jueves, 21 de agosto de 2014

Libro: Lo que encontré bajo el sofá, de Eloy Moreno.



Anoche no pude aguantarme. Me dije que cincuenta páginas y ya, pero no pudo ser. Leí las cien páginas que me faltaban para acabar el libro. Así que vamos allá. 

¿De qué va el libro?

Cuando movemos un sofá podemos encontrarnos de todo. Cosas que intuíamos que estaban allí y otras que ni siquiera sospechábamos. También pasa lo mismo cuando movemos nuestra vida. O cuando miramos debajo de nuestra sociedad, especialmente si nuestra sociedad tiende a esconder la basura. 

De eso, de lo que hay debajo de los sofás vitales y sociales, es de lo que va este libro.

Hablando del libro...

Os diré lo que para mí ha sido lo más importante: anoche, cuando acabé el libro, aún antes de dejarlo encima de la mesita, suspiré. Fue un suspiro con sonrisa, pero de estos grandes, sentidos, profundos. De esos que da una cuando sabe que ha terminado un libro especial. Por si os sirve os lo digo.

Y ahora, ¿por dónde empiezo? Quizá por el estilo de Eloy Moreno, que camina por la fina línea que separa un estilo poético del exceso de lirismo. Creo que no la traspasa, pero claro, esa es mi opinión. Eloy Moreno no describe cosas, las cuenta, las interpreta. Y por eso encontramos un texto plagado de comparaciones, metáforas y, sobre todo, una emotividad muy intensa.  Supongo que buena parte del mérito es del estilo, pero sí, las emociones llegan.

Otra buena parte del mérito la tienen las historias, claro. Sí, historias en plural. Hay una multitud de historias, de las cuales unas cuantas tienen más peso, pero todas están entrelazadas de una u otra manera. No hay cabo que quede suelto del todo. Es otra de las cosas que me ha encantado de la novela. Y en esas historias es difícil no encontrar alguien con quien podamos identificarnos: una profesora, unos opositores, unos padres novatos, ciudadanos indignados, un anciano a punto de ser desahuciado, un parado cabreado, ... Es difícil no sentirles. Y yo me emocioné hasta las lágrimas -y más allá- en algún que otro momento.

Las historias, claro, las desarrollan personajes. Y este libro tiene algo interesante: es un libro sin héroes. Al menos no héroes como solemos entenderlos. Es difícil imaginarse a la mayoría de los personajes subiéndose a un pedestal de moralidad y dando lecciones. Bueno, eso lo hace mucho la gente aunque no tenga la legitimidad. Pero supongo que me entendéis. Todos tienen sus dificultades, sus defectos, sus luchas internas... y maneras de afrontar su vida que no siempre son dignas de aplaudir o de admirar. Pero son humanas. 

Esta manera de organizar la novela le proporciona a Eloy Moreno la oportunidad para tratar una gran cantidad de temas de actualidad. Unos, porque pertenecen al presente. Es el caso de la corrupción política y social, el cabreo generalizado contra políticos y banqueros, el acoso escolar, el paro, los desahucios,... Otros, porque son eternos, como el amor que se enciende cuando otro se apaga, las decisiones que nunca tomamos y nos persiguen toda la vida, el machismo,...

Y luego está Toledo. Toledo, ciudad Imperial, ciudad de las tres culturas. Toledo histórica y noble. Toledo, mágica y misteriosa. Toledo de manzanas interminables, calles estrechas y secretos escondidos. Toledo, esperando ser descubierta. ¿Sabéis? Yo nunca he estado en Toledo, pero este libro ha conseguido que me enamore de esa ciudad. En él Toledo es más que el escenario. La ciudad se convierte en participante de la historia, la abraza y le da sentido. Esta novela no sería ni parecida si ocurriese en otro sitio. 

Os la recomiendo mucho. Muchísimo. 

Os dejo un trocito...

Aquel domingo desperté con mil mariposas en el cuerpo, mariposas que se me escapaban en cada sonrisa, desperté con la misma ilusión que un niño en la mañana de Reyes. Aquel domingo había quedado con él de nuevo.
Ahora que vuelvo a recordarlo todo, me doy cuenta de que en aquellos días mis deseos madrugaban mucho más que mis arrepentimientos. 

En resumen, esta novela...


5/5


Y ahora, ¿qué leo yo? ¿Qué libro me cojo para llenar el vacío que dejó anoche ese suspiro? Mejor no intentar superarlo, ni igualarlo, porque va a ser difícil. Mejor le doy la vuelta a la historia y me cojo algo sin pretensiones. No sé. Seguramente Calor Helado, el cuarto de la saga Nikki Heat de Richard Castle. Ains. Que aún no se me pasan los suspiros. Ains. 

Gracias, Runa de mi vida, por recomendármelo.



Hoy estoy... suspirosa
Y estoy escuchando... Aquellas pequeñas cosas - Joan Manuel Serrat

10 comentarios :

  1. Lo tenía medio descartado y con tu recomendación vuelve a la lista de futuribles ;)

    Me alegro que te haya gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo medio descartado? :O De eso nada XD

      Ya me contarás cuando lo leas, espero que te guste ... Bueno, espero que te guste mucho. Pero con que te guste la mitad de la mitad que a mí, me conformo :)

      Eliminar
  2. Me alegro de que hayas disfrutado tanto de este libro, Peque ;)

    He visto el trailer (que moda mas rara hacer trailers de los libros, nO? aunque no me parece mal :D) y una cosa es segura, "tomate" no le falta a la cosa, porque historias tiene unas cuantas.

    Bueno, voy a ver que hago con el cuerpo humano... ewan, epeich, agromenawerl... ;P

    Te amo, Cosita! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me saques el tema de los booktrailers, que les tengo antipatía XD Pero a este no, este no me ha disgustado.

      Y sí, la cosa tiene salsa XDDD

      Muá!

      Eliminar
  3. Pues suena interesante, pero no tenía ni idea de este autor. ¿Es lo primero que lees de él?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es lo primero que leo de él. Esta es su segunda novela. La primera la autopublicó hasta que Espasa le echó el ojo. Y le echó el ojo porque el tío se movió l oque no está escrito para colocarla, promocionarla y venderla. Y tuvo respuesta al final. En su web está la historia que no sé si es motivadora, inspiradora o un poco "chafante" xDDD Dicen que la primera novela, El bolígrafo de gel verde, es aún mejor que esta. Así que... :) Yo la leeré :D

      Eliminar
  4. Leí El bolígrafo de gel verde hace tiempo, pero no me "dijo" nada... no sé... en fin...
    Un besoteee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea, a mí este me ha gustado mucho, y no sé, supongo que El bolígrafo de gel verde también me gustará, no lo sé. Pero claro, hay libros para personas y libros para momentos y esas cosas. TE lo digo yo, que no me dijo nada Cien años de soledad :/

      Ay.

      Muá!

      Eliminar
  5. Es que son muy creíbles los personajes, y ves reflejados ahí a los tuyos, a alguien que conoces a ti misma...
    Bueno, yo no soy imparcial, hasta le mandé un mail al autor y no soy yo muy de eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le dije por twitter que le iba a demandar por no dejarme dormir XDDD Más majo... XDDDD

      Sí, es verdad. Es que es como ver gente que conoces...

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...