martes, 2 de octubre de 2012

La realidad golpea duro y con varios puños.

Hay días en los que la realidad te da bofetadas-quitaesperanzas de estas que te dejan hecho una castaña. No como le pasa a Rajoy, sino de verdad. A mí esas cosas me pasan de vez en cuando, pero hay un 75% de posibilidades (así, a ojo) de que me pase un domingo. ¿Por qué? Pues porque es el día de la comida familiar en casa de mi suegra.  Y cuando estoy allí, puedo tener varias sensaciones, si se habla de política o se comenta el telediario: que estoy en una reunión de amebas, que, efectivamente, Franco lo dejó todo atado y bien atado, o que a la gente le mola que le den duro y sin vaselina. Vamos, todas sensaciones que se parecen.  En cualquier caso, la sensación se resume en que no hay esperanza para España. Si tiene que partir de los políticos, lo llevamos claro. Y si tenemos que confiar en que los españoles se unan para cambiar lo que hay, lo llevamos aún más claro. Es más fácil que, como pedía Platón, todos los gobernantes se tornen filósofos, que el hecho de que este país se una por algo que no sea el fútbol (y ni eso). 

Decía que no tenemos cultura democrática en un post de hace un tiempo. Y al mismo tiempo, nos quitaba la culpa, o al menos la mayor parte de ella.  Pero en estos domingos se me acaban las excusas y acabo pensando que lo de los españoles es más bien una ingorancia supina y, quizá, congénita. No lo acepto de buen grado porque eso supondría tener que buscar en mi árbol genealógico algún antepasado extranjero que explique el sentido común que creo que tengo. Pero no me faltan ganas.

Este domingo, por ejemplo, se hablaba de las cargas policiales del 25  y el 29 de Septiembre. Y expresiones como "más duro tenían que dar", o que no se manifiesten, o aún les pegan poco, aliñaban la comida. Y una intenta no liarla parda, porque no está en su casa, y haciendo acopio de moderación explica que el derecho de manifestaición está recogido en la Constitución,  que la policía está para proteger, no para apalizar, que no tienen plan de acción y que pagan justos por pecadores, que no tienen responsabilidad de ningún tipo, metiéndose a una estación de tren y apaleando al personal al lado de un andén. Pero no hay manera. 

Jack, que al fin y al cabo está en su casa, se exaspera un poco más, e increpa a su madre diciendo si lo verá igual de bien cuando le quiten la pensión. Que esa gente se manifiesta por todos nosotros.Su hermana interviene, diciendo que la pensión no se la pueden quitar. Bueno, también era un hecho eso de que los jubilados no pagaban las medicinas, pero en fin.  Y posteriormente, haciendo acopio de una solidaridad que solo se puede ver en España dice, después de que Jack exponga la multitud de motivos que hay para protestar:

"Pues que se lo peleen ellos. Que se apañen aquellos a los que les recortan el sueldo. Cuando le quiten la pensión, entonces ya veremos. Cuando nos toque, ya veremos lo que hacemos". 

Eso, viniendo de una parada, que de momento no cobra ninguna prestación, que ha pasado por un par de contratos precarios últimamente, pues, quieras que no, resulta bastante simpático. Como si no nos hubiese tocado aún.

"Al inglés (y al español) le faltan palabras para expresar cuanto te detesto" (traducción aprox.)


Yo a esas alturas ya tenía ganas de llorar, sobre todo, cuando Jack, inspirado por Bertolt Brecht, dijo que entonces, ya sería tarde. 

Al final, mi suegra intervino, con una expresión que me es tristemente familiar: "No se habla de política en la mesa". Una frase que desprende miedo, en la que habita todavía el terror de la Guerra Civil, y que nos impide afrontar cualquier diálogo porque pensamos que, hoy, como entonces, cualquier cosa que se diga puede ser fatal, puede separar familias, puede acabar manchando las manos de hermanos con sangre de hermanos. 

Y así, señores y señoras, no hay quien mantenga la esperanza.Y podría haber sido peor si hubiese estado mi cuñado. En fin.


23 comentarios :

  1. Joder, he sentido la tensión con solo leer el texto. Pfff esa situación cabrearía a cualquiera y lo peor, es que la mayoría de la gente es así. Es una pena la verdad... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pan mío de cada domingo, reina. Imagínate.

