domingo, 24 de abril de 2016

Peli: La novia (2015)




Ayer tuve por fin la ocasión de ver "La novia", de Paula Ortiz. No tenía claro si quería ver la película o no porque es una adaptación de Bodas de Sangre, de Federico García Lorca, obra que aún no he leído (pienso ponerle remedio a eso), y me gusta ver las películas después de leer el libro, siempre que sea posible.  Sin embargo, en este caso, no sé por qué, las ganas de ver la película pudieron con esa regla. 

De "La novia" había escuchado cosas muy dispares, pero lo cierto es que la mayoría de las opiniones que me habían llegado la dejaban en un "ni fu ni fa" grandioso. Y yo, no sé por qué, no podía creérmelo. No es esta una de esas películas que se despachan con un "está bien para pasar el rato", no lo es. Y es que "La novia" no está bien para pasar el rato. Creo que es más bien una de esas películas con las que conectas o no. Y si conectas, vivirás una experiencia preciosa viéndola. Y si no, te aburrirás como una ostra. ¿Queréis saber en qué grupo esto yo? Pues ale, a seguir leyendo.

Va, os lo digo: a mí me encantó.

La película empieza con la novia caminando por el desierto hacia un grupo de personajes (su padre, su suegra y una comadre de su suegra), que la esperan. La acción que se desarrolla en ese momento no es comprensible para quien no conoce la historia, como es mi caso. Pero "La novia" es una de esas películas que hacen guiños con el tiempo narrativo y que encajan el principio y el final, lo pasado, el presente y el futuro. Total: que todo acaba encajando. 

A partir de ahí la historia se desarrolla, con algún guiño al pasado, y con apariciones un tanto oníricas, pero el centro de la historia es la boda: los preparativos, los tira y afloja entre familias, las reticencias de una parte, las dudas que se apartan de la otra... Y es todo TAN LORQUIANO. Pero tanto... Yo no he leído muchísimo a Lorca, aunque digo, donde sea y cuando haga falta, que me encanta. Y es uno de esos autores que reconocería donde fuese. Y aquí se le reconoce. No sé hasta qué punto Paula Ortiz hace una interpretación personal de Bodas de Sangre, pero Lorca está ahí. En el lenguaje, por supuesto, y en la simbología, y en el escenario, y en las canciones. Ese detalle, por ejemplo, me ha encantado. Las mujeres cantando para pasar el tiempo, para seducir, para ahuyentar los malos pensamientos, para acunar a los muertos. Genial. 

Y Lorca está, también, en el desgarro de las actuaciones. Especialmente destacables, a mi modo de ver, dos. La primera, la de Luisa Gavasa, como la madre. Esa madre que ha perdido casi todo y que siente en las entrañas que el drama se cierne sobre lo que le queda. Es una mujer fuerte, dura, que no se achanta ante la vida y que hace lo que tiene que hacer (genial la escena en la que aconseja al novio cómo doblegar a la novia en la cama). Es un personaje similar a Bernarda Alba, pero menos antipática, más sentida, y algo más compleja: su lucha interior poco tiene que ver con la inflexible seguridad de Bernarda.

No en vano, Luisa Gavasa ganó el Goya a mejor actriz de reparto. 

La segunda actuación, como no podía ser de otra manera, es la de Inma Cuesta. Dios, ¡adoro a esta mujer! Inma, la novia, representa a esa mujer arrastrada por el viento como una brizna de hierba, llevada por el sino sin que, al parecer, pueda hacer mucho para evitarlo. Es un personaje que trata de hacer lo correcto, que sabe qué es lo correcto, pero que no puede llevarlo a cabo. Solicitada por el deber y por el querer (o quizá no es el querer, sino otra cosa), su personaje no transmite tranquilidad mas que en contadas ocasiones. Fui capaz de ver a través de su actuación el mar de dudas que albergaba la novia. Y qué fuerza tiene recitando, qué pasión. ¡Y qué manera de romperse! Lo recuerdo y me emociono.




No me convenció, por ejemplo, Álex García como Leonardo. Siendo el tipo de personaje que es, me pareció un poco melifluo, la verdad. Creo que no bastaba con que el actor fuese guapo, hacía falta algo (mucho) más. O quizá es que ese sentir arrollador de Inma/la novia le hizo sombra, no lo sé. 

Como ya he dicho, la película me encantó, pero dudo que sea una película para todo el mundo. Tiene un ritmo lento, pausado, se detiene en sueños y símbolos, se deleita en detalles. Y eso, si no conectas con la narración, puede hacer que una película de hora y media (que es lo que dura) se haga larga. Pero creo que, si te gusta Lorca, merece la pena que le des una oportunidad. Tampoco garantizo nada, porque una de esas opiniones que me dijo que "ni fu ni fa" venía de alguien a quien le gusta mucho Lorca.

En fin, que yo acabé ayer emocionada. No llorando a moco tendido, sino con las lágrimas cayendo por propio peso, sabiendo que había visto algo precioso que, además, me dejó totalmente removida, que me tocó dentro.

Así que nada, ahí queda mi opinión.

