domingo, 11 de agosto de 2013

Si algún día tenéis un hijo...

No soy yo una experta en cuestiones de maternidad, qué va. Pero de "filialidad" (palabra inventada, no os molestéis en buscarla) algo sé. Así que, desde mi perspectiva absolutamente sesgada de hija me voy a permitir, no daros consejos, qué va, sino haceros peticiones.

Si alguna vez tenéis un hijo, o una hija, que para el caso es lo mismo, que sea porque le queréis. No porque le queréis un poco, no porque tenéis curiosidad, y desde luego, no porque es lo que toca. Tenéis que quererle tanto que sintáis que le echáis de menos cada día aún antes de existir. Que sea vuestra decisión, vuestra y solo vuestra, que salga del amor, y no de la soledad, o de la tristeza, o de la obligación. Todo esto para que si un día os da la tentación de culparle de lo que no habéis hecho, de lo que habéis perdido, de los años que se han ido, no encontréis ninguna excusa ni razón para hacerlo, para que no podáis obviar que accedisteis a todo ello voluntariamente. 

Si algún día tenéis un hijo, no dejéis que se sienta pobre. No pobre en lo material, porque eso la mayoría de los padres lo tienen claro. Ninguno deja, de buena gana, que a su hijo le falte un trozo de pan con chocolate, unas zapatillas nuevas, un vestido precioso, un chándal de marca, el último modelo de videoconsola o de móvil, ... Bueno, no todos son iguales, pero por lo general se da mucha importancia a lo material, mucha más que a otras cosas. Lo que yo os pido es que no dejéis que se sienta pobre en cariño. Abrazadle todos los días, decidle lo mucho que lo queréis, lo importante que es. Leedle historias, dedicadle tiempo. No deleguéis, por favor, esta tarea en otro, como si no tuvieseis suficiente tiempo o suficiente amor para él (o ella, que para el caso es lo mismo). Y reprendedle, claro. Pero reprendedle desde el amor. Porque no reprender no significa querer más. A veces significa querer menos, porque la falta más absoluta de amor es la indiferencia. 

Si algún día tenéis un hijo, estad atentas a sus logros y hacedle saber que os hace sentir orgullosas. Recordad que los hijos son siempre, en cierta manera, niños, y que, desde su altura, lo que a los padres les parece un pequeño paso a ellos puede haberles parecido una travesía. Interesaos por lo que hacen, por lo que les interesa. Conoced sus dificultades para poder animarles a que la superen. Comprended sus puntos fuertes para ayudarles a desarrollarse y entended sus limitaciones para no pedirles más de lo que pueden dar. 

Si algún día tenéis un hijo, queredle y juzgadle por quien es, no por quien os gustaría que hubiese sido. No le améis ni odiéis por lo mucho que se parece a alguien que estimáis o detestáis. Recordad que un hijo no es vuestro proyecto, sino su propio proyecto. No le hagáis sentir una decepción por tomar sus propias decisiones ni le forcéis, de ninguna manera, a que tome las vuestras. Dejadle andar su propio camino, sobre todo si queréis ser lo que él (o ella) necesita: un acompañante, un asistente, un consejero, y, a veces, un policía. 

Si algún día tenéis un hijo, nunca, nunca le comparéis con nadie. Cada persona es única y él (o ella) no es la excepción. No le comparéis con un hermano, ni con el hijo de los vecinos, ni con los compañeros de clase. Dejad que sea como es, especial. No le pidáis que sea uno más entre los normales. Y no le hagáis sentir mal porque no es (como) otra persona. No puede. No debe. 

Si algún día tenéis un hijo, o una hija, no le censuréis por llorar, o por reír, o por tener sentimientos, en general. Intentad comprenderle y animarle a que siga expresando sus sentimientos y respetando los de los demás. Nunca le hagáis sentir estúpido por llorar, o por agobiarse con un problema. No le ridiculicéis por verse sobrepasado por "tan poca cosa". Recordad que todos los problemas parecen pequeños...excepto los propios. 

Si algún día tenéis un hijo, no le digáis nunca, pero nunca, nunca, que preferiríais no haberle tenido. Por favor, no lo hagáis. Recordad que él, o ella, no pidió venir. Aunque una persona sea culpable de todo el mal imaginable, nunca es responsabilidad suya haber nacido. 

Si algún día tenéis un hijo, por favor, no le deis ningún motivo para que se sienta solo, despreciado, invisible, decepcionante, fracasado, inútil, un estorbo, una carga. Por favor. 

Si algún día tenéis un hijo, recordad que son vuestros hijos, pero recordad también que vosotras sois sus madres, y que la responsabilidad viaja en las dos direcciones. 