      Eliminar
  2. Ainsss...solo puedo decir que me da pena. Es que no logro entender ese proceso mental. Y me parece muy duro que estés sometida a ese estres dominical. Aunque estoy segura de que lo haces por apoyar a Jack, porque él solo contra la FAMILIA...Ainsss Jack!! y como tú siendo de la misma carne piensas tan diferente? por qué crees tú que hay esa diferencia? Es que me intriga. Por supuesto yo estoy de tu parte y de la de Bettie, y creo FIRMEMENTE QUE TENEMOS LA RAZÓN. No, es que piense que somos subjetivos, que vemos las cosas desde un lado solo, no!! es que creo que los que estamos manifestandonos, protestando, peleando, hartandonos, TENEMOS LA RAZON. SOMOS LOS BUENOS DE LA PELICULA.
    Si la persona que me defiende todo esto fuera un rico, un tipo montado en el euro, que vive a todo tren, que le importa una mierda que le quiten todo, porque YA LO TIENE TODO!! entonces, no me quedaría mas remedio que ponerme en su lugar y pensar que "para él" tiene razón. Pero cuando alguien que está igual o peor que yo me defiende toda esta TRAGEDIA NACIONAL, me frustro de tal manera que me dan ganas de llorar de impotencia.
    Yo el domingo también tuve mala tarde a consecuencia de discutir con mi querido sobre los palos de los policias en Atocha. El lo ve fatal, si lo viera bien no me habría quedado mas remedio que incendiarle la casa a ver que le parecía mi nuevo look antidisturbio, pero le busca una explicación, dice que algo pasaría. Y ahí yo, que me leo y me veo el twitter de arriba a abajo le rebato todo. Llega un momento en el que se crispa conmigo porque yo me crispo con él y no le doy tregua. Cada día le quedan menos argumentos para defender lo que ocurre, de hecho no lo defiende, pero si que intenta ser tan "politicamente correcto" que se equivoca. Eso pienso yo. Y claro, asi pasamos el domingo, sin dirigirnos la palabra.
    El próximo domingo quedaros en casa....decid que os duele la cabeza....
    besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El próximo domingo Jack trabaja, así que yo me quedaré tranquilita en casa. Psé. Lo cierto es que Jack a lo mejor no tenía ciertas ideas, pero no es ciego y la vida le ha ido enseñando y le toca ver las cosas de otra manera. Su familia es de las típicas que dicen "con Franco se vivía mejor". Xenófobos y populistas (los inmigrantes tienen más privilegios, etcetc. también se oye mucho los domingos). De su madre lo puedo entender, por lo que ha vivido, pero es que de sus hermanos... puf. No puedorl.

      Tanto Jack como yo -él más que yo, incluso- creemos que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado son necesarios ytal, y confiábamos en ellos. Pero después de lo que hemos visto en los últimos tiempos, y aún teniendo ideas políticas bastante distintas, ni él ni yo confiamos. Él, menos que yo, porque ha trabajado con algunos y ha visto cosas que dan bastante miedo.

      En fin Perri, que yo que sé... La verdad es que muchas veces me levanto amargada los domingos. Que el resto me dan igual, pero mi suegra es una bellísima persona, pero hay cosas que es que no.

      Eliminar
    2. Menos mal que tienes un descanso dominical ;)

      Yo no voy a hablar de política, porque sinceramente, ya sabemos de qué pie cojeamos por aquí, pero sí que diré que las frases que mencionas no son tan "desacertadas", al menos para mí...

      Lo de con Franco se vivía mejor, pues no opino, porque no lo viví, aunque mi madre flipa con muchas cosas (y no comparte las opiniones de tu suegra, más bien las tuyas).

      Lo que tú llamas comentario xenófobo para mí no lo es. Y te explico por qué. Aquí SÍ que tienen más privilegios los inmigrantes, no lo sé ahí. NO lo justifico. NO me parece bien. NO me gusta. ME MOLESTA. Si soy xenófoba por eso, pues sí, lo soy. Honestamente, me duele que se me desprecie en mi propia tierra para darle mi pan al que acaba de aterrizar en ella. Y lo digo con conocimiento de causa, no porque "oiga campanas".

      Eliminar
    3. No sé, yo no me baso en casos particulares, porque con casos particulares puede argumentarse todo. Per oesas afirmaciones sí me parecen, en general, bastante injustas. Ya digo,que en casos particulares habrá de todo.

      Eliminar
  3. Es una bellisima persona, pero no es muy "de pensar", cariño... y es segun le da. Alguna mañana que he pasado a echarme un café, me da la razón en todo. Y otras veces, pues... lo que viste el domingo.

    El día que le recorten la pensión o le de un empujón a ella o a alguien que conozca un pedazobestia de esos que se hacen llamar "policias", dios no lo quiera, entonces veras como ve las cosas mas claritas. Lo de la pensión, lamentablemente es algo casi seguro, y si no al tiempo... :(

    Mi hermana es gilipollas. Así, directamente. Ya sabes como estaba con ella antes de empezar contigo. No es una buena persona, y eso si lo dice su propio hermano, pues...

    Su marido... en fin... que podemos decir de Raulito? Creo que aun le andan buscando en el laboratorio del que escapó...

