella o que no quisiera hacerle caso yo, es que era tan discreta...

    Me di cuenta de lo muchísimo que valía bastante tarde, corrigiendo su examen, fue el segundo mejor de la clase y me dio tanta alegría ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien. :) Es que a veces es eso, hay gente que está ahí, y que como no se hace notar...

      Eliminar
  3. En 14 años (8 como tutor de 4°de ESO) he tenido de todo: invisibles que me decían "Santi, olvídate de mí, que a los 3 meses de salir de aquí me meto en la fábrica [mucho azulejo por acá] y me ves con un BMW que en la vida tú tendrás..." Y es que ése era el mensaje de aquel capitalismo, abandónalo todo y súbete al carrusel del consumo rápido. En el 95 yo dejé la fábrica y aprobé el Acceso de Mayores de 25... Y me llamaron loco porque iba contradirección... La vida es tomar decisiones y no siempre la que parece más lógica es la correcta. En mis clases de Ética hablo de esto porque me cago en los manuales del buen profesor, según los cuales nunca se debe hablar de la vida privada. Luego hay invisibles encantadores, a estos los llamo "tapados", haciendo un símil deportivo con aquellos deportistas que no contaban para nadie pero acaban sobresaliendo. No les suele gustar los halagos en público así que solo les hago un guiño cómplice, un comentario indirecto que sé que solo pillan ellos o cosas así. Los BMW de aquéllos fueron perdiendo lustre y alguno se me arrima recordando mis advertencias. Me sorprende su madurez, conseguida a base de errores, lo que no deja de ser la mejor motivación para el cambio, así que les digo: "ahora sí puedes" (el invisible se ha puesto una venda blanca para ser identificado y en ella se puede escribir cualquier otra vida).

    Santi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, pero esos comentarios indirectos y esos guiños cómplices les hacen sentir que están ahí tambie´n, que no daría igual si no estuvieran. Tiene que ser una sensación horrible.

      Y eso, nunca es tarde. :)

      Eliminar
  4. Pues....te podría decir que al pasar de EGB a BUP me tacharon de inutil, etiqueta que me acompaño un buen número de suspensos hasta COU, aunque todos los años los saque a base de esfuerzo en invierno y verano, año a año y la constancia paterna del "no-abandono"; al llegar a selectividad, lo normal es que se bajara nota, bien pues yo subí y en especial en aquellas asignaturas que siempre habia llevado a la rastra. Mi nota buena-media, estuvo acompañada de varios "No te crees tu nota" por parte de profesores (he de decir que no soy una "maqui") En todo ese periodo sólo confiaron en mi mis dos tutores y mis padres,. Superada esa fase, la cual el recuerdo no es grato, porque mi autoestima se vio afectada y la seguridad en si misma también, llegué a la Universidad y ale-hop notas medias bastante aceptables, resultado: diplomatura, licenciatura y con el tiempo oposición... Supongo que tuvo mucho que ver la llamada "edad del pavo" pero estoy segura que si mis padres no hubieran estado ahí ...hoy día tendría otra profesión igual de digna, pero sin formación... ;-) El instituto goza de fama por su gran número de "cadáveres", a mi personalmente no me hace la más minima gracia, mucha gente que podría haber continuado estudiando pero la politica del suspenso y la no motivación hizo que se quedaran en el camino..Asi qué creo que no hay que encasillar a la ligera :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que no. Y creo que el hecho de que una persona lleve mal los estudios no es razón para tacharla de inútil, torpe, etc. porque puede que luego retome, o que no, pero seguro que tiene muchos otros talentos. El mundo académico no es lo único que éxiste.

      Enhorabuena por aguantar el vendaval ;)

      Eliminar
  5. Yo me acuerdo que en cuarto de E.S.O., en el segundo trimestre, saqué muy malas notas. En vez de animarme, el tutor me decía que me metiera en diversificación o que, si pasaba, hiciera un grado medio, cuando lo que yo quería era hacer una carrera. Parece que solo quisieran que los "excelentes" pasen. Yo solía sacar notas medias, tampoco es que suspendiera todo. Y aquí estoy, preparada para la selectividad y para, espero, empezar la carrera de Turismo el curso que viene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, ¡se puede! No solo los estudiantes brillantes salen adelante. Bueno, es que hay muchas maneras de ser brillante. El que sigue currando aunque le cuesta, también lo es.

