jueves, 9 de julio de 2015

Aprovechar la adolescencia.

Hace unos días vi en Twitter un mini debate sobre el tema de aprovechar o no aprovechar la juventud. Lo iniciaba el tuit de una chica en el que criticaba que hubiese gente que pensara que aprovechar la juventud era emborracharse y liarse con el primero que pasara por allí. Yo no suelo entrar en esos temas en Twitter, no por nada, sino porque necesito pensar bastante: soy muy de grises.

Es cierto que parece que la gente que vive su adolescencia/juventud de una manera distinta a salir de fiesta y demás parece ser clasificada dentro de la categoría de gente que está echando a perder sus años mozos. Y eso no está bien. Cada quien vive su vida según sus gustos, intereses, carácter, circunstancias... Pero por poner en valor otras formas de vivir parece que hemos de desprestigiar las mayoritarias. Y tampoco es eso. No digo que en ese debate se hiciera, pero a veces se hace.

Respeto mucho a los adolescentes y jóvenes que pasan su adolescencia de otra manera. Leyendo. Escuchando música. Estudiando. Escribiendo. Sin salir hasta tarde, sin beber, sin desfasar. Los respeto porque eso a veces te condena a la soledad. Es así de duro y así de crudo, especialmente si vives en una ciudad pequeña o en un pueblo. Y no solo eso. Además te conviertes en el bicho raro. Así son las cosas. Lo sé, porque he sido el bicho raro durante mucho tiempo. Lo sigo siendo, supongo.



Pero justamente, no en mi adolescencia. O no del todo. Justamente ahí fui una adolescente más o menos normal (si es que hay tal cosa). Estudié en el instituto. Hice amigos. Rompí con amigos. Hice amigos nuevos. Tonteé con varios estilismos. Descubrí música nueva. Fui a conciertos y bailé pogo. Me encapriché y desencapriché muchas veces, creyendo en cada una de ellas que estaba enamorada, que si no era esa persona, no sería nadie más. Experimenté. También viví un par de grandes historias de amor (una no correspondida, otra sí). Se acabaron. Lloré mucho. Fui una Drama Queen. Me obsesionaba el sexo (curiosidad, más que nada). Escribí diarios. Quedé con gente de Internet (mucha). Mentí a mis padres. Creí que mi lugar natural en el mundo estaba con mis amigos. Me emborraché. Y tonteé con las drogas. Y también dije no (tuve el aplomo y el carácter necesario para hacerlo). Me metí en líos. Y casi me meto en alguno importante. Hice locuras y el amor en el asiento trasero de un coche y en otros muchos lugares incómodos (lo cual entra en la misma categoría, creo). Y a veces pretendí que era cosas que no era. No sé, gajes de la edad, supongo.


A simple vista podría parecer que vivía para salir de fiesta, emborracharme y liarme con cualquiera que se pusiese a tiro. Pero no.  Me divertía, de muchas maneras. Disfrutaba de la compañía de mis amigos. Pero también acabé el instituto con una media de sobresaliente y me metí a estudiar filosofía. (A lo mejor, ahora que lo pienso, esa fue otra locura de juventud XD)

Y sí, era la empollona de la clase, siempre lo he sido. Y me encantaba leer. Pero aún así hice todas esas cosas.  ¿Me arrepiento de alguna? Ni un poquito. Supongo que, en parte, porque si tuviese que hacer muchas de ellas ahora no las haría. Tuvieron su momento. Pero también es porque cada una de ellas me enseñó algo de mi misma. Descubrí lo que me gustaba y lo que no. Lo que me hacía sentir bien y lo que no. Lo que merecía la pena y lo que no. ¿Cometí errores? A montones. Por suerte, ninguno irreparable. Por eso sé que el error es el mejor maestro (aunque a veces sea cruel). Y creo que la adolescencia/juventud es una edad perfecta para cometer pequeños errores. O alguno grande, que cada vida es cada vida...



