domingo, 4 de agosto de 2013

Un domingo muy tonto.

 Este post es un post de mierda. De esos que piensas: "Escríbelo en una libreta, petarda, y no nos atormentes con tus miserias y tus neuras". Ni siquiera tiene GIFs para compensar. El que avisa, no es traidor.


Tengo el día exageradamente tonto. Echo de menos muchas cosas. Y sé que soy estúpida, y pierdo el tiempo, porque las cosas son como son de momento. 

Es solo que... es extraño. Tengo 25 años y debería estar durmiendo la resaca de la fiesta de anoche, o pensando en la que vendrá esta noche. Al fin y al cabo, estamos en fiestas, ¿no? Y las fiestas no entienden de crisis.  Pero no, yo estoy aquí. Y por muchas razones.

La primera, el dinero. Uno puede salir y gastar poco dinero, quizá, pero gasta. Y yo no quiero gastar dinero. Quiero ahorrar, para ir a Valencia a ver a Jack, por si surge algún imprevisto con el PC, para pagar la factura del teléfono móvil. En fin, prioridades. Prioridades que la gente no entiende. "¿No tienes dinero para un café? ¿Para una caña?". Pues sí, claro, pero... tengo otras prioridades. Y desde luego, quiero intentar por todos los medios no tener que pedir un euro a mis padres. Bastante hacen ya.

Pero, aunque venciese ese obstáculo, aunque me quitase la obsesión de no gastar...¿A dónde salgo y con quién voy? Algunos de mis antiguos amigos, de la gente con la que solía salir cuando era adolescente, me han dicho que avise si salgo. Pero...Me sentiría extraña. Hace años que no salgo con ellos y han cambiado muchas cosas. Otras no, claro. El modelo de fiesta sigue siendo el mismo. Tomar algo después de cenar -café, caña, lo que sea- y luego botellón y discoteca. La última parte es opcional. Yo hace eones que no piso una discoteca, básicamente porque no me gustan, y hace más o menos los mismos eones que no bebo. No sé, a lo mejor una vez allí me lo pasaría bien, quién sabe, pero así, de momento, no me veo bebiendo en la calle como cuando era una adolescente. Sé que hay gente que lo hace, adultos que lo siguen haciendo, y desde luego, cada uno hace lo que quiere. Pero yo ya no encuentro atractivo ese tipo de reunión. No es un plan que me seduzca. Supongo que soy, y siempre he sido, una "aburrida".

Por último, después de años, no quiero llegar y "acoplarme" a un grupo de personas con las que no he tenido contacto en un montón de tiempo. Para ellos iba a ser un elemento extraño, y yo a ellos también los notaría extraños. Lo sé, porque lo he sentido cuando era parte del grupo. Los "acoplaos" no caen bien. Ya me pasó hace un par de años cuando, un domingo, aunque no salí de fiesta la noche anterior, acudí a tomar algo por la tarde con ellos. Me sentí tan extraña... Tan ajena a las conversaciones... Me fui a casa hecha polvo porque sentí que había perdido algo irrecuperable: aunque aquellas personas seguían siendo simpáticas, alegres, agradables, como eran antes, ya no había conexión.

Que sí, que la culpa es mía. Que si dijese "¡Sí!" cuando alguien me pregunta si no voy a salir, o si cogiese el teléfono para quedar con la gente,... ¡Pero es que no me sale! Quién sabe, a lo mejor cuando pase un poco más de tiempo, cuando me encuentre mejor de ánimos,... La cuestión es que, por lo que sea, me siento terriblemente violenta cuando alguien -no ocurre mucho- me pregunta si no salgo. Mucho.

A lo mejor es que yo también soy estacional, como el trabajo. No sé si es culpa mía que esto haya ocurrido, probablemente sí. Otras personas también se han ido fuera a estudiar, a vivir, se han casado y tienen hijos, y aún así, cuando vuelven, retornan al grupo de siempre. No hay tanto drama. Evidentemente, yo soy una drama-queen.Y un muermo, claro. Y un erizo. Y un bicho raro. Y una empollona. Y...

