viernes, 22 de agosto de 2014

Bettie de noche.


Siempre me ha gustado poner la oreja para quien la necesitaba. No soy muy de cotillear, de hecho eso es una cosa que me da muchísima rabia. Pero cuando alguien me requiere para contarme algo no me importa. No soy -creo- de esas personas que te escuchan deseando que acabes, con mucho "Sí, sí", "Vaya", y que concluyen con un "Bueno, ya pasará" o un "todo se arregla, hombre/mujer". No. A mí me gusta escuchar de verdad, y dar mi opinión. Orientar, un poco. Y parece mentira, con lo poco que me gusta dar consejos así porque sí... Pero bueno, cuando me los piden no me corto. Otra cosa es que lo haga bien. Lo de escuchar y lo de aconsejar. Ahí ya podemos dudar.

Ese era uno de mis roles de adolescente. Ese, y el de celestina. El de celestina no lo he conservado, pero el otro sí. Menos, claro. Creo que a medida que crecemos somos más reacios a contar nuestras miserias y preocupaciones. No sé. ¿Tendrá algo que ver con aparentar que todo va bien? Pero aún, de vez en cuando, hay alguien que acude para contarme algún problema, para desahogarse. A veces se disculpan. "Vaya rollo que te he soltao", me dicen. O "siento recurrir a ti siempre para lo mismo". Pero yo sonrío y les digo que no importa, que no tienen nada que agradecer. Que a mí en realidad me gusta que recurran a mí para esas cosas.

A lo mejor hay quien piensa que soy un poco miserable y que disfruto de las tragedias ajenas. Nada más lejos de la realidad. Suelo implicarme mucho en los problemas de la gente, buscar información, encontrar posibles soluciones. Y ahí está el quid de la cuestión: mientras pienso en los problemas de otros no me acuerdo de los míos que son los que me atormentan más, precisamente porque me son propios.Y bueno, no es todo egoísmo. O sí, según se mire: también se siente bien una al ayudar a la gente, al darles algún alivio.

Ya os dije alguna vez que uno de mis sueños frustrados era el periodismo. No tele. A mí me gustaba la prensa escrita, pero sobre todo, la radio. Y me imaginaba en un programa nocturno, de esos a los que la gente llama para compartir sus penas, para desahogarse, para contar lo que le preocupa a una completa desconocida con la que, a saber por qué, siente que tiene confianza. Me habría encantado hacer algo así. 

Bueno, quién sabe. Nunca es tarde, ¿no? A lo mejor un día de estos me monto un chiringuito a lo "Encarna de noche" y la lío parda :P Mientras tanto, aquí estoy. Bettie de noche, en versión escrita. :)

Muá!





Hoy estoy... sentimental
Y estoy escuchando... Chi mai vivrà per sempre? - Jonathan & Charlotte
(dejo enlace, que merece la pena ^^)

12 comentarios :

  1. Yo no creo que sea para nada miserable querer escuchar los problemas de los demás cuando lo necesitan, al contrario, es muy loable. Mientras no te pase como a mí, que había personas que solo me llamaban única y exclusivamente cuando estaban mal (para los momentos buenos ya preferían a otras personas y me dejaban sola).
    Pero bueno, penas mías al margen (jeje), debería haber más gente como tú en el mundo!
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, claro que me ha pasado xD Son riesgos de estas cosas.

      Miserable... Bueno, es que hay gente que se "alimenta" de las penas ajenas. Y que las escucha para luego regodearse. Los hay, de verdad.

      Eliminar
  2. Oye, pues ya sabes que yo siempre te he dicho que tienes una voz preciosa y de lo mas sensual. Ya les gustaría a muchas locutoras que hay en la radio... Antes que la escuchaba más, todas se me hacían la misma (con alguna excepción, claro) idéntico tono de voz, misma cadencia o___O

    En cuanto a lo de alimentarse de las desgracias ajenas, pues... ea... ya lo sabes tú que hay gente así a porrillo. Y chismosos, qué te voy a contar que tú no padezcas...

