viernes, 29 de agosto de 2014

La voz de la conciencia.


Últimamente he tenido noticias -supongo que como todo el mundo- de ciertas aberraciones perpetradas por chavales jóvenes. Prácticamente adolescentes en algunos casos y adolescentes de hecho en otros. Y cuando hablo de aberraciones no me refiero a gamberradas, no. Me refiero a palizas brutales, agresiones sexuales, etc. 

Hablando del tema con algunas personas ha salido la cuestión de si esos chavales tienen conciencia, porque yo a veces lo dudo. No sé, es como si ninguno del grupo viese algo malo en golpear a una chica de 15 años brutalmente y grabarlo con el móvil. Como si no hubiese remordimiento posible. A veces pienso que tiene que ver con la presión de grupo pero lo cierto es que si esa presión llega tan lejos es porque no hay una resistencia seria en el individuo. Aunque sea adolescente. Ni un tímido "tío, déjala". Nada. ¿Dónde está el Pepito Grillo de esos chavales?

Un profesor me dijo una vez que los chavales a veces parecen carecer de los criterios morales más básicos. No es que transgredan las normas, es que a veces ni siquiera saben que esas normas son importantes. Me comentaba que no quería disculparles pero que ciertos chavales nunca habían oído un "Eso no se hace" o "Eso está mal". Y mucho menos habían recibido una explicación de por qué. Si les habían amonestado era por molestar y poco más: mientras no molesten pueden hacer lo que quieran. Me señalaba que hay niños que han sido criados por la televisión o la videoconsola y que no han pasado tiempo de calidad con adultos. No han podido aprender de nadie, nadie les ha puesto límites. Se han educado solos. Si es que a eso se le puede llamar educar. 

Yo le he dado vueltas y creo que, al menos, hay una parte de razón en esta idea. Que explica algunas cosas. No todas, desde luego. Pero me paro a pensar y reconozco la voz de mi conciencia. Es, en buena medida, en lo más básico, la voz de mis padres y a ella se ha sumado mi propia experiencia. No solo oigo esa voz cuando tengo que discernir si algo está bien o mal. También es la voz con la que me juzgo a mí misma, por suerte o por desgracia. Pero también examino casos conocidos. El de ese conocido que, según sus padres, siempre hacía todo bien y que hoy es prácticamente incapaz de aceptar una crítica. El de ese chaval martirizado por las exigencias de su padre que ahora siente un vértigo terrible antes de hacer cualquier cosa. El de esa chica cuya madre la asediaba con comentarios sobre su peso y su imagen personal y que vive acomplejada. Y luego está el de esos que parecen no oír nada. 

Supongo que sí, que en parte asimilamos en forma de voz interior la voz de nuestros referentes adultos. Padres, algún profesor o maestro, algún primo mayor o un tío,... Por eso los adultos tenemos que ser cuidadosos con nuestra manera de dirigirnos a los niños, para lo que sea. Para amonestarles, felicitarles, expresarles cariño, animarles a correr riesgos, intentar que sean prudentes,... A lo mejor es la voz que les acompaña toda la vida... Y, desde luego, hay que hablarles y compartir tiempo con ellos. No es bueno eso de que donde debería oírse una conciencia solo haya silencio. 



¿Con qué voz o voces habla vuestra conciencia?


Hoy estoy... acalorada
Y estoy escuchando... Ansiedad - EUKZ

20 comentarios :

  1. Yo creo que básicamente estamos ante una generación sin ningún tipo de educación más allá de lo que han visto en la tele, así que estamos apañados... La verdad es que hay muchos sentimientos que, aunque en mayor o menor medida vienen de serie, se desarrollan mayormente a través de la educación, como la empatía o la compasión. Igual pasa con los valores, la moral, el respeto a las normas, el postergar estímulos... No significa que uno no pueda potenciarlos por sí mismo, pero exige un ejercicio de reflexión bastante importante y a esto tampoco parecen muy acostumbrados los "jóvenes" criados en un mundo que venera la inmediatez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, yo no estoy de acuerdo con lo de la "generación". A mí eso me suena a abuelismo xDDD Los jóvenes con los que he entrado yo en contacto han sido maravillosos. Adolescentes, sí, pero nada del otro mundo. Han conocido límites, son perfectamente capaces de sentir compasión y empatía, etc. De hecho, algunos son lo que se diría "muy maduros".

