viernes, 19 de octubre de 2012

Qué bien sienta.

Estos últimos días estoy en plan "post serio". Hoy iba en la misma línea, pero entre unas cosas y otras, no he acabado  de escribir el post que había empezado. Esta tarde había quedado con unas compañeras del máster del año pasado. Lo cierto es que me alegro de que ese "seguiremos en contacto" de verdad haya ocurrido. Son dos chicas fenomenales, energéticas, creativas, auténticas. Vamos, de esas personas con las que no pasas el tiempo, lo inviertes. Siempre sacas algo bueno del tiempo con ellas.  Además, una de ellas ha traído al chico con el que sale, por lo que, además, he conocido a alguien nuevo. O eso creía. ¡Qué bien sientan los reencuentros!

Para empezar, me he arreglado. Me he puesto mis pantalones rojos, me he dejado el pelo "suelto",  y me he hecho un maquillaje estilo años 50, con su correspondiente delineado y sus labios rojos, rojísimos. A lo mejor me he extralimitado, pero lo cierto es que no tengo muchas oportunidades para maquillarme, porque no salgo demasiado, por no decir nada, así que he aprovechado la ocasión. Y me ha sentado fenomenal verme frente al espejo. Qué bien sienta sentirse bien.

Ya lo sé, Finn, pero de vez en cuando un poco de vanidad no sienta mal del todo.

Hemos ido a una cafetería cercana, nos hemos sentado, hemos charlado y hemos tomado un café.  Un café que ha dado para toda la tarde. Me encanta cuando estoy tan a gusto que me olvido del pasar del tiempo. Sólo cuando he notado que había anochecido me he dado cuenta de que había volado la tarde, y tenía pendiente ir al supermercado a comprar un par de cosas.  Qué bien sienta perder la noción del tiempo.

Y luego, pues ha habido sorpresa. Resulta que el chico, la persona supuestamente nueva que he conocido, no era tal cosa. Debería decirse que le he re-conocido. No porque le haya reconocido, sino porque le he vuelto a conocer, aunque ya nos conocíamos. Bueno, me he hecho un lío. Tampoco es que fuésemos íntimos ni nada. Resulta que es amigo de un viejo amigo, y que mi cara le sonaba. No hay que ser muy bueno recordando caras para ser más bueno que yo, así que, aunque a mí él no me sonaba, probablemente sea verdad que coincidimos hace mucho tiempo en el mismo tiempo y lugar. Qué cosas, ¿verdad? El mundo acaba siendo un pañuelo, después de todo. ¡Y qué bien sientan las casualidades agradables!

Desde luego, no todo ha sido igual de agradable. No todo puede sentar bien. Pero voy a obviar los detalles negativos de mi día, de mis últimos días. Por lo menos aquellos que tienen el tamaño justo para poder ser obviados. Me voy a quedar con lo bueno de hoy porque es lo que quiero hacer, y porque es de dónde quiero sacar fuerzas. De la ilusión que se me ha transmitido, de las risas que hemos compartido. De volver a ser, por unas horas, una chica de 24 años disfrutando de su tiempo. Y nada más. Por volver a ser yo. Porque, joder, ¡qué bien sienta volver a sentirse una misma!


Paradójico que acabe este post con lágrimas en los ojos, ¿verdad? Pero he decidido que son de alegría.

6 comentarios :

  1. Me alegro que hayas pasado un Viernes agradable, yo también me he puesto los labios rojísimos hoy ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los labios rojos son un antídoto buenísimo para casi todos los males :D

      Eliminar
  2. Ah Bettie ¡qué bonito post! Me ha encantado leerte contenta. Me alegro mucho, bonita :)

    La verdad es que sí que sienta bien estar un rato con personas con las que estás a gusto, con las que se pasan las horas volando y con las que consigues que la sonrisa te dure hasta que te vas a la cama :)

    Tú estás guapa de todas formas, estoy segura, pero arréglate cada día, aunque no te maquilles... Ponte algo que te guste, un toque de color en los labios aunque no sea rojo, o un colorete en las mejillas que te haga sentirte más lozana al mirarte, el pantalón con el que te ves más sexy o la camisa que más te realza... No hace falta, como dice Finn, un espejo para saber que eres guapa, pero verse bien, más favorecida, ayuda mucho a sentirse bien... Ya lo sabes, pero a veces hace falta oírlo (leerlo) de otras personas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, debería empezar a aplicarme el cuento, lo que pasa es que si no salgo de casa, o voy al super o así, pues no me arreglo. psé. xD

      Eliminar
  3. Yo llevo unas semanas en las que prácticamente ni salgo y si no fuera por el momento ducha me podía tirar cientos de horas con el camisón puesto xD

    Tenemos que animarnos!

    Qué bien sienta un buen café, uno de esos que como tú dices, te hace perder la noción del tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por lo menos he hecho el propósito de no estar en pijama por casa... me pongo ropa cómoda - mallas, pantalones anchos, camisetas cutres xD- pero por lo menos me cambio. Pero sí, tendría que dedicarme algún rato más, ayuda a estar mejor.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...