    En finses... XP


    Te quiero mucho, Osita <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo voz de programa de radio de noche. Yeah. xD

      Eliminar
  3. Te confieso que lo primero que me vino a la mente al leer el título de hoy fue pedir una ración de empanadillas y otra de "cocretas" :-P

    Ahora, en serio, se agradecen personas como tú, dispuestas a escuchar... ¿que es egoísta? Pues no lo sé... ¿sentirse mejor por ayudar a alguien a sentirse mejor es egoísmo? ¿O es, simplemente, un "beneficio secundario"? ¿Es malo? ¿Para quién?

    ¿Por qué tenemos que sentirnos mal por sentirnos bien?

    ¡Menuda empanad(ill)a!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo. Por qué tenemos que buscarle, o tengo que buscarle, más pies al gato de los que tiene. Pues nu sé. Defecto de serie.

      Me gusta que hayas pillado el "chiste" desde el primer momento, Encarna, guapa. xDDDDD

      Muá.

      Eliminar
  4. Creo que una de las escasas virtudes que tengo es que me gusta escuchar a la gente. Nunca lo vi como algo pesado. Aunque alguna vez sí me ha pasado como Angie R M, que alguien únicamente se acordaba de mí para desahogarse de marrones, pero por suerte han sido pocos casos.
    Yo creo que escuchar y saber de los demás siempre nos enriquece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si has tenido pocos casos eso es suerte, porque a los que ponemos la oreja suele pasarnos a menudo xD Pero no importa.

      Es una gran virtud, pero dudo que sea de las escasas que tienes. Por lo de escasas, lo digo, no haya malentendidos XD

      Eliminar
  5. Jajajaja si tú eres miserable ¿los psicólogos qué coño somos? jajajaja
    ¿Sabes ese dicho de llevar en la frente un cartel que pone "revele su rollo"? Pues eso, hermanas separadas al nacer. Con la Celestina incluida, pero el rollo amorío lo dejé hace tiempo que luego no trae nada más que dolores de cabeza.
    Es bonito saber escuchar y ofrecer consuelo (y verdades), siempre se gana. Ambas partes =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los psicólogos sois lo peor. Tú porque eres no practicante, que si no... XDDDDDDD

      De esas soy yo, llevo un cartel que yo no veo pero el resto sí que dice: cuéntame tus penas. xDDD Tampoco me molesta mucho.

      Ay, qué bonico es ser tu siamesa selebral.

      Eliminar
  6. Yo era así, hasta que con el paso de los años termino siendo yo la que suelta el rollo :P
    Pero vamos, que me encanta escuchar y poder ayudar. Yo sí que no sé nada de dar consejos xDDD quizás ahora no tanto, pero antes... jaja
    Lo que no me gusta nada es la gente que habla y habla, pero como si estuvieran con una pared, que no te dejan decir nada, ni siquiera algo para decirle que estás escuchando xDDD
    O que dices algo y es como si no existieras T___T
    Tiene que ser recíproco digo yo xD
    Charlar con alguien es de las mejores cosas que hay. Justamente la chica de mi clase que he estado ayudando estos días para las recuperaciones, somos tal para cual. Nos liamos a hablar... empezamos con un tema, decimos algo las dos, nos vamos a otro y así nos pegamos las horas xDDDDD
    Todo lo que no hemos hablado durante el curso... jajajajaja
    Que por cierto, me dijo que imponía O___o que por eso había aprendido más conmigo xDDDDDDDDDD De verdad, me quedé a cuadros xD
    Y ves, me enrollo!
    Que sí, que tienes una voz preciosa y estarías genial en un programa de ese tipo. Hay radios online.... yo no digo nada :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que impones? Madre mía, a mí no me impones nada, me pareces super dulce y cercana... A lo mejor en persona es otro cantar.

      Y sí, tiene que ser recíproco. Hay gente que te suelta el rollo como si hablase sola. No mola.

      Radios online, ¿eh? Y necesitarán gente para programas en plan "Cuéntaselo a Encanna? XDDD

      Muá.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...