      Estas cosas son excepcionales. No todos los niños de esta generación han crecido sin ningún tipo de educación vamos. :P Eso creo, al menos.

      Eliminar
    2. Evidentemente no es La Generación, sino la generación; y como todo en esta vida cuenta con muchísimas excepciones. Hay jóvenes fantásticos y excepcionales por ahí; y también los hay que sólo necesitan un poquito de ayuda para serlo. Pero la tónica general es básicamente la que contaba; y estoy de acuerdo con Ro cuando dice que hay muchos padres que quieren llevar sus vidas como antes de tener hijos.

      Eliminar
    3. Yo quiero pensar que la excepción es la otra, la de los chavales desnortados. En mi experiencia, al menos lo es :(

      Y sí, tener un hijo te cambia la vida enormemente, y querer obviar eso es acabar cayendo en negligencias...

      Eliminar
  2. ¿La nuestra es la última generación "normal"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, para los adultos no hay ninguna generación normal. XDDDD Apuesto que de aquí a 10 años, los adolescentes de hoy ya hablarán así de los adolescentes del momento xD

      Eliminar
  3. Creo que el problema es doble, es un problema de materia prima, es decir de gente que ya de por si es mala, unida a una falta de educación y valores. Me consuela saber que en las mismas circunstancias siempre hubo y habrá gente buena... un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... Yo creo no sé, no me comprometo yo con eso de que hay gente que ya, de por sí, es mala. No me gustaría pensar eso. Pero sí que es verdad que cuando alguien no ha tenido referentes, o no ha tenido buenos referentes,... no es que esté determinado a ser "malo", pero es difícil que sea bueno, lo tiene muy complicado.

      Eliminar
  4. Ya sabes, generalizar no es bueno, y tengo contacto diario con gente muy joven, así que no me suele gustar que se hable mal de ellos. Pero estoy de acuerdo contigo en lo esencial. Es en la familia donde estamos fallando. Estamos en una sociedad en la que cada vez hay más información sobre todo, a veces incluso exceso de información, pero nuestros chavales no tienen referentes, no tienen esa voz de la conciencia.

    No me canso de decir que muchos de mis alumnos son simplemente criados como animalillos, nadie les ha dicho lo que está bien o mal, nadie les ha hecho reflexionar. Les dan lo que piden para que no molesten, para que no den guerra, para que sus padres puedan llevar una vida como la que llevaban antes de tener hijos, y luego no saben cómo reaccionar ante muchas cosas. Necesitan normas, todos las necesitamos, y muchos están encantados de que se las pongas en el instituto, aunque otros tardan en acatarlas. Pero todos entienden desde el primer momento que si les riñes, que si les hablas, que si les preguntas, aunque seas un auténtico coñazo, es porque te preocupas por ellos, y eso a veces es más de lo que tienen en casa...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi intención -los dioses me libren- no era la de generalizar. Me refiero a esos chavales que parecen no saber que hay normas, los que no son capaces de reaccionar ante ciertas cosas porque nunca se les ha dicho que eso está mal, ni han visto un ejemplo de ello en sus mayores. De esos chavales hablo. Y espero que sean pocos dentro del conjunto. No es un problema de que NINGÚN adolescente tenga valores, ni conozca las normas ni nada de eso. Y si he dado a entender eso, no es lo que quería decir.

      Pero sí, eso es lo que yo quería decir. Hay gente que en lugar de tener hijos parece que tiene mascotas. Y eso a la larga -y no tan larga- se nota. Ese mismo profesor que me comentaba lo de la voz de la conciencia me decía eso mismo, que ha conocido un montón de chicos con los que ha tenido que hacer de padre y decirle, por ejemplo, que no se puede comer en medio de una clase, o que no se puede coger el material de los compañeros sin pedir permiso (cosas básicas), y con los que ha tenido que batallar para que acatasen las normas, pero que luego, con el tiempo, han sentido verdadero cariño por él, porque él se preocupaba por ellos. No es que quisiera que no molestasen, es que quería que fuesen buenas personas. Y eso ellos lo notan. Y lo agradecen. Precisamente porque es más de lo que tienen en casa. Y ya es triste eso, profe... :/

      Eliminar
  5. Y yo lo que me pregunto es, esos padres que han demostrado tanto desinterés (por X o por B, me da lo mismo) a la hora de inculcarles a sus vástagos unos mínimos valores y normas cívicas, qué intención tenían al tener hijos? Pensaban quizás que se convertirían en "personicas" por sí mismos?