Supongo que esto va conmigo. Soy una persona solitaria, poco sociable. Y eso tiene el contrapunto de que, cuando tengo cierta necesidad social, me veo así, sola. Bueno, eso es ahora. Antes, siempre tenía a Jack. Y de tanto en tanto, semanalmente, o cada 15 días, veía a mis chicas de la facultad. ¡Cómo las echo de menos! Me he acostumbrado a ese ritmo de quedar, con el bocata bajo el brazo, o  preparar unas pizzas, y charlar como si no hubiese mañana. O salir a la playa con el UNO o el Trivial Pursuit. Es lo que me gustaba, y lo que me gusta.  Y fijaos bien, escribiendo este tocho creo que he llegado a una conclusión: a la de que lo que ahora añoro no es salir de fiesta, no es tener amigos aquí... No, creo que lo que ahora añoro es tener AQUÍ a mis amigos de allí. O estar allí con ellos. Y por eso me resisto a salir, porque lo que echo de menos es aquello, y sé que aquí no lo voy a tener.

Cómo maldigo a este revés de la vida que me ha hecho verme, no solo sin casi nada mío, sino también sin parte de los míos: sin mi pareja, sin mis amigas. Ains.



17 comentarios :

  1. Cuando te he leído me he sentido un poco reflejada. Tengo un grupillo de amigos con los que iba al colegio que no paran de quedar y no me apetece quedar con ellos, no me sale...y es algo que le doy muchas vueltas. En cuanto a lo de las discos y el botellón, hay otras maneras de divertirse y tú sabes cuáles son, con las personas que sabes. Eso es normal, la gente se siente cómoda con determinadas cosas y no porque a ti no te guste significa que sea malo. Yo tampoco soy de discos y qué bien me lo paso cenando en casa de unos amigos o paseando y hablando. Son tonterías pero esas pequeñas cosas son las que nos hacen felices. Echas de menos las cosas que te hacen feliz. Muchos ánimos y espero que puedas disfrutar de todo lo que te hace estar bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si le doy vueltas a esto es porque esas cosas que me gusta hacer no las puedo hacer. Pero es normal. No todos disfrutamos de lo mismo. Incluso aunque antes disfrutásemos con ello, la gente cambia. Y aún así, a veces eso, le doy demasiadas vueltas y me siento un bicho raro.

      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  2. Yo me siento muy desconectada a veces, creo que en mi caso mis amistades y su forma de tratarlas y vivirlas han evolucionado pero no de la forma que yo esperaba.

    Ayer hablábamos de una cosa que le había ocurrido hace tiempo a otra amiga y una de ellas preguntó: y X nunca os ha hablado de eso? Nunca se ha desahogado en ese tema?

    Y no, no lo había hecho.

    A mí ya no me gusta salir en plan marcha, de hecho ayer en la boda la mejor parte fue en la que dejaron de preguntarme por qué no bebía y nos pusimos a charlar y yo con mi botellica de agua (me había bebido un mojito de melón hacia 2 horas, pero es otra historia).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he evolucionado en la forma de vivir y tratar las amistades. Mis amigas y yo somos... no sé... diferentes. No estamos siempre unas encima de las otras, y eso está bien, y aún así, las extraño a morir a veces.

      Eliminar
  3. Ya sabes que hace poco publiqué una entrada sobre el tema del dinero, así que te entiendo perfectamente. Pero bueno, aparte de que los domingos son un coñazo y bajan el ánimo a cualquiera (me ha pasado hoy) puedo entender también tu situación. En fin, la vida que nos lleva y nos trae, y creéme que yo teniendo unos añitos menos que tú he pasado o estoy pasando por momentos similares...Por ejemplo, este año que me he ido a la universidad he notado mucho distanciamiento con las amigas de toda la vida. Sí, seguimos quedando y lo pasamos bien, pero no es lo mismo ya, se nota que cada quien ha cogido su propio camino y cada una tira por su lado.
    Pero bueno, hay que intentar llevarlo. Y bueno, te daría el típico consejo de "anímate mujer y no le des importancia", pero en estos casos esas palabras son más bien inútiles. Por supuesto, te deseo ánimos, pero ya sabrás mejor que yo que hay etapas que hay que pasar nos guste o no, por mucho que nos digan que nos alegremos.
    Ánimo Bettie (perdón, es la costumbre) que de todo se sale.
    Un besazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sofia. Sí, hay que intentar llevarlo lo mejor posible. :*

      Eliminar
  4. Qué identificada me siento con lo que has contado.

    No soy de tener un grupo amplio de amistades, la verdad, pero en lo del dinero últimamente intentó priorizar. Salir de copas y gastarme quince o veinte euros bebiendo como que no es lo que más ilusión me haga.

    Además siento que tengo muy poco en común con algunas amigas. Es una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, bueno, lo que yo he dicho soltando un rollo tremendo lo has resumido tú en tres frasecitas.

      Eliminar
    2. Pues sí, Lileth... Tanto Bettie como tú lo habéis explicado muy bien...

