jueves, 21 de abril de 2016

Cosas de mujeres.

Hace semanas que tengo en mente hacer esta entrada. La posponía por varias razones, pero hoy la realidad se ha cruzado en mi camino en forma de noticia y me he dicho: pues parece que viene a cuento. Y, no me voy a engañar, también me he puesto a escribirlo porque sé que me voy a quedar a gusto haciéndolo. De hecho, hasta se me ha pasado grabar un podcast despotricando, pero al final me he aguantado. 

Decía que la realidad se ha cruzado en mi camino en forma de noticia.  Y la noticia es que la CUP ha llevado al pleno de Manresa una moción en la que piden, básicamente, que las charlas informativas sobre menstruación que se dan a las adolescentes dependan, no de empresas de compresas y tampones, sino del servicio de información y atención a las mujeres (SIAD), que se informe de todos los métodos higiénicos disponibles y que los centros del SIAD puedan proporcionar métodos alternativos a los que están más disponibles para que las chicas los conozcan. 

La cosa es que he leído titulares que van desde el "La CUP, contra el uso de compresas y tampones" hasta el "La CUP quiere prohibir el Tampax". ¿Qué va a ser lo próximo? Primero quieren romper España y ahora se meten en las bragas de nuestras hijas, hermanas y mujeres. 


Ya podrían esos medios preocuparse de cómo afecta a las mujeres que los productos para la menstruación tengan un IVA del 21% en vez de hacer el gilipollas. Ups, ya se me ha escapado la primera.

A ver, que yo he sido adolescente y he recibido "información" sobre mi cuerpo por parte de empresas. Tampax, creo recordar, mandó a mi colegio packs para las chicas de 2º de ESO que contenían muestras de tampones y una especie de diario plateado en el que se hablaba de los cambios propios de la pubertad, que tenía espacios para que nosotras escribiésemos y cosas así. También he visto anuncios en televisión orientados a las adolescentes de diversas marcas, en los que se incluía un teléfono de contacto (allá en el Pleistoceno) para pedir muestras gratuitas e información. Y yo las pedí. Y esa fue la información que yo tuve acerca de las opciones que tenía durante mis reglas. Y así fue como yo me atreví a probar los tampones, ese invento del demonio destinado a frescas y promiscuas (sí, eso es lo que se me daba a entender cuando yo era adolescente).

En aquel momento recuerdo, por ejemplo, que las adolescentes éramos el objetivo de Tampax. Que las chicas vírgenes usásemos tampón era todavía un tabú y aquel diario plateado, así como los folletos que acompañaban a las muestras, eran muy insistentes en que no pasaba nada, en que seguiríamos siendo vírgenes, en que no dolía... Y se vendían los tampones en los anuncios como el método perfecto: puedes hacer deporte, bañarte, salir...¡no te pierdas ningún plan! En fin, a lo que voy es que esa información, aunque no fuese falsa, sí que tenía una intención clara: vender tampones a las adolescentes. Por supuesto, no se hacía tanto hincapié en el tema del SST (Síndrome de Shock Tóxico).

Yo quiero pensar que ahora las cosas han cambiado y que las chicas tienen madres que no se avergüenzan de hablarles de la menstruación. Quiero creer que las adolescentes obtienen esta información de primera mano y no de parte de las marcas. Pero aún así, hay vida más allá de las compresas y los tampones, y eso muchas mujeres no lo saben. ¿No sería genial que les diesen esa información en esas charlas? Y luego, cada una, ¡que use lo que quiera y más le convenga! 

Lo que más me ha gustado de todo esto ha sido leer comentarios DE HOMBRES diciendo que QUÉ PUTO ASCO la sangre de la regla y opinando de cosas sobre las que no tienen puta idea. Es que dan ganas de decirles: ¿Tú eres tonto o te has dao contra un poyete? A ver, chaval, que no tienes la regla, que no sangras, que no has usado una compresa, un tampón ni una copa menstrual en tu vida. ¡Qué cojones! Lo más probable es que no hayas visto sangre menstrual jamás. ¿PERO QUÉ ME ESTÁS CONTAINER? Eso por no hablar de aquellos a los que les enfurece que un partido político se meta en la regla de las mujeres y acusa al partido de machistas cuando, diez tuits más abajo, se mete con cómo se visten o dejan de vestirse las mujeres. 