25 comentarios :

  1. Ains, cometemos tantos errores en la vida... y pagamos culpas que no nos corresponden. Al final lo que hay que pensar es que, pese a todo y a todos, estamos aquí y a quien no le guste que no mire. Curación de autoestima y p'alante, aunque es muy complicado a ratos.

    Un beso gordo, Mafalda y tú moláis. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena cura de autoestima necesito sí. Gracias Lya :)

      Eliminar
  2. JO-DER
    Me dejas imprimirme la entrada? xDDDDDD
    No sabes lo que me he emocionado al leerla y he pensando en muchas personas xD
    Lo has explicado perfectamente. Deberían dar este texto a los que vayan a ser padres en serio xDD

    ResponderEliminar
  3. Tendremos opiniones diferentes en muchas cosas pero en ésta te aseguro que no. Es como si hubiese salido de mi cabeza y, como Lansy, pienso en muchas personas. Cercanas y extrañas, pero sobre todo pienso en mis niños locos. Estoy tan de acuerdo con la entrada que creo que es la razón más importante por la que no quiero ser madre. Las razones, que hay muchas. Porque al mismo tiempo sé que es imposible cumplir todo eso, más que nada porque somos humanos y erraremos en algo. Lo bueno es que se supone que tenemos el poder de enmendarlo.
    Entrada preciosa, conmovedora y que invita a la reflexión. Yo ya lo estoy haciendo...

    :**

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el mundo mete la pata, evidentemente, lo bueno es corregirse. O intentarlo. Pero lo mejor es intentar evitar ciertas cosas. En fin. Me alegro d que os haya gustado :)

      Lo de las opiniones diferentes en muchas cosas es normal, no te alarmes. Los hemisferios cerebrales tienen esas cosas XD

      Eliminar
  4. Carnet de padres YA!!!!

    Animo beibi, que ya esté en camino tu suministro de autoestima con pelicos! ;)

    Te amo!!!

    <3

    ResponderEliminar
  5. Chapo!!!!! ( quiero ponerle acento pero no puedo con el mobil) - ( Pues eso, chapo con acento en la o)
    Alicia Galera.

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco soy madre.
    Y no quiero serlo (de momento).
    No me veo preparada para seguir todos estos pasos porque, como tu dices, yo no lo echo de menos sin quererlo jeje.
    Tiempo al tiempo, si llega y si no pues nada. No me preocupa.

    El caso es que pienso que ser padre debe ser difícil.
    He sido "madre" cuidando a un bebé desde que nació hasta los 10 meses y es una experiencia agotadora. Toda tu vida cambia, dejas de pensar en ti, dejas de comer tu para que coma él primero, dejas de dormir para que duerma él y dejas a veces incluso de ir al baño durante todo el día porque no puedes (hasta que llega un momento en que dices "dios mio! me estoy meando desde esta mañana.) Y no exagero, esto me ha pasado.

    Pero sí, hay que hacer todo lo que dices. Y ya no solo eso, sino millones de cosas más (hay que ir además educando y haciendo que se haga una persona responsable, educada, etc etc).

    Debe ser muy jodido ser padre. Debe ser muy jodido educar.
    Pero que no falte el amor y el cariño nunca.

    Arualchu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aham. Estas cosas son las que a mí me hacen pensar que no debo tener hijos, porque no sé si seré capaz de ser buena madre y darle a esa personita lo que necesita sin amargarme la vida. No quiero mirar a mis hijos un día, si los tengo, y sentir resentimiento. Y desde luego, no quiero que ellos memiren a mí con resentimiento por no haberlo hecho bien.

      Eliminar
  7. Bettie, desde lo más hondo y con todo el cariño del mundo, gracias por esta entrada...

    Cuántas cosas reconozco de muchas personas a mi alrededor, cuántas otras doy gracias por haberlas tenido (o no tenido), cuántas me parecen tan lógicas que tal vez debería haberlas dicho en lugar de pensar que por fuerza han de pensar en ellas...

    Eres muy grande, Bettie, MUCHO, y si nadie te lo dice YO TE LO DIGO... Bueno, y tu "suministro de autoestima con pelicos" :D

    Besos mil. ¡No! ¡Mil millones! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te echaba de menos por aquí, amiga :) Me alegro de que te haya gustado.

      Un abrazote :)

      Eliminar
  8. totalmente de acuerdo con cada palabras que has dicho.

    además es una conversación que mantengo bastante a menudo, porque yo cuido niños y veo cada cosa...

    como dices, hay que tener hijos porque lo desees con todo tu corazón, si no, es muy dificil ser un buen padre/madre.