    Me parece a mí que un carnet de padres no estaría de mas


    Te amo, Osita <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los valores y las normas cívicas se inculcan "facilmente", pasando tiempo con tus hijos. Pero no viendo la tele, o dejándolos tirados por ahí. No sé, estando CON ELLOS de verdad. Y hablando con ellos, leyendo con ellos. Con ellos, esa es la palabra. Y CON no significa solo "cerca". Sino prestando atención.

      Ya estamos con lo del carnet de padres, ¿eh? xD

      Eliminar
    2. Pues yo coincido con Jack. Carnet de padre YA.

      Eliminar
    3. Jajajaja... habría que ver a los examinadores de ese carnet, también XD

      Eliminar
  6. A mí ese tipo de cosas me ponen la piel de gallina. Yo francamente creo que existe un límite moral, y las personas que pasan ese límite, es porque sencillamente no tienen consciencia y son capaces de cualquier cosa...
    Indudablemente, yo creo que la educación (y el decir NO, cosa muy importante) es fundamental para evitar que ocurran hechos de ese estilo.
    He visto documentales de niños de 10 años que crecen en un entorno de delincuentes y criminales y que no muestran el menor reparo en robar o incluso matar, ¿y por qué? Pues teniendo como ejemplo a padres delincuentes y asesinos, ya me dirás...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener malos ejemplos es malo. Pero no tener ninguno tampoco es mucho mejor. Malos ejemplos ha habido siempre. A mí me da mas miedo la gente que, por omisión, no educa. ;/

      Eliminar
  7. No seré yo quien diga que "no se puede hacer nada" o que "la educación no sirve", pero a veces no puedo evitar pensar que una minoría de humanos vienen psicópatas de serie.
    Y eso me temo que no hay educación que lo remedie... recomiendo esta entrada de César Mallorquí
    http://fraternidadbabel.blogspot.com.es/2012/09/psicopatas.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, los psicópatas existen. Pero de un grupo de 8 o 10 chavales no creo que todos sean psicópatas XD

      Eliminar
  8. Yo tengo lagunas y quizás no hable de mi experiencia correctamente, pero así en general en mi familia no es que haya tenido buenas referencias en algunas cosas.
    Por ejemplo, mis padres fumaban. Yo hacía el gamba con 12 años con el tabaco, me pillaron, y aunque me decían que no pasaba nada, yo negué todo y desde ese día lo odié XD
    Luego mi padre se lo pasaba bien guardándose cosas en el bolsillo en una tienda, y yo sabía que eso estaba muy mal y no lo hacía. Sobretodo luego cuando amigas mías lo hacían también. Yo ni de coña.
    Tema alcohol, sí que bebí y me emborraché, pero me costó y llevaba bastante cuidado. No quería saber nada de otras drogas y eso que dos familiares cercanos me confesaron que ellos sí.
    Luego el tema de la higiene. Mejor no digo nada porque te escandalizas... pero vamos, yo no seguí la estela parental. Eso puede ser influenciado por la presión social, así que no sé si cuenta tanto xD
    Evidentemente que algo bueno me enseñaron, que tampoco fueron seres del infierno xDDDD Lo que sí me influyó mucho es la falta de autoestima y seguridad en mi misma.

    (me enrollo....)

    Doy la razón en que muchos padres lo que hacen es tener a los hijos entretenidos para que les dejen en paz, sin poner atención siquiera.
    Cuándo estuve en casa de mi compañera de clase vi que su madre en cuanto llegó a casa, se fue con su hijo pequeño a estar con él. Y yo me quedé ♥
    No me gusta eso de que la gente tenga descendencia a la ligera, porque luego todo acaba convirtiéndose en una odisea inmensa.
    Ains :(

    Este tema me pone tonta xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *abachitos para Lansy*

      Hombre, no todo lo sacamos de los padres, nos relacionamos con más gente y aprendemos las normas de otras partes. Pero esa voz viene en gran parte de esos referentes. Tampoco tienen por qué ser los padres. Pueden ser los abuelos, no sé, nuestro adulto de referencia. Difícilmente viene de la nada. Aunque bueno, ahí está Matilda, por ejemplo xD

      :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...