Por supuesto que también hay mujeres que lo dicen, pero en ese caso se trata de esa mitad de la humanidad que sí tiene la regla todos los meses, así que sabe si su sangre le da asco o no. 

En fin, que visto el cuñadismo que impera en el mundo, me decido a escribir y publicar hoy esta entrada. Por si a alguien le interesa.


DOS COSAS QUE HAN CAMBIADO MI MANERA DE VIVIR LA MENSTRUACIÓN.


1. La copa menstrual.



Sí, yo uso una de esas guarradas que dicen los de la CUP desde hace unos 6 o 7 años. La primera vez que leí sobre ella en Internet pensé: "Joder, qué guarrada". Pero luego empecé a pensar (es una mala costumbre que tengo) y me dije: "Guarrada, ¿por qué? Es mi sangre, no es otra cosa". Después te pones a pensar en que, si la copa menstrual es asquerosa, llevar una compresa manchada, ni te cuento, por ejemplo. Y en cuanto a los tampones, yo simplemente no podía usarlos con regularidad porque me provocaban irritación y molestias. Así que me lancé a probarla, algo más libre de prejuicios y neuras, aunque no muy convencida de que me fuese a funcionar.

La copa menstrual, por si alguien no lo sabe, es un aparatito como esos de la foto (hay distintos modelos), hecho de silicona y que te colocas de manera parecida a un tampón: doblas la copa dos veces, la introduces en la vagina y se abre para recoger la sangre. Lo bueno que tiene es que no es absorbente, por lo que no reseca, ni irrita ni nada por el estilo (en general, siempre puede haber a quien sí le irrite). Su vida es de entre 5 y 10 años y cuesta entre 18 y 30 euros. Si hacéis cuentas veréis que el ahorro es considerable. En aquel momento era difícil encontrarlas presencialmente, pero hoy puedes pedirlas en casi cualquier farmacia. 

¿Qué tal me fue? Pues si estoy hablando de ello después de 7 años, será porque me fue bien, ¿no? :P Me costó un par de reglas o tres adaptarme del todo, pero me compensaba, porque iba comodísima y me despreocupaba. Yo me pongo la copa por la mañana cuando me levanto y me la cambio por las noches, cuando me ducho, y hasta el día siguiente. Doce horas sin tener que preocuparme de nada. Y yo era de las que gastaba un montón de compresas y, por la noche, tenía que usar compresas extra-extra-extra. Ya me entendéis. 

Una vez me hice a su uso, casi cero problemas. Y muchísimas ventajas. Por ejemplo: puedes llevar la copa puesta en los días previos a los que esperas el periodo, para no llevarte un susto, cosa que no debe hacerse con los tampones, por ejemplo. La única pega es que por la noche, por lo que sea, alguna vez, muy de vez en cuando, he tenido una pequeña fuga al incorporarme de la cama. Lo soluciono usando un salvaslip para dormir en los días de mayor sangrado, y chimpón. No os creáis que es muy frecuente. Hace varios meses que no me pasa.

Soy consciente de que hay gente a la que no le ha funcionado este método, y no pasa nada. Y que hay mujeres a las que la sola idea les espanta. ¿Qué tengo yo que decir sobre eso? Nada en absoluto. Que cada una use lo que más le convenga. Lo bueno es conocer las diferentes opciones, ¿no?


2. Clue.



¿Qué es Clue? Clue es una app para móvil que te ayuda a llevar el control de tu periodo. Unos meses después de tener el smartphone y no usarlo demasiado pensé en buscar una app para registrar cuándo me baja la regla y eso. Yo, que tengo muy mala memoria, siempre lo he apuntado en la agenda, pero a veces se me olvidaba, o tenía que estar mirando meses atrás para encontrarlo... Un jaleo. Total, que me puse a mirar en la PlayStore de Google y todo era muy rosita, muy floreado, con ositos, con muñequitas y toda la parafernalia que se supone que nos tiene que gustar a las mujeres. Y entonces encontré Clue con un mensaje genial. Era algo así como: bonito, científico...¡y no es rosa! 



¡Instala! ¡Instala!

Y la instalé. Y no, no es rosa. Y sí, es científica. En los apartados de "Ayuda", donde te explica qué es la menstruación, cuál es su duración media normal, qué es el Síndrome Premenstrual, etc. ¡cita bibliografía! Qué locurón. 

Me gustaba cuando la instalé y, desde entonces, ha incorporado un montón de mejoras y opciones de seguimiento, así que estoy contentísima. Pero ¿para qué sirve Clue?