      Eliminar
  6. Cuánto más te leo más ganas de conocerte tengo!! Ets un confit!
    Yo calculo que debo de ser unos 20 años mayor que tú, me di cuenta tarde de que me hubiera gustado se rprofe pero por ese desinterés del que hablas y por creerme lo que decían de mí en casa( ojo que ahí tienes material también) estudié algo que no me ha hecho feliz. Ahora como madre y como mejor amiga de una profe de castellano lo veo todo desde otro prisma... y sabes? también hay mucha dejadez por parte del profesorado, no todos son como tú y como mi mejor amiga, hay gente que se acomoda a un trabajo del que sabes que puedes vivir, llevar una vida más o menos cómoda , con buenos horarios y cuantos menos sena los dolores de cabeza mejor. Queda dicho, le doy al botón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente de esto va este post. De que hay profesores que no reparan en sus alumnos lo que deberían. Que no hablo de dedicarles una hora a cada uno, sino de cosas tan simple como un comentario en el exámen: "Has mejorado, enhorabuena", o "Vas por buen camino", o hasta las broncas, "Puedes dar mucho más de ti, ¡vamos!" pueden cambiar muchas cosas y no cuestan tanto...

      Eliminar
  7. A veces es tan, tan difícil... Cuando leo estas cosas, pienso en lo que tengo más cerca: 18 años y en 1º de Bachillerato, con muy mala trayectoria, en general malas notas... ¡Pero es muy lista! El problema está en que vive en una familia difícil, con una madre enferma desde que ella tenía 10 años, un padre que desde entonces no supera la depresión, pocos ingresos... Eso unido a su sobrepeso, su falta de confianza en sí misma y su apatía, pues... Muy complicado. ¿Cómo se motiva a alguien así? Yo procuro alabar sus logros: sus asignaturas aprobadas todas en septiembre, cuando saca una nota muy alta y cuando aprueba a la primera, decirle lo guapa que está si se ha arreglado, decirle a su novio delante de ella la suerte que tiene con esa joyita... Pero a veces pienso que no sirve de mucho... No veo que funcione gran cosa.

    Y luego con lo de no destacar, pienso en mí... En que yo quería ser invisible, no quería que nadie se diera cuenta de que estaba en esa clase, pero mis notas destacaban por mí. Al final, la mayoría de mis problemas en el colegio y en el instituto fueron por culpa de los profesores que me "motivaban" tanto que hacían que llamase la atención por ser "ejemplo" para el resto. En ocasiones he sacado notas mediocres para que eso no pasase, pero entonces era en público también cuando me decían que no me preocupase, "que no pasaba nada", para jolgorio de mis compañeros, por "enchufada"...

    En fin, todos tenemos experiencias extrañas, y desde luego lo de motivar y ser motivado lleva detrás una cola bien larga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aunque no lo veas, de algo tiene que servir, de verdad. Yo creo que sí.

      En cuanto a lo otro: hay muchas maneras de reparar en la gente, y no siempre tiene que ser en público. Depende del alumno y demás. A veces una alabanza en privado, o una simple nota en una corrección son suficiente. Y mano de santo.

      Eliminar
  8. Yo estoy en 4º de ESO ahora mismo, y lo que cuesta es la constancia. Pero no la constancia de estudiar lo que te gusta, no. Yo paso por aqui cada dos dias a leerte, porque me gusta. Yo estudiaría biología toda mi vida, porque me gusta. Pero, como George Evans dijo, no todos aprenden lo mismo ni a la misma vez. Y yo, si no estudio todo sin parar (sin decansar ningun año), no podré estudiar.

    Y claro, mientras aprendo otras cosas, bajan los resultados académicos. Y no, noe s sólo la edad del pavo, yo no deseo ir a la playa a ver chicas, ni salgo los sábados con los amigos. Yo leo, y uso internet. Mucho. Y no precisamente en redes sociales, mireusté.

    El problema es el aburrimiento. Mis ojos divagan de un lado a otro, mi mente más de lo mismo. Quizá en una semana leo varios libros, después en un mes solo toco los del instituto. No se pueden poner fechas a las cosas, es como decirle a una tomatera "o me das tomates en tres días, o prescindiré de ti". La tomatera estará lista cuando lo esté, tu puedes intentar ayudarle, pero no intentes acelerar el proceso, o los resultados serán catastróficos.

    Pueden tacharme de que sólo soy un adolescente, que vive los típicos clichés de esa edad. O que si lucho contra la sociedad, estaré luchando contra los ideales de mis antepasados. Me da igual lo que digan. La mayoría de la gente vive en la ignorancia: una ignorancia que los hace felices. Yo se muy poco, pero lo suficiente para no ser feliz. Y así, busco algo por lo que luchar, antes de empezar a hacerlo.

    Básicamente, me sigue pareciendo que el actual sistema es el que se espera de una sociedad industrializada: hay que ser lo suficientemente listo como para saber trabajar, pero no lo suficiente como para hacerte tus propias preguntas. Yo llevo las riendas, por ejemplo, de mis clases de inglés. Leo foros de juegos en inglés, veo vídeos en inglés y juego a juegos en inglés. Pero, claro, un alumn@ que no utiliza el inglés para nada, pero que se estudia mejor la lección, saca más nota en el examen, y esa nota dice que se maneja mejor que yo en el inglés.