      Eliminar
  5. Ains! T_T
    Yo estoy igual con eso eh. Cuando viene nuestro amigo a la ciudad, lo que quiere es ir a tomar algo, ir a cenar fuera, ir al cine, etc.
    Y yo me siento antisocial, porque no me gusta el hecho de salir por ahí como tal y a parte no quiero gastar en esas cosas.
    Al final acaban pasando de ti por no querer los mismos planes ¬¬ En el caso de él no, pero sí me ha pasado con otra gente.
    Jop, maldito teletransporte que no funciona e__e
    ánimo :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sep, pasan de ti porque no entras en los planes, y tú pasas de ellos porque no quieres entrar. Supongo que es lo normal. Nadie tiene que hacer cosascon las que no esté a gusto supongo.

      En cuanto a lo del teletransporte, 100% de acuerdo.

      Eliminar
  6. Lo de gastar dinero en alcohol así porque sí es algo que no me entra en la cabeza. Como no me entra ni me gustará la forma de diversión que implica, porque sí, alcohol y música atronadora y aburrida.

    Por lo demás, te entiendo. Yo también he pasado algunas fiestas así. Pero la vida es larga, y llegarán otras que podrás disfrutar con Jack y tus amigas, ya verás. Muac!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo llega, pero mientras llega parece que no llegará nunca... :P Gracias Lya.

      Eliminar
  7. Tú ya sabes que tenemos cosas en común, Bettie... Lamento que esta sea una también.

    Yo ya procuro ni pensar en ello, aunque a veces no puedo... Hoy he ido a darme un masaje con una chica con la que estudié en el nocturno en el instituto y luego coincidimos haciendo Laboratorio. Pues después nos vimos unas cuantas veces y tal, pero por cuestiones de la vida dejamos el contacto. Ella hizo Fisioterapia después de Laboratorio y cuando terminaba simultaneó con Enfermería y ahora tiene los tres estudios.

    Hoy me he acordado de cuando salíamos por ahí y lo pasábamos bien. Eran otros tiempos y la verdad es que me planteé decirle de quedar un día, pero al final reculé... ¿Para qué? Si ya hace tanto tiempo que no nos vemos ¿qué tenemos en común?

    Y eso me pasa ahora mismo con las amistades que tengo, con todas... Creo que sólo las que tengo en la distancia son las actuales, con las que realmente comparto algo... Las que contaba antes con los dedos de una mano ya se han ido distanciando. Me he dado cuenta de que los últimos cuatro o cinco mensajes para tomar algo juntas han sido por mi parte y al final no ha habido ni café ni nada, así que... He dejado de insistir.

    Me declaro antisocial, cardo, bicho raro y fan del teletransporte, a partir de hoy...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, creo que hay un plan para sacar un Doctor Who de Cuenca, y que yo sea su companion. Con suerte puedo usar la TARDIS y te hago una visita XD

      No, fuera coñas, sé como te sientes. Ro-lla-coooo....

      Eliminar
  8. Madre mía... me sigo sorprendiendo con lo mucho que me identifico con muchas cosas de las que escribes. A pesar de que no suelo comentarte muy a menudo, lo leo todo.
    Y que bueno, aun teniendo menos edad que tu, y no haber cambiado aun el pueblo por Valencia, me pasa más o menos lo mismo. Sobre todo cuando conoces a alguien nuevo, y me toca contestar a las típicas preguntas (¿Que haces en casa?, ¿No has salido esta tarde/noche?, etc.) Pues no, mira, estoy en un momento, que ni me apetece meterme en un nuevo grupo, ni recuperar los antiguos, y que en el actual me siento... rara. A ver como le explicas eso a alguien... Y eso, que bicho raro al canto.
    Y si a eso le añadimos que cada vez que salgo, parece que tenga que "descansar" de estar con la gente, o algo así..

    En fin, rollaco que te he soltado. Pero bueno, que aun dominguera, me encantas, Bettie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esa respuesta es la que se me pasa a mí por la cabeza. Pero siento que eso no se entiende. Que la gente conoce gente, sale con gente, y se queda con esa gente. Y bueno, me siento un bicho raro por no ser así.

      Eso también me ha pasado a mí las últimas veces que he salido por aquí, que me he cansado enseguida, me he sentido incómoda y he acabado viniéndome a mi casa.

      De rollaco nada. Gracias por leer, por tomarte la molestia de comentar. Y vuelve cuando quieras :)

      Pd: Teletransporte real ya! xDD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...