No creo que malgastase mi juventud. Al contrario, creo que la aproveché bastante. Y tampoco creo que quien se queda en casa leyendo, o chateando con amigos con sus mismos intereses que, por desgracia, están lejos, la esté desperdiciando. Ni el que se empeña en escribir novelas. No. Simplemente cada uno la aprovecha a su manera. Para eso, simplemente, hay que hacer lo que quieres. Creo. 

A lo mejor estoy volviendo a equivocarme, así que...¿qué es para vosotros aprovechar la juventud?


PD: Cuando pienso en estas cosas, en mi cabeza suena esto...


24 comentarios :

  1. La peor manera de desaprovechar el tiempo es haciendo lo que se supone que debes hacer a ojos de los demás y no aquello que tu realmente desearías estar haciendo. Cuantas veces me habré visto en lugares y rodeado de personas que no me decían nada... Bueno... XP A decir verdad, no demasiadas XP Yo si que he sido siempre un bicho raro, Es lo que tiene ir por libre. Pero yo tampoco me arrepiento, sobretodo con la perspectiva de los años.

    Lo mas importante de todo este asunto es que cada cual debe hacer según le dicten sus gustos e instintos, sus filias y sus fobias (aunque las fobias hay que intentar combatirlas, en la medida de lo posible al menos).

    Hacer porque los demás hacen tal o cual cosa, eso si es perder el tiempo, seas joven o viejo. Ser fiel a uno mismo siempre es el camino correcto (y se puede cambiar, ojo, la vida es cambio, ser fiel a uno mismo no tiene nada que ver con quedarse estancado).


    Y ser wena gente, copón! -nota mental: lo he escrito así a posta XD-



    Te quiero, Pequeña! <3


    PD: OLE MI PAPEONA! ;* :* :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué razón tienes, Jack!... hacer algo sólo porque todos lo hacen, no porque te guste, eso sí es perder el tiempo...

      Eliminar
    2. Sí, pero supongo que eso también es un aprendizaje. Tarde o temprano supongo que te das cuenta de que no merece la pena. Pero tienes que aprenderlo, ¿no? Jajaja.

      Eliminar
  2. Yo me quedo con una de las frases que has puesto: "Pero también es porque cada una de ellas me enseñó algo de mi misma."

    Eso es tan serio... Tenemos que equivocarnos para crecer. En mi opinión, el error, la frustración, el dolor y la tristeza son, en gran parte, lo que nos hace madurar y comprender y además forman parte de la vida. Aprender a lidiar con ello es importante...

    ¿Cómo podemos saber cuál es nuestro lugar, quiénes somos o incluso si algo nos gusta o no si no conocemos las opciones? Creo que experimentar es la única forma de aprender, sea lo que sea lo que decidas, salvo excepciones (que no creo que sea buena idea querer experimentar a ver si somos buenos agresores o meterse con drogas duras y cosas así, pero esto es sentido común...)

    No sé... Yo también opino que no quitaría nada de lo que he vivido. Es lo que me ha hecho ser quien soy. Cada decisión me ha forjado y yo soy el resultado. Así de simple. No sería la misma persona y, oye... Me gusto :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo de experimentar se entiende. Aunque no puedes evitar hacer daño a la gente (y de eso también se aprende), tampoco es cuestión de ponerse a propósito. :P

      Por cierto: haces muy requetebién en gustarte. Molas. Mucho. Lo indecible, vaya.

      ¡Mua!

      Eliminar
    2. ¡¡Tú también molas!! ¡Pero mogollón! :D

      Eliminar
  3. El problema en la adolescencia es que aún no sabemos quienes somos, y por eso hacemos muchas cosas que hacen los demás simplemente porque parece que hay que hacerlas. Es muy difícil con ciertos años decir que eso no me gusta, que salir por ahí de noche no va conmigo, que prefiero ir al cine más a menudo, o leer, o escuchar música, o juntarme con amigos para jugar a algo... Es complicado, una etapa en la que todos nos dejamos llevar. Por eso resulta muy difícil decir si alguien está perdiendo la juventud porque no sale o la está aprovechando a su manera. Lo peor es no comprenderse uno mismo, y no encontrar a nadie que te entienda...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un adolescente es autoincomprensible por definición, yo creo. Luego ha ygente que sí los entiende "más o menos" a fuerza de empatía.