    Yo no sé cual es el problema en realidad. Pero si se qué es lo que yo creo que es el problema. Y es este: cuantas menos preguntas te hagas, y más te aprendas (a rajatabla) lo que te imponen, más nota sacarás, y mejor vivirás. Se refleja en todo: mis compañeros solo necesitan saber como se hace X, no desean saber por qué es así. Luego, en sus casas, quedan con sus amig@s, rien, se lo pasan muy bien, chatean y poco más. En sus conversaciones y actos no se refleja esa curiosidad innata de los animales, ese ímpetu de mejorar, esos porqués que deberían mover el mundo. Yo hago mi trabajo, en clase y estudiando, y fuera de eso, quedo con mis amig@s y poco más. Si esto es lo que va después de ser un animal, si esto es ser un humano, qué asco.

    No he viajado a Japón en mi vida, ni me he interesado demasiado en su cultura. Pero sé que allí, los profesores no tienen que reverenciar al emperador, debido a que, sin profesores, no habría emperador. Yo no siento que mi país me de un motivo para luchar, ni que me incite a buscarlo. Tu estudias y luego haces tu trabajo, y a cambio tienes tiempo libre para pasarlo bien, comida que te gusta, un móvil, un coche, una TV(es algo nuevo que me encontré ayer en algo llamado salón: la familia me explicó para lo que servía, y que llevaba ahí mucho tiempo. Sinceramente, nunca la había visto) con Sálvame, fútbol, cerveza y tabaco. ¿Necesitas algo más?.

    No veo la TV, no tengo móvil, salgo con un par de amigos y poco más, no me interesa el fútbol, no tengo miedo a hacerme preguntas que otros consideran estúpidas, y la llevo buscando desde que escuché su nombre por primera vez. No hay sitio para mí en esta sociedad, ni par ala gente como yo. Vivimos en una época de pensamiento débil, la base del ser humano.

    Polvo somos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te ofendas si te digo esto pero... joder, me costaría creer que eres un chaval de 4º de la ESO si no fuera porque creo que no tienes razón para mentirme. Que no ganas nada, vaya.

      Mira Ángel: enhorabuena. De verdad. No dejes morir esa curiosidad y.... bueno, en cuanto a lo de las notas... depende de la importancia que tú le des. ¿Qué te importa? ¿Sacar un 9 en inglés porque saber rellenar huequitos del examen o saber comunicarte con otras personas en inglés? Al final las notas tienen una importancia relativa. Te lo dice alguien que ha sacado toda su vida muy buenas notas y que cada vez le ve menos sentido. Pero bueno, sigo leyendo y haciéndome preguntas. Así que no lo doy todo por perdido.

      Oye, anímate y comenta más :) Si fueras mi alumno con esos parrafitos que te has marcado, ya te digo yo que tendrías muy buena nota. ;)

      Eliminar
    2. No, si en ética y en las redacciones de lengua argumentando, según la profe soy el mejor. Pero yo no solo se de filosofía. Que, por cierto, en mi instituto de pueblo solo dimos ética dos días, ya que la maestra es de sociales di ética un par de meses que estuve fuera).

      El problema es que aunque yo vea que es inútil, o usted(con mucha más experiencia que yo) lo vea así, la verdad es esta: si no lo estudio todo, no tendré buena nota para selectividad en bachillerato. Y eso es así, y no tiene plan de cambiar, aunque alguien vea que esa no es la verdad. Una pena.

      Eliminar
    3. Bueno, también es verdad que nunca está de más saber de todo. Pero sí, las notas al final son muy importantes.

      Eliminar
    4. Ángel me has dejado planchada xD De verdad que alegría encontrar a alguien tan joven y con esa mentalidad.
      Ves, eso me pasa a mí con el inglés. La que mejor nota sacó de mi clase pero se defienden más hablando otros xD

      Eliminar
  9. Ai qué chicos más majos! ♥ me ha encantado leer esta anécdota.
    Justamente esta mañana he ido al instituto a explicarles una asignatura a 4 compañeros de clase, a ver si aprobaban el examen de recuperación.
    Les he dicho que lo saben hacer, así que como suspenden me los cargo xD
    Por una parte me ha sabido mal no haberme dado cuenta antes de que les podía haber echado una mano, pero bueno algo he conseguido ayudarles.

    Me hace gracia lo de: "¿Me he vuelto listo con el tiempo?" xDDD Eso mismo pensaba yo este curso, que como podía ser jajajaja
    Claro, iba motivada a tope. Años atrás tenía tantos problemas que no estaba por la labor.

    Lo he visto mucho en mi clase, que van ya con desgana y sin ninguna motivación, y claro entonces no puede haber buenos resultados.
    A mi compañero más cercano le he animado a que estudie lo que realmente le gusta y que se le da bien además.

    Cuando el profesor no llega a todos los alumnos, los demás compañeros pueden hacer esa labor también :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho el aprendizaje colaborativo entre iguales es mucho más eficaz. Que dos, o tres, o cuatro compañeros se junten, estudien juntos, se equivoquen juntos y se corrijan... hace mucho. Es muy útil, de verdad.

      Muá.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...