Pues la función principal es saber en qué momento del ciclo menstrual estás: cuándo comenzará, cuando estarás ovulando, cuándo te acercarás al SPM, cuándo es posible que vuelvas a empezar a sangrar... Vamos, lo que viene siendo un ciclo. Clue recoge los datos que le aportas y calcula una media de tus ciclos, lo que es bastante útil. 

Además, Clue incorpora posibilidad de activar avisos: aviso para tomarte la píldora (si es que la tomas), aviso cuando vayas a empezar a sangrar (previsiblemente), aviso cuando vaya a empezar tu periodo de ovulación (útil, por ejemplo, si intentas quedarte embarazada)... Pueden activarse y desactivarse al gusto del consumidor.

También incorpora otras opciones de seguimiento que están relacionadas con el ciclo menstrual: deseo sexual, estado de la piel, estado de ánimo... Así, tomando notas de estas cosas, podemos ir conociendo mejor nuestro cuerpo. Por ejemplo, yo ahora, teniendo en cuenta ciertas cosas que pasan durante el ciclo, puedo intuir si mi regla va a ser más o menos dolorosa, si voy a estar más o menos cansada, etc. Estas variables también pueden activarse o desactivarse desde la configuración. 

Está disponible para Android y Iphone y os la recomiendo mucho, mucho. A mí me ha quitado más de una preocupación. 



Y, por último, algo que ha cambiado mi manera de vivir la regla, aunque he dicho que os iba a hablar solo de dos cosas, es haberme deshecho de los tabúes y prejuicios. La regla no es algo sucio, es algo normal, que nos pasa a las mujeres y punto. La regla no es algo que haya que ocultar ni sobre lo que haya que callar. Aunque eso es lo que me enseñaron a mí, ya no me lo creo. Y por la gran liberación que ese aprendizaje supuso hablo de estas cosas, aún a riesgo de encontrarme con caras de asco y miradas de desaprobación. 

Creo que merece la pena hacerlo.


Si tenéis alguna duda al respecto, ya sabéis que ahí están los comentarios, pero también, si os da vergüenza o reparo, tenéis disponible mi mail en la sección de "Contacto". 

35 comentarios :

  1. ¡Hola, sita Jander! La verdad es que no he probado lo de las copas menstruales, pero no por ningún motivo, sino porque yo siempre he sido de tampón y ¡ale! to' pa' lante. Nunca me ha molestado e incluso antes de mantener relaciones sexuales ya me lo ponía sin problemas y tabúes.
    Y de aquí es de donde yo saco mi enseñanza, y es que mi madre(y mi padre también) siempre han sido muy liberales con casi todo, y nunca han tenido reparos en explicarme las cosas como son. Obviamente, con adecuación a mi edad, pero sí.
    También es que yo soy una jovenzuela desarrapada y lo que no se sepa ahora... pero en fin. ¡Me BBBUSTA esta entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo te recomendaría que la probases si tienes ocasión :)

      ¡Ay, mi jovenzuela! XDD :P

      ¡Besotes!

      Eliminar
    2. Sita Jander.
      Me acabo de sumar al carro. He de vivir la experiencia en varias ocasiones pero por ahora la experiencia no está mal.
      Ya me extenderé más.

      <3

      Eliminar
  2. Me enteré de la noticia pero la verdad es que no le hice demasiado caso. Como dio a entender hoy Pablo Iglesias en la UCM, y todos sabíamos de sobra, lo que pasa es que los cargos públicos tienen miedo a decir lo que piensan: los medios de comunicación desinforman más que informan; y cuando aquello sobre lo que han de informar es algo que ha hecho o dicho un político, la descontextualización puede ser brutal.

    Imagino que lo de la CUP lo habrá dicho una mujer, pero da igual sea quien sea, Persona A. ¿Si Persona A hubiera sido Pepita Pérez, ciudadana anónima, hubiera dado siquiera para mención? Y los medios de comunicación que tanto han cargado contra Persona A, que por cuestiones del azar (jeje) es del Partido Político A, ¿si hubiera sido Persona B de Partido Político B, que también por cuestión del azar es su partido político afín, lo hubieran visto igual de mal?

