miércoles, 21 de mayo de 2014

Per aspera ad astra

La culpa de este título -y del post- la tienen
Runa y su flamante tatuaje.



Lo decía en la entrada de la autoayuda: la vida es compleja. Y ahora vengo con la segunda parte: nada que merezca la pena conseguir llega de manera fácil. Venga, llamadme pesimista. Lo que sea. Yo creo que así son las cosas. No es una regla infalible, pero puede aplicarse en muchas ocasiones. 

Últimamente pienso mucho en esto, en las penalidades que tenemos que pasar para intentar alcanzar nuestros sueños o las cosas que deseamos. Hay que tragar carros y carretas para llegar a donde queremos. Y además hay que hacerlo sin garantías. Y si os las dan, en serio, no os las creáis del todo. Así, al menos, os evitáis un posible chasco. Eso por no decir que en muchas ocasiones son una mentira...

Pienso en algunas de vosotras, de cuyas historias conozco algún detalle. Pienso, por ejemplo, en el añaco que Perri se tiró preparando sus oposiciones a secundaria. O en las múltiples oposiciones de Ro. O en Runa, mismamente, batallando con dos trabajos y multitud de dificultades. O en Lansy, que ha vuelto a las aulas y que está estudiando, preparándose para conseguir un sueño. Pienso en Carlota y en su batalla para seguir formándose, en su lucha para que le dejen salvar vidas (la que está librando y la que ha librado). O en mi hermano, trabajando sin parar. O en mi padre, que no ha conocido unas vacaciones en su vida. Pienso en mí misma y en lo que he arrastrado hasta ahora. 

A veces se llega a las estrellas. Otras, nos conformamos con poderlas mirar de cerca. Y en otras ocasiones ni siquiera las vislumbramos: no hay final feliz. Y entonces, ¿cómo dotamos de sentido al áspero sendero? 

Alguien me dijo una vez que si no has conseguido tu sueño es que aún no has trabajado bastante, que si sigues luchando el final feliz acaba por llegar. Y me lo dijo como si fuera una ley de la naturaleza. Yo no lo creo, pero aunque lo creyese... A veces dudo que yo sea lo bastante fuerte. O lo bastante alta. A veces me pregunto si las estrellas se van a quedar fuera de mi alcance. 

Seguiremos, mientras tanto, por el sendero áspero. 

 




Hoy estoy... cansada
Y estoy escuchando... Return to me - Dean Martin

16 comentarios :

  1. Eres mas fuerte de lo que te empeñas en decir, incluso de lo que te crees realmente.

    Si el camino se pone duro, tendremos que ponernos nosotros aún mas duros... (dios que porno me ha quedado eso... XS)

    ANIMO, Amor mío! Lo importante es luchar hasta el final y por el camino echar buenos ratos, que ya hemos tenido alguno y de seguro vendrán mas. De los dos, buenos y malos. ¡Que el camino sea largo! ;)

    Te quiero, mi Vida! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sea largo, sí. Pero a ver si empieza a suavizarse... jaja

      Eliminar
    2. Oye Betty, espero no molestarte pero tu Jack es un cachondo. Me gusta su forma de mirar a la vida. Ahhh...tengo pareja, no te preocupes por mi jeje

      Eliminar
  2. Hay veces que te pueden llamar pesimista. Yo no soy pesimista, sólo aplico el proverbio: Espera lo mejor, pero prepárate para lo peor. Sólo los necios plantan todo el grano que tienen. Guardarse un poco no es ser pesimista, es tener visión.

    Quizás no se puede hacer fácil el camino, pero se puede aligerar, al menos. SI cada uno pusiera un poco de su parte (con una educación mínima, para empezar), la cosa marcharía diferente. Si vas a gastar tiempo hablando con alguien, qué menos que sea productivo para los dos, y no al contrario. No solo perjudicas al otro, también a ti mismo.

    Aunque sólo soy un joven. No puedo cambiar nada, ¿no?, sólo son pensamientos de la edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué obsesión con la juventud... jajajaja. La experiencia te enseña cosas, pero que seamos jóvenes no implica que no sepamos nada. :P

      Eliminar
  3. Si es tu sendero al final no será tan áspero. Y yo tampoco creo en esa frase ni en los ánimos coelhistas, me dan mucha rabia porque no creo que sean ciertos. No a todos los cerdos les llega su San Martín. Ni a todos pone el tiempo en su lugar. Y la vida no es justa y nadie cree merecerse lo malo que le toca, ni tan siquiera el hijoputa más grande de la tierra.
    Pero no queda otra que seguir caminando y creciendo, tomando lo bueno del camino y aprendiendo de lo malo, algo que también está manido.
    Este año me está enseñando tantas cosas... El camino es áspero para muchos, pero lo que nos diferencia es la actitud con la que nos enfrentamos a él. Si optamos por ser derrotistas y usamos el victimismo, mal vamos. Hay que seguir, tocar fondo pero reponerse, y buscar siempre soluciones, porque las hay. Aunque no sean definitivas, aunque no lleguemos a las estrellas, pero si sabemos que están ahí podremos seguir caminando en su dirección.
    Mira, otra coelhada te he soltado xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deformación profesional o cómo? Jajajaja.

      Me gusta eso que me dices porque dice cosas de cómo estás tú. Cosas buenas.

      ¡Abrazo siamés! :D

      Eliminar
  4. Pues, a riesgo de sonar "conejista": Sí, se puede.
    (O eso espero).
    Un besote gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, conejista, qué buena eres XDDD

      Esperemos que sí.

      Muá.

      Eliminar
  5. Es verdad que nada garantiza nada, por eso es importante que el camino se pueda disfrutar. Para mí hubiera sido una verdadera tortura prepararme unas oposiciones, o un posible futuro en la edcuación, si lo hubiera hecho por ejemplo solo con la meta de "ganar dinero". Lo hice con la meta de cambiar, de aprender, de retarme...y de encontrar un trabajo que me gustase. He conseguido alcanzar partes del objetivo. Y ahora ya no se si quiero seguir ese camino o tomar otro. Yo soy del esfuerzo justo, es verdad. No podría pasar otro año igual que el que pasé, lo se. Y lo asumo. A lo mejor nunca consigo la supermeta, pero sí que estoy disfrutando el camino...eso sí.
    (Creo que esta reflexión no tiene mucho que ver con la entrada...ha hablado mi cerebro)
    Pero yo tampoco creo que esforzarse mogollón sea garantía de nada...pero hombre, aumentan la posibilidades de éxito. Eso sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que disfrutes del camino. Es que si el camino no es tan áspero, a lo mejor no es necesario alcanzar las estrellas, ¿no? jajaja.

      Habla de lo que quieras, eres habitante VIP de este blog :D

      Eliminar
  6. Está bien lo de cumplir sueños ultramágicos, si eso nadie lo duda pero no siempre somos los culpables de no conseguirlo

    ResponderEliminar
  7. Bueno, ya creo que te lo han dicho todo xDD
    No te creas, que yo hice el ciclo para montar mi negocio y de momento eso está apartado por enfermedad xD pero eso sí, el camino ha sido disfrutado :)
    Igual antes no, que era el pesimismo en persona, pero ahora prefiero disfrutar del momento. Me planteo metas claro, pero tampoco me obsesiono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si el sendero no es áspero, si no es difícil, si lo disfrutas, pues cobra sentido en sí mismo. Eso no se vale! jajaja (así debería ser todo :P)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...