martes, 2 de septiembre de 2014

Libro: Historia de O, de Pauline Réage.



Después de mucho tiempo, años, posponiendo esta novela por fin le he encontrado un hueco. Era más cosa de poner la intención, pero ya se sabe que cuando otros libros se te empiezan a poner delante...

¿De qué va el libro?

O es una joven francesa que es conducida por su amante, René, a Roissy, un lugar donde la instruirán sin piedad en la sumisión y la obediencia. De repente O dejará de pertenecerse a sí misma para convertirse un una servidora de cualquiera que la reconozca como tal y soportará en virtud de tal condición dolores y humillaciones inimaginables, eso sí, por voluntad propia.

Hablando del libro...

Se trata de una obra muy breve. Resulta que surgió de un ejercicio de la autora para seducir y captar la atención de su amante. Cuando este la publicó se generó un gran escándalo: el contenido de la obra junto con el misterio que rodeaba a la autora (no se supo quien lo había escrito realmente hasta muchos años después de ser publicado) lo convirtieron en un libro tabú, de esos que se leen a escondidas. Muchos encuentran en este libro el origen de la cultura BDSM. 

Nota de Bettie: esto SÍ es un libro BDSM y no la memez esa de las sombras de Grey. 

De hecho, este libro está a medio camino entre una novela erótica y los 120 días de Sodoma, del Marqués de Sade. Con la salvedad, y no es pequeña, de que en esta obra todo es consentido (sea el consentimiento más o menos explícito, se le pregunta por esta cuestión varias veces durante la historia), cosa que no ocurre en la obra de Sade.  En ese sentido hay que señalar que lo que se narra en Historia de O no tiene que ver con azotitos y grilletes de terciopelo, sino cosas mucho más fuertes. Por eso, aunque el lenguaje no es soez ni desagradable, si uno se para a analizar lo que está pasando puede sentirse incómodo. Depende de cómo lo mires. Si lo miras como las vivencias de una mujer real, pues ... incomoda. Si lo lees como una fantasía, que es lo que yo creo que es, pues adquiere otros tintes.

Pues bien, tengo que decir, en primer lugar, que puedo dividir el libro en dos partes. La primera llega hasta un poco después de la mitad de la historia y la segunda hasta el final. La primera me ha parecido muy interesante y me ha gustado mucho, la segunda no tanto: se me ha hecho más monótona y mucho menos sugestiva. 

Por que sí, amigxs, a mí este libro, que suele catalogarse como erótico, me ha dado por pensar. Si es que no estoy bien de lo mío. Pero lo cierto es que te hace plantearte cosas acerca de las personas (me resisto a decir de la naturaleza humana). No sé, parece haber en algunas de ellas -más de las que imaginamos- cierta tendencia al dolor, a la sumisión, ciertas fantasías que en ocasiones no se ven realizadas y que en otras sí, dentro del ámbito sexual o fuera del mismo. Y en la primera parte de este libro esto está muy bien plasmado, porque adquiere la forma de conflicto.

Por ejemplo, O acude a Roissy voluntariamente -por petición de su amante- pero lo que encuentra allí le horroriza. Los hombres de Roissy la tomarán cómo y cuando quieran sin que ella pueda negarse -siempre y cuando quiera permanecer allí. Pero eso no es todo: la azotarán cada noche de manera brutal y la humillarán de cualquier manera que se les ocurra. Sin embargo después de la primera noche, cuando queda sola en su celda, ella misma, confundida, se debate entre el temor que le inspiran las fustas y látigos y la sensación de anhelo que le despiertan. Ella no lo entiende y me atrevo a decir que el lector tampoco.Pero con el desarrollo de la historia ella lo va entendiendo mejor -o aceptando- y el lector creo que también.

Durante esa primera parte parece que O aguanta todo eso por amor a René, que su entrega es total porque piensa que, sea cual sea la circunstancia, se está entregando a él. A mí me parece un poco excesivo si nos lo tomamos así. Lo que pasa es que, a medida que avanza la obra yo intuyo que no es solo eso. A ella le gusta someterse, obtiene placer de ello, pues sigue haciéndolo de buen grado hasta cuando René deja de ocupar ese lugar privilegiado. O encuentra gusto en complacer las necesidades y deseos de sus amos, así de simple. Y llamarlo amor es, a mi modo de ver, una manera de camuflar esa pulsión en principio, cuando ella misma no es capaz de comprender lo que le pasa. 

No sé. A mí me ha hecho plantearme si no esconderemos todos en alguna parte una semilla de la que puedan crecer estas fantasías, que en algunos casos germina y en otros no. Porque de hecho, el libro creo que es bastante erótico y así se le ha considerado desde que se publicó. Y si eso es así será porque algo hay en lo que narra que excita a los lectores. A muchos de ellos, al menos...

También está presente el tema de la bisexualidad, aunque la explicación que la protagonista da de la misma a mí no me acaba de convencer, pero bueno, es la suya. Sirva esto para decir que O no es ninguna virgen pura y casta pervertida por unos degenerados, sino una joven experimentada en las cuestiones del sexo que accede a que le muestren otra manera de enfrentarse a la sexualidad y, más que eso, a las relaciones humanas. O se adentra tanto en este tipo de relación que su rol de sumisa se desarrolla 24 horas 7 días a la semana. Un poco demasié pal body, en mi opinión, pero bueno, cada quien...