Os dejo dos vídeos. En primer lugar, el trailer :)



Y en segundo lugar, una de las canciones de la película, que acompaña a una escena maravillosamente agobiante (toma ya xD) y que me fascinó.





Y vosotros, ¿habéis visto la peli? ¿Os llama la atención?

18 comentarios :

  1. Estoy deseando verla. Hace mucho tiempo leí con alumnos de diversificación Bodas de sangre. Hicimos una lectura un poco así... saltando lo que no entendíamos y yendo al argumento. Y les encantó. Luego me dije que les ponía la película que había, que es antigua y musical, y no sé por qué, a mí no me gustaba mucho, pero conectaron con ella y algunos incluso se emocionaron. Nunca dejan de sorprenderme estas cosas.

    No sé por qué, pienso que me va a gustar.

    bEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que te gustará :) Ya me contarás cuando la veas :D

      Eliminar
  2. Yo la vi a principio de año. Al principio me descolocó.
    Había leído Bodas de sangre en un momento "raro" de la adolescencia, obviamente creo que no me enteré ni del NODO.
    El caso es que en 5 minutos la peli me atrapó, estaba como angustiada y, a la vez, fascinada. La gente puede decir que la Gavasa sobreactuaba, yo creo que no había otra forma de hacer ese papel. E Inma Cuesta... Es que me dejó sin palabras, con el corazón en un puño. Con Álex García es que sólo veía a un tipo guapo ("guapísmo" que diríamos nosotras) y que, a mí personalmente, me atrae más que Asier Etxeandía, aunque adoro a este último.

    En fin, que me encantó y que me gustaría verla de nuevo.

    Ah, ¿y la fotografía? 0_0

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fotografía preciosa, aunque yo no controlo mucho de elementos técnicos XD

      Yo no creo que sobreactuasen, es que la peli tiene mucho de teatro, y la actuación es eso, teatral. A mí me encantó, vaya.

      Sasto. Tío guapismo. Pero yo por ese tío guapismo que susurra con ojos de perro pachón no me dejo a Asier, que está MUCHO más logrado. Al final, cuando va en la moto y todo el rollo... Pfs. Tremendo.

      ¡Besos!

      Eliminar
  3. A mí me encantó, la disfruté muchísimo. Estaba en el cine, pero era como estar en otro mundo.
    Y coincido con lo de Álex García.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. La peli te lleva...

      Menos mal. Por lo de Álex García, lo digo. Pensaba que era cosa mía XD

      Eliminar
  4. A mí me encantó, la disfruté muchísimo. Estaba en el cine, pero era como estar en otro mundo.
    Y coincido con lo de Álex García.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no estoy muy segura de que me guste. Y eso que Inma Cuesta me encanta.
    Pero soy muy poco cinéfila...

    Me alegra que la hayas disfrutado

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esto es un híbrido entre cine y teatro que, a lo mejor, te resulta pesado entonces... :/

      Eliminar
  6. Leí Bodas de sangre el año pasado, así que la tengo bastante reciente, y sí, le tengo ganas a la película. Y eso que, como tú, he leído críticas muy dispares. Pero un día de estos cae. Seguro. Y más después de haber leído tu crítica.

    A ver si es pronto y te comento mi parecer ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, ¡ya me contarás!

      Hijo, no te haces una idea de la alegría que me da leerte cuando vuelves por aquí :) jaja

      ¡Besos!

      Eliminar
    2. Tendré que hacerme más de rogar para recibir más comentarios así XD jajaja

      La alegría es mutua cuando vuelvo a leerte ;)

      Eliminar
  7. Yo hasta que no lea Bodas de sangre, nada de nada. No la veré.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he roto mi norma esta vez, y no me arrepiento, pero lo entiendo :P

      Eliminar
  8. No sabía ni que había película de ésto. Yo conozco la historia de haberla visto en el teatro. En el teatro todo tiene como más fuerza, aun siendo, como era, de actores/actrices aficionad@s.
    No sé si me gustaría la película, la verdad, no es una historia de las que disfrute viendo, porque sufro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de sufrir, sí xD Así que, si no te va este rollo, ahórratela XD

      ¡Besos, guapa!

      Eliminar
  9. ¡La ví el viernes! ¡Y me encantó! Sentía cierto temor a que no me gustara o a que me aburriese, pero ni lo uno ni lo otro, es preciosa y llena de emoción. Y como dices tú, transpira Lorca en cada fotograma. Inma Cuesta está inconmensurable, pletórica. Luisa Gavasa también lo hace muy bien, demasiado, su odio y su dolor traspasa la pantalla. El que a mi me chirrió no fue Leonardo, fue el novio, no me acabó de convencer ni él ni el uso de las motos. Por cierto, los escenarios los encontré una pasada.
    Como bien dices, no me atrevería a recomendarla a cualquiera, creo que debe ser una de esas películas que o adoras o aborreces, no hay punto medio. Yo soy de los primeros ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ole! Es cierto todo lo que dices, y lo de los escenarios. El novio a mí me gustó, porque durante toda la peli es así un poco ... no sé, irrelevante, está como de pegote, pero se transforma cuando ella se va. No sé. Sí me gustó.

      Me alegro mucho de que te haya gustado, Geralt. Mucho, mucho.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...