      Creo que a toro pasado se juzga muy bien, pero yo no voy a hacerlo, porque seguro que a mí también me juzgaron. Y Creo que dejarse llevar es normal, y equivocarse es normal. :)

      Besotes, profe.

      Eliminar
  4. Anoche comenté, pero no sé por qué, no se publicó el comentario... :(

    Decía que aprovechar la juventud creo que es empezar a aprender a conocerse a uno mismo.

    Me fastidia mucho cuando oigo a alguien decir: - ¡quién tuviese otra vez 18 años (quien dice 18, dice 15 o 16), pero sabiendo lo que sé ahora!. Y yo digo: - ¡Noooo, por dios! si vuelvo a la adolescencia quiero volver con aquella ingenuidad y volver a aprender todo lo que he aprendido a lo largo de estos años... Cada cosa a su tiempo.


    Yo también hice de todo. Salí, bailé, estudié, me emborraché, mentí a mis padres, tonteé con las drogas... Y también supe decir no. Pero reconozco que ahora que mi hija se acerca a la adolescencia siento cierto miedo; sé que ella va a hacer todas esas cosas que yo hice, y más, pero ¿y si ella no sabe decir no?...

    En fin, que se puede vivir la juventud de mil maneras diferentes, y todas son válidas.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blogger odia a mis lectores >_<

      Es normal que tengas miedo. Sabes lo que hiciste y esperas que ella lo haga. Pero si confías en cómo la has criado, sabras que cometerá errores, pero lo hará con sabiduría (con la propia de su edad, claro). Y si alguna vez se pasa demasiado, seguro que sabe que puede acudir a ti para que la ayudes.

      Besotes, Rosa.

      Eliminar
  5. Me ha encantado este post. Para mi, aprovechar la juventud es lo mismo que aprovechar cada etapa de la vida, sacándole el máximo jugo posible y haciendo todo aquello que nos apetezca en cada momento y que no haga mal a nadie. Es evidente que en esta definición entran tantísimas cosas... que cada cual que la disfrute como quiera y pueda; nadie es quién para juzgar el aprovechamiento de la vida de otro... más que nada, porque siempre faltan datos.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Faltan datos. Solo uno mismo es quien para juzgar esas cosas, supongo.

      Eliminar
  6. Yo también creo que hay muchas formas de disfrutar esa etapa. Más bien pensaría que desaprovecharla sería no probar, no experimentar y no descubrir cosas sobre ti y sobre el mundo y las demás personas.
    Bsitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro. Y cada uno prueba y se descubre a su manera. :D

      Eliminar
  7. Muy buena reflexión. Yo soy el clásico ejemplo de bicho raro, no me gusta salir, veo anime y a veces me concentro más en los estudios y los libros que en otra cosa, pero desde hace unos tres años tengo muy buenos amigos. A veces quizás me junto más con chicos, pero qué más da. Antes tenía una mejor amiga, pero tomamos rumbos diferentes, ella era la fiestera y yo la estudiosa, y lo pasaba mal porque era una chica tímida que se sentía incómoda cuando iba con ella. Aunque haya encontrado otros amigos/amigas con gustos parecidos que me quieren mucho y que son igual de idiotas que yo siempre le agradeceré esa presión que me impuso. Gracias a ella he descubierto nuevas experiencias, y eso que ha tenido la paciencia de aguantarme. A partir de esos momentos he empezado a conocer gente nueva y a abrirme al mundo.
    Con este pedazo de discurso quería decir que para mí aprovechar la juventud es ser fiel a sí mismo, a hacer lo que nos gusta siendo sinceros. Dudo que la gente me considere un bicho raro (la verdad es que me da igual saberlo), pero a mí me gusta serlo porque es algo que me describe, y eso significa que soy alguien.

    Buah, gracias por aguantar este comentario. No me he quedado corta. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es para tanto. De longitud, digo.