    En cuanto a mi hermano... no se. Me da mucha pena. En general todos me dan mucha pena, porque no viven en el mundo real, van con "anteojeras" por la vida.

    Yo he tenido diferentes formas de pensar durante los años que llevo de vida, pero lo que tengo muy claro es que lo que he visto, lo que veo, no está bien. Y no hay manera de justificarlo.

    Allá cada cual. No hay mas ciego que el que no quiere ver y luego no me digais que no os lo adverti.


    PD: La visita dominical tiene dos razones 1)Nos hacen la comidita, que no está mal y ademas está rica. 2)A la viejita, aunque le patine la neurona hay que verla de vez en cuando, que tiene ya muchos años y está mas blandita de lo que quiere aparentar muchas veces...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendremos que pensar en cambiar la visita del Domingo a entre semana, para estar solos con tu madre XD

      Eliminar
    2. Lo de la visita es entendible 100%. De hecho he intentado comentar con cuidado, porque sea como sea, piensen como piensen no dejan de ser tu familia y uno puede decir lo que sea de su familia, pero los demas que no se la toquen.
      Desde luego que la idea de Bettie de ir entre semana igual tiene su lado supermegapositivo.
      Besos a ambos.

      Eliminar
    3. Si al final de estas cosas no se desprende nada malo, aparte de mucha ceguera política. Pero nada que no afecte a mucha otra gente... por desgracia.

      Eliminar
    4. Ay Jack... Bettie sabe lo que te entiendo cuando hablamos de hermanos... En fin... A veces uno no entiende bien cómo habrá sido el cóctel para que de las mismas dos botellas salgan bebidas tan dispares ¿verdad?

      Eliminar
    5. De hecho nos lo hemos dicho muchas veces :P

      Eliminar
  4. Buenas tardes, no estoy acostumbrada a leer otros blog que no sean de belleza, pero este me ha parecido muy interesante y diferente por eso tienes una seguidora más.

    Te invito a que te pases por el mio y si te gusta que te quedes como yo, un saludo

    http://como-una-muneca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Un saco de ánimos a los dos!! Bettie, a veces hay que aguantar el tipo, pero ¿y el resto de los días? Además, todos tenemos nuestros defectos, si en el resto es una buena persona, entonces intentad no hablar de estas cosas... Al menos es lo que yo hago cuando estoy con la familia de Jesús, que más o menos se parece...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No si yo no empiezo las conversaciones, que sé que estoy en minoría XDDD Las cosas suelen venir de otra parte... xD

      Eliminar
  6. Suegras, carcamales, españa de postguerra y post dictadura, en fin... Yo ya ni rebato, satirizo, y como son IGNORANTES, ni se dan cuenta, y como decía el sabio Brecht, vendrán a por todos, pero a mí no me cogerán por sorpresa, y me reiré cuando a ellos sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es curioso, mi suegra es muy moderna para casi todo... De hecho hastasu propia familia a veces se mete con ella por ser demasiado moderna... Menos para eso. Y desde luego, no es la más ultra de la familia XD Es curioso xD En fin.

      Eliminar
    2. Pero desde luego la educación religiosa y franquista funcionó.

      Eliminar
  7. Ufff... Mejor no entrar.
    Suelo decir mucho últimamente que "ni de izquierdas ni de derechas", se están haciendo las cosas mal y punto. Suelo poder hablar con todo el mundo de mis opiniones, las más cerradas y las más abiertas, da igual la ideología de los demás más cercanos porque nos entendemos y respetamos. Pero sí conozco gente intransigente y de los dos extremos y me produce gran tensión tener que enfrentarme con determinados comentarios. Más que comentarios son opiniones.
    Pero también lo entiendo. A ver, me quema, pero lo entiendo. Igual que ellos no van a conseguir sacarte de tu postura, ellos se aferran a la suya. A veces es lo único que nos queda y cuando no podemos argumentar pues ahí nos quedamos, cual cabezones.
    En esos momentos es mejor que el chaparrón pase porque para qué, a fin de cuentas es tu suegra, parte de tu familia, con sus millones de cosas buenas y sus cosas malas que enervan. Aunque la postura es complicada xD

    (tengo una amiga que le pasa casi, casi lo mismo, su novio es el "diferente" de la familia y siempre tienen que evitar ciertas conversaciones T.T)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero no se, es exasperante que no se den cuenta de el daño que se está haciendo a todo el mundo. Y que sigan defendiéndolo.

      Eliminar
  8. Te compadezco, sinceramente. Yo pasé tristemente 3 años y media junto a un ameba, y familia mentalmente ... estilo tu cuñada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por suerte es solo algunos domingos, y solo cuando se habla de política. xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...