    Mi padre me dice a diario "te quiero desde antes que nacieras". Y aunque de pequeña no comprendía totalmente el siginificado de esa frase, ahora tiene todo el sentido.

    ResponderEliminar
  9. Interesante reflexión. Conozco gente, padres, que sí, le dan tooodo lo material y todos los caprichos que les piden sus hijos, pero bien es cierto que en lo tocante al cariño y al afecto éstos no reciben nada. Y es triste, la verdad.
    En mi caso, mis padres, por cuestiones económicas y "educativas", no me han dado siempre todo lo que les he pedido, pero nunca he notado ni falta de cariño ni de apoyo, que son dos cosas fundamentales. Sí, conozco a mucha gente que tiene padres que regalan móviles, ordenadores, juegos, pero casi siempre estas personas se quejan de no tener confianza con sus progenitores, cosa que es también muy importante.
    Yo todavía soy muy joven para tener hijos, y ni siquiera sé si los tendré algún día. Pero en ese caso, espero hacerlo tan bien como lo hicieron mis padres, siempre educándome desde unos valores y sobre todo intentando hacerlo lo mejor posible.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te des cuenta de lo afortunada que has sido. Seguro que, con los buenos maestros que has tenido, si un día te toca, lo haces genial.

      Eliminar
  10. Gracias Bettie,qué bonito y qué real,asi es ser madre,y padre,que a veces se les olvida a los hombres en todo ésto,y noo,son una parte tan importante como las mujeres en todo ésto,ellos disfrutan de los niños igual,cambian pañales,salen al parque y juegan con ellos,hacen biberones,un niño tiene que ser deseado y llegar del amor,no de la obligación,de la sociedad,o porque toca ahora,no..ni para arreglar matrimonios rotos "a ver si cambia la situación"nunca pude entender éstas cosas..no salen bien nunca,un niño no es experimento,ni una forma de arreglar nada,es una personita que traemos al mundo,y van por libre,tienen muchas cosas nuestras,fisicas y de caracter,pero son ellos,independientes.Se les come a besos desde que se les conoce,se insiste para que coman bien,que sean buenas personas,se les quiere mucho,mucho,con toda el alma...y también se les dice que NO muchas veces,aunque duela,pero tiene que ser asi,los padres tienen que guiar a los hijos,tienen que saber comportarse dónde estén,saber qué está bien y está mal,hay cosas que se enseñan en el cole,y otras muchas,las básicas de la vida,se enseñan en casa,es nuestra resposabilidad como padres,las "gracias "y el "por favor" es nuestro.O dejar de fumar o no beber mucho delante de ellos,procurar no decir tacos,darles buenos ejemplos,eso es cosa de los padres,lo que ven,lo repiten.y si les das amor,te devuelven amor,y mimos,y cariño..es tan fácil,los niños son un AMOR,con mayúsculas.Y aunque seas una "máquina de reñir"como yo(y muchas otras madres que conozco,reñimos mucho,no queda otra,somos madres,no abuelas,ellas consienten,nosotras tenemos que educar,somos las malas)que soy la Chicote de mi casa,ja,jaaa...me dicen ""mami,me vas a besar cuando sea mayor??""y yo les digo,cuando tengas 20,cuando tengas 30 años,y cuando tengas novia,te cases,y tengas niños,etc,ect.siempre te voy a querer y a besar¡¡"yo es que soy ñoña,ñoña,qué voy a hacer..que les quiero,les adoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el cariño nunca sobra, pero si sobrase, esa es una de las cosas en las que es mejor pasarse que quedarse corto :)

      Eliminar
  11. Uy,si,desde luego que si¡¡¡de cariño,besos,ternura,mimos,sonrisas..mejor pasarse siempre,yo de eso no me canso nunca,recibo y doy.Es más,no sólo con niños,la pareja,los amigos más queridos..
    Un beso y un mimín y un abrazo enormeeee para ti hoy,mi Bettie del alma.

    ResponderEliminar
  12. Una maravilla de entrada como siempre, preciosa! Se la daba para que la leyeran a mis vecinos (sólo a algunos, que conste).

    ResponderEliminar
  13. Aunque ser madre/padre es muy difícil, lo que tú has escrito es a lo que todos deberían aspirar, al menos intentarlo cada instante, porque una vez que tienes un hijo te cambia la vida (aunque esto sea un topicazo es una verdad como un templo), y lo más importante ya no eres tú, sino esa nueva vida.
    Yo no tengo hijos (y cada vez menos ganas de tenerlos), pero alguna cosita sobre esto sé, porque 38 horas a la semana me meto en los paños de madre y ama de casa con niños cuyos padres no han podido/sabido/querido darles lo que tú has descrito.
    Muy buen post, :)

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...