      Tú todavía estás ahí, Euterpe. Y ya lo has vivido de distintas maneras. Y creo que eres muy consciente de las cosas. Así que supongo que lo estás aprovechando :D

      ¡Mua!

      Eliminar
  8. Me ha gustado MUCHO la entrada ♥
    Yo vi eso en Twitter pero no comenté nada xD me hizo pensar un rato.
    Justamente lo que decís lo tengo muy presente: todo lo que he hecho me ha forjado para ser quién soy yo ahora mismo.
    Dije bastante que no a ciertas cosas (por ejemplo drogas no legales) pero en otras caí. Luego me di cuenta de que lo que hacía no era lo que yo quería y ahí entra el punto que dice Jack (que me encanta) de que desperdiciar el tiempo es hacer lo que los otros quieren (por ejemplo, estudiar algo que no te gusta).
    Por una parte lo entiendes desde fuera, pero cuando te toca por alguien cercano te parece que se vaya a acabar el mundo, como dice Rosa.
    La adolescencia es una etapa complicada para todas las partes xD
    Ahora viéndolo desde la lejanía (ni que fuera una vieja xD) me parece que aun así he tenido buena adolescencia.
    Y ya me empiezo a poner tontorrona jajajaja ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡ay, tontorrona! A veces cuando hablamos de esos tiempos nos tratamos como si fuésemos abuelillas o algo xD

      Eliminar
  9. Yo también soy de grises con estos debates... y eso que yo tuve una adolescencia tranquilita, "ejemplar" diría. Pero me harta el típico discurso generacional de "qué mal está la adolescencia".
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, mucho discurso generacional, pero a poco que hablas con tus padres o eso te das cuenta de que ellos hicieron locuras parecidas. Al final... :P

      Eliminar
  10. Creo que soy una de las pocas personas de mi edad que no se han emborrachado nunca y que sale de fiesta como el que más. Y que lee libros como el que más. Y que frikea con todo como el que más... Bueno, eso quizá no 'como el que más', pero también lo hago. Y puedo afirmar, y afirmo, que en los únicos momentos que sé con total seguridad que estoy desaprovechando el tiempo, es cuando no hago lo que quiero hacer. (Ya casi estoy al día con tus entradas! Yuju!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra opción: salir, divertirse y no beber. También existe esa gente, me alegro de que te hayas manifestado. xDDDD

      Y me gusta esa última frase. Muy buena. (La de las entradas no, lo de cuándo se desaprovecha el tiempo xD)

      Eliminar
  11. Bettie que reflexión genial.. me ha gustado mucho. Yo soy de las que no vivió su adolescencia al máximo, de hecho nola distingo entre la etapa que vivo ahora lo cual imagino implica que no fue genial ni apasionada. Todo lo que dices que has hecho me parece tan divertido, se nota que si la has vivido y con todas las letras. Muchas veces me pregunto si debería haber hecho eso y aprovecharla, me arrepiento de no haberme arriesgado mas, de no haber vivido un poco locamente...
    soy tal como lo dices de las que: "se queda en casa leyendo, o chateando con amigos con sus mismos intereses que, por desgracia, están lejos, la esté desperdiciando" y me sorprendio leer eso porque senti que me describías a mi. Me agrada ser así y disfruto muchísimo quedarme en casa leyendo, amo leer, no podría vivir sin los libros. Pero a la vez se que me he perdido muchas cosas y que en lo que llevo de vida no he vivido con todas las letras nunca... se que me he perdido cosas, por mi forma de ser entre otros motivos... En fin no sé si será tarde.
    Por otro lado ir a bailar, tomar, fumar.. no lo haría nunca porque simplemente no me parece divertido, pero tener amigos, enamorarse, aventurarse... eso me gustaría.
    Soy bicho raro, y no me arrepiento de serlo. Pero se que hay cosas por probar allí fuera también jeje
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no creo que hayas desperdiciado tu adolescencia: la vives a tu manera. Te habrás perdido cosas (yo también, no se puede vivir todo, creo), pero te habrás ganado otras. Además, el pasado es pasado, pero si te quedan ganas de hacer algo, ¡tienes todo el futuro! :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...