    Es triste, porque para medio enterarte de algo tienes que leer la noticia al menos en tres o cuatro medios distintos y, de entre todo lo que ponen, sacar una conclusión personal descartando todo lo que por lógica crees que pueden ser mentiras o artimañas típicas de la línea editorial. Y no puedo dejar de sentir cierta envidia cuando leo o veo reportajes de periodistas de la vieja guardia, en donde cuentan que años atrás las líneas editoriales de los medios, salvo en artículos de opinión, no influían para nada en las noticias que se daban; y que perfectamente un periodista claramente de derechas podía cubrir un suceso para un medio de izquierdas limitándose únicamente a hacer su trabajo: informar objetivamente sobre el hecho ocurrido.

    Yo comento sobre lo que puedo formarme una opinión, que en cuestión de menstruación con no tener que padecerla yo ya voy servido. xD

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Luego no es para tanto (o eso, o que a la fuerza ahorcan).

      A mí lo del gran periodismo últimamente me tiene cansadilla...

      Eliminar
  3. A ver... Hay varios sistemas, que cada,cual use el que más le convenga/guste. Lo sangrante (además del endometrio) es el 21% de IVA. SEÑORES, ESTO NO ES UN LUJO.

    Un besoteeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no lo es. No podemos elegirlo. Ejem. >_<

      Eliminar
  4. A ver... Hay varios sistemas, que cada,cual use el que más le convenga/guste. Lo sangrante (además del endometrio) es el 21% de IVA. SEÑORES, ESTO NO ES UN LUJO.

    Un besoteeee

    ResponderEliminar
  5. Pues en mis tiempos imagínate. Exacto, lo de los tampones era para frescas. A mi la regla me vino tannnnnnnn pronto, 11 años, un mes, 14 días. Horrible. He llegado a ir a clase de gimnasia con braga forrada por fuera con celo, para las pérdidas, tenía pavor a manchar la ropa, cosa que me pasó en clase a los 11 años, cuando aún llevaba bata blanca en clase.... Claro, nadie sabía nada de la regla y excepto la maestra el resto de los compañeros se creyó que era sangre de mi nariz...Descubrí los tampones, tampax, gracias a la revista superpop y me los ponía a escondidas. Luego una amiga me enseño la GRAN diferencia entre Tampax y OB y me pasé a estos. Pero fíjate que tienen menos éxito porque no llevan aplicador. Empezando porque a muchas mujeres les da "asco" meterse un tapón ellas mismas, y pasando por algo que no SOPORTO!!! aquellas que dicen: ESTOY MALA los días de regla.....nos queda aún camino. Yo lo intenté con la copa, pero no hubo manera... Lástima. Ahora parece que estoy ya con síntomas de menopausia precoz... En fin. Un jaleo. Llevo una App en el móvil también, pero creo que me gusta más la tuya!!!! Me la descargo ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meterse un tampon con tilde en la o. Que este móvil escribe fatal.....

      Eliminar
    2. Meterse un tampon con tilde en la o. Que este móvil escribe fatal.....

      Eliminar
    3. Yo nunca probé OB. A mi madre le espantaba que usase tampones, así que como para, encima, comprarme de los caros. Marca blanca always. xDDDD

      Uf. Lo de estar mala... >_< Uf.

      Espero que Clue te apañe y te vaya bien, guapa :D

      Y lo de la copa... Es que no a todo el mundo le va bien, no hay nada perfecto, creo xD

      ¡Besotes!

      Eliminar
  6. Yo uso tampones desde casi el primer verano de regla. Tenía unos 13 años y las compresas me resultaban insoportables... Así que cuando una amiga de mi madre me habló de ellos, los probé y pocas compresas he utilizado desde entonces. Mi madre no ha sido muy moderna, pero como el consejo venía de alguien en quien confiaba plenamente, nunca me puso pegas. Es más, animaba a mi hermana a que los usara también. Pero tenia una amiga, que los usaba a escondidas, su madre se ve que pensaba que eso era de frescas y que su niña perdería la virginidad... En fin, cosas de hace 20 años...
    Con respecto a las copas, lo primero que leí al respecto fue hace unos meses y quizá algún día me anime. Aunque no porque no me resulten cómodos los tampones, sino por una cuestión de sostenibilidad.
    Lo que si que voy a hacer es instalarme en tres, dos, uno la aplicación. Que yo soy un desastre y nunca se cuando me toca.
    Y dicho todo esto, que tengan que venir también los hombres a decirnos que es mejor o peor... anda ya...
    Un saludo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que la App te vaya bien, S :D Y en cuanto a la copa, a mí me ha ido muy, muy bien :D Pero claro, la única manera de saber cómo te va a ir es probarla :)