Y luego está la segunda parte, que bueno, para mí se quedó coja en este sentido, me despertó mucho menos interés erótico e intelectual, ambos. Y el final castrado... Pues muy mal. El último capítulo está eliminado y al final del libro te da las dos posibles opciones, sin desarrollar, en plan: "elija usted mismo e imagíneselo como quiera". Pues vale, bien. Pero yo creo que ya que te metes en ese jardín, métete del todo, ¿no?

Creo que este libro, leído sin prejuicios, puede ayudarnos a entender muchas cosas relativas a la cultura BDSM, en particular, pero también relativas a las relaciones interpersonales. De hecho, hay relaciones de pareja con patrones de dominación/sumisión implícitos que son mucho más peligrosas y tóxicas que una relación BDSM explícita, sensata, segura y consensuada. Pero bueno, esto ya son cosas mías.

Os dejo un trocito...

Ella no deseaba morir, pero si el suplicio era el precio que tenía que pagar para que su amante siguiera amándola, no pedía más que él estuviera contento de que ella lo hubiera sufrido y, sumisa y callada, esperaba que la condujeran a él.

En definitiva, este libro...

4/5
 
Supongo que este libro no irá a muchas listas de pendientes xDDD Pero bueeeeeno. A continuación creo que empezaré Deseo de ser punk, de Belén Gopegui, recomendación de mi querida Ro, que con ese título me parece de lectura obligada. Espero que me dure un poco más, que últimamente no escribo más que reseñas.

¡Leed mucho!


Hoy estoy... muerta de calor
Y estoy escuchando... País petit - Ocults amb Lluis Llach

8 comentarios :

  1. Lo lei hace mucho, y no se si fue la temática, la crudeza con la que narra... no se, pero no me acabó de convencer. Un beso, y gracias por recordármelo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que este no es un libro para todos los públicos, y no me refiero solamente a la edad. Es muy particular.

      Un beso!

      Eliminar
  2. Me da un poco de vergüencilla decirlo, pero yo tengo para leer la versión en cómic de Guido Crepax, que me la "conseguí" el otro día ;) (la ilustración de portada que has puesto tú del libro es de Crepax). A ver que tal...

    Aunque así de sado-maso me da a mi que me he leído yo algún que otro cómic mas...

    Pues nada, pasamos del erotismo "jarkor" a los punkis XD

    Te quiero, peque <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La terminología es importante: BDSM, repita conmigo, señor Cromer... xDDD

      El cómic debe de estar curioso también.

      Bueno, sí, a los punkis, faltaría más XD

      Eliminar
  3. Me gustó Crepax, ya me contarás tu opinión, Jack :)

    Respecto a Historia de O... El BDSM es siempre una temática muy controvertida. Sobre todo ahora en que la libertad sexual es supuestamente muy grande, pero en que el respeto es muy reducido. Y me explico: está bien visto si yo digo que soy bisexual u homosexual, pero no está bien visto si digo que soy sumisa. En ese caso es algo "equivocado", no puede ser que alguien haga eso de buen grado. Se tiene tan "a flor de piel" el tema del maltrato que no se entiende que existe una línea divisoria y que, como tú bien dices, algunas relaciones que se denominan "normales" son mucho más tóxicas...

    Es una temática muy interesante, como tú dices a nivel de relación entre las personas y no meramente sexual. Un encuentro ocasional con esta temática no tiene las mismas connotaciones ni desde luego la misma envergadura que una relación basada en el BDSM.

    Lamentablemente hay mucho desconocimiento y sobre todo mucha desinformación de la mano de aprovechados que han leído demasiado 50 sombras de Grey o que simplemente por usar unas esposas con su pareja ya confunden una cosa con otra y creen que pueden sentar cátedra sobre algo muy delicado.

    En fin, que ya contarás del punk :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran comentario, me gusta.

      Sí, creo uqe hay cosas que se pueden decir y otras que no. Incluso la bisexualidad no está tan bien vista porque o eres gay o no, pero lo demás es puro vicio, xDDDD

      Y lo de decir que eres sumisx sexualmente es como que no tienes vida o lo que sea...Y en fin, que es una cosa que puede tomarse al nivel que se quiera y que no significa que seas un esclavo toda tu vida XDD

      En fin, que como en todo, el conocimiento ayuda. Pero hay que acercarse sin prejuicios.

      Beeeesotes!

      Eliminar
  4. Pues no, no irá a muchas listas de pendientes jajaja ai no sé, a mí ahora mismo por lo menos no me llama.
    Pero oye, quién sabe dentro de un tiempo. Aún así me ha gustado mucho la disección que has hecho del libro y el hablar de estos temas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Di-sec-ción! ¡BIEN! XDDD

      No hay libro que guste a todo el mundo, pero este supongo que es aún más complicado que los demás xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...