      Eliminar
  7. Para mí la regla ha sido siempre un trauma, empezando que, como a Perry, me vien super jovencita (con 10 años no te digo más), que mi primera compresa fue un trapo de la cocina porque estaba en el campo y era lo que había (-_-), que me venía abundantes no, lo siguiente (recuerdo un día con un pantalón blanco que hasta mi madre se asustó) y que me dolían como si no hubiera un mañana (naúseas horribles, vómitos, etc)...todo muy divertido como puedes ver -_-...encima siempre he usado compresas porque no me hacía bien a los tampones, me moelstaban y me dolían :(
    En mi caso yo tuve cero información sobre el tema en el colegio, supongo que mi madre me contaría lo básico...

    Mi vida cambió con los anticonceptivos y la copa menstrual...que alegría que alboroto, otro perrito piloto...soy feliz con la copa, me encanta ese sistema y para mí es perfecto perfectísimo!!!
    Antes llevaba el control con un calendario como me enseñó mi madre jajajaja pero desde que tomo los anticonceptivos ya no lo necesito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también empecé a manchar con 11 años, pero conozco a una chica que tomó la comunión teniendo ya la regla >_<

      Claro, los anticonceptivos facilitan lo de llevar la cuenta jaja :D

      Eliminar
  8. Pues a mí la copa me parece un sistema fenomenal, aunque yo no la he probado, pero tampoco hay mucha información sobre ella, la verdad.. Yo la he conocido hace relativamente poco.

    Y estoy totalmente de acuerdo con lo que dijo alguien por ahí arriba (creo que Carlota): lo sangrante es el 21% de iva. Que no es un lujo ni un caprichito nuestro...

    De lo que opinen los hombres ni comento...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busca, busca en Internet y verás si hay o no información XD Y me puedes preguntar lo que quieras XD

      ¡Besos!

      Eliminar
  9. Tengo yo que probar la copa. A ver si me hago con una, que la tengo en mente desde hace tiempo. Por ahora, tampones desde hace ni se sabe y tan feliz, con meses mejores y meses peores, como todas. Pero donde hay ibuprofeno, no hay males. xD A mí también me chifla Clue, es un descanso tenerlo ahí e ir registrando todo.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora, como ya he dicho, las puedes encargar en las farmacias. En algunas tienen, y en otras te las traen en un día o cosas así. Eso sí, te traen un modelo, no suele haber mucho para elegir, pero vaya, menos es nada. Yo estoy mirando para renovar la mía xD A ver si lo consigo. XD

      ¡Besotes!

      Eliminar
  10. Me ha encantado tu entrada, si no te molesta te enlazo en una sobre el mismo tema que estoy esribiendo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no me importa, Pilar. Gracias :)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  11. Una entrada muy acertada. De la polémica que te ha motivado a escribirla no sabía nada. Por eso considero tan oportuno que lo expliques aquí. No había caído yo que si usas lo de la copa menstrual te ahorras un pastón en compresas o tampones.
    Así que claro que no interesa a esas empresas (económicamente) dejar de dar esos cursos a las jóvenes, ni a nuestros políticos recaudar su 21%.
    Pero nuestros políticos se supone que están para contribuir a que seamos ciudadanos libres informando de todas las opciones existentes (sí, hay que reírse al leer eso, yo me río al escribirlo).
    Creo que fue hace unos meses cuando lei en Twitter una campaña de mujeres hindúes sobre que no hay nada malo, ni sucio, en el hecho de sangrar (era un # con bleed o bleeding o algo así) porque al parecer habían prohibido o prohiben ir a las mujeres menstruando a los templos, no lo recuerdo muy bien. Y me pareció sorprendente que aún hubiera que defender que es algo perfectamente normal. Ya veo que en España tampoco se ve como normal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, te ahorras un pastón mensual. Yo eché cuentas y, como gastaba un montón de compresas, amorticé la copa muy rápido xD.

      Yo también me he reído, Bona xD

      Y sí, la menstruación todavía es tabú. También en España. No igual que en otras partes, pero también.

      ¡Besos y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  12. Pues yo vi mucha polémica... por parte de mujeres feministas cabreadas con la CUP. Bueno, ya te lo conté, y tú sabes dónde lo vi. Decían que la CUP no debía decirle a las demás qué usar y que ellas iban muy bien con los tampones y compresas.
    La visión que yo tenía (que me había llegado, no tenía opinión) era ésa. Por tu entrada ahora tengo otra :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantas visiones como personas, supongo. Es que yo no interpreto que nos digan lo que debemos usar, sino que piden que se abran las opciones. Si le encargas las charlas a una marca de compresas, evidentemente, eso es lo que recomendará. Eso no quita que luego cada quién use lo que quiera.

      ¡Besos!

      Eliminar
  13. Quizás podría plantearme lo de la copa menstrual. Por algún motivo que mi médico aún no ha sabido decirme, pero creo que tiene que ver con mi medicación, mi regla ha pasado de ser normal a ser muuuuy escasa. Tengo manchitas. Y eso me obliga a utilizar compresas (las odio a muerte) porque no lleno ni el tampón mas pequeño del mercado.
    Antes usaba tampones por el día y compresas para dormir (por eso de no dejar el tampón más de 8 horas en el cuerpo). Con los tampones bien, pero con las compresas tenía miedo de mancharme los pijamas.
    Quizás en este momento la copa sea la solución para ahorrar en compresas que muchas veces tiro limpias porque mi regla no hace acto de presencia. Me lo pensaré ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en este caso podría ser una buena opción para ti, ya que si no manchas mucho, problemas de fugas no vas a tener seguro, y además, al no ser absorbente, no te dará problemas como los tampones :)

      Piénsalo y a ver si te animas :D

      ¡besos!

      Eliminar
  14. Vengo del blog de Pilar, creo que todas hemos tenido experiencias poco gratas con la "regla" y siempre por lo mismo falta de información. Mi madre a los 10 años me dejó en un internado y en la maleta iba un saquito hecho con puntillas y bordados y dentro una docena de toallitas pequeñas, cuando pregunté para qué era me dijo que ya me lo explicaría la monja; dos años después salí del internado y gracias a la convivencia con otras niñas supe para que eran y desde luego no podían bañarse ni lavarse la cabeza ¡eso si era asco! ¿no os parece? Lástima que no llegué a tiempo a las copas y gasté un pastón en tampones.
    Ahora que llegue a la menopausia el problema es la elección de las cremas lubricantes y estoy pensando en probar las bolas chinas que me recomendó mi hija para el suelo pélvico.
    Me ha gustado el blog prometo regresar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita, Alondra.

      Madre mía... Yo recuerdo que mi abuela me dijo una vez que cómo me iba a bañar, si tenía la regla... Me dejó alucinada. ¡Cuanto prejuicio!

      ¡Un beso!

      Eliminar
  15. No es la primera vez que me planteo la copa menstrual, pero que si entre pitos y flautas acabo olvidándome. He escuchado muy buenas opiniones en general. También tengo entendido que las copas van por tamaño según el flujo, ¿no?

    La verdad es que nunca había escuchado lo de las muestras gratuitas. Mi educación ha sido la de mi madre (aunque la primera vez que me puse un tampón fue un desastre, no entendí bien las instrucciones xDD). Quizás nos han mencionado algo en las típicas charlas de educación sexual, pero no recuerdo mucho.

    Ah, mi casa es como un surtidor de tampones y compresas de todos los tipos y colorines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Van más bien por otras variables (aunque el flujo influye), pero se tiene en cuenta la edad, la altura, si se han tenido hijos por parto vaginal o no... Esas cosas.

      Pues nada, a ver si te animas a probarla. :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  16. Me había saltado este post y ahora que lo he leído no puedo dejar de comentarlo. Es que es un tema que siempre nos da qué hablar ¿no te pasa? Jaja. Está visto que yo no tengo tampoco ningún problema en hablarlo. Tampoco es que me dieran mucha información y la que tuve vino de parte de Evax (vale que hay más opciones pero si eran los únicos que se preocupaban de ello, bienvenido sea). Me parece bien que se dé información desde otro organismo más "oficial" ya que muchas familias no saben cómo hablar de ello o qué deben explicar.
    No he probado lo de la copa, pensé que había que cambiarla más a menudo, pero cada 12 horas, es un chollazo! ¿No depende de la cantidad de menstruación? Igual si hay mucha se tiene que cambiar más ¿no?
    Me voy a bajar la app, gracias por compartirla!!
    Un besotee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de cuanto manches, evidentemente, pero yo en compresas gastaba muchísimas y tenía unas fugas brutales por la noche... Y con la copa, nada, nunca la he llenado.

      ¡